castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Cultura

PD en la red

Catulo contra Ameana

  • pd
    Editor Jefe
  • May 04, 201722:19h
  • + comentarios

Captura de pantalla 2017-05-04 a la(s) 22.14.50

En esta época tan afecta a lo socialmente correcto, estos poemas en los que Catulo desbarra contra la supuesta amante del rico Mamurra (90-45 aC), jefe de obras y tesorero de Julio César, célebre mujeriego y vividor a quien el poeta llamaba “decoctoris Formiani”, formiano manirroto —por Formia, la ciudad del Lazio— sonarán un tanto intempestivos. Hace mucho que la poesía no ejerce esa retórica del vituperio, del insulto social, que era casi inseparable de la lírica en la época de Catulo y Marcial. Hablando contra una amante no agraciada, Catulo en realidad aludía a su verdadero objetivo: ese supuesto ricachón corrupto que, según se rumoreaba, era también amante del césar. Ameana es tal vez un nombre para ese “enemigo favorito”: la máscara de aquel que se había prostituido ante el poder, al menos ante los ojos conservadores —y envidiosos– de un poeta que nunca presumió de buenos sentimientos.

Carmen 41

Ameana, esa muchacha tan usada,
amiga del formiano manirroto,
me ha pedido diez mil por sus servicios,
y eso a pesar de su nariz horrible.
Parientes encargados de cuidarla,
convoquen de emergencia a los amigos
y doctores porque se ha vuelto loca:
¡que se mire primero en el espejo!

Ameana puella defututa
tota milia me decem poposcit,
ista turpiculo puella naso,
decoctoris amica Formiani.
Propinqui, quibus est puella curae,
amicos medicosque convocate:
non est sana puella, nec rogare
qualis sit solet aes imaginosum.

* * *

Carmen 43

Salve, muchacha sin nariz pequeña,
ni el pie bonito, ni los ojos negros,
ni dedos largos, ni la boca seca,
ni tampoco un lenguaje muy elegante,
amiga del formiano manirroto:
¿Qué eres muy bella, dicen en provincia?
¿Contigo nuestra Lesbia es comparada?
Ah, ¡qué siglo tan burdo e ignorante!

Salve, nec minimo puella naso
nec bello pede nec nigris ocellis
nec longis digitis nec ore sicco
nec sane nimis elegante lingua.
Decoctoris amica Formiani,
ten provincia narrat esse bellam?
Tecum Lesbia nostra comparatur?
O saeclum insapiens et infacetum!

Versiones: Ernesto Hernández Busto

Incluidas en Miel y hiel.

Publicado en
0 respuestas
Comentarios