castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Cubazuela

PD en la red

Cuando los caudillos desaparecen

  • dic 16, 201220:31h
  • 18 comentarios

Chávez lo sabía desde hace algún tiempo. Incluso, él mismo se lo comunicó a varios gobernantes amigos. Su muerte inminente, o a corto plazo, era una noticia demasiado importante para callarla. Les pedía discreción a sus colegas, pero los políticos no se caracterizan por ese rasgo. Guardar secretos es cosa de curas, urólogos y notarios, no de presidentes. O presidentas.

Chávez, tenía, claro, una esperanza vaga en el milagro. Es un fenómeno que suele sucederles a las personalidades narcisistas que rebasan ciertos obstáculos difíciles. Que Chávez estuviera sentado en Miraflores al frente del estado venezolano era tan improbable como el nacimiento de una jirafa bicéfala y, además, albina. Como todos los caudillos mesiánicos, había interpretado su suerte como el signo inequívoco de haber sido escogido para cumplir un destino superior. Era invulnerable.

Max Weber explicó muy bien los tres orígenes de la legitimidad política. La tradición era el más antiguo. Los reyes, las dinastías y los linajes derivan de este fenómeno. Al rey y al duque se les obedecía porque así había sido siempre. Era la costumbre y se aseguraba que el mandato estaba vinculado a la voluntad divina.

Cuando se debilitó esa fuente de autoridad compareció la legitimidad racional. El absolutismo fue sustituido por las Constituciones y la regla de la mayoría. Así se gobiernan las democracias maduras del planeta y algunas autocracias de mano dura como China o Irán, que descansan en otro tipo de racionalidad: burócratas ideologizados y santones religiosos.

Pero la legitimidad más vistosa era la tercera: el carisma. Los caudillos eran obedecidos por los rasgos de su personalidad. Una parte sustancial de la sociedad, a veces la mayoría, delegaba en ellos la facultad de pensar y decidir. Podían saltarse a la torera las reglas y las instituciones. El papel de las personas era aplaudir y repetir consignas: “lo que usted ordene y cuando lo ordene, Jefe”.

El gran problema del caudillo carismático es que no puede transmitir su poder. Pueden designar herederos, pero la relación entre éstos y los gobernados es muy diferente. El previo endiosamiento del caudillo sustituido pesa como una losa sobre la imagen del delfín.

En Argentina nadie ha podido calzar las botas de Perón, aunque todos invocan su santo nombre en vano, y en Cuba Raúl Castro sufre la constante comparación con su hermano Fidel. En voz baja y con mala leche le llaman el “Mínimo Líder”.

Esto viene a cuento del caso venezolano. Aunque Nicolás Maduro es el candidato seleccionado por Hugo Chávez y por los Castro, deseosos de mantener viva esa inmensa vaca lechera que es Venezuela, proveedora de un subsidio total calculado en diez mil millones de dólares anuales por la investigadora Vanessa López del Instituto de Estudios Cubanos de la Universidad de Miami, el ex sindicalista tiene muy pocas probabilidades de consolidar una zona indiscutible de autoridad dentro de las filas del chavismo.

Tiene fuertes retadores. El reciente exvicepresidente Elías Jaua, sociólogo y profesor universitario, cree que está intelectualmente mucho mejor equipado para ocupar el puesto. Francisco Arias Cárdenas, exmilitar con mando, golpista junto a Chávez y político exitoso, supone que él debe ser el sucesor natural del Caudillo bolivariano. Diosdado Cabello, también exoficial y constructor del PSUV, gran operador político y presidente del Parlamento, piensa lo mismo. Y está el hermano Adán, quien le enseñó a Hugo las primeras letras del radicalismo colectivista, algo así como el toilet training ideológico, y hoy gobierna el estado de Barinas. ¿Por qué, si Hugo es tan castrista en todo, no escogió la fórmula dinástica de Fidel-Raúl como sucedió en Cuba? (El secreto es que los Castro, que lo tuvieron en la Isla de embajador, no confían en él o no creen en sus condiciones de líder, pero Adán no lo sabe).

Si hay alguna moraleja en esta triste historia, es que el mesianismo y los caudillos carismáticos son tremendamente perjudiciales para las sociedades. No hay sustituto para el poder racional arraigado en las instituciones, la subordinación a la ley, la meritocracia, la competencia, la rotación ordenada de los mandatarios y la cordialidad cívica con el adversario. Es así como se gobiernan las treinta naciones más exitosas del planeta. No es así como se gobierna Venezuela. Por eso, después de Chávez, es probable que sobrevenga el diluvio.

Carlos Aberto Montaner
Miami-Madrid

Foto: Militares cubanos, con gladiolos en la mano, rezan por la salud de Chávez en una misa (AFP).

Publicado en
18 respuestas
Comentarios

  • JB dice:

    Me gustaria saber el nombre de esos ridiculos barrigones. participes de la opresion juvenil.- y marionetas sin mentes.

  • scrutinizer dice:

    El objetivo en sí es tratar de desprestigiar a Montaner, porque la pluma del tipo es más destructiva que un misil. Le tienen pánico. Fíjate que ya mandaron a uno de sus perritos a ladrar por aquí.

  • Pototin dice:

    Y Carlitos, como siempre . Muy buen escrito. El error de estos es pensar que la enfermedad social y mental cubana se puede transmitir sin que su contagio no sea fatal.

  • Pototin dice:

    Esto es una burla.
    Una bufonada.
    Militares rezando en una iglesia para que la bestia no se muera. Señores esto no es ciencia. El que mal la hace mal la paga,
    Y a ese al parecer no lo salva ya ni el medico chino si es verdad que el cangrejo le cogió la columna vertebral.
    Así qué a remar que el barco está haciendo aguas

  • Gabriel dice:

    ¿Quién es Arendt?

  • LECTOR707 dice:

    Y la foto es con velas y con GLADIOLOS… como las Damas de Blanco. Ni originales logran ser estos farsantes.

  • PPQUIL dice:

    Esa foto es un verdadero poema,¿¿¿militares cubanos??????,¿¿¿¿¿en una iglecia??????? REZAAAAAAAAAAAAAAAAANNNNDOO????? JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJhasta donde llega la hipocrecia y la doble moral en mi pais.Como dice la cancion….NO LE CREO NI LO QUE REZA.

  • scrutinizer dice:

    Era de extrañar que no saliera un payaso del sultanato moringuero a relucir por aquí. Lo bochornoso es que todavía existan gente apoyando ese catastrófico sistema moringuero.
    A todos estos payasines les encanta la pachanga conmigo porque saben que les doy donde les duele. Pero el tiempo de vida de estos payasos aquí es muy corto.

  • Anónimo dice:

    Bueno, la verdad es que me rio mucho con lo que escribe José Julián, sorry Scru!

  • scrutinizer dice:

    José Julián estás de guardia hoy. Creo que este es el nuevo esbirro asignado a PD. Aprovecha lo que te queda, Juliancito.

  • José Julian dice:

    Por otra parte CAM usando el mismo y manido argumento del “carisma” aseveraba hace unos años que Raúl no podría gobernar por faltarle carisma. Y sin embargo, allí está ya más de cinco años. CAM simplemente no entiende cómo funciona un estado totalitario. Lo del carisma es lo de menos. Stalin no era un líder carismático. Todo lo contrario: cero carisma. Y sin embargo…
    CAM aparte de Weber debería leer más a Arendt, que viene más al caso.
    (No vaya a usted meter la cuchareta, Scrutinizer, que usted ni sabe quién es Arendt!)

  • José Julian dice:

    Scrutinizer, no diga usted sandeces. Lo que cita CAM de Weber lo conocen hasta los niños. No es muestra de erudición ni nada. Cualquier estudiante en Ciencias Políticas lo sabe. Es como si usted llamara erudito a alguien por poder citar de memoria la fórmula de Einstein, E=MC2.
    Lo que usted hace con esos elogios desmedidos es poner en evidencia su profunda ignorancia.

  • cubanoenmadrid dice:

    Leer un artìculo de CAM siempre serà tiempo bien empleado

  • yanet dice:

    CAM como siempre, tan lúcido…pero la foto que acompaña al artículo es toda una joya, oficiales de la gloriosa FAR socialistas con una velita en la mano en una iglesia????
    realmente este mundo ta loco, loco!!!!
    es la aberrante expresión de hacia el mar de incoherencias al que nos arrastran estos caudillos.
    hasta que aprendamos que la única legitimidad útil, sana y sostenible en política es la legitimidad racional.

  • scrutinizer dice:

    CAM es un erudito. Solo él puede sacar a relucir el siguiente dato: “Max Weber explicó muy bien los tres orígenes de la legitimidad política. ” Jolines, el tipo es una lumbrera…lol.
    Por eso siempre mis repetos y admiración.

  • Gabriel dice:

    Da gusto leer a Montaner, para empezar porque escribe muy bien.

  • Fer dice:

    Me deleito leyendo los análisis de Carlos Alberto Montaner. Gracias!

  • Cagüentó, Ptolomeo e Intransigente dice:

    Como siempre CAM muy claro en su exposicion pero yo soy mas pesimista y estimo que han tenido mucho tiempo para prepararse estos mafiosos y ya han tomado muchas medidas para contrarrestar lo que aqui se expone como una cosa logica. Los venezolanos han evolucionado mucho y nunca creyeron que en su pais se pudiera consolidar un gobierno como el del indio gorilon a pesar de que fueron advertidos minuciosamente con el ejemplo de lo sucedido en Cuba. En los EE.UU. esta ocurriendo algo parecido con la re-eleccion de Hussein donde el populismo ha vencido la razon, cosa que para muchos (casi la mitad) nos parecia imposible