castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Los engreídos

  • sep 13, 201209:47h
  • 14 comentarios

Pasillos abarrotados, persianas que dejan pasar el calor y apenas si permiten correr la brisa a través de ellas. Son las diez de la mañana en cualquier oficina, en cualquier sitio de atención al público de esta Isla larga y estrecha con forma de lista de espera. Un funcionario llama por sus nombres y apellidos a quienes aguardan, revisa los papeles, los hace pasar hacia un pequeño cubículo con paredes de cartón tabla. Cerca de mediodía, una señora de ropa y zapatos impecables atraviesa el salón y el propio director la prioriza por encima de todos y hasta la atiende en su despacho. Al marcharse, alguien cuchichea sobre ella: “esa es la hija del general Fulano de Tal… por eso no tiene que esperar”.

Nuevo Vedado, los feos edificios de concreto alternan con casonas de espacioso jardín y verjas altas. ¿Y de quién es ésa? pregunta el niño curioso que recorre por primera vez aquella calle. Las risitas de los padres, las cejas que se suben hasta la frente, para finalmente decirle: ésa se la dieron a la madre de un comandante que bajó de la Sierra, pero ahora la habitan sus nietos. Y justo al pasar por la otra esquina, un anciano conversa con su vecino en la acera. Al acercarse, el chiquillo preguntón alcanza a oír “voy a ver a mi sobrino capitán de la policía para que le dé un susto, a ver si no vuelve a poner la música tan alta”. Cuando la curiosa familia va a cruzar hacia la calle Tulipán, un auto no les cede el paso en una esquina. Al timón, otro engreído de “sangre azul” que sabe nunca le van a poner una multa por llevarse una señal de “pare”.

El abolengo, el árbol genealógico, el compartir genes con otro, es en la Cuba de hoy un importante salvoconducto para casi todo. El nepotismo no se manifiesta sólo en la estructura laboral o en el alcance de ciertos cargos políticos. Ser “familia de…” agiliza los trámites, limpia historiales delictivos, coloca más alto en el escalafón para adquirir una vivienda o un auto, logra ingresos inmediatos en los mejores hospitales, provee de matrícula en ciertas apetecidas escuelas y hasta de una rápida incineración para algún allegado que haya muerto. La parentela puede ser la carta de triunfo o de fracaso, el elemento para que en muchos colegios le toleren a un estudiante lo que jamás le aguantarían a otros. Porque ¿quién querría incomodar al poderoso papá? ¿Para qué complicarse diciéndole “no” a la caprichosa hermana del general? ¿Quién se atreve a demorarle un servicio al nieto de un alto dirigente? Todos saben que la cólera, cuando viene del Olimpo, lleva forma de rayo, de trueno que puede quitar empleos, meter en problemas y arruinar promisorias carreras.

Yoani Sánchez
La Habana

Publicado en
14 respuestas
Comentarios

  • scrutinizer dice:

    Wow, si yo pudiera “adivinar” el futuro así de fácil como lo hace CUBANA…jeje. En eso es un talento la muchacha, porque en la lengua de Cervantes…aguántate.

  • Fidel.Gusano dice:

    @Cubana.
    No te pongas tan negativa mija…sin darte cuenta, creo, les estás haciendo la pala…

  • cubana dice:

    Muy triste el futuro de Cuba porque esta corrupcion al galope manana se convertira en lo que hoy es nuestra america en asaltos a mano armada en complicidad de la llamada justicia con los delincuentes dejandolos hacer lo que quieran a cambio de dinero la estorcion y los secuestros estaran a diario los asecinatos estaran al maximo y sin resolver El caos sera tremendo producto de todo lo que hoy esta pasando en los anos 60 a 70 a 80 ahi del que pidiera propina o la autoridad que estorcionara al publico en los 90 y 2000 es normal estorcionar comprar a una autoridad cuando queremos evadir las leyes y mucho mas solo hay que darle tiempo al tiempo .Pobre del que tenga familias en Cuba para ese tiempo

  • QuantumLeap dice:

    Solopinto,
    Tú sabes bien de lo que se está hablando aquí. No quieras tergiversar con esa muela bizca.

  • Anónimo dice:

    Quien se creyó eso jamás de que todos somos iguales? Yo nunca lo creí. Siempre me supe distinto y, como decirlo, de sangre azul. Cubana, sí, pero azul.
    Nadie de mis ancestros bailó con la comparsa del Alacrán. Los suyos sí? Muy bien. Me alegro.

  • Fidel.Gusano dice:

    Ese anónimo 15:50 debe de ser de San Nicolás del Peladero, es decir, Condado Miami- Dade…je,je.

  • Pan con gorgojos dice:

    La diferencia es que en la gran mayoría de los paises no se pasan la vida jactándose de que no es así. Y están tan trasnochados que lo primero que gritan es que “la calle es de Fidel.”

  • Carlos Tellez Gil dice:

    El problema YoYo es que en los países que Ud menciona, NADIE dice que todos somos iguales. En Cuba si.
    El capitalismo no hace ninguna afirmación acerca de la igualdad. La farsa ideológica cubana si. Yo en teoría soy igual que Camilo Guevara y seguir no es verdad.

  • Anónimo dice:

    SOLOPINTO
    Lea otra vez
    “El abolengo, el árbol genealógico, el compartir genes con otro, es en la Cuba de hoy un importante salvoconducto para casi todo”

    Donde dice lo de violar la ley, etc? Yo no me refiero a casos en los que se viola la ley. Me refiero a las influencias de las personas de abolengo, etc. Por ejemplo, Bush hijo presidente de los Estados Unidos, el hermano, Gobernador, etc. A eso me refiero. Lo que la ley es igual para todos, muy bien y muy bonito. Gracias. Pero el hijo de Yoani no vivirá igual (ya no vive igual) que el hijo de la negrita de la esquina. Ya verá usted como hace valer ser hijo de su mamá. Lo que, repito, me parece muy bien. No es lo mismo ser de buena familia, como soy yo, que ser un descamisado resentido, como al parecer lo es usted. Otra vez gracias.

  • scrutinizer dice:

    No acostumbro a leer a YS porque no me gusta su forma de escribir, pero este artículo estuvo indudablemente bueno. Este asunto es una de las cosas que más me encabronan de ese diabólico sistema.

  • el_yoyo dice:

    dice el Anónimo de las 15:50

    Pero bueno, señora mía, dónde no? Además, es así como debe ser, créame.

    No sé en qué paisucho olvidado de la mano de Dios vive usted, pero por citarle un par de ejemplos bastante sonados:

    - El año pasado el presidente de Alemania (una de las economías más poderosas de este planeta donde usted vive) fue obligado a renunciar por solo insinuar que le metería el pie a un periodista que publicó un artículo incómodo para él.
    - Meses antes, el ministro de Defensa fue multiplicado por cero porque se supo que copió en la tesis de grado.

    Por supuesto, si esas personas son juzgadas, imagínate de ahí para a abajo. En una década he visto pasarle la cuenta al exjefe de la policía de Berlín y a unos cuantos políticos influyentes y hasta un clérigo que se pasó ofendiendo a otra denominación. He visto a gente discutiendo con un policía, poniéndole verde, exigiéndole que le enseñe el número para denunciarle y al policía ponerse más chiquito que una peseta.

    A su pregunta de ¿dónde no? al menos yo puedo decirle EN ALEMANIA. Aquí no importa si tienes sangre azul, si eres el mísmisimo presidente o Angela Merkel.

    la ley es para todos… y es como debe ser.

  • Anónimo dice:

    Dice Yoani:

    “El abolengo, el árbol genealógico, el compartir genes con otro, es en la Cuba de hoy un importante salvoconducto para casi todo”

    Pero bueno, señora mía, dónde no? Además, es así como debe ser, créame.

  • azel shyts dice:

    realmente en mi epoca se le decia q no a mazantin el torero x eso aquello se caeeeeee,sin respeto no hay nada