castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

exilio

PD en la red

La crisis de un periódico

  • mar 16, 201320:15h
  • 23 comentarios

Esta semana El Nuevo Herald perdió a uno de sus más esmerados y valiosos periodistas: el editor Osmín Martínez, quien decidió marcharse tras entregar 14 de sus mejores años de madurez profesional y laboriosidad al diario miamense.

Como han hecho (o le han hecho hacer) a una treintena de empleados desde el 2009, Osmín decidió abandonar la compañía y probar suerte en otro horizonte laboral. Contratado en 1998 como editor de mesa, su disciplina y liderazgo lo llevó pronto a convertirse en uno de los pilares del periódico, y en el 2003 fue promovido como vicejefe de Redacción y luego en editor de la primera página.

En un mundo corporativo racional, un empleado del valor y los conocimientos de Osmín se preserva y estimula. Ningún empleador sensato lo dejaría ir después de haberlo forjado en el dominio del funcionamiento interno de la producción periodística. Pero estas expectativas de sentido común no aplican para la actual dirección de Miami Herald Media Co. y mucho menos para el desvencijado Nuevo Herald. Conozco a Osmín desde que fue alumno mío en las aulas de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, a fines de la década de los 80s, y fuimos colegas por largos años en el Herald, donde crecieron nuestros lazos de fructífera cooperación, y mi reconocimiento por su destreza y olfato como editor.

La partida de Osmín Martínez de El Nuevo Herald es la evidencia más contundente de la incapacidad, la ceguera y la desvergüenza laboral que rigen hoy los destinos del diario de Miami.

No pretendo hacer el rosario de los desatinos que ha significado la actual dirección de El Nuevo Herald, con el señor Manny García al frente. Pero sería oportuno por una vez que la comunidad de Miami cobrara conciencia de cómo un símbolo de la cultura y los valores hispanos se está desmoronando a merced de la impericia y la insensatez (prefiero el eufemismo de este sustantivo) de una dirección que parece puesta para destruir y mentir.

Sería útil que la prestigiosa compañía periodística local que tanto se esfuerza en hallar fallas, injusticias y corruptelas en Miami-Dade y sus alrededores, tomara conciencia de lo que está sucediendo paredes adentro del edificio de la Bahía de Biscayne bajo la conducción de García. La compañía matriz McClatchy no parece estar interesada en averiguar nada que pueda destapar un problema interno de sus publicaciones, pero no importa, porque a la larga estallará.

García no solo ha creado un clima irrespirable en la Redacción, sino que se ha dedicado a hostigar a todo aquel que no se convierta en un dócil cumplidor de su voluntad. Se ha rodeado de incapaces y serviles, como suele suceder con los burócratas acémilas, que no saben nada o casi nada, pero hacen planes y mandan correos electrónicos a sus superiores contándoles de presuntos exitos. Llevar una queja ante el Departamento de Recursos Humanos se ha convertido allí en un pecado capital que termina con el acoso del empleado y el ocultamiento de la travesura denunciada. Se incumplen pagos prometidos luego que el trabajo de ediciones especiales se ha realizado en horas extras. A la vez ha desarrollado una maquinaria de delación a partir de los rumores que le hacen llegar a la dirección los correveidiles, que escuchan y soplan en la Redacción. Y todo este ambiente kafkiano es solo la punta del iceberg bajo el cual se acumulan escamoteos de cifras de circulación y de tráfico del sitio digital, erráticas decisiones editoriales y de coberturas internacionales, y otros desmanes que han espantado del lugar a empleados y colaboradores por igual.

García tiene un récord difícil de superar: es el único director que dirige un periódico en español en el mundo que no domina la principal herramienta de ejecución comunicativa: el idioma castellano. Si esto no es un acto de racista desdén hacia el “primo” en español por parte de Miami Herald Co., que el nuevo Papa Francisco me convenza de lo contrario. Ningún periódico del mundo anglosajón se atrevería a poner al frente de su conducción a una persona que no sea un angloparlante con dominio profesional de la lengua como para poder redactar un título creativo en inglés.

Para fin de año, el sitio donde se levanta el edificio que acoge a los Herald será un solar yermo donde la compañía Genting, dueña del terreno, planea construir un hotel de lujo. La edificación insigne del otrora portentoso diario floridano será demolida en pocos meses y sus oficinas pasarán a la ciudad de Doral. Pero la demolición física no es más que la parábola completada de la demolición profesional que comenzó hace tiempo en El Nuevo Herald a tono con la era de García.

Un periódico que no tenga la visión suficiente como para retener a un profesional como Osmín Martínez, no tiene derecho a la sobrevivencia. Ojalá y no sea ya demasiado tarde para salvarlo.

Wilfredo Cancio Isla
Miami

Publicado en
Tags
23 respuestas
Comentarios

  • omu dice:

    este artículo, buenísimo, sobre el problema de la semilla madre de todo esto… farewell my lovely miami herald, en el … bicayne times!!! who knew?

    http://biscaynetimes.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1447:farewell-my-lovely-miami-herald&catid=46:features

  • GONZALO GUILLEN dice:

    Magnífico artículo de Wilfredo Cancio sobre Osmín Martínez. Desde mi posición de correspondal en Colombia compartí con ellos once años en El Nuevo Herald, periódico que, tristemente, muere sin remedio en manos de su sepulturero, el señor Manny García.
    Muy triste que el diario, que llegó a ser uno de los cinco más importantes en español, sea ahora una pobre hilacha tendenciosa “dirigida” por el señor García, quien ignora por completo el idioma y también el oficio.
    Cuando viajo de vez en cuando a Miami siento tristeza al ver todas las noches, sin excepción, pilas de ejemplares del periócido que antes se agotaba en las mañanas.
    Osmín: Un abrazo y mucha suerte (por si llegas a leer esta nota).
    Gonzalo Guillén

  • Tomas dice:

    No me sorprende. El Nuevo Herald y su madre compania no parecen prestar atencion a su negocio o su imagen, incluyendo websites que patrocinan. Ejemplo clasico: el website de Pedro Pan. Han puesto el manejo diario en manos de gente que controlan lo que se ve a diario a su gusto personal. Si hay pinturas o fotos que no les interesan o que ellos consideran que no le agradan a alguin, las echan para un lado y se quedan al fondo. Pero si hay miembros famosos entre los Pedro Panes, musicos etc., las fotos de ellos no se van de la portada, a pesar de que las fotos se suponen ser rotativas.

  • Amadeus dice:

    Hay cosas que hay que denunciar y me tomo el atrevimiento si Ernesto lo permite, de hacerlo aquí porque se trata de una cuestión de dignidad que no debe pasar por alto.

    Cubaencuentro le acaba de dar espacio a un personero de la dictadura radicado en México llamado Humberto Herrera Carlés para que publique un informe sobre el Deasrrollo Humano 2013 en Cuba, que es parcializado y donde por supuesto HHC aprovecha para sutilmente incidir en su propganada castrista.

    No sé qué móviles tendría Cubaencuentro para darle tribuna a un colaborador de la dictadura, en una publicación que pretender el diálogo sobre la realidad cubana sobre la base de la defensa de los derechos humanos y la democracia. Qué persigue Cubaencuentro con esta movida, da mucha tela para la especulación que al parecer sus responsables le tiene sin cuidado. Pero el que calla y permite, otorga.

  • tato dice:

    ese periodicucho, todo es pésimo para no hablar de los culturales o de las criticas de arte…

  • Jorge Luis dice:

    100% de acuerdo, esas primeras planas de los primeros dias de la muerte de chavez, con esas caracteres tan grandes eran francamente i-n-s-o-p-o-r-t-a-b-l-e-s … pero si asi y todo pinchabas en la noticia y tratabas de leer, como dice FrancoT eran solo loas y adulacion para el tipo…un asco la verdad.

  • Francotirador dice:

    La reciente orgia de panegíricos asquerosos y babosos acerca de la muerte de Hugo Chávez solo me confirmaron lo que ya sabia sobre este periodicucho: que es una basura inconsecuente. Las primeras planas de los 5 días después de la muerte del caudillo venezolano eran un asco. No creo que ni el libelo Granma cayo a tan bajo nivel de adulación, chicharroneria y guataquería al que bajo El Nuevo Herald. Las paginas de su edición de Internet estaban llenas de adulación y loas para el desparecido Chávez.
    Serán tan estúpidos los editores de este periódico que no se dan cuenta de lo ofensivo e irritante que eran estas estupideces en la primera plana del periódico virtual para todos los venezolanos en el exilio? Y es así con estas cosas tan contraproducentes que quieren atraer a los lectores venezolanos y cubanos? No en balde están en crisis. Si van a la quiebra no tienen a nadie a quien culpar sino a ellos mismos.

  • Juan de los Muertos dice:

    Yo insisto en que hay cosas buenas en ese periodico, como las cronicas de viaje de William Nvarrete desde Paris, vaya.

  • Juan Carlos dice:

    El Nuevo Herald es un poco sensacionalista, poco serio y casi monotemático. Ignora casi todas las noticias importantes y se concentra solo en Cuba y Venezuela y siempre lo mismo. Un periódico debe de informar y reportar. Los otros son periódicos de barricada, de los que gustan muchos cubanos. Como los periodiquitos famosos. El Nuevo Herald debe de ser un diario serio. Además, el tipo de lector que atrae o comenta ahí, no es de lo mejor, que digamos. En cuanto a Cancio Isla, creo que debió de citar ejemplos específicos que ilustraran lo que nos quiere decir. Así, en general, no es más que una queja un poco críptica.

  • Anónimo dice:

    el miami herald/nuevo herald es un desmadre de periodico:partidista,liberal,irrespetuoso al credo politico de la mayoria de sus lectores……..una m i e r d a de periodico

  • El Duende dice:

    Hace unos meses el director de reportajes investigativos del Miami Herald, Michael Sallah, espantó la mula del Monstruo en la Bahía. Durante la investigación de la Red de los Cinco espías, se determinó que había un infiltrado en los Heralds. Manny García sabe muy bien quien es.

  • Eli Sobrino dice:

    A mi lo que siempre me ha asombrado es cómo El Herald ha podido sobrevivir a tipos como este. Bueno sobrevivir es una frase, porque en eso estoy de acuerdo con el escrito, malamente se mantiene en pie ese periódico. El resto de las opiniones son risibles, y mucho peor son deshonestas. Mezclan cosas que no son iguales, que operan a diferentes niveles y que tiene diferentes causas y consecuencias, supongo con la intención de confundir. En eso tienen justamente el sello indiscutible de un escrito de El Herald: medias verdades, insinuaciones, incoherencias, babosadas. Sospecho que en realidad se deben a los años de enseñanza y preparación en la facultad de periodismo de La Habana o al “ejercicio del oficio” en algún periódico castrista. La gente acepta como una verdad evidente que el poder corrompe, de que el ejercicio del poder día a día, te corrompe; hay alguien que tiene dudas de que servilismo, de que la práctica del servilismo día a día, corrompe igualmente? Qué puede llevar esa gente a donde vayan, si no es lo que aprendieron? Y qué aprendieron esa gente? Quién destruyó ese periódico, si no fue esta horda de hombres nuevos, con toda esa porquería que aprendieron en los pasillos y reunioncitas? De hecho, cómo diablos sobrevive Miami a la nueva porquería? Por lo demás, pueden recompensar al lector que haya notado que cambiaron al director del periodicucho: tanto ha cambiado!

  • pitirre dice:

    Participemos con felicidad en la cremación de semejante bodrio. EN muchas veces parece escrito desde Jaimanitas. Enhorabuena que desaparezca!

  • manuel dice:

    Dulce venganza la de Cancio contra el periódico que lo vetó hace unos años… No veo cuál es problema, Cuba está cambiando, El Nuevo Herald está cambiando… Ojalá y de los escombros de esta demolición surja por lo menos un suplemento que se respete… Y lo de “El Mejor Diario en español”… nunca lo fué, es sólamente un slogan, Los Angeles Times siempre ha sido un periódico superior y nunca se ha vendido tan caro, pero los cubanos, como siempre, nos vedemos caro…

  • Anónimo dice:

    y ahora que es de pago tambien se habrá quedado sin lectores, porque los de suscripcion son ilusorios. se suscriben porque con el nuevo herald se incluye el pais gratis.

  • El CONTRARIO dice:

    Dice, dice, dice, pero no dice.

  • angel dice:

    ¿Estan hablando del Nuevo Herald o del Granma?
    ¿Es posible que tanta mediocridad y oportunismo florezcan en un diario norteamericano?

  • Anónimo dice:

    Pero no da ni un solo ejemplo de un reportage que fue censurado.

  • Amadeus dice:

    EL “Miami” ya no es la referencia que era cuando simbolizaba la actualidad cubana a ambos lados del Estrecho, si bien es cierto que no era un periódico sólo para los cubanos, sino también para los demás residentes latinoamericanos.

    No obstante, ya hace ya tiempo que es un diario de segunda y como apuntara Advil PM, lleno de todos los errores posibles en su redacción. Es una pena, pero se nota la falta de un concepto editorial y sobretodo una línea. Así, los cubanos en los medios en la Florida se han quedado huérfanos; no tienen un portavoz que los representa. Ni hay plata y tampoco interés.

  • ADVIL PM dice:

    La version online de El Nuevo Herald da grima, llena de faltas de ortografías, discordancias gramaticales, mal uso de las técnicas periodísticas y una empobrecida selección de lo que sucede en la comunidad que debería verse reflejada en esas páginas.

    Bueno, que se puede esperar de un periodico diario que está dirigido por una persona que no conoce el idioma del mismo. Qué verguenza!

  • Juan Carlos Romero dice:

    Es una lastima pero lo vei venir(la debacle del MH) ,es que ya no importa nada que preserve la historia ,ya no importa la verdad oculta,ya no importa comunicar si total el jefe no lo lee(por lo menos la version en espanol).

  • Ortega y Alamino dice:

    Leyendo a Cancio y descubriendo la intringulis de El Herald, es que puedo comprender como un ex empleado pudo perder la poca cabeza que tenia y tomar como rehen la butaca vacia del director del periodico.

  • PolO dice:

    En una palabra, el NH is FUCKED!!!
    Y es una lástima, porque era lo mejorcito en español en este país.