castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Acuse de recibo: De regreso de un viaje a Cuba

  • pd
    Editor Jefe
  • ene 03, 201317:37h
  • 9 comentarios

Aquí estoy, de regreso de dos semanas intensas en Cuba.

Estuve una semana en Oriente – Santiago, Baracoa (¡ay Baracoa silvestre y hermosa!) y el norte de Holguín (Guardalavaca). Y estuve 1 semana en La Habana.

Empecemos por el control de pasaporte al llegar al aeropuerto José Martí: duró menos de 1 minuto y la oficial de inmigración me deseó con una sonrisa felices fiestas con mi familia. No sufrí control alguno de mi equipaje (no llevaba mucho) por parte de Aduana.

En La Habana el acoso es constante y por doquier: Taxi! Tabacos! Ron! Mujeres! Cocaina! (!!), Casa particular! Comida! (tanto paladares como restaurantes del estado – sí, por fin se han puesto las pilas!)… todo se vende, todo el mundo vende u oferta algún servicio – en CUC, of course (CUC = peso convertible = 1 US dollar minus 3% exchange tax). Los primeros días yo estaba encrispado, agresivo, con este asedio. Al final, ya relajado y aplatanado: lo ignoraba, no lo escuchaba, era inmune a él.

La Habana es zona totalmente dolarizada. Me lo imagino como la Rusia de los primeros años post-soviéticos. No hay casi nada en CUP (pesos moneda nacional. 1 CUC = 24 CUP) y cuando lo hay es a precio x24, es decir, a precio equivalente a CUC. Y no hay nada que no se pueda conseguir en fulas – es simplemente un asunto de precio.

Los mercados en divisa están bastante mal abastecidos, con los precios por las nubes. Un litro de leche en tetrapack cuesta 2,40 CUC. Un pote de queso crema (cuando hay): 3,50 CUC. Una barrita de 125g de mantequilla: 1,20 CUC. Un panecillo suave: 0,20 CUC. Una barra (bastante pequeña) de pan baguette: 0,80 CUC.

A mis ojos el cambio más significativo (hacía 6 años que no iba) es que los medios de producción del Estado están siendo usados por los empleados para generar CUC (o sea: dólares) que van directamente a sus bolsillos. Hay medios de producción del estado que se prestan más fácilmente para esto: taxis estatales (no pidas que pongan el taxímetro, que te botan del taxi). Restaurantes, cafeterias, clubes, etc: donde durante decenios reinaron la desidia y el vacío ahora destacan una febril actividad comercial y publicitaria.

Por un lado esto es positivo: prefiero un cubano con las pilas puestas y moviéndose por ganarse un CUC que un cubano sentado el día entero sin mover un dedo.

Pero tiene sus lados negros: Primero, el robo -daño moral- se ha institucionalizado y generalizado (ejemplo: el camión que suministra latas de cerveza entrega 1000 cajas a un restaurant: 500 declaradas en los papeles, que hay que vender y retribuír al estado, y 500 por la izquierda con ganancia neta para el distribuidor y los empleados del establecimiento). Segundo, para el cubano con pocas o nulas entradas de CUC se hace imposible consumir, salir, vivir. Y tercero, tanto en los taxis como en la gastronomía, le están haciendo una competencia desigual a los particulares que no pueden hacer uso de las instalaciones o las máquinas del estado para generar riqueza.

La fiebre de “hacer fulas” es ubicua y permanente. Y obviamente un porcentaje bastante elevado de habaneros se empata de una forma u otra con CUCs. Lo cual se evidencia en que el transporte por excelencia es el almendrón: los carros americanos con rutas fijas: un trayecto corto (Vedado a Parque Central) 10 CUP o 0,50 CUC (con devolución de 2 CUP); un trayecto largo (Parque Central a Marianao) 20 CUP o 1 CUC (con devolución de 4 CUP). Obviamente con un salario de 200 CUP nadie podría darse este lujo; sin embargo los almendrones pasan a 10 por minutos y están todos llenos. Hay miles de almendrones en La Habana, ¡no sé de donde han salido!

En este sentido me llamó la atención lo que ví en Santa María. El tiempo estaba buenísimo y fui unas 4 veces a pasarme el día entero en la bellísima playa azul y turquesa lejos de los ruidos y el ajetreo de la ciudad. En la playa había tumbonas y sombrillas a 2 CUC c/u, cafetería con todos los hierros, p.ej. sandwich de langosta (bien hecho!) por 5 CUC. Agua de coco a 1 CUC. Masaje de 1 hora por 10 CUC. Catamarán y bote de pedales. Jineteras y jineteros. Toda una maquinaria de producir CUCs. Y 5 (cinco!) policías cuidando 100 metros de playa. Poco a poco me fui enterando que los policías cobran a todo el que produce fulas: al que cobra las tumbonas y las sombrillas, al chiringuito/cafetería, al masajista, a las jineteras/jineteros que quieran operar en ese pedazo de playa, etc. En fin, una situación win-win. Yo como turista ganaba con el servicio inusitadamente bueno y con la seguridad que me proporcionaba esa densa presencia policial.

Los que están jodidos en este nuevo mundo post-socialista son los intelectuales y los profesionales. Arquitectos, ingenieros, profesores, que sólo reciben un salario en CUP y generalmente no tienen forma de usar su posición para generar los CUCs de la subsistencia. Los médicos están menos embarcados: me dijeron todos a quienes pregunté que los médicos no mueven un dedo si no les traen un regalo ya sea directamente en CUC o en especies; ergo ellos sí se mojan con el necesario y existencial CUC.

Por lo arriba mencionado, el éxodo de cubanos formados y profesionales se ha agudizado (irse es evidentemente más fácil que antes: como si el gobierno no quisiera ni por casualidad que suba la presión: el que se sienta abrumado que se vaya). Mi hermana se fue hace 7 años con 18 al terminar el pre; ella fue la primera de su clique en irse. Hoy por hoy todos sus amiguitos y amiguitas del pre están en la yuma. Yo me caí de culo al enterarme que gente de mi edad, mis últimos amigos que tenía allá, se habían ido de Cuba en los últimos 2 años: muy grande debe ser la desesperacion para irse con 45+ a enfrentar lo desconocido!

Oriente mucho menos salvaje. En Santiago el asedio era sólamente a la salida del hotel. Una cuadra más allá nadie se mete contigo. Y en Baracoa están en el siglo XV. A 5 km al norte de Baracoa las mujeres todavía lavan la ropa en el río y el conuco da para alimentarse correcta y suficientemente. La geografía y la naturaleza de los alrededores de Baracoa son de una belleza intensa, verde, pura y virgen. La próxima vez que vaya a Cuba me pasaré toda una semana allí!

Y aquí lo dejo.
Feliz año nuevo!

Daniél Jiménez Krause, en Facebook.

Publicado en
9 respuestas
Comentarios

  • Quovadis1959 dice:

    Hay uno de los opinantes que habla de una Cuba museable sociedad feudal con comunismo por esos muchos quieren ver el museo antes que desaparezca el mejor ejemplo de pioneros x el comunismo seremos como el Che.

  • fam guy dice:

    el anticastrismo en su peor momento…

  • Fer dice:

    Me gustó mucho este escrito, leerlo fue como vivirlo, muchas gracias por compartirlo.

  • Tony Bolanos dice:

    Imagino que durante todo el viaje estuvo al lado de su madre o de su querida abuelita. Imagino que las llevó a las playas, a los restaurantes, al mercado. Imagino que en Baracoa se levantaba todas los días a ayudar a su familar a cultivar el conuco. Imagino que le dió “botellas” atodo el que encontró por la carretera. Imagino que ayudó a los policias a hacer su trabajo de vigilancia del order público. Imagino que “conversó” con alguna jinetera o jinetero, depende de su preferencia, para convidarlos a dejar ese estilo de vida. Imagino todo esto porque a Cuba no se va a pasear, se va a ayudar a la familia, o al menos eso es lo que dice la mayoría de los que van a a la Isla…

  • Carlos Tellez Gil dice:

    Un amigo acaba de llegar de Cuba y me comenta que le llamo mucho la atencion la cantidad de banderas del 26 de Julio que hay puestas en todas partes. Que yo sepa el asunto del Moncada se celebra a mitad de año, no en Enero. Me enseño un periódico Gramma (2 de Enero) que muestra la histórica foto donde aparecían Fidel, Raul y un montón de colaboradores (creo que era el reverso del billete de 20 pesos), totalmente retocada, donde solo se pueden ver las caras de Fidel y Raul. A esta gente se le acabaron los amigos, pero parece que no les importa.

  • DJK dice:

    así es ADVIL, yo tengo 46 (me fui, al igual que mi hermana 20 años más jóven, con 18… parece que está en la familia :-).

  • ADVIL PM dice:

    Janczeck, la hermana se fue con 18, al terminar el pre. Los de 45 que menciona son gente de su edad, parece.

    Buena cronica, agil, directa, al punto. Cuba es hoy por hoy un lugar museable: una sociedad capitalista regida por un sistema politico feudal/familiar.

    Lo que sobra es la familia feudal para que el cubano saque lo mejor de si y deseche lo peor, heredado de estos Castro HP!

  • Juan Carlos dice:

    Muy buen reporte!

  • janczeck dice:

    El se asombra porque su hermana se marcho con 45,yo lo hice con 60 y gracias a dios no me falta nada solo senti que devi haberlo hecho en el 80 pero bueno cada cual lo hace cuando le llega la oportunidad,a mis setenta anos mi medico gringo me dice:Cuando tenga tu edad quiero estar como tu,busca a alguien enNew York tu ciudad que ninguno tiene tu presencia,pareces de cuarenta,le respondi que eran cosas de familia y es verdad,que bien que se sintio bien.ire a Baracoa.

  • matronize