castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Algo en común

  • nov 29, 201221:21h
  • 3 comentarios

Lo que a otros en el mundo de la política les lleva millones y años en publicidad, lo ha logrado la Seguridad del Estado con una detención arbitraria. Antonio Rodiles se ha vuelto un nombre muy conocido.

Antonio Rodiles, además, se ha vuelto un ciudadano peligroso. Si la táctica en tres semanas de detención fue ningunearlo con interrogatorios insulsos, la lectura otra es que los interrogadores andan faltos de argumentos (o de inteligencia, o de ambos), y esos mismos interrogadores-interrogatorios han confirmado al ciudadano Rodiles en la necesidad de mantener Estado de SATS y de impulsar la campaña “Por otra Cuba” que pide la ratificación de los Pactos de la ONU.

Si el caso de Rodiles no fuera suficiente para la miopía de muchos acerca de cómo andan nuestros derechos y libertades ciudadanas, me voy al otro extremo, al caso del blog La Joven Cuba, hecho por jóvenes profesores de la Universidad de Matanzas. En poco tiempo, gracias a la casi ausencia de censura en el área de los comentarios, y al abordaje ocasional de temas polémicos de la realidad nacional, el blog disfrutó de un notable crecimiento y visibilidad dentro de la blogósfera cubana. Fue una sorpresa que en la cresta de la ola, La Joven Cuba emitiera un aviso que muchos, con toda razón, interpretáramos como una despedida, y que muchos, con toda razón, interpretáramos como el efecto de la presión para cerrar un espacio “que se había pasado”

Recién, no sólo se confirman mis sospechas de que las presiones fueron grandes y desde diferentes flancos, sino de que llegaron hasta el punto de que algún cabeza caliente los acusara, no solo de “pasarse”, sino de “pasarse al enemigo”. Ni la constante profesión de fe que hicieron para poder atreverse con algún asunto espinoso, los libró de las sospechas que ahora tratan de esclarecer. A diferencia de otras opiniones, no me alegro para nada del destino del blog La Joven Cuba y sus animadores, soy consecuente con algo que he dejado claro aquí y en LJC como comentarista: en el país que imagino, coexistirán diversas corrientes ideológicas antagónicas, pero no enemigas, y yo tendré familiares y amigos que votarán por candidatos diferentes al mío sin que eso conlleve a una ruptura de relaciones.

Ambos casos: Rodiles y La Joven Cuba, me confirman la falta de libertad que enferma a la sociedad cubana. Saben que no suelo hacer análisis profundos, por lo que el resto de las cavilaciones, queda por ustedes.

Regina Coyula
La Habana

Publicado en
,
,
3 respuestas
Comentarios

  • el_yoyo dice:

    Es que esta gente se cree que “criticando desde la izquierda” se puede sobrevivir. Pasan por alto que el gobierno cubano no permite críticas, vengan de donde vengan.

    Siendo así, a Observatorio Crítico desaparecerá también… tiempo al tiempo.

  • pitirre dice:

    El problema de LJC y Yolaine la entretenida, es que resucitar dinosaurios con núcleos de mitocondrias fósiles, es no solo una tarea ardua pero puede ser también contraproducente … yo no veo nada en el modelo fosilizado que merite un rescate, honestamente la social democracia europea ha resuelto esos problemas sin necesidad de empantanarse en la izquierda …

  • Gabriel dice:

    La Joven Cuba fue un espacio de diálogo entre cubanos de opiniones distintas. Lo mismo sucedía con la página de Elaine Díaz.

    Es una pena que estén eliminando esos puentes de diálogo.

    Por suerte los enemigos de ese diálogo son una minoría, poderosa pero pequeña. Terminarán auto-marginados de ese diálogo y nadie les tendrá en cuenta.

  • matronize