castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

castrismo

PD en la red

Refranes y realidades

  • ene 21, 201321:03h
  • 11 comentarios

Una conocida sentencia del refranero popular reza así: “La justicia tarda, pero llega”. A juzgar por la experiencia cubana de más de 50 años de dictadura, bien podría alterarse el orden del sintagma gramatical para que representase mejor el producto: “La justicia llega… ¡pero cómo tarda!”. Nada podía predecir que 54 años después de haber secuestrado el poder en Cuba y a 24 años de haberse desplomado aquel castillo de naipes que fue el socialismo de Europa del Este, el camaleónico sistema castrista no solo sobreviviría, sino que la Isla se convertiría en la virtual metrópoli de un enorme país petrolero.

Así, cuando muchos cubanos de todas las orillas asomaban esperanzados a cada calendario, calculando con cierta morbosa fruición los años que van cayendo sobre la octogenaria casta de los ungidos acercándolos a su fin, olvidaban que la perversidad tiene tantos recursos que con frecuencia se parece a la perfección, que el calendario resulta implacable con todos —en especial con los que padecen— y que de nada sirve esperar pasivamente a que ocurran las cosas sino que es preciso hacer que las cosas ocurran. Tal como se anuncian los truenos, la tormenta arrecia.

He aquí que Cubazuela (que no Venecuba) es una realidad. Finalmente la estirpe Castro ha conseguido extender su poder político más allá de las estrechas fronteras insulares y controla el destino de una nación que la supera con creces en extensión y en riquezas. La Habana, y no Caracas, es la nueva capital; y es en esta ciudad donde se realizan los Consejos de Gobierno y se dirimen las estrategias de control sobre millones de cubazolanos. Mientras, la nave octogenaria navega sobre un río de petróleo cuyo caudal se anuncia inagotable… o casi.

Como si no fuera suficiente la glorificación de la dictadura, pronto Castro II será el nuevo presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), una organización inter-gubernamental de más de 30 países que tiene entre sus fines esenciales promover la democracia. Castro I debe estar exultante en su retiro de frondosas moringas, ¡quién se lo (nos lo) iba a decir!

Dicen que no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, pero lo cierto es que ya los isleños hemos cubierto más de la mitad de ese tiempo y la agonía —más la nuestra que la de ellos— se sigue prolongando. Los cubanos que esperaban el deceso del señor F como principio del fin del “modelo” Castro tendrán que forjarse una nueva expectativa. No estamos más que al comienzo de otro ciclo de resurrección que sabemos resultará limitada, pero que en las condiciones de desgaste de la nación puede tener consecuencias funestas. Ya son muchos más los que van preparando sus maletas para buscar fuera de esta ínsula lo que no hemos sido capaces de construir aquí. En cuanto a los cubazolanos, apriétense los cinturones que el viaje puede ser más largo de lo previsto. Y quiero asegurarles que no me alegra su infortunio, que en definitiva es también el nuestro. Ya lo dice otro viejo refrán español: “Mal de muchos, consuelo de tontos”.

Miriam Celaya
La Habana

Publicado en
11 respuestas
Comentarios

  • Anónimo dice:

    Excelente analisis y no creo que pesimista, pienso que es muy realista, desafortunadamente, así es la realidad cubana que ya ha pasado por el realismo mágico de Macondo, el surrealismo y todas las posibles variantes que nada tienen que ver con el mundo real, donde la moral, el penssmiento del hombre y su comportamiento han sido mutados para la conveniencia de sus gobernantes que no la pagan con nada ya. Lo que le espera a Cuba y a su pueblo es algo bien feo. Cuanto lo siento, de corazón.

  • campesino dice:

    Con las edades de la mayoria de los dirigentes castristas es de esperar que cuando se haga el pedido se vayan de tres en tres. Solo haria falta un virus de flu agresivo para ver el desfile.

  • Para que el señor Gabriel (22 enero, 2013 a las 10:08) pueda comprender a los cubanos, le sugiero que vea

    http://profesorcastro.jimdo.com/fusilamientos/

  • La Flaca dice:

    Para cualquiera cortarse las venas… Esperando que, por lo menos mis nietos (chiquitos ahora), al final de sus vidas, vean “el cambio”…

  • Gabriel dice:

    La oposición cubana no se puede pasar la vida criticando a Raúl y Fidel. Que es verdad, que tienen toda la razón, pero el tema aburre.

    Hay cosas más importantes de las que hablar, por ejemplo, de como hay que planificar el futuro.

  • cubana2000 dice:

    Este escrito esta muy bueno hay mucho pesimismo en el pero como dicen un pesimista es un obtimista bien informado yo comparto desgraciadamente ese pesimismo A la caida de los paices de europa del este estube realmente obtimista de que el fin ya se acercaba que lo que le quedaba a la dictadura era poco Pero segun fueron pasando los dias y los meses y vi como manejo la situacion me di cuenta que la cosa no era como mi corazon queria que fuera Y despues de 25 anos de la caida del socialismo comunismo de europa del este y con todos los acontecimientos ocurridos en nuestra america cada dia veo un poco mas lejos ese ansiado final donde mi patria sea libre y todos podamos ser un solo pueblo sin rencores donde todos trabajen para una cuba mejor democratica y con respetos para todos y con leyes iguales para todos.Para esto falta mucho todavia y para los pueblos que le siguen los pasos a cuba muchos mas aun .Comparto tu refran final Mal de muchos consuelo de tontos

  • José Julian dice:

    En efecto, la disidencia, etc. no ha surtido efecto alguno. Eso es innegable. Y que tienen todo el control, también. La Habana triunfa y no Miami, como era de esperar, por otra parte.

  • Anónimo dice:

    Voy en pira (me piro, piradera, etc)
    Abur.
    Voy echando.

  • Cagüento y Ptolomeo   dice:

    Patitas pa’que te quiero?
    Espantar la mula.
    El ultimo que apague la luz.
    venderle el barco
    Voy abajo de aqui.
    El muerto que lo ponga otro.
    Voy quitao.
    Esas eran algunas frases de mi epoca. Me imagino que ahora con el nuevo slang habra muchas mas que yo desconozco.
    El escrito de la Coyula me parecio bueno pero es derrotista hasta cierto punto aunque comparto su pesimismo.

  • Sin Salida dice:

    Genial!

    Y como también dice el refrán:

    “El que no llora no mama”

    Pero en Cuba la mayoría de la gente parece ser que no llora, más bien espera o se va.

  • Cagüentó, Ptolomeo e Intransigente dice:

    Estupendo escrito.