castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Sábados en PD

PD en la red

Un poema inédito

  • pd
    Editor Jefe
  • Sep 03, 201316:09h
  • + comentarios

stylo

De una pluma que recibí como regalo

Ahora que he tomado tu pluma
con miedo
a que no surjan más poemas,

¿qué hay de los años de exigencia,
de tanto compromiso
impuesto y asumido?

¿Todos esos “Haz a los otros
lo que quieres que te hagan a ti”?
¿Error? ¿Virtud?

Sí y no. Va la pluma al tintero
y vuelvo a empezar: con dudas
o sin ellas, que fluya.

On the gift of a fountain pen

Now that your pen is in my hand
And I have fears
That poems may cease to be,

What of the years
Of every other obligation
Imposed and undertaken?

All that ‘Do unto others
As you would have done unto you’?
Mistaken? Virtue?

Yes and no. I dip and fill
And start again: doubts
Or no doubts, let flow.

Seamus Heaney

Traducción: Jordi Doce

Seamus Heaney cerró con este poema (inédito en libro) la lectura que dio el pasado jueves 4 de abril en el Centro Niemeyer de Avilés: un guiño a uno de sus primeros poemas, el célebre y emblemático “Digging“, pero esta vez con un tono elegíaco en el que se entremezclan la sombra debilitadora del tiempo, el temor a no estar a la altura (de nuevo), la mirada fugaz ante el espejo. Algo que la rima de los versos iniciales deja bien claro: los años [years] de exigencia y compromiso se han convertido extrañamente en duda, en miedo [fears].
Si en aquel poema de 1966 la pluma era comparada a la pala con que su padre y su abuelo habían cavado la tierra, aquí recupera su forma, su rango de intermediaria entre mano y papel: del eje vertical pasamos al horizontal, del cavar pasamos al fluir, de la idea de esfuerzo pasamos a la de soltura, de gracia. Para Heaney la poesía es un don, una visita de la que hay que hacerse digno, y algo de eso hay en estos versos, que son también un conjuro, una plegaria preliminar para facilitar la escritura: déjate llevar, disfruta, no dejes que un exceso de rigor o de conciencia te abrume… [J.D.]

Publicado en
0 respuestas
Comentarios