castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Incienso y mirra

  • ene 07, 201316:44h
  • 6 comentarios

Disfrutando ayer mi café mañanero, el bullicio de los niños me recordó que era mañana de Reyes. Hace rato pasé ese sofocón en el que mi marido y yo nos metimos, por revivir para nuestro hijo esa fecha. Memorable en mi caso, pues creí en los Reyes bastante tiempo, y añorada por mi marido, que de tan pobre, pronto supo que no existían. En el caso de Rafael, la maestra en segundo grado se encargó de cortar en seco la ilusión para toda el aula.

Los niños ayer andaban con juguetes nuevos, pero sin agradecerlos a Melchor, Gaspar o Baltasar. Papis pudientes regalaron Xbox, autos de batería, bicicletas y por ahí para abajo hasta llegar a las socorridas pelotas o las seudo Barbies del Todo x 1.

Comprar juguetes desde que desaparecieron el básico, el no básico, el adicional y hasta los juguetes mismos por una época, es una complicación en divisas, a no ser por el plástico merolico, de donde salen carritos o muebles para la muñeca, y por algunos juguetes de lenta circulación en CUC que pasan a venderse en moneda nacional. Sin embargo, en estos días, en las tiendas de juguetes se podían ver niños escogiendo sus regalos y llevándoselos a casa, sobre todo en vísperas del día 6,

¿Pero, y los Reyes? Esos señores fueron desterrados junto con la Virgen y el ratón Mickey cuando íbamos a construir el comunismo.

Volvió Mickey en los muñequitos pirateados del Disney Channel, volvió la Virgen, tan invocada por los ateos en los últimos tiempos; hasta el nacimiento del hijo de la Virgen tiene su feriado como una concesión al Papa Juan Pablo; En cambio, la estrella de Belén ahora resulta que fue una científica supernova.

Los Reyes Magos han pasado a ser una especie de leyenda urbana. Se habla de una cabalgata de Reyes hace unos años, dicen por ahí que este año aparecieron en algunos lugares de la ciudad. No creo que la prohibición venga de Santa Claus, ese gordito omnipresente desde que la navidad dejó de ser diversionismo ideológico, pero los Reyes Magos hacen su magia en la clandestinidad, pues en el esfuerzo por disiparlos se inventó un Día de los Niños, a muchos meses del seis de enero.

Travestidas, las viejas tradiciones asoman, pero sin el encanto de la hierba y el agua para los camellos.

Regina Coyula
La Habana

Publicado en
6 respuestas
Comentarios

  • scrutinizer dice:

    No sé de dónde Juliana sacó que “Miami sueña con regresar al 58″. Ese es precisamente el discursito que el régimen castrofascista le ha estado inculcando al pobre pueblo cubano y este sinvergüenza lo viene a repetir aquí.
    Primero quería desprestigiar a Montaner y en el post del poeta cubanoamericano quiere desprestigiar al exilio histórico de Miami llamándolos “viejitos, retrógrados y recaciltrantes”. O sea, la misma cantaleta de siempre.
    Topo cibernético, ya le dijeron que fuera a comerse unas masitas de puerco. Ande pues.

  • Francotirador dice:

    Jose Julia,
    Con frasecitas como esta, ahora entendemos mas claramente por donde le entra el agua al coco y el por que Ud. se recondena cuando Scrutinizer y yo comentamos.

    “Muy pronto los niños cubanos sin dejar de lado lo mejor del comunismo, podrán también esperar felices la llegada de los Reyes con su cargamento de juguetes”.

    Lo mejor del comunismo? Que carajo es lo mejor del comunismo? Me podria explicar?
    Que sera? La falta de todo tipo de derechos? El mismo regimen y el mismo loider omnipresente y todopoderoso conduciendo el apis a la fuerza por mas de 54 años? El partido unico? La libreta de racionamiento por mas de 52 años? La prohibicion de salir o entrar a tu propio pais si las autoridades no lo autorizan primero ? La miseria horripilante por doquier? La juventud aspirando a emigrar a otro pais porque no quiere quedarse a vivir en el suyo?
    Digame que es lo mejor del comunismo?

  • José Julian dice:

    Creo que Estebita confunde la Revolución Cubana con el SIMPLE PASO DEL TIEMPO. Todas esas cosas “bonitas y lindas” hubieran desaparecido de cualquier modo. Tanta gente sueña en Miami con regresar al 58, es ridículo por lo menos! Cuba debe mirar hacia el futuro, etc. No lo entienden?

  • Cagüentó, Ptolomeo e Intransigente dice:

    CARTA A LOS REYES MAGOS

    (1-3-13-4:50PM)

    por Esteban Fernández

    Queridos Reyes: No les pido nada material, simplemente que por un día se acabe la pesadilla del pueblo cubano y acostarme el 6 de enero y soñar que han sido eliminadas todas las alimañas de la Isla y después poder regresar al pasado y visitar al Platanal de Bartolo, ver al Gallo de Morón, ir a Perico y visitar el lugar exacto donde corrieron los liberales.
    Y en mi sueño poderle estrechar las manos a los GUAPOS DE YATERAS y también poder ir de cacería utilizando la Carabina de Ambrosio.
    Me gustaría echarle salsita a las butifarras del Congo, ir a Luyanó para ver si todavía vive Bigote de Gato, encontrar a Matías Pérez, conocer a Olga la Tamalera, y sobre todo encontrar a Adela (la de “me lo dijo Adela”) aquella chismosa que “vio al dentista con un tremendo vacilón”. Quisiera ir a CACARAJICARA a tomarme una Maltina, y me encantaría montarme en el Burro de Bainoa y en La Mula que tumbó a Genaro.
    Queridos Reyes ¡Cuánto yo daría por conocer a Mingoyo el de la soga, al Gallito del Ring, a Pelayo el del palo encebado (sube Pelayo, sube) Quisiera ver la pelota que Miñoso hacía bailar el Cha-cha-cha, me gustaría ir a Prado y Neptuno a ver si por ahí todavía pasa la “engañadora”, me gustaría encontrar a Catalina para que me compre un guayo, y conocer las cuevas que Felipe Blanco un día bailando el sucu-sucu les tapó a los majases.
    Desde que tengo uso de razón he escuchado hablar del Bobo de la Yuca y yo espero, MEDIANTE ESE SUEÑO, encontrarlo y saludarlo, y conocer al Hombre de la Casa Prado, e ir al solar del Reverbero, y a Coco Solo y a Llega y Pon…
    ¿Ustedes saben si está vivo Julián el de la Gaita? A ese también me encantaría conocer esa madrugada. Es una verdadera lástima que ya murió El Caballero de París, porque yo tenía mucho interés en ser su amigo.
    En tinieblas quisiera conocer el Merequetén porque todo el mundo dice “le ronca el Merequetén” pero yo no sé exactamente en Cuba dónde queda eso… Uno que me interesa muchísimo encontrar es a Pelencho el de “Ave María, Pelencho, que bien me siento”.
    Antes de desperarme a la realidad me gustaría conocer a la Guajira Guantanamera (¿dónde estará metida esa guajira?) y quisiera saludar a Simón el Enterrador, y al Panquelero (se va el Panquelero, rico pan).
    Y quisiera conocer el lugar exacto de Cuba donde por primera vez “se formó un titingó”, y conocer a “la pequeña” que Enrique Santiesteban invitaba a beber de su copa”.
    Me gustaría visitar a Balance el borracho de la Taberna de Pedro para ver si ya dejó la bebida, y conocer a “la mujer de Antonio que camina así” y me encantaría saludar al hombre que tira el cañonazo de las nueve…
    Desearía conocer al policía Tiburcio Santamaría y al periodista Sindulfo Vinagreta y Unga de Vaca, y sería un verdadero placer encontrar a la mujer que tenía “aquellos ojos verdes”.
    Quisiera que me presentaran a Flora la de “Anota Flora”, ir “a donde el Diablo dio las tres voces”, visitar a Remanganagua (me encanta el nombre de ese pueblo, pero no lo conozco) y visitar todos los establos de Cuba para ver si todavía viven Azabache, Centella y Tormenta. Yo me imagino que Ciervo Ligero (el indito de los Tres Villalobos) ya debe ser un viejo, y también me gustaría conocer al Viejito Tobías y al gago Quiñones…
    Y junto a mis coterráneos recorrer nuestro querido pueblo y escuchar a Roberto Torres cantando: “Yo soy güinero” y visitar al Brage, al Casino, al Liceo, a la Bella Unión, a la Viña, a la Esquina de Tejas, a la Dulcería Quintero, bañarnos en el Mayabeque y tomarnos los batidos que hacía Sendo…
    Queridos Melchor, Gaspar y Baltazar, si por casualidad les es imposible conseguirme ESE SUEÑO el 6 de Enero, me conformo con que Santa Bárbara les tire un par de rayos en las cabezas de Fidel y Raúl Castro… Gracias.
    Estebita.

  • José Julian dice:

    Gabriel, que es eso de cuando “caiga” el comunismo en Cuba? El comunismo no se cae, se transforma (como ocurrió en China o en Rusia). Muy pronto Cuba volverá a la práctica de los Reyes Magos que no se debió abandonar jamás. Fue un error del pasado. Esas cosas pasan. Y ya se está trabajando en diferentes instancias para subsanarlo. Muy pronto los niños cubanos sin dejar de lado lo mejor del comunismo, podrán también esperar felices la llegada de los Reyes con su cargamento de juguetes. Ya lo verá usted. Comunismo y Reyes Magos no son incompatibles, créame.

  • Gabriel dice:

    Recuerdo una conversación que tuve con un chino de Hong-Kong poco antes de que dejase de ser colonia británica. Me decía que los comunistas chinos presumían de nacionalismo pero habían desterrado las creencias ancestrales chinas y las habían sustituido por la adoración a personas e ideologías extranjeras. Para él la esencia de China estaba en el Confucianismo y el Budismo; mientras que el Comunismo y la adoración a Marx y Lenin eran importaciones extranjeras.

    Los comunistas cubanos actúan de forma semejante:

    Los Reyes Magos son mil veces más cubanos que Marx.

    Cuando caiga el Comunismo en Cuba habrá que comenzar con la tarea de recuperar las esencias nacionales cubanas, después de más de medio siglo de destrucción de Cuba.

  • matronize