castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Internet & ITC

PD en la red

Una entrevista reveladora

  • feb 18, 201312:49h
  • 1 comentarios

En el año 2008, siendo todavía estudiante de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), Eliécer Ávila puso en ridículo al Presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, quizás sin proponérselo. En aquella ocasión el joven cuestionó públicamente y sin ambages la política migratoria impuesta a los cubanos por el gobierno.

El breve video que entonces circuló en Cuba con la velocidad de la pólvora de un ordenador a otro, marcó la iniciación de quien para entonces no sospechaba que había traspasado una línea prohibida: solo con la pregunta que hizo al alto funcionario Eliecer se había convertido en un disidente.

Transcurrió muy poco tiempo antes de que aquel joven, ya graduado de ingeniero informático, tomara contacto con la blogósfera independiente y con otros grupos de la sociedad civil, y creara su propio espacio de debate. Desde entonces se ha mantenido muy activo en el sector de la opinión cívica y política en defensa de aperturas democráticas para todos los cubanos. Sin dudas, Eliecer tiene cualidades propias de un líder nato.

Por estos días Eliecer ha vuelto a ser noticia, no solo porque es el primer disidente cubano que viaja fuera de Cuba después de la aplicación de la reciente reforma migratoria del pasado 14 de enero, sino por las extraordinarias revelaciones que hizo en una entrevista grabada en video, realizada por la periodista y bloguera Yoani Sánchez, y que recientemente ha salido publicada en Internet.

Bajo el nombre de “Operación Verdad”, que es el tema central de la entrevista, en realidad se oculta toda una conjura de espionaje cibernético orquestada por el gobierno cubano desde la UCI, sirviéndose de sus estudiantes más talentosos y confiables. Eliecer expone con detalles la existencia de un operativo permanente, del cual él mismo fue parte importante, dedicado a combatir la actividad de la blogósfera independiente, a crear matrices de opinión en torno a asuntos de interés del gobierno, a monitorear todas las páginas y redes del ciberespacio que hicieran referencia a Cuba y a los líderes de la revolución, a hackear sitios oficialmente considerados hostiles e incluso a fundar la base de datos de Ecured, un ciber-engendro cargado de errores y disparates que se conoce informalmente como “la Wikipedia cubana”, fuente de dudosos conocimientos de la cual —como parte del adoctrinamiento del sistema— beben los escolares cubanos, en particular los de las enseñanzas primaria y media.

Paradójicamente, el contacto de estos jóvenes del ciber-comando castrista con nuestras bitácoras y con otros espacios de libre expresión de numerosas webs, así como su intensa relación con Internet, les abrió la perspectiva de una realidad diferente, contraria a los objetivos ideológicos que concibiera el gobierno en dicho programa, e inevitablemente los expuso a la atractiva contaminación de las ideas “enemigas”. Obviamente, la falsedad del sistema castrista resulta más evidente en tanto más posibilidades de información tienen los cubanos, lo cual explica por qué las autoridades impiden que se extienda el uso de Internet en Cuba. Eliecer es el vivo ejemplo de cómo los experimentos y las intrigas gubernamentales pueden terminar serruchando su propio piso.

“Internet tiene alma propia”, es la síntesis con que Eliecer interpreta su natural conversión: de ser un soldado de la ideología oficial, se trocó en un ciudadano que la combate. Cualquiera de nosotros, los blogueros libres de acá, otrora también cautivos del sistema, sabemos muy bien lo que significan sus palabras. En alguna medida todos somos conversos emergidos desde la oscuridad. Internet nos ha hecho más libres, nos ha permitido reencontrarnos y, sin duda alguna, nos seguirá ayudando a alcanzar la Cuba que queremos.

Pero, sobre todo, hay que agradecer la presentación al público de esta reveladora entrevista, la fluidez coloquial de las preguntas de la entrevistadora que nos mantienen interesados en la historia que se narra, y la valentía de un joven que conoce bien la índole peligrosa de los demonios que está convocando. No le dejemos solo en esta cruzada.

Miriam Celaya
La Habana

Publicado en
1 respuestas
Comentarios

  • Skipper dice:

    Por favor, que alguien se anime a transcribir la entrevista, porque desde Cuba resulta IMPOSIBLE ver el vídeo.

    Gracias adelantadas…

  • matronize