castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Portfolio

PD en la red

Fotos de Rank

  • ene 28, 201301:19h
  • 98 comentarios

Embelesado, boquiabierto, en 1930 Paul Morand escribía: “El desfiladero de Broadway bajo tiene ese ruido especial de las calles con rascacielos, que son más huecas, más cantarinas que las otras, y cuyo color también es diferente, atravesado por una luz avara en la que unos haces de sol quebrado penetran, con dificultad, por entre el polvo suspendido en el aire”.

Se trata de Nueva York, uno de los libros que mejor han reflejado la orografía de esa ciudad, escrito a apenas unos meses del estruendoso crack de 1929 por un francés de gusto fino y mirada sagaz. Y a éste debería seguirle aquel otro, Weekend (d’estiu) a Nova York, publicado más de veinte años después por Josep Pla, un periodista y viajante catalán que se vio a sí mismo igualmente obsesionado por la verticalidad de acero y cristal de la gran ciudad apenas su barco se aproximó al puerto de Hoboken, en la vecina Nueva Jersey, cerca de donde hoy vive Rank.

Rank Uiller, fotógrafo contumaz, vive en NJ pero todas las mañanas cruza el charco con la misma avidez del coyote que se adentra en el villorrio. Y si Paul Morand había percibido una tonalidad en la ciudad de Nueva York entre pardusca y sonrosada, si Josep Pla terminó describiendo sus rascacielos como “un manojo fantástico de espárragos”, resulta que, entre otras obsesiones, Rank Uiller instintivamente ha optado por las dos visiones: la de los colores de una ciudad y la de su soberbio universo de reflejos y geometrías. Si algo caracteriza como con hierro candente a estos tres sujetos es su capacidad para la observación, definitivamente su ojo.

Primero nació en La Habana –otra ciudad con puerto, con ruidos, con olores que ya no están–, en el emblemático año de 1959; luego hizo estudios de artes plásticas y al final terminó instalándose entre Nueva Jersey y Nueva York, un día aquí, otro allá, y en ambas a la vez. Fue entonces, después de haber cruzado el charco, una expresión muy de sus paisanos, que su ojo y su olfato se curtieron, como los del coyote. No nos extrañe entonces descubrir a Rank Uiller como cazador impenitente de escenas aparentemente anodinas, como actor dentro de una urbe vertiginosa, pero también como excéntrico personaje de novela: grandes espejuelos de pasta, cabello en desorden y un afán enfermizo por regresar a casa, cayendo la noche, con dos o tres imágenes rotundas de su ciudad de adopción. Tal vez porque no hay otra urbe en el mundo tan propicia a la explosión de los sentidos, porque no hay otra tan polícroma, tan dada a los muchos sonidos que el ser humano y las máquinas sean capaces de producir, porque solo en Nueva York podemos toparnos con un rostro uzbeko que besa una mejilla somalí, una mano swahili que sacude el polvo de un perro Husky siberiano, y mucho más con un hombre muy común, casi pedestre, que al mirar a la cámara, como quien no quiere las cosas, trasmite toda la soledad o el desasosiego que un hijo de dios pueda albergar. Todo esto, además de fachadas tras nebulosas, de rótulos publicitarios, de piernas de mujeres, de sombrillas coloridas que atraviesan una calle, es la fotografía de Rank Uiller. ¡Todo!

Dejemos a los teóricos de este arte su concepto de “pulsión escópica”, dejemos a los adeptos a la psiquis y a la imagen aquello de “voyeurismo”… ¿Acaso no se trata de un afán de mirar y de ser mirado en el acto? Llamémosle, pues, de otra manera. Persigamos al coyote Rank por entre calles y plazas de la Nueva York de hoy; pongámonos a sus espaldas, veámoslo estudiar el encuadre, accionar el obturador, y al final constataremos que lo que nuestro ojo vulgar atisbó nada tiene que ver con lo que el artista nos propone. Rank Uiller se mueve sin aspavientos entre la toma sepia de un café común delante del cual se aprecia la figura en movimiento de una señora de pelo blanquecino, hasta el resalte de un rojo vivísimo, estridente, donde nuestra percepción solo había captado la imagen de uno de los tantos carteles publicitarios endémicos de esta ciudad; desde la pátina verdosa de una sucesión de fachadas, hasta el efecto diluido, brumoso, que deja entrever una calle y delante un auto que pasa y más allá, como un fantasma, la mismísima figura del coyote que husmea, que acecha, que observa y se deja observar.

Por ello la Nueva York de Rank Uiller escapa a las clasificaciones. Su ojo de fotógrafo de raza y su buen arte de la manipulación digital nos han acercado a una ciudad distinta de la que se ha pegado a nuestra retina al menos durante un siglo. Si esta es la ciudad que más atónito y boquiabierto ha dejado al visitante –desde Paul Morand en 1930 hasta el último turista de hoy–, se trata también de un sitio traicionero para el artista, sobre todo para el fotógrafo: un entorno que seduce pero en el que corre el riesgo de caer en el lugar común, en la tautología figurativa, en la foto tonta. Y es aquí que la foto de Rank Uiller se destaca, al hacernos saber que la suya sigue siendo una ciudad ad-mirable más allá de las guías turísticas, plagada de recovecos, de zonas de ensueño y de personajes que sintetizan historia y emoción.

El coyote Rank hace gala de sus cross processing filters: de cierta manera una recuperación de aquella corriente pictorialista que hace exactamente un siglo enlazó pintura y fotografía mediante filtros, desenfoques y sucesión de imágenes como vistas a través del agua. Luego observamos sus close-up, sus retratos –nada tan lejano a este fotógrafo callejero como el estudio, el fondo blanco y el silencio—y recordamos aquellas “fotografías robadas” que también hacia 1930 Imogen Cunningham y Alfred Stieglitz realizaron en el bajo Manhattan. Porque los retratos de Rank Uiller son igualmente hurtados, fotos al vuelo, casi siempre mientras el neoyorkino ordinario va rumiando su rutina. No hay pose posible: no hay Avedon, no hay Mapplethorpe, no hay Newton… Y esto es altamente saludable. Sin que su pretensión esté en testimoniar la pobreza, sus rostros recuerdan los rostros míseros del danés Jacob Riis en aquella serie de 1888 titulada How the Other Half Lives: Studies Among the Tenements of New York. Y sin que su afán sea hurgar en la noticia fresca, en la ciudad oscura y menos plácida, Rank se codea con aquel otro emigrado judío, un tal Usher Fellig, más conocido como Weegee, no tanto por sus escenas de sangre y de nocturnidad, como por la sed –¡ese síntoma!–, por la ansiedad de quien cree que en cada minuto habrá una escena rotunda por retratar, un gesto humano por eternizar; aunque contrariamente a sus dos viejos compañeros de armas, el cubano aborrezca el flash y busque en la sombra natural su sello.

Esto último nos conecta inevitablemente con Martin Parr: primero porque se trata de uno de los artistas que más han defendido en las últimas décadas el uso del color, por encima del viejo axioma de que la verdadera Gran Foto tiene que obligatoriamente ser realizada en blanco y negro; y luego porque con Parr la sombra es asesinada –lo que no quiere decir que otro artista de valía, en este caso Rank Uiller, la retome, goce de ella, la erija como escudo de armas. Si bien es cierto que sin reparo alguno Uiller se ha montado al tren del uso y elogio del color, que se ha adscrito a una corriente que tiene por nombres más relevantes en Norteamérica a Stephen Shore, William Eggleston y Joel Meyerowitz, su rechazo visceral hacia el empleo del flash lo aleja definitivamente del inglés Martin Parr y de cualquier otra de las propuestas de estos tiempos que ven en ese apéndice luminoso una necesidad y la única herramienta posible para lograr objetividad y realismo. Por momentos Rank apela a la sobrepigmentación, un signo de la fotografía de los años ochenta, pero su compromiso por la sombra nos conduce definitivamente a una foto compleja, rica en resonancias, incluso sonora, como aquellas calles newyorkinas que admirara Paul Morand: calles de luz avara, de polvo suspendido en el aire, en donde sin proponérnoslo nos descubrimos frente a “una aldeana eslovaca, color centeno, rechoncha como un cerdo”.

Lo cierto es que se hace difícil circunscribir la obra fotográfica de Rank Uiller a determinada tendencia pues su buen olfato lo mueve constantemente de un sitio a otro. Fachadas de NY, piernas en el metro, sombrillas de colores varios, escenas urbanas, rostros severos que exhiben las más inusuales arrugas…, pueden ir del ocre al argentado, del rojo vivísimo a la claridad avasalladora. Y en sus entrelíneas: movimiento constante, mirada crítica, replanteo de los tics de una sociedad, de sus estamentos, interés por el ser anodino, la insolente indagación sobre el color, o lo que es lo mismo, la eterna búsqueda de la felicidad.

Al fondo, mientras vamos pasando los retratos del coyote Rank, se escuchan los acordes de White Rabbit, un tema de Jefferson Airplane escapado treinta años después de las escenas de The Sopranos.

Publicado en
98 respuestas
Comentarios

  • Carlos Cardenes dice:

    Gerardito encantador como escribes sabes que siempre te leo este articulo fascinante, ya me gustaba mucho su obra pero ahora la entiendo mucho mejor he aprendido a caminar con el mas justo al leerte, le doy las gracias a los dos, no se como no me había llegado antes esto.
    C.C.

  • Carlos Salin dice:

    Interesante, no lo había leído muy bien merecido al gran artista que es. Saludos
    CS

  • Eduardo Casas dice:

    buen arte lo releo y lo encuentro mejor describe muy bien al Rank.

  • David Lambert dice:

    Vuelvo a leerlo y me ha gustado mas y las fotos espectaculares.

  • Anónimo dice:

    Buenas fotos. Mejor articulo.

  • Diego Lopez dice:

    Muy interesante. Ojalá este autor escriba más.

  • Abelardo Fontana dice:

    que bueno este articulo le hace tremendo homenaje muy bien merecido, saludos Gerardo, felicitaciones Rank.

  • Carlos Salin dice:

    muy bueno, lo he disfrutado gracias a todos, me cuadran las fotos.

  • David Lambert dice:

    Muy bien coyote por ti y por Gerardo fantásticas fotos, fuera de lo común.
    D.L.

  • David Ashburn dice:

    Saludos PD gracias por dejarnos compartir, impresionante como se acerca y puede retratar en este articulo, me gusta mucho tanto la obra de Gerardito como la admirable fotografía del Guiller, difícil separarse como fotógrafo en esa ciudad donde vienen miles con cámaras, Rank nos muestra otro NY, gracias a ambos.
    D.A.
    New York

  • Jose Julian dice:

    ahora si que tengo que admitir que son populares, me guste o no.

  • Cloro Díaz Epóxido dice:

    Embelesado, boquiabierto.

  • Ariel B. dice:

    Muy bueno Rank! Mortales las fotos! Solo conozco NY por fotos, las tuyas vienen a completar ese encuentro!

  • Marlene Martínez (maní) dice:

    Esta buenísimo Paco te felicito bien merecido para ti y tu obra, escrito liviano y poético, saludos. Cuídate Coyote.

  • Ana María dice:

    …ese Pacondo y ese Carlito tienen toda la pinta retorcida de un Luis Pavón –o de un pavonero cualquiera del siglo XXI–, roñoso, incapaz de dar un paso al lado y reconocer con decencia lo que es decente.

  • Gonzalo dice:

    Sencible e inteligente acercamiento
    al trabajo de Rank.
    En hora buena!

  • Eduardo Casas dice:

    Saludos Ranko y Gerardo me ha encantado buen olfato tienen los dos, pa’lante duro.

  • ISABEL GONZALEZ PUERTA dice:

    Leyendo al Carlitos ni me parece interesante ni bueno ese link que puso con fotos aéreas de NY, creo que debes aprender el photoshop para que entiendas las diferencias, Gerardo sabe mucho mas de fotografía que tu por lo que expresas, ya que resuelves tus opiniones usando un seudónimo, te pregunto porque no compartes aquí el link de tu fotografía sin photoshop pero con larga exposición a ver que tal si no están llenas de mártires y patriotas para vender, como tu dices somos cubanos, (yo no lo soy), por eso no puedo entender tu ironía con que somos cubanos, sabemos de todo, dejaste claro que de arte no sabes con esa opinión sobre el autor.
    Gracias a este fabuloso blog por dejarnos compartir.

  • Karina Navarro dice:

    Aprehender las múltiples formas, tonos, dimensiones de una megalópolis como Nueva York, requiere más que un ojo aguzado
    He ahí la valía del artista, del poeta o del filósofo.
    Felicito el trabajo de Rank y me alegra que estas líneas le hagan honor al mismo.

  • Oliver Smith dice:

    Excelente composición que narra el trayecto y la vereda por la que el maestro Rank a recorrido.Hoy en día Es difícil destacar dentro de el mundo de la fotografía Y Rank a demostrado tener todo lo necesario para aportar imágenes urbanas que reflejan el sentimiento de una ciudad tan llena de historias.. N.Y… Excelente trabajo..

  • ahmed gomez dice:

    Buen texto para buen artista, quien ,generosamente comparte sus visiones con nosotros en F.B.

  • Alvaro dice:

    Hermoso, texto y sobre todo hermosas imagenes.
    saludos desde Guatemala.

    Alvaro Sánchez

  • Amelia Pavor dice:

    Si tu no consideras Julian un post con 500 hit popular sigue comentando sobre Mrs. Sánchez para ver si tu remordiendo y tu añoranza te hacen popular es más que evidente que destilas veneno en cada uno de tus escritos sobre cualquier cubano que se destaqué como por ejemplo citar en tus post a Raúl Rivero, necesitas desprenderte de tu amargura social, a ti si nadie te lee porque nada interesante tienes que decir.

  • José Julian dice:

    “Populares”? En qué sentido? en el de los cigarros Populares? Amelia, por Pavor!

  • Natalia Chavez dice:

    Muy buen texto; es así.. por donde deja una estela Rank..siempre mil notas..Felicitaciones y Felicidades a ambos!

  • Amelia Pavor dice:

    José porque en vez de seguir este blog no te pones a escribir sobre la libertad de Cuba y de vez en vez poemas de amor, a lo mejor tienes la misma suerte de tu amigo Rank salvando las diferencias estoy seguro que te hará sentir mejor y después de un tiempo si así no fuera entonces vuelves a Caibarien para que dejes la añoranza, por lo leído es a ti el único que le irrita que Gerardo o Rank sean populares.

  • José Julian dice:

    Bueno, sí, ahora lo he visto, finalmente, se me ha hecho la luz. Rank es sencillamente genial, uno de esos fotógrafos capaces de captar la ciudad de nueva york, bla bla bla

    Y el texto de gerardito también genial.

    Y los cakes que hace mi sobrinita en Caibarien, también geniales. Y las acuarelas de mi tia abuela, Cuca, también es genial, la pobre, pero genial.

    Para eso existe FCBK, la vanity press de los pobres! Que les aproveche!

    ah, se me olvidaba José Julian, también genial. Sus humildes comentarios en PD, pero que muestran una capacidad única, bla bla bla. Genial! en una palabra.

    Viva Cuba Libre! Estamos rodeados de genios!

  • Isabel Gonzalez dice:

    Con mucho agrado he re-leído este articulo y por lo cual le agradezco al blog por su publicación al escritor Gerardo Fernández y sobre todo al artista Rank, del cual conocía solo su obra. Felicitaciones a todos los envueltos en este magnifico trabajo de grupo y les exhorto a que continúen trabajando así por los nuestro.
    Isabel Gonzalez Puerta

  • Giovanna borghese dice:

    Siete grandi artisti ,due talenti perfetti.l’occhio e la mano,i mie complimenti per il vostro lavoro!!! GIOVANNA

  • Roberto Giusti dice:

    Buenas tardes ante todo y para ponerle seriedad al asunto recomiendo que recomendemos algunas oferta de anteojos para el humilde y patetico señor JOSÉ JULIAN, no reconocer la obra de Rank , es no reconcocer la vida mismas de las personas fotografiadas es una falta de respeto a toda esas almas quedeambulan, por sociedades gobernadas por Genocidas de sueños, que nos torturan nuestros sueños y deseos.Asi que JOSÉ JULIAN no te conviertas en un Genocidas de sueños mas, y valora lo que ves, si tienes todavia abierto tu corazon.
    Gracias
    Roberto Giusti
    Imaginador Visual
    Argentina

  • Isabel Birmania.(lili) dice:

    Muy bueno el articulo de Gerardo.Muy creativo y delatador ,sobre todo la habilidad expositiva de este gran artista que posee una gran y peculiar sensibilidad agrupando todo tipo de elementos y accesorios ,consiguiendo un mejor efecto a la hora de apretar el gatillo como el clásico coyote que se escabulle entre la muchedumbre eludiendo todo tipo de miradas y reacciones contrarias…obteniendo como resultado una versión insospechada disfrazadas en dramas urbanos con su cotidiano…Asi lo llamo ,el fotografo in fraganti,porque lo he visto yo de cerca con su rifle en mano esperando a sus presas.Yo daria por ser una victima como algunas de ellas a pesar de ser su amiga…el final es un deleite literario su libro ilustrado.Felicidades Gerardo ! Describes al Rankeador con impetuosa informalidad sin dejar atrás su ingeniosa capacidad de describir el mundo que no le pertenece.A ti Frank,mucha mierda! y esperando disfrutar tu éxito y compartir fortuna para cuando vendas tu edición fotografica.Me tienes en cuenta cariño.

  • Antipacondo dice:

    Pobre Pacondo, evidentemente es uno de esos personajes que solo saben descargar su fustración arremetiendo de la manera mas envidiosa contra el talento que añora y no puede conseguir. Debe vivir consumido en la impotencia, en la rabia, de estar hundido en el fracaso y la desilución y no poder salir a flote. Lástima de hombre.

  • Joel Nunez dice:

    El trabajo de Gerardo es genial, tuve la sensación de navegar y descubrir lo que estaba fuera del alcanse de mis ojos por su acercamiento microscópico a la imagen poética del auténtico trabajo de Rank, una obra que va mas allá de la simple percepción del expectador. La obra de Rank y este excelente ensayo de Gerardo han creado la puerta que me invita a pasar y recorrer un New York del cual conosco hasta las entrañas aún sin haberlo visitado. Un merecidísimo homenaje al talento de Rank, un cronista de anónimos, pintorescos y cotidianos personajes que han sido inmortalisados en cada obturación. La cosmopolita y emblemática ciudad neoyorquina una vez más es motivo de inspiración para un artista que ha logrado una genuina y sublime interpretacion de escenas urbanas que forman parte inevitable de su quehacer, gracias a los dos por compartir tan buen trabajo, felicitaciones.

  • Lily Poveda dice:

    Muy buen articulo, me gusto mucho, un buen retrato de un maestro en la fotografia. Gracias por compartir tu vision muy especial de la obra de Rank

  • linda dice:

    EXCELENTE ARTICULO..SIN COMENTARIOS….SIMPLEMENTE EXCELENTE……………

  • Amelia Pavor dice:

    Pacondo para ser Ingeniero te expresas demasiado común sobre todo si de verdad eres coleccionista aunque de serlo así contradice que no tengas cámara, hablábamos en un diálogo sobre la obra de este artista no pienso que halla o exista artista que no quiera vender su obra lo que trate de hacerte entender es que hay muchos artistas que viven de otras artes aplicadas y muchos fotógrafos no venden su arte para sobrevivir si no que venden su tiempo. La lista en la historia del arte es interminable pero claro siendo tu Pacondo un Ingeniero imagino que conozcas poco de lo que se trata.

  • Pacondo dice:

    Amelia, soy ingeniero y ni camara tengo . Me gusta coleccionar pintura y fotografia. Y el cuento del artista que no le gusta vender se lo haces a otro.

  • Amelia Pavor dice:

    Pacondo como que es importante la galería en el interpretación de la obra, tu hablas del comercio y no de lo que al artista le intersa, es probable que viva de otra cosa como miles de fotógrafos, ahora si te preocupa tanto su comercialización porque no nos hablas de tu galería y tu obra que imagino debe ser muy valorada aquí públicamente así no sólo a el sino a la comunidad plástica en general los ayudas, no te parece que sería mejor.

  • Pacondo dice:

    Yo solo pregunto que galeria de Chelsea representa a este “magnifico” y “exitoso” fotografo. Yo creo que sus socios en vez elogiarlo tanto deberian comprarle su obra para que empiece a cotizar y asi le tiran un cabo.

  • Gerardo sei stato un fotografo anche tu a fotografare con le parole il grande lavoro del COYOTE di NY,complimenti per il tuo inmortalare lopera de grande occhio di RANK GUILLER.

  • EVEREGILDO NÚÑEZ dice:

    Jose Julian, también me puedes encontrar en FB con el mismo nombre (nada que ver con Jose Martí). Aquí no parece que haya en ti una búsqueda del decoro humano del cubano, si no una molestia por la obra de uno de estos dos artista o por la popularidad del articulo en cuestión, creo que la palabra comedimiento contradice un poco la usada por ti anteriormente, pero eso te lo dejo a ti, lo que si debes saber que estés molesto o no y lo manifiestes usando a Cuba, no va a cambiar que el articulo y las fotos hayan hecho un post maravilloso, que la lista de personas que lo han leído y compartido sean de FB amigos del autor del fotógrafo o tuyo lo hace a mi entender mucho mas consistente y con mucho mas decoro que usar el nombre o la imagen de Jose Martí para esconder tu malestar o para recaudar atención. Un abrazo y mandame una solicitud de amistad en Facebook así puedo leer de tu Cuba de ayer que estoy interesado.

  • Amelia Pavor dice:

    Gracias por este buen artículo y por estas fotos placenteras sobre todo por su contenido estético en ambos, artistas los dos que sin usar la política como medio se sitúan en su época ya sea usando la internet y los nuevos medios de comunicación o los recursos más avanzados.
    Amelia Pavor

  • Julio Castro dice:

    Encantador articulo me he recreado leyendo después de conocer la obra de este artista, leer esta reseña me ha ayudado ha entender mas el arte del coyote y su interpretación urbana, felicito a Gerardo tanto como al artista Rank por este trabajo conjunto, es un deleite que no te cansa y lo lees de un tirón, bien redactado.
    Julio

  • Carlito dice:

    Demasiado Photoshop. Flickr esta lleno de aficionados con mejores fotos de NY: http://www.flickr.com/photos/sbk_20d/4763298638/in/photostream/
    El articulo no dice nada en concreto sobre la obra, habla más del personaje que de sus fotos, por algo será. Estoy de acuerdo con José Julian, si el señor Gerardo supiera de fotografía no hubiera escrito este articulo, pero somos cubanos, sabemos de todo. Gracias PD

  • Manny dice:

    Excelente Gerardo! El trabajo de Rank es uno de los mejores descubrimientos encontrado en Facebook!
    Un abrazo, Manny

  • Ana María dice:

    Si José Julián dejara de ser un anónimo, si no se escondiera tras un psudónimo aparentemente “martiano”, tal vez fuera posible un diálogo. De lo contrario, seguirá siendo un fantasma bilioso.
    Al menos Rank y Gerardo firman y asumen sus respectivos trabajos.

  • José Julian dice:

    Ya, ya Everegildo, no me vengas con esa muela. Guatacazo y bien! Si yo no digo que no opinen, lo que pido es decoro, chico, DECORO! Y un poquitin de comedimiento. En mi Cuba de verdad, la de antes, no se veían esas cosas. JJ

  • rb dice:

    oye esas fotos de ese tipo estan durisimas. el siempre tiene su camera que se parece a un telescopio gindao de su hombro, pero se ve que tiene razon y que vale la pena. saludos de la republica dominicana compay. my voy que mi sancocho se ta enfriando.

  • EVEREGILDO NÚÑEZ dice:

    Jose Julian, eso parece mas despecho que envidia si fuera envidia fuera bueno, pero sin defender nada mas que mi opinión, que ademas se cuan certera es, te digo que si no te gusta que opinen lo que cada uno quiere, no supongas otras cosas, al fotógrafo no lo conozco pero parece muy pero muy bueno y el articulo si te parece alambicado es porque evidentemente que nos has leído suficiente y los amigos son amigos porque usualmente existe algo llamado afinación entre las cuales entra también el gusto.

  • gini lima dice:

    Si embelesado y boquiabierto, se quedó Paul Morand en 1930 cuando escribía: “El desfiladero de Broadway bajo tiene ese ruido especial de las calles con rascacielos… Yo también me confieso embelesada y boquiabierta al leer la reseña del joven Gerardo Hernández Fe, nada lefaltó, ni le sobró para traernos en todo su esplendor la labor y la magia del neoyorquino por adopción, Rank Uiller, coleccionista de imágenes, de objetos poseídos simbólicamente por la vida con su cámara, el arma ideal para la captura. Felicidades a los dos. Saludos.

  • José Julian dice:

    toda esta algazara para qué. A mi me suena a guatacazo que tu conoces. Ni el fotógrafo es tan bueno (a NY lo ha manoseado tantas y tantas gentes, fotógrafos “geniales”) ni tan bueno el alambicado artículo. Me suena más a ensayito académico que a otra cosa. Que le haya pedido a todos sus amiguitos que escriban comentarios aquí (chequen y verán que es todo el FCBK del autor) más bien apunta a desespero por reconocimiento que no llega, el muy terco! En fin, para eso están los amigos!. Que ninguno es crítico ni sabe nada ni de fotografía ni de pintura, qué importa. Pero ya oigo: no seas envidioso José Julián! Y chico, no, no es envida. Que Jose Julían no es envidioso. Es otra cosa, urticaria ante tanta baboseo. OMG!

  • Katherine Dominguez dice:

    Me gusta mucho se sale de lo común una buena descripción de un gran artista mostrando a su vez la capacidad como escritor que tienes tan buena, el ritmo es fascinante a la par de la personalidad del artista.
    Exitos a ambos bien merecidos.
    K. D.

  • Everegildo Núñez dice:

    Gracias Gerardo por su homenaje a este creador silente
    tanto su obra como tu artículo se sitúan dentro de la época
    más diversas tendencias tu nos hace llegar con una descripción
    encantadora, versátil y culta la obra genial de este artista, los dos
    son una buena muestra de lo mejor del arte cubano en el exilio
    y los más terminado. Gracias a los dos.

  • Susana Della Latta dice:

    Un texto que educa y atrae, para describir el intenso trabajo de un excelente artista. Impecable

  • Ricardo Santos dice:

    Hace muchos años ,no veia un escrito tan bello ,sincero,inteligente y sencillo sobre un creador,o fotografo.
    Creia saber mucho de la creacion fotografica,y he aprendido tambien con la sencillez y maestria de Rank.
    Gracias Gerardo por este inteligente escrito sobre la obra de un Gran Maestro.

  • Kelly Martínez dice:

    Maravilloso, maravilloso texto. No sólo hace gala de mucho conocimiento de la historia de la fotografía (cosa que considero necesaria a la hora de escribir sobre el trabajo de alguien, ese saber cómo se enlaza con la tradición y qué aporta) sino que, además, tiene una escritura realmente brillante. Me encanta tu desenfreno, tu ritmo, a lo hora de escribir. Bello homenaje a este, nuestro amigo, Rank “El coyote” Uiller y a su obra. ¡Gracias!

  • Irene López Kuchilán dice:

    New York elige a quienes pueden descifrarle a su altura, a quienes pueden mirarla y describir cómo la miran: Rank y Gerardo, sin dudas.
    Irene López Kuchilán

  • Gracias Gerardo la obra de Rank es gigante y recorre desde el interior costados que a veces pasan desapercibidos por los demás y el capta con su lente…abrazo

  • Belkis dice:

    Excelente y ameno articulo sobre la obra de Rank que revela y humaniza la diversidad de esa ciudad.

  • Anónimo dice:

    Felicidades Paco!! Muy buen trabajo, me encanta!

  • Angie dice:

    Gracias Gerardo, por hacer que muchas mas personas conozcan la obra de Rank, se lo merece por hacernos ver con su lente, lo que muchos no llegamos a alcanzar con la mirada.

  • carmen dice:

    En esta sociedad nuestra tan obsesionada por el producto final, me gustaria destacar lo que llega a disfrutar Rank en el dia a dia en su proceso creativo cotidiano..para mi casi que esa es la esencia del arte.

  • Efrén Budoh Blanco dice:

    Excelente Rank , no podía estar más deacuerdo. Tú haces que N.Y sea algo cercano, una experiencia vivenciada ; como experiencia primera. Ese modo de captar fracciones de segundo y traspasarlas a pulsaciones anacrónicas contemporáneas y el juego de la interface mediante los cromados a color sutil, hace que se multiplique la información de un modo específico creando un aura, que incluso, desprende una sustancia olorífica como perfume autoctono. La arquitectura, las chispas de intimidad, en los espacios públicos como si de beatos de la gran ciudad tratasen, durante esa fracción, la fragilidad íntima aparece remarcada por un máximo imperial. Un círculo con un corazón y más de cuatro ojos. Un abrazo Rank , amigo citynauta.

    Firma ; Efrén Budoh Blanco

  • Juan Francisco Cancio dice:

    Excelente escrito, buena forma de enmarcar una obra tan específica y especial. La fotografía es como la memoria detenida en un papel, queda fija pero sigue hablando sin parar, eso veo en las obras del “Coyote” Rank, un velocímetro de palabras que si no te percatas termina absorbiéndote completamente con esos colores ochentosos newyorkinos. Felicitaciones a Gerardo, un abrazo al Coyote y muchos éxitos.
    Cancio.

  • Lorena dice:

    Las fotos son intensas, cuentan parte de un gran relato, que es NY.
    Las texturas, ese rojo que por momentos se infiltra en algunas fotos agitándolas, logran que permanezca varios minutos concentrada en cada una de ellas.

    El texto, impecable.

  • Hilda Buzón dice:

    Estupenda alianza entre tu interpretación Gerardo y el trabajo de Rank, se me ocurre q la subjetividad del ojo de este magnífico fotógrafo danza con el objetivo a su antojo, es sugerente ir hojeando y ojeando cada fotografía , me quedo plena, servida ante tanta historia real-maravilloso, me pierdo en tu artículo Gerardo y vuelo por cada imagen de Rank, es verdaderamente una coyuntura , estado fértil de un creador a otro. Gracias.

  • Albina dice:

    Excelente texto, es un diálogo con la obra, la desmenuza en su contenido con estilo muy rico.

  • armando dice:

    excelente articulo sobre la obra de Rank,fino y sin pretensiones académicas,pero certero,medular,,su obra lo merece..gracias por regalarnos este texto..

  • Janet Ochoa dice:

    “Rank y la fotografía “se presenta como un medio absolutamente novedoso de representación de la realidad, en el que se produce una unión estrecha –inseparable– entre la técnica y el arte. Esta sería, por tanto, la gran aportación del medio “para el progreso de las ciencias y de las artes”, La credibilidad de sus imágenes no está tanto en el cómo se hicieron, sino en quién las hizo; a esto me refería antes al hablar de la conciencia del artista. Efectivamente, sabemos que Smith cuidaba escrupulosamente el trabajo previo y posterior al disparo fotográfico. Pero no es posible separar lo que hay de periodismo de lo que hay de arte en sus imágenes, ya que este trabajo esmerado se hacía precisamente en beneficio, no sólo de la verosimilitud de la historia contada, sino sobre todo de la verdad. Y utilizo aquí este término verdad como lo utilizaba Quevedo cuando elogiaba esas “manchas distantes” con las que su contemporáneo Velázquez “sabe conseguir más verdad que parecido”; con las que creaba “vivas imágenes que son, más que cuadros reflejos de un espejo”

  • Enedia Perez-Mendez dice:

    Gerardo,

    Gracias por tu publicacion tan sertera acerca de la obra the Rank que comparto contigo. Gracias por el don de la palabra donde expresars todo el sentimiento y busqueda que me inspira su obra que yo desafortunadamente no puedo expresar.

    Desde que me acerque a su produccion fotografica, pude darme cuenta de su calibre que tu reafirmas en este articule.

    Gracias por proveer la herramienta para evaluar su obra de una forma tan profunda y profesional. Exitos para ti tambien que puedo apreciar tu talento.

    Una admiradora de ambos.

    Eneida

  • Leonora Navarrete dice:

    Espléndido ensayo sobre un gran artista de la mirada, Rank y su despierta conciencia sobre el mundo, nos regala las imágenes de lo invisible, de lo que no puede ser visto por los demás, el ojo atento y amoroso de la Gran manzana…..

  • Anónimo dice:

    Espléndido ensayo sobre un artista de la mirada….Rank y su despierta conciencia sobre el mundo que vive…el ojo que logra ver lo invisible….

  • Illy Gutierrez dice:

    Excellentes Fotos, con una gama de colores estupendos… Felicitaciones a Rank Uiller … y a Geraldo Fernandez por El Magnifico Articulo … Dos Orgullos Cubanos… Mis Respetos Y Bendiciones Para este An~o 2013 Cargado de Energias y Colores Brillantes !!! Que Viva El Arte !!!!! Lilly <3

  • eli dice:

    Felicidades Rank , captando la magica ciudad de New York a la Uiller.

  • AdriáN dice:

    Estupendo trabajo Uiller. Mirada de conjunto que progresa como un viaje, un batimento, una trashumancia. Congratulations. Y el articulo precioso. Muy bien escrito, documentado y repleto de analogías elocuentes como importantes claves de un abracadabra que se desencripta incluso para el lector profano. Desde acá, la ciudad misma de Josep Pla donde me encuentro y su pueblito costero, todo adquiere otra lectura, adimensional y evocativa.

  • Amarilys Chavarria dice:

    Es un genio!!! Un trabajo fascinante!!! y la lista sigue…

  • Akbal Escoto dice:

    Gerardo, tu tinta es tan frágil y fluida como lúcida tu palabra. Nunca me había puesto a analizar la obra de Rank desde el ojo del coyote. Sin embargo, tu semblanza es tan acertada, como el “click” que Rank le pone a cada foto.
    Muchas de ellas nos han inspirado música, otras poesía; algunas de ellas nos han llevado a debatir aspectos filosóficos, sociológicos y hasta ilógicos de esta realidad en la que tanto nos reflejamos. Muchas fotos nos han “tocado” el alma y los comentarios podrían ser en sí mismos, la historia que quisiéramos descubrir en quien sin saberlo posa para una lente que apenas se siente.
    El valor de su maravilloso trabajo es que Rank se atreve, su trabajo siempre es una propuesta y a veces hasta una provocación que va de entre los colores hasta los valores. Por eso no pasa desapercibido, por eso en sus series, más de una es tan significativa.
    Entre más conoces su obra, más desconoces del ser humano, porque hay tantos contrastes en los colores, en el juego de luz y sombras, en los pasos y hasta en las miradas de quienes han sido atrapados por quien llamas “coyote” Rank.
    Vivas donde vivas, alguna foto te empatiza con una realidad que te pone de frente al espejo.
    Y es que Rank nunca da un paso en falso, sabe lo que quiere demostrar y nos permite poner en juego nuestros propios saberes.
    Muchas gracias, Gerardo, por llenar la página en blanco lo que Rank, a su vez, llena de colores o nos deja ver la ausencia de ellos.
    Akbal Escoto.

  • Pacondo dice:

    y si es tan bueno por que no tiene exito y lo tiene una galeria importante de NY ? o solo son elogios para tirarle un cabo al socio como el que hizo el el articulo.

  • Martha Limia dice:

    Magnifico ensayo. Rank es eso y mas es la mirada horizontal que lo iguala a sus modelos que lo inserta silenciosa y clandestinamente a sus propias escenas. Detras de esas imagenes hay una peprsoalidad fuerte, definida, solidaria, complice con sus desconocidos modelos que marcha junto a ellos por esta amistosa ciudad.

  • sonora y matancera dice:

    buen texto y buenas fotos

  • Magín dice:

    Profundo, magnífico y explícito este artículo que nos entrega, si es que se puede aún más, el placer y el orgullo de saber la fortaleza refinada de la obra de Frank.
    Todo cuanto uno imagine que se puedan reinventar la imágenes cotidianas de New York estan en las escenas congeladas que nos regala Frank Guiller, y todo cuanto uno imagine que se pueda afirmar noblemente sobre su trabajo, está aquí, en este artículo.
    Mag

  • Anónimo dice:

    Estupendo articulo Gerardo,hblando de un fotografo lograstes escribir una maravillosa fotografia del coyote RANK,el nuevo ojo de NEW YORK!!!

  • Lianetta Perello dice:

    Si se trata de tan solo excitacion, montemonos en una montaña rusa, una inspiracion intrinseca, es poder de quien la colme…. Rank Uiller- Propietario. Esa es la cuestion!!!!!! Excelente para ser breve.

  • Montse dice:

    Clasificar la obra de Rank es algo imposible,su talento escapa a las clasificaciones posibles.Con la madurez ha adquirido una capacidad fuera de serie,propia de pocos.Tiene la habilidad de ajustar la lente en el detalle preciso ofreciendo de esa ciudad una visión con personalidad propia.Rank ha hecho NY suyo y sus imágenes nos hacen conocer realidades y percepciones para muchos desconocidas.A ti Gerardo,felicitarte por la precisión con la que has descrito a este gran artista y gran amigo.
    M

  • Vilma Vega dice:

    “La Nueva York de Rank Uiller escapa a las clasificaciones”… La fotografia de Frank nos lleva de la mano por esas calles de NY adentrandonos en la esencia de la verdadera ciudad, en su magia maravillosa del dia a dia y su protagonismo terrenal . Toda la obra de Rank Uiller es admirable, su esencia magistral nos llena de gozo al compartirnosla. Excelente y muy bien merecido el escrito de Gerardo Fernandez.

  • Miriam Rusin dice:

    Me alegro mucho Por Rank el es una great artist.

  • Un muy buen articulo donde de alguna manera ha logrado retratar la gran obra y su diferentes y amplios caminos por el que anda Rank Uiller con su obra de carácter urbana y translucida de enorme aporte intelectual. Un gran saludo a ambos y a Gerardo una congratulación por acercarnos así como a la revista por por publicarnos constantemente buenos artículos.

  • Yanek dice:

    Gracias por honrar a quien honor merece!
    Desde que descubrí la fotografia de Rank ( a quien tengo el privilegio de conocer ) descubri tambien al NY profundo!!!! Ojo agudo que nos regala en imagenes el mejor poema a la ciudad, a su gente, sus alegrias, sus tristezas y esa soledad de ciudad pompa que la hace mágica.

  • Dario Fresco dice:

    muy buena descripcion Gerardo de la obra del maestro Rank.

  • Oscar Martinez dice:

    Excelente crítica del trabajo de Rank….La fotografía del Coyote Rank,es tan compleja, auténtica y genial, como su personalidad e intelecto,unos de mis favoritos sin dudas !!!

  • Susana Miguel dice:

    Excelente crítica a la obra fotográfica de Rank, has descrito su estilo y su visión de NY como nadie. Gracias Gerardo por este artículo y gracias Rank por ser un “fotógrafo de raza”, artista en cada golpe del obturador.

  • Carlos Pintado dice:

    Qué linda sorpresa de Penúltimos días. Como siempre. Deudor de ustedes por este retratoo que descubro al final de la noche y con el que ya me aseguro el paraíso del sueño. Mis palabras no podrán mejorar lo que arriba he leído. Suerte!

  • Marina dice:

    Excelente el trabajo de Rank, la mirada en el detalle, el trabajo de orfebre en cada una de las fotos.

  • Right on the $ Muy bue articulo sobre un muy buen,fantastico y particular artista como es Mr Rank Uiller.
    Felicidades a los dos.

  • alice Rosetti dice:

    excelente análisis , muy buena nota

  • DulceAgueda dice:

    …very well written, love the article…Rank is an amazing talent!!!! Well deserve! ExitOs to both!!!!

  • Anónimo dice:

    Lo descubri hace poco y realmente alucino con su trabajo!Es genial!Te toma de la mano y sin darte cuenta saboreas los olores y colores de New York!!
    Excelente articulo!!!

  • Estimado muchas gracias esta tan bien escrito que lo atesorare ademas de describir tan bien mi propuesta, te agradezco mucho lo que haz hecho, un gran abrazo.