castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

exilio

PD en la red

Castrolengua

  • sep 03, 201220:27h
  • 13 comentarios

Se escucha el vacío de las madrugadas transcurridas en fríos hospitales mayamenses, el fastidioso runrún apretado de las ondas yermas de los hilillos de luz fría rebotando en los cristales sudados mientras me sostengo la cabeza y miro el piso, brilloso. Alguien se pasó horas sacándole brillo a este linóleo verdoso para que yo ahora lo admire, pienso absorta en el asco que no me abandona, dueño de mi espanto y de mi insomnio, blandiendo miedos con punta de culpabilidad afilada entre cortinas de feo diseño y polvos de tos de muertos casi, sintiéndome huérfana del mundo que no acaba de parir el prometido majestuoso corazón de la compasión que nos sirva de túnel a la muerte, única promesa firme. Y allí, debajo de una silla, está el periódico y veo el titular, enredadas sus letras entre las plateadas patas de aluminio, al descubierto, medio escondidas… como un desertor del ejército de periodiquillos que terminaron en la basura ayer éste, huidizo, se escurrió entre las sillas y cayó al piso.

El titular dice que una hija de un ministro del desgobierno cubano ha “desertado”. Hago una mueca y a pesar del cansancio se me enciende el sentido corrector y me agacho a agarrar la hoja escapada. Eso dice, que la niña desertó, como si fuera una soldadita de plomo, guerrillerita hastiada de las balas del latexcondón de la violación dogmática y las bombitas marxiuterinas injertadas en ella desde que nació. O no, quién sabe, pero me choca la elección de la palabra —desertar— que aunque parcialmente correcta según la bibliadrae, viene cargadita de la castrolengua que detesto. Hace poco también la leí en otros titulares sobre unas ¡peloteras! que “desertaron” en Canadá. Ya, esos ejércitos de “desertores”… boxeadores, beisbolistas, atletas, bailarines, cantantes… tantos “heroicos” que se largaron a correr en sus recién estrenadas zapatillas nike, cobardes desertores del hambre escombro y la miseria de las ruinas.

Porque sí, cómo me carga la castrolengua viciada que ha invadido los “medios” mayamenses, informapozos de la cloaca improvisada que nunca tuvo lengua que no fuera el lengüetazo despectivo después del grito y del insulto, cierto, pero que ahora sólo es el denso escupitajo adoctrinado por el que ¿fuera? “el enemigo”. Y allá arriba, unos encima de otros muriéndose, cientos de “gusanos” viejos producto del arrebato de los polvorones bélicos, mariposas frustradas y embarradas hasta sus cancerosos huesos, ahogados en la putrinostalgia sus desgastados corazones, idos a su infancia guajira sus cerebros machacados por la amargura del azúcar en exceso, eternos “desertores” de lo que fuera un país, una patria, una nación que los vio nacer pero no morir.

Me levanto y echo a la basura el periodiquito y miro a mi alrededor. Dos hombres tirados en las butacas del lobby, adonde he venido tratando de estirar las piernas, roncan y se les ve la barriga. Qué asco todo, me digo, harta de esta noche larga que amanecerá con jeringuillas y gasas ensangrentadas y llantitos y ganas de volar sin tener el valor para lanzarme y entonces la huída al mar, rebotando su hedor en malecones improvisados y la gente vestida de amarillo domingo blancuzo con aplacadoras misas y rezos piadosos en los tímpanos mirando pa´llá, siempre pa´llá con cara de dolor de barriga, allá donde en el horizonte la fatamorgana habita y no le da la gana de dejar de serlo.

Y aquí la castrolengua por todas partes, aquí en el “refugio” todos subidos en nuestra efímera “torre de la libertad” escuchando pacientemente la voz “emigrante” en busca de su pedacito de “diáspora” porque esas cuerdas vocales no entienden el abandono cruel que implica gritar “exilio” con rabia y despecho, con odio dolido.

Om Ulloa
Chicago

Foto: Eric Breitenbach.

Publicado en
13 respuestas
Comentarios

  • Cloro Díaz Epóxido dice:

    Qué odio a Miami, Om. En cualquier caso, deberías volcar tu rencor, tu renquera, más hacia el sur. Se te te nota mucho lo descolocada. Left Chicago no te deja ser de Gary, Indiana. Lo genérico, ese despiste, esa agenda de causa perdida, no te deja ser Pardolazo (allá en la llama), mucho menos -waaaaay- Cabrera. La ubicación perdida de tu resentimiento te separa a años luz del islote. Prueba Key West, a ver.

  • Fidel.Gusano dice:

    @ ANONIMO 17:56
    Mire, le voy a decir algo que ud. obvia o desconoce…Según la Real Academia de la Omlengua, hasta ahora de los pocos que se desempeñan correctamente en ese lenguaje son OLPL y el porno de Gorki Aguila…qué Dios me los guarde !
    Todo lo demás es Castrolengua,pura y dura, gústele a quien le guste y pésele a quien le pese !..

  • Fidel.Gusano dice:

    Je,je…@ANONIMO 17:56
    Tu comentario no fué escrito en Omlengua…tu escribes y te manifiestas y por tanto, piensas en Castrolengua, por mucho que trates de disimularlo mij@..!!
    Guamá ni Guamá..

  • Anónimo dice:

    fidel.gusano vea pues la omlengua en accion en este twiterazo del Guamá Periódico: Cubadebate, el blog del primer bate, se tira un peo en twitter y detrás vienen los comunismongos con la ciberdiarrea de #Cuba

  • Cagüentó, Ptolomeo e Intransigente dice:

    Yo soy de la opinion que todos los que nos fuimos de Cuba por cualquier motivo, somos todos unos cobardes y egoistas.
    Cobardes porque debimos quedarnos a luchar en contra de las barbaridades del regimen al precio que fuera necesario y egoistas porque pensamos en nuestro bienestar antes del de los demas.
    Retrospectivamente pienso que viendo como se han portado los demas, tome la opcion mas inteligente.

  • Fidel.Gusano dice:

    Como Jacobo, Sra Ulloa, le pido seamos prácticos, la Castrolengua lo ha empapado todo durante media centuria…y la Omlengua es solo comprensible para algunos académicos comprometidos con la lengua urbana…es la realidad.
    No puede pretender ud. que la mayoría de los cubanos piense, escriba y domine la Omlengua y mucho menos que la use..!
    No apriete Om, que los cubanos tienen su corazoncito también…ya tendrán tiempo de aprender el día que Cuba sea libre.

  • Raul dice:

    No me gustó nada la frase “cobardes desertores del hambre escombro y la miseria de las ruinas”; me pregunto si la autora nos considerará cobardes desertores a todos los cubanos que, de una manera u otra, escapamos de la Isla-prisión y sobre todo, ¿se considera ella misma una cobarde desertora?

  • Jacobo dice:

    Proclamo que a Pericles, por el uso y abuso abundoso, floripondioso y peripatético del idioma sea declarado desertor y abjuro. Como condena debe ser deportado a la Ostraka.

    El Rey

  • Defasado dice:

    Like it.

  • menendag05 dice:

    DESERTAR O ABJURAR

    Muy elegante el estilo, el respeto a la lengua culta y a la redacción cuidadosa.
    Se ve poco en los comentarios.
    La imagen de una noticia percibida a través de un periódico arrojado en abandono me sugiere, no solo la tergiversación etimológica del término desertar sino también que el enunciado de un hecho tan común, por repetido y frecuente, impone la valoración de un pensamiento generacional que transgrediendo las fronteras rígidas e impositivas a que estuvo subordinada su génesis, traduce la pestilencia de un solar, cuya descomposición pone en un segundo término la valoración de las ventajas materiales priorizando la búsqueda de nuevos horizontes.
    Quizá un término más definitorio sería abjurar (renunciar alguien a una creencia o compromiso)
    independientemente de si la creencia o el compromiso fueron impuestos, e incluso disfrutados- sería lo más común en los capullos cultivados en el Jardín del Rey- el corolario sería que la inevitabilidad que impone la dialéctica se traduce inapelablemente en la generación de un brote con una idiosincrasia propia y frecuentemente no concordante con la esencia que le dio origen.
    Sería necesario deslindar que, abjurar no implica necesariamente traicionar, pero para ello resultaría imprescindible un espacio lo suficientemente flexible para la aplicación del derecho a argumentar. En ausencia del mismo solo queda disponible el enfoque maniqueo cargando con un apelativo injusto y aplicado de manera pragmática.
    Es por supuesto inevitable que esta dimensión que no solo permite discrepar sino que además resulta imprescindible para enjuiciar los retos y descubrir los caminos más seguros y prometedores eclosionará e impondrá sus reglas.
    Desafortunadamente, para muchos llegará muy tarde porque durante las décadas previas han pagado el alto precio que gravó sus decisiones al canjear el disfrute de este derecho por la pérdida de sus raíces y tradiciones.

    Pericles

  • Jacobo dice:

    La castrolengua se impone a todo, nos empapa a todos, nos envuelve a todos. No puedes librarte. Sigue el consejo de Juan Ramón Jiménez e implorale a tu dios preferido que te otorgue la mediocridad. Así la soportas mejor.

    Saludos

  • Miguel Iturralde dice:

    Fortaleza om, que la castrolengua solamente agita y hace más descojonante la odisea que estás pasando. Saludos.

  • Cagüentó y Ptolomeo dice:

    Yo hace años que estoy tratando de embullar a un amigo mio escritor que radica en Cuba porque dice que si ya llego al noveno inning quiere ver en persona el final del juego, para que escriba un diccionario del lexico de la Castro Lengua como lo llama Om y dice que tiene algo preparado pero aun esta por terminar.
    Quieren cosa mas ridicula que llamarle al Colera :”brote epidemico gastrointestinal por transmision hidrica”.