castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Precisiones al margen de la intención de un artículo

  • ene 19, 201315:11h
  • 8 comentarios

Muchas personas que no conocen de Cuba pueden haber leído este artículo de un francés que se presenta como experto en temas cubanos, lo que me animó a hacer algunas precisiones sobre lo que se puede hacer con el dinero en mi país, información que tengo de primera mano por ser cubana y vivir en Cuba, donde la dualidad monetaria ha traído como consecuencia que la moneda nacional (CUP) se halle profundamente depreciada, que el salario sea insuficiente y que el equivalente a la divisa (CUC) sea la moneda rectora de casi todos los productos y servicios.

Transportarse en los taxis particulares conocidos como almendrones, implica acomodarse al recorrido fijo que tienen esos autos colectivos. Si viaja de Marianao a Centro Habana, lo hará por veinte pesos, pero si su viaje es hasta Alamar, será el doble pues tiene que cambiar de auto, y si el trayecto sencillo lo hace después de las diez de la noche, la tarifa también se duplicará.

Si quiere o necesita una vivienda, deberá comenzar por heredarla o construirla. El arrendamiento de viviendas entre cubanos es una rareza, y aunque el impuesto se pague en CUP, el acuerdo entre las partes toma el CUC como referente, y un apartamento de una habitación ronda más o menos los 100 CUC.

A riesgo de abrumar a los lectores, quiero detenerme en los alimentos referidos en la lista, porque deben saber, ya que el experto no lo aclara, que en Cuba el mismo alimento puede tener cuatro precios: el precio en CUP de los alimentos de la canasta básica subvencionados, el precio en el mercado liberado también en CUP o su equivalente en CUC, los alimentos en el mercado en CUC, y last but not least, el del extendido mercado negro.

Los productos del primer grupo entregados a través de la libreta de racionamiento para cada consumidor son los siguientes:

Pan suave de 15 gramos (entrega diaria), 10 huevos, 460 grs. de pollo, 230 grs. de pollo por pescado (el año pasado no hubo pescado), 230 grs. de picadillo de soya, 230 grs. de embutido, 2,3 kg. de arroz, 230 grs. de frijoles, 1,383 kg. de azúcar blanca y 460 grs. de azúcar turbinada, 500 grs de espaguetis, 115 grs de café mezclado al 50% y 250 ml de aceite vegetal. Los niños hasta cumplir los tres años reciben compotas, hasta los siete un litro de leche y hasta los trece un litro de yogur de soya. (Perdonen si no he sido exacta en la conversión de libras a kilos, pero los alimentos se expenden por libras, y convertir no es mi fuerte)

Esta asignación mensual se paga con poco más del equivalente a 1 CUC. Invito a los lectores a que hagan el sencillo ejercicio de comprobar físicamente el peso de estos alimentos para que comprendan mejor lo que viene después. Al agotarse los víveres subvencionados, se debe acudir al mercado regido por la oferta y demanda, donde los precios varían drásticamente. Como la producción no es abundante, ya sea por las tierras ociosas, por la sequía, por los ciclones o por el Bloqueo, el arroz que pagué a menos de 1 CUP, allí cuesta 8.00 CUP el kg; los granos, de centavos pasan a 24 CUP el kilo, y si no tiene un niño menor de siete años, por mucho dinero que tenga, si quiere tomar leche, deberá desembolsar en divisas 2,40 por un tetrapack de un litro, o 1,20 por una lata de leche condensada o 1,60 por la de leche evaporada, o 5,40 por medio kilo de leche en polvo.

Como cafetera impenitente, me consta que una taza de café mezclado en cualquier chiringuito cuesta un CUP; una ficción de café, un simulacro; si quiero café-café, debo pagar 3 CUC por 250 gr del más barato café en polvo. No soy así con el alcohol, pero nada más agradable que una cervecita en el almuerzo dominical, lujo que solo puedo darme dos o tres veces al año, porque una cerveza vale 20 CUP o 1 CUC.

Pero donde el señor del artículo se ha confundido en grande, es con el precio de las proteínas, tan ponderadas en Cuba por su escasez, a pesar de lo mal vistas que resultan en la dieta moderna. La carne de cerdo, la más consumida y “económica” cuesta 50 CUP el kilo si compra piezas grandes, porque en porciones pequeñas llega hasta los 80, los huevos, se venden a 1,50 CUP o al equivalente a 8 CUP en las tiendas en divisas.

No me extiendo en el precio de otros alimentos porque explicar qué se puede y qué no se puede comprar excede mi paciencia y excedería la de ustedes. Acotar que la tarifa eléctrica es creciente; los 9 centavos son exclusivamente para los primeros 100 kw. En mi casa con tres personas, sin equipos consumidores, salvo refrigerador y calentador en la ducha, se promedian 220 kw al mes, que cuestan alrededor de 60 CUP.

El artículo, concebido para denigrar a una conocida figura, manipula datos, con desconocimiento o mala intención, con lo cual arroja una sombra sobre la credibilidad del articulista, para decirlo con sus propias palabras.

Regina Coyula
La Habana

Publicado en
8 respuestas
Comentarios

  • el_yoyo dice:

    Estimado José Julián,

    Mejor me lo explicas tú y dejamos al Alemán fuera de esto

    - ¿podrías explicarnos la relación entre el bloqueo norteamericano y el hecho de que la leche en Cuba sea dos veces más cara que la cerveza? En el país más miserable, las bebidas alcohólicas tienen un gravamen importante, para desestimular su consumo,mientras que la leche (especialmente la leche) es en muchos casos subvencionada.

    Pero en Cuba para un niño es más fácil emborracharse que desayunar.

    A propósito, ¿bloqueo? yo he conprado leche canadiense en La Habana y ahora se compra la leche a Nueva Zelandia.

  • Miguel Iturralde dice:

    Amigo JJ,

    ¿Podría ser usted específico y explicar cómo es que el bloqueo evita que el Régimen produzca carne de res y leche y tenga que importarla a un precio alto?

    Para producir carne de res y leche se necesita tierra (Cuba tiene, y demás) y agua para tener forraje de calidad, y por supuesto, hatos de ganado vacuno manejado con experiencia y empeño. Su Comandante al triunfar “heredó” la segunda más próspera industria ganadera de América Latina -después de Argentina. Los potreros de yerba de Guinea de la antigua provincia de Camagüey eran espectaculares. Habían ganaderos dueños de inmensas extensiones de terreno, pero también los habían medianos y otros más pequeños organizados para esos años en incipientes cooperativas. Lo importante es que Cuba era AUTOSUFICIENTE en carne de res y leche, y créame, hablando en términos generales, el poder tomarse aunque sea un vaso diario de leche de a verduras -no en polvo, ni evaporada, ni condensada- no era una quimera.

    Entonces, ¿qué pasó? Porque si hacían faltan equipos de ordeño modernos, Canadá, Holanda, España o cualquier otro país que siempre ha comerciado con Cuba podía vendérselos, igualmente con los artículos de veterinaria. Que si no tenían espeques metálicos o de madera, ni alambre de púas para dividir los potreros, pues en su lugar siembra setos de piña de ratón en las guardarrayas que el ganado no los cruza, y además su fruto tiene propiedades medicinales. ¿No hay abono químico para los pastos?, ahí está el estiércol -vacuno, porcino o aviar- que es gratis y resuelve un problema de disposición y posible contaminación de aquíferos.

    O sea ilustrísimo e ilustradísimo JJ, Cubita tenía y tiene todos los insumos requeridos para una industria ganadera próspera y autosuficiente. La fiebre no está en las sábanas, el problema es el enfermo ése: el Régimen cubano. Para decirle más, yo resido en Puerto Rico, una isla de unas 105 millas de largo x 35 millas de ancho (168 km. x 56 km.) y aquí se produce toda la leche fresca que consumen sus 4.7 millones de habitantes. Y lo hacen empresarios dueños de sus fincas, de su ganado y de su esfuerzo. Por ahí es que va la cosa.

    JJ, tómese otro batidito de guanábana y entonces explíquenos, a nosotros y a los alemanes, cómo es que el bloqueo yanqui mantiene alto el precio de la leche en Cuba.

    Saludos.

  • scrutinizer dice:

    El troll payasón en plena labor. Ni le hagan caso para no “alimentarlo”. Do not feed the troll!

  • José Julian dice:

    Yo_yo,
    Alemania no esta bloqueada por el mayor imperio de la tierra, etc. Como es que no entiende algo tan simple? Si no me cree que esa es la razón, trate de explicárselo a los alemanes y verá el resultado. Le dirán exactamente lo que yo le digo, que está, por otra parte, avalado por el sentido común. Cuba es un país bloqueado, etc. Lo del precio de la leche, etc. son cuestiones menores ante este bloqueo de los EUA contra la pequeña Cuba, cuyo único pecado ha sido querer ser independiente y construir su propio destino. Todo lo demás es agua de borrajas. Si no me cree, haga la prueba y verá como lo ponen en su lugar. Suerte! JJ

  • Cagüentó, Ptolomeo e Intransigente dice:

    Ernesto, mira ver si puedes colocar est por algun lado.

    El Socialismo explicado por el profesor universitario, Jesús Huerta de Soto

    Nota: El profesor conoce el tema profundamente, habla rapido y claro/

    Recomiendo no ver este video “apurado”.

    http://www.youtube.com/watch?v=GdHyIr_k5E8&NR=1

  • el_yoyo dice:

    Dos cosas curiosas de aquella isla que la gente insiste en llamarle país:

    - Una cerveza (1 CUC) cuesta dos veces y media menos que un litro de leche (2.40 CUC). Cuestión de prioridades ha de ser.

    - un litro de leche en Cuba (1 CUC) cuesta dos veces más que en Alemania. El salario mensual cubano comparado con el mínimo salario de Alemania es… Mejor lo dejamos ahí.

  • Gabriel dice:

    Lamrani es un derroche de oxígeno. No vale la pena replicarle.

    Jamás formará parte de la Cuba del futuro, y para empezar ni siquiera es cubano.

  • [...] En Penúltimos Días, “Precisiones al margen de la intención de un artículo”. Me gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. Dejar un comentario [...]