castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

disidencia

PD en la red

Acuse de recibo: Una acción afirmativa por la democratización

  • pd
    Editor Jefe
  • sep 13, 201214:29h
  • 12 comentarios

Por partidarios del Socialismo Participativo y Democrático (SPD), Pedro Campos, Miguel Arencibia, Hibert García, Ramón García, Félix Guerra, Orlando Ocaña y otros compañeros

Próximamente se celebrarán en Cuba elecciones para delegados municipales del Poder Popular y posteriormente para delegados provinciales y diputados nacionales. Déficits democráticos lastran la ley electoral 72/1992 y todo el sistema político actual. Crece un consenso: debe ser democratizado. El Presidente Raúl Castro dijo que es necesaria “una mayor democracia para el partido y la sociedad”. Palabras a honrar. No esperemos de otros, lo que debemos hacer nosotros. Hagamos algo concreto. Analicemos.

Para democratizar el sistema, son claves tres demandas básicas compartidas por muchos demócratas, pacifistas, socialistas, patriotas, cubanos todos: 1-Elección del Presidente y el Vicepresidente de la República por el voto directo y secreto de todos los ciudadanos. 2-Ratificación por el gobierno de los Pactos de derechos humanos firmados, readecuación de la legislación a ellos y respeto a los derechos y libertades civiles y políticos y los económicos, sociales y culturales de todos los cubanos, en especial las libertades de expresión, circulación-debate de ideas y asociación. 3-Someter a referendo popular las leyes que afecten a todos los ciudadanos.

Cómo impulsarlas: La ley electoral contiene elementos válidos para su democratización: 1-el voto es secreto, 2-nada impide votar en una columna en blanco y 3- los electores pueden participar del conteo de votos en los colegios electorales (apartado d, Artículo 4, Ley 72)

Hasta ahora, los indispuestos con el sistema político-electoral han optado por no ir a las urnas, echar la boleta en blanco o anularla. La suma de estas tres modalidades, según cálculos basados en datos oficiales, fue de 508 553 electores en las elecciones del 2003 y de 735 581 en las del 2008. El voto no-unido, desobediente, fue de 660 990 (2003), y de 705 440 (2008). Sumadas ambas cifras, llegan a 1 169 543 y 1 441 021, respectivamente.

Si estas consideraciones llegaran a un consenso y a todos, esos votos lograran unificarse e identificarse con esas tres demandas simbolizadas en una D, escrita en la boleta y luego contabilizarse en forma independiente, se podría saber el voto a favor de la democratización.

De los cubanos de fuera, excluidos del sistema, probablemente la mayoría votaría por esas tres demandas democratizadoras. Si sumáramos el voto interno por la democratización, con el de afuera, igualmente identificado y contado, un % considerable de cubanos estaría manifestando su acuerdo con democratizar el sistema político-electoral actual. Y nadie podría desconocerlo.

Para unos, elecciones y voto se prestan a manipulación oficial; pero lo que realmente la posibilitaría es la no asistencia a las urnas, la boleta en blanco o anularla y sobre todo, no participar en el conteo de votos, lo cual es legal. Para otros, participar en las elecciones legitima el proceso electoral. Pero legitimado está por la alta concurrencia a las urnas, no importan razones.

Hay quiénes votan para no ser “marcados” y evitar “represalias”. Pero nadie quedará “marcado” ni puede ser represaliado por ir a votar. El voto es secreto. Votar D, en columna en blanco, permitiría saber cuántos están por la democratización, no importa si la comisión electoral anula ese voto.

Desde este análisis, algunos partidarios del SPD, convencidos de que no hay socialismo sin democracia, iremos a las elecciones; pero para votar D, que simboliza esas tres demandas democratizadoras del sistema político-electoral y participar en el conteo de votos en las urnas. Los defensores de la democracia y los derechos humanos tienen la oportunidad concreta de hacerlo.

Votar D no es una campaña. No está dirigido contra nadie. No es ilegal. No es boicotear. No es desobediencia civil. No hay violencia. Es una acción afirmativa por la democratización.

La Habana, 10 de septiembre de 2012.

Publicado en
,
12 respuestas
Comentarios

  • ANONIMO dice:

    Oscar Suárez tiene toda la razón. Se consideran solamente los votos VALIDOS. Cualquier marca, o boleta en blanco no es considerada como valida. No cuenta, es como si no hubiera votado.

    Por esa razón siempre voto BIEN. Claro, nunca voto por aquellos que de una u otra forma han demostrado no responder a los intereses ciudadanos.

    Digamos, nunca marco en el VOTO UNIDO ya que de esa manera le doy el voto a los mismos que están y que no han hecho ni harán nada.

    Busco en mi boleta (leyendo las biografías) cual es el que menos “méritos revolucionarios” tiene. Si alguno no es militante del PCC ya tiene un punto a su favor. Pero si lo es y nunca ha ocupado cargos, pues es también una cantera para mi voto.

    En mi misma área parece que muchos piensan como yo, en las ultimas elecciones han salido delegados a los que luego de unos meses el Consejo Popular le ha hecho la guerra e incluso intentado quitarlos. Con algunos lo ha logrado porque los electores no hemos estado lo suficientemente unidos.

    El PCC tiene la prerrogativa sobre los cargos (está en la Constitución que creo ya se nos hace vieja y deberíamos cambiar) ¿Quizás recuerden, si lo conocieron, el juicio político a Carlos Lage en el que este dijo (mas o menos) “en la reunión del Buró Político en la que se conformó la candidatura al Consejo de Estado…”? Es el BP del PCC quien decide (a partir de los elegidos mediante el VOTO UNIDO) quien se propondrá como Presidente, Vicepresidente, etc. Luego presenta la candidatura a la Asamblea Nacional y esta, que no tiene otra, los “elije”. También los gobiernos municipales y los provinciales siguen este principio, son sus respectivos comités del Partido los que deciden la candidatura.
    En definitiva, es el Partido quien realmente gobierna. Se pone de manifiesto cuando algún hecho trascendental nos ocurre, digamos un simple huracán. En ese caso, aquellos por los que votamos son ninguneados y el Partido a las instancias correspondientes toma todo el poder. ¿Fueron elegidos para esa función por la mayoría?

    Ese es el proceso electoral. Por eso al PCC no le conviene otro método de elección del Consejo de Estado. Perdería todo su poder. Hará siempre todo lo posible por mantener el status quo.

    Tengan en cuenta que en Cuba hay alrededor de 8 millones de electores y solamente 800 000 miembros del PCC. Los miembros del PCC son la minoría, (sus Congreso congregan mayor cantidad de delegados que nuestra Asamblea Nacional) pero deciden e imponen sus criterios. Como dice mi abuelo. Nadie que tiene la sartén por el mango, la va a soltar para cogerla por el lado caliente mientras otro se apropia del mango. Hay que arrebatárselo.

    Soy partidario de que se vote pero no al VOTO UNIDO, de esa manera tienen que considerar nuestros votos, eso implica un trabajo largo y concienzudo de preparación y educación de los electores que en nuestras condiciones es difícil (no imposible) Difícil también le fue a José Martí organizar y aunar a los cubanos para la guerra del 95, sin internet, sin celular, sin teléfono, sin SMS y lo logró, por qué nosotros no lo podemos hacer? Tenemos intelectuales que pueden crear los materiales educativos, tenemos memorias flash en los que distribuirlos, tenemos computadoras en cada cuadra del país, qué más necesitamos?

    Quizás para estas elecciones no podamos, pero con tiempo, para las que le siguen si, ¿o permitiremos que alguien como Machado Ventura llegue a ser presidente? como mayoría, ¿queremos eso?

    No duden tampoco, que al verse perdido, el Partido imponga el cambio de las reglas del juego. En definitiva él es el verdadero poder en Cuba, mientras lo permitamos.

  • Fidel.Gusano dice:

    Se acuerdan de aquella “elección” de SI POR TODOS..?
    se me ocurrió entonces ir y delante de la bola donde se suponía que marcaras la cruz le puse una N bien grande…NO por todos, voté.
    Mi importaba un comino si me habian marcado la boleta…q no lo dudo…porque Fefa la del Comité fué expresamente a buscarme a la casa para “invitarme” a votar pensando que yo no iría…
    Por eso creo, me pusieron puente de plata para salir del antro ese, llamado República de Cuba…A Diocito gracias !!!!…

  • Francotirador dice:

    El mantra castrista es: “nosotros tomamos el poder a los tiros, y nos tendran que sacar a los tiros”

  • Oscar Suárez dice:

    PARA QUE ENTIENDAN LOS TONTOS ÚTILES:
    En el mecanismo electoral cubano un candidato es electo si alcanza al menos la mitad más uno de los votos VÁLIDOS. Si en una urna hay 1000 boletas, de las cuales 999 tienen escrita una D y solo UNA boleta tiene marcado algunos candidatos, entonce hay UNA SOLA BOLETA VÁLIDA y esos candidatos resultan electos con el 100 % de los votos VÁLIDOS. Es un mecanismo infalible para no perder el poder. Ese mecanismo lo aprobamos TODOS NOSOTROS, así que TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS, por no haber tenido en su momento lo que teníamos que haber tenido para que no nos impusieran esa coyunda.

  • Carlos Acosta dice:

    1-Elección del Presidente y el Vicepresidente de la República por el voto directo y secreto de todos los ciudadanos.
    Mala memoria tienen los que no recuerdan el principio no negociable de la gerontocracia: ¿ELECCIONES PARA QUÉ?

  • // Excelente, pero les falta *lo que va antes* //

    La idea en principio es muy buena, es parte del ABC de la política. Pero… les falta mucho, les falta casi todo, les falta *lo que va antes* de ese paso. Ni han desarrollado un mensaje suficiente apropiado, ni han hecho el trabajo imprescindible de ganarse el apoyo de la población. (Sí, ¡el apoyo de la población puede ser ganado gradualmente a pesar de las limitaciones impuestas por el régimen!)

  • el_yoyo dice:

    Esta gente rompió el récord mundial de ingenuidad.
    - ¿Quién o manipular boletas?
    - los cubanos fuera no podemos votar. Ni lo permtirán.
    - los simpatizantes del socialismo ¿democrático? no tienen los medios para hacer llegas esta propuesta a la población. Si buscasen los medios para hacerlo enfrentarían la maquina aplasta-disidentes. No creo que su patriotismo llegue tan lejos.
    - los simpatizantes del socialismo “democrático” piensan que parapetandose tras sus criterios marxistas pueden criticar el sistema cubano sin enfrentar represalias, desconociendo así que el gobierno cubano NO acepta criticas, vengan de donde vengan. Ya en un reciente articulo el soldado Ubieta, les puso al lado del enemigo. Es cuestión de tiempo hasta que pase algo “que los calle de pronto”

  • Maite Díaz dice:

    Es una buena idea, es como hacer un referendum, utilizar la votación para contabilizar el nivel de información política general, porque un cambio en Cuba casi todo el mundo lo necesita y lo desea. El problema es que con la desinformación y la propaganda cuántas personas podrían elegir con libertad, seguridad y confianza y, sobre todo, sin miedos una opción democrática que desde hace tres generaciones nadie ha vivido. También me parece un idilio que dejaran contabilizar la D así tan tranquilamente. Aunque como la opción la propone un Partido socialista adjetivado de Participativo y Democrático quizás la idea podría aceptarla el General. Sería interesante saber por qué le ponen adjetivos al Socialismo.

  • Gabriel dice:

    El problema es que los votos con D se contabilizarían como nulos, de manera que no habría forma de medir el alcance de la campaña.

    Por otra parte, no me cabe ninguna duda de que los datos de las elecciones cubanas están amañados. Conviene recordar este post antiguo, para saber como se organizan las elecciones en países como Cuba:

    http://www.penultimosdias.com/2009/09/06/una-eleccion-robada/

  • Fer dice:

    Ok, muy buena la idea, magnífica. Pero una vez que Raúl vea que 11 millones escribieron la letra “D” seguirán dando palo y aferrados al poder.

    Ellos no tienen duda alguna de que más del 50% desea una democracia en Cuba, precisamente por eso nunca hacen ni harán unas elecciones libres.

    Hay mucha ingenuidad en la izquierda cubana. No obstante, sí! que se unan todos y voten con una “D” bien grande en las próximas elecciones cubanas, de algo podría servir.

  • Joel Rojas dice:

    Queda claro que votar D, no es.

  • Cagüentó, Ptolomeo e Intransigente dice:

    Utopico planteamiento. Historicamente la unica eleccion que los comunistas obedecen es cuando reciben mas balas de las que ellos pueden disparar. No le den mas vueltas que esa es la unica solucion factible.

  • matronize