castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

disidencia

PD en la red

Nada nuevo bajo el sol

  • oct 03, 201216:52h
  • 6 comentarios

Esta vez una de las fotos que he puesto en mis post ha sido tomada por la Seguridad del Estado y puesta en un documental de 17 minutos para intentar acusar de artificio a la huelga de hambre de la señora Martha Beatriz Roque y otra veintena de cubanos.

No he podido ver el documental porque hace semanas que se rompió mi televisor. A raíz de la aparición de la foto (donde aparezco en compañía de mujeres que admiro mucho), he ganado la oportunidad de ser escuchada por algunas personas que no conocían de la huelga de hambre. En realidad el sentido de esa protesta se proyecta también en contra de las arbitrariedades del sistema que no reconoce nuestros derechos y pretende anularnos. Por eso no fue cubierta por ningún noticiero en Cuba pero mereció toda una producción de los “artistas” revolucionarios, que ofrecieron evidencia —¡una vez más!— de cómo vigilan, patrullan, monitorean nuestras vidas. Por eso tras la edición y el eficiente trabajo de un ingeniero de sonido, acaso un simple sonidista, parte del público cubano ha tomado como “prueba” de no haber estado en completa inanición los huelguistas y en especial Martha Beatriz, la entrega de vegetales por una ventana, con fecha, según me contaron, del día 18 de septiembre en que se puso fin a la huelga después de recibir alguna respuesta de parte de los secuestradores de Chaviano.

He gastado mi energía tratando de explicarles a mis vecinos que si alguien quiere decir que está en huelga de hambre y luego quiere hartarse de alimentos a escondidas es suficiente con guardarlos antes de iniciar el proceso. Les he hecho notar la magia de la edición y el sonido, con las que se puede hacer casi cualquier cosa en un material audiovisual, porque eso no prueba nada.

Martha Beatriz no se movió de su cama de moribunda donde yo la vi, adonde no se dejaba entrar a cualquiera, y siempre se negó a recibir asistencia médica. Fue una de las mujeres acompañantes de los huelguistas, que estuvieron allí para asistirlos, quien tuvo que reanimarla en varias ocasiones en que perdió el conocimiento. No fue ninguna doctora de consultorio como la que apareció en el documental.

Por último me he propuesto investigar, consultando varias publicaciones desde cuándo y cuántas veces y basado en qué se dijo, o dijo Fidel Castro desde la tribuna, o desde la posición de testigo acusador (como en el juicio contra Hubert Matos), que los cubanos que se opusieron y se oponen a la política del castrismo devenido en comunismo a la cubana no se están representando a sí mismos. Dicho de otra manera: en mi país, desde el inicio de esta grandísima estafa, se acusó a la oposición de mercenarismo. Un mercenario es alguien que no está involucrado con la causa por la que arriesga su vida, y que recibe una paga del verdadero interesado. Cuando en mi país se recibió mucho mucho mucho dinero y armas, incluso armas nucleares como en la Crisis de Octubre, de parte del imperio soviético con la condición de implantar el comunismo, ¿quién era el mercenario en esa relación económica? Pero anteriormente, cuando el ex presidente de Cuba Prío Socarrás y el entonces presidente de Costa Rica en el año 1958 apoyaron con dinero y armas la insurrección armada de los rebeldes de la Sierra Maestra, ¿qué hizo que ese dinero de la oposición contra Batista no fuera un tabú y en todo caso fuese necesario y justo emplearlo en algo que nunca fue la libertad de los cubanos?

Lo que pasa en Cuba es que el Estado es el dueño de todos los empleos, incluso los trabajadores por cuenta propia se cuidan de no molestar al Estado. Y el Estado les paga un salario de menos de 20 CUC a sus empleados. Y si uno de ellos se comporta de tal manera que resulta en un “desertor” de la política hipercontroladora (que sobre todo pretende que los cubanos lleven la idiota sonrisa beatifica del socialismo y agiten banderitas y amen los iconos gubernamentales) resulta que ese átomo incómodo en una sociedad enferma y peligrosa se quedará, en primer lugar, sin empleo, si antes no decide por sí mismo que no quiere seguir recibiendo —¡como un mercenario!— un salario de la dictadura que aborrece. Entonces como la oposición en Cuba es pacífica y no compra armas, la Seguridad del Estado y su campaña de manipulación fustigan al pueblo que recibe media libra de aceite para todo el mes en contra de las personas que eventualmente podrían estar consumiendo aceite de oliva.

El presidio político de Martha Beatriz Roque, única mujer entre los 75 de la Primavera Negra y el de “Antúnez” y tantas personas que han sido calumniadas por televisión no se indemniza ni con 50 millones de dólares. A nadie que se le pregunte si está dispuesto a sufrir todo lo que narran sus testimonios a cambio de esa suma podría escoger semejante calvario para su vida. Una vida tan corta, tan efímera, tan desgastante, como la de todo el mundo. La salud, la juventud, la vida, la libertad, no se compensan con dinero. Todo eso ha sido invertido por esas personas en este largo camino que se va robando el tiempo que nos pertenece para intentar ser más felices. Se necesita de valor y fe en Dios para creer que todavía Cuba puede ser libre de la plaga que la oscurece.

Lilianne Ruiz
La Habana

Publicado en
6 respuestas
Comentarios

  • ADVIL PM dice:

    Excelente!

  • Historia Verdadera dice:

    Que grandes verdades, y que bien nos haría si utilizaramos la historia en nuestro común beneficio y empezamos a desarticular la estafa de la revolución cubana, enseñando al mundo estas verdades!!!!!!!! Bravo, muy bien escrito y espero se propague hasta los medios de comunicación.

  • kalida jelnandes dice:

    y con un punado de valientes como tu ya cuba estaria libre hace mucho rato….. tu eres mujer por equivocacion de la naturaleza porque para hacer lo que haces hacen falta unos hu…vos bien grandes.

  • SAUCEDO MIAMI dice:

    Magnifico articulo!

  • Adra dice:

    Como siempre lilianne , tus artículos nos relata la realidad que todos sabemos q existe y que pocos tenemos valor de decir en alta voz, en tu lucha que es la de pocos cubanos aun dispuestos a como dices luchar por ningún dinero del mundo , te apoyamos y que pronto esa Cuba sea libre y la fe vuelva a nuestro país .

  • solopinto dice:

    El valor y la fe que tu dices se necesita muy pocos en Cuba la tienen nadie quiere poner el pellejo, y cuando ponen un pipa de cerveza gratis y regalan una camiseta llenan el malecon. te deseo suerte en tu lucha y que dios te bendiga…