castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Punto de nieve

  • sep 12, 201212:58h
  • 16 comentarios

Para conseguir la libertad hay que salirse de lo que nos oprime.

Abandonar filas, disentir, desertar de aquello en lo que no hemos sido ni siquiera consultados. A lo que hemos sido lanzados forzosamente por la necesidad. La primera reacción es aceptar, ir resolviendo, esperar. Hasta un día en que descubres que nadie va a hacerlo por ti, y que mueres como persona.

El gran conflicto del totalitarismo es con el individuo. El afán del sistema por disolverlo, y la decisión personal de no permitirlo.

El clan gobernante está dispuesto a hacer algunas concesiones para seguir dominando almas que es el sentido final de esta clase de política.

Unos roban, otros tienen un buen empleo en donde salen al extranjero y mantienen la boca cerrada y cantan la felicidad en el socialismo ante el público izquierdoso del mundo que debería mudarse para acá. Definitivamente hay una brecha entre los que aborrecen su libertad y aquellos que saben que la felicidad, la luz, la creación, la prosperidad, no vienen de ninguna entidad fuera de nosotros mismos y hay que ser libre y no tener delante un amo con policías, cárceles, militares y discurso nauseabundo: ideología. Acatar el sistema te desmoraliza, te anula como persona.

Voy a poner un ejemplo que me sucedió ayer caminando por una calle del barrio. Estaba una vieja sentada en el quicio del andén de la terminal de trenes de Tulipán. La señora es muy vieja y vende aguacates. Si no tuviera necesidad no estaría allí el día entero con la caja de aguacates. Parece lo que se llama en Cuba “buzo”, y en Europa “clochard”. Si no recoge de la basura lo cierto es que está muy sucia y pobre. Pasan dos inspectoras delante de mí y le advierten que es la cuarta vez en el día que le dicen que tiene que irse o le pondrán la multa de 1200 pesos por vender sin licencia.

La vieja empezó a recoger llorando, no tiene qué comer y empieza a delirar diciendo que un sujeto de cuyo nombre no quiero acordarme y que forma parte del gobierno de esta Isla le ha dado permiso. Las inspectoras me miran apenadas cuando les digo si no ven el fenómeno que tienen delante. No pueden invocar un caso de insalubridad como por ejemplo la venta de comestibles faltos de higiene porque los aguacates vienen selladitos por la madre naturaleza.

Las inspectoras comienzan a explicarme lo que significaría para ellas perder el trabajo o la estimulación de 135 pesos cubanos más su mísero salario. Temen a otros inspectores que pasan en motocicletas y hacen fotos de toda la “basura” que ellas no logran barrer. Dicen no estar contentas con su trabajo y que por eso, por entender lo sensible del caso, no le han puesto la multa a la anciana.

Hay que ser para abandonar filas, explorar otros terrenos, disentir. Todos en Cuba tenemos ese conflicto gravísimo y revelador de la naturaleza de la sumisión. Hay límites que es preciso tentar. No los límites existenciales, esos que significan no renunciar jamás a uno mismo. Lezama decía algo así como que había que permanecer en la propia noche, en la propia sombra de ese yo interior que muchas veces trocamos por variadas formas de dependencia. Me quedo definitivamente con la posibilidad, en lo que a trabajo y subsistencia se refiere, de tocar una puerta que parece conducir a un abismo y en realidad puede ser la puerta de la libertad. Supe del caso de una persona que fue interrogado por instructores de Villa Marista, una de las preguntas fue: ¿de qué usted vive? Qué bien saben que abandonar filas también significa perder el empleo y que conservar o tener un empleo en Cuba significa indefectiblemente perder la libertad, formar parte, no disentir, no ser una excepción.

Estoy sin trabajo y eso también desmoraliza. En el Estado totalitario el individuo debería renunciar a ser persona para convertirse en masa, borrego, que come y defeca y envejece viendo como la maldad y la infelicidad ocupan el espacio de la luz que habita en cada persona.

No sólo de pan vive el hombre, aunque viva de pan.

Lilianne Ruiz
La Habana

Publicado en
16 respuestas
Comentarios

  • Ely Garin dice:

    Hola, me encanto este texto, he leido todos los comentarios y sabes desde que me encanta saber un poco de casa país Cuba me duele, estoy de acuerdo de que si fue la misma gente quien subio al trono a este weey sea la misma gente quien lo baje de ahi, entiendo que es muy dificil y cuando vives con el miedo de perder a tu familia y lo poco o mucho que tienes, no te das cuenta que estas perdiendo lo mas valioso que te da la vida, yo me pregunto comoooo!!!!? necesitan estar de acuerdo al menos la gente suficiente para revelarse, tienes claras historias por ejemplo nuestros grandes antepasados que lucharón por la patria…. por la libertad!! Demonos cuenta que estamos en siglo xx1, ustedes puedeeen!! bajar a esa arpia, cada que escucho mas y mas de cuba me vienen a la cabesa tantas ideas que se que no son faciles pero que diera por que todo eso que viven sea un sueño, que aran? esperar a que ese wey envejesca mas de lo que ya esta? Te felicito por tu pagina en horabuena, mejor vente a Mexico con tu familia :D animo!!

  • Ruben dice:

    jajaja … muy buenos argumentos, Anonimo.

    Por otro lado, si considero que llamarme “cerdo” es ofensivo, entonces estoy siendo despectivo con los cerdos. Y Ohhhhh, nada mas lejos de yo ofender a esos animales que como bien apunto Churchill son de los pocos que nos tratan como iguales.

    Gracias por la aclaracion.

  • Anónimo dice:

    Ruben, creo que PD sí que modera los comentarios. Es que llamar “cerdo” a una persona difícilmente es una ofensa. Me remito a una autoridad, nada menos que a Winston Churchil

    A cat looks down upon a man, and a dog looks up to a man, but a pig will look a man in the eye and see his equal.

    “Me gustan los cerdos. Los perros nos miran con admiración (de abajo hacia arriba). Los gatos nos ven con desprecio (de arriba abajo). Sólo los cerdos nos tratan como iguales”

    Ergo, no se ofenda si lo llaman cerdo, puede ser que lo estén elogiando. Que tal!

  • Ruben dice:

    Parece que a Pedro Julio no le va bien con la tolerancia de opiniones. Pero no voy a caer en el juego.

    Por otra parte, PD dice que moderan los comentarios groseros contra otras personas. ¿Que paso?

    En fin … el mar.

  • Anónimo dice:

    No entendí nada. Solo la parte de los aguacates más o menos despertó mi interés, lo demás no lo entendí.

  • Fidel.Gusano dice:

    “Voy a poner un ejemplo que me sucedió a mi”…usando las palabras de Lilianne..
    Resulta que Marta Beatriz Roque se declara en Huelga de Hambre junto a 23 luchadores más…pero nos toma de sorpresa, no hubo aviso previo o alguna convocatoria al evento. Evento que no es un asalto armado ni una manifestación callejera…
    Tampoco en ocasiones anteriores, cuando la huelga de OZT o las de Guillermo Fariñas…
    Siempre se lanzan solos, sin previo aviso…por qué ?
    Que tal si un día por las redes sociales que en el apagonazo y otras ocasiones ha demostrado funcionar se lanza con tiempo una etiqueta # Huelga de Hambre Nacional por la Libertad de Cuba…
    Tipo Huelga General…pero como en Cuba no existe ese derecho..!
    Con tiempo para discutirla, buscar quienes nos acompañen en cantidades importantes en Cuba y alrededor de mundo…no duran ni 48 h !!!
    Ya basta de martirio y acciones en soliario…es la hora de unirnos !

  • Carlos Montero dice:

    Quien sacrifica su libertad por su seguridad no es merecedor de ninguna de esas dos cosas.

  • Pedro Julio Suarez dice:

    Y como calificar tu comentario Ruben?. Si como tu le llamas: ” un desahogo de molestias “, el tuyo que es?, te lo digo: un pataleo de impotencia. Tu primer parrafo te califica como lo que eres, un cerdo.

  • Cloro Díaz Epóxido dice:

    Se ve desmejorado el Trotcha.

  • Cloro Díaz Epóxido dice:

    Y a mí me faltó una letra. Falta, no fala. Saludos desde Flagstaff, AZ.

  • Cloro Díaz Epóxido dice:

    ¿Hay que ser qué “para abandonar filas”? Parece que fala una palabra. Valiente, decidido..podrían ser. Ambas cosas es esta niña que escribe así desde ahí dentro.

  • Pedro Julio Suarez dice:

    Este para mi, es lo mejor que he leido en mucho tiempo. Hoy por hoy, estas muy por encima de los demas.

  • paco el jutia dice:

    lilianne, lo que sucede es que nosotros lo ayudamos a sentarse en la silla de rey que hoy ocupa….. tenemos nosotros mismo que sacarlo de ahi dandole la patada en el culo que tan merecida se tiene

  • Ruben dice:

    Realmente esta muy malo este articulo de Lilianne.

    Se pierde la coherencia en algunas partes y mas alla de exponer una idea, parece un desahogo de molestias.

    Por otra parte, eso de llamar “vieja” en reiteradas ocasiones a la mujer no habla muy bien de su subconsciente.

  • ANONIMO dice:

    Muy muy bueno!
    Demasiadas personas aqui no conocen que existen personas como Lilianne, Yoani, Reinaldo, y muchísimos mas. No se saben que hacen ni como exponen su tranquilidad de vida.
    Quizas si se conociera que personas asi luchan diariamente y se sacrifican, muchos mas se sumaran y eso es necesario por aquello de que en la union está la fuerza.
    Va siendo hora de que cada uno de los de aqui comencemos a hacer proseletismo y mostrar estos artículos, y perder el miedo al principio, para protestar y criticar despues ya veremos.
    El cambio tiene que ser y puede generarse desde dentro.

  • padre Ignacio dice:

    Muy esperanzador,viniendo de una persona tan joven,lastima que son muy pocos los jovenes cubanos capaces de llegar a este entendimiento,tan profundo.Conozco la frustracion que produce,que el mismo perro que intentas desatar te muerda la mano y prefiera seguir ahi,atado a un poste,para recibir su racion diaria.Cuantas veces me he tenido que remitir a aquel enunciado biblico que dice;no des perlas a los cerdos,no sea que las rehuyan con sus pies y se vuelvan contra ti.
    Bravo Lilianne,eres un rayo de esperanza en medio de tanta podredumbre.

  • matronize