castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Los muertos perdidos

  • ago 30, 201212:10h
  • 27 comentarios

Ella es una señora sola, católica devota de un famoso barrio de las afueras, y conservaba a todos sus muertos en un panteón familiar. El Cementerio Colón, más temprano que tarde, la reuniría con ellos y con Dios. Santa palabra. La tristeza de vivir no es eterna.

Pero, ay, ahora el encuentro tendrá que esperar hasta la resurrección programada en el trailer final de la Biblia. Apocubalipsis. Porque hace pocas semanas ella descubrió que los restos de sus ocho cadáveres amados habían desaparecido. Necrofagia y punto final. Ni un molar o un cabello o una hebilla de cinto o una suela de zapato para su consuelo. Le robaron los muertos imaginados de su memoria. Su biografía no vale ya nada. Mujer muerta en vida, de un buró a otro de la necrópolis cubana, donde todos la dan por loca de atar, a pesar de (o precisamente por) blandir los papeles de sus ocho enterramientos con cuño, exhumaciones firmadas por el entonces administrador (hoy inhumado o exiliado, da igual), recibos anuales de pago puntual, entre otras formalidades fuera de fecha.

Para colmo, la solitaria señora está aterrada y es incapaz de contar en público su horror (el terror es simplemente esa mudez, esa imposibilidad de decir: a mí me ocurrió). La víctima no quiere politizar este vandalismo. Prefiere, sin embargo, confiar todavía en el sistema necrológico cubano. Apela a las instancias pertinentes (es decir, a las mismas que la desvalijaron). Y le ha escrito incluso a Caridad Diego y Eusebio Leal, menudo par de confe$ore$ para su indecible, casi indecente, dolor.

Cuando comienzo a contar esta historia espeluznante, a atizar la indignación y el caos en La Habanada, resulta que soy un gil. Las familias de muchos de mis amigos comparten alegremente historias así. No es el fin del mundo ni mucho menos. Los cementerios de provincia son el paraíso de los ladrones. A casi todos, en algún momento, le han robado uno o dos muertecitos enterrados en la tierra santa de la Revolución (propiedad, por cierto, de la Oficina del Historiador, propiedad a su vez del Consejo de Estado: acaso tenía razón nuestra señora al elegir a sus destinatarios y rechazarme a mí).

Se supone sea cosa de brujeros con la complicidad corrupta de enterradores y funcionarios (los que bajaron el ataúd de Oswaldo Payá Sardiñas, con uniformes de estreno y músculos de entrenamiento profesional, no eran los famélicos empleados del cementerio, sino de un ministerio mucho más interior: de hecho, todavía custodian su tumba quién sabe si para evitar que se lucre con sus despojos democratizantes).

Hay mil y un amarres y tragedias que se cocinan con sazón de muertos (los niños serían los más cotizados, junto con la raza china, esa exquisitez). Pero ni una sola de tales recetas es para atizar el Bien: los cubanos nos desgastamos sólo para desgraciarnos más la existencia, nunca para liberarnos ni curarnos del Mal. Con esos ripios podridos de carne y hueso se montan temidos maleficios para a su vez matar a otros cubanos, en una espiral asquerosa que los etnólogos esteticistas de la revista Catauro llamarían “el crisol de la cubanidad”.

Por el momento, sobre todo si no vives en la Isla porque te desterraron o te fugaste años atrás, te reto a que busques en tu panteón familiar. A lo mejor te falta una tía del alma, la pobre, a quien ayudaste con vitaminas y minerales hasta el final de su lenta e irreversible enfermedad. A lo peor ya no tienes padres y eres un huérfano de tercera generación porque: 1) se murieron de verdad, 2) se los robaron pa´l carajo, 3) tú lo ignoras cuando te humillas al pedir un Permiso de Entrada para ponerle una flor a nadie.

Tal vez por esto desde los generales hasta los pordioseros están pidiendo ser cremados en Cuba. Renuncian al envoltorio de Dios con tal de no terminar envenenando a algún prójimo en un bayú del diablo entre tambores y alcohol. Pero ni eso. El polvo también funciona. Y se cotiza sabroso.

Compatriota de cadáveres al descampado, disculpa que insista con una morbosidad de peliculita clásica de espanto, pero: ¿ya chequeaste a tus muertos?

Orlando Luis Pardo
La Habana

Publicado en
27 respuestas
Comentarios

  • VDVacilon dice:

    Tengo entendido que antes de la cremacion les quitan la ropa y la revenden, por eso debes ponerle al cadaver algo “viejito y feo”, pero eso es internacional, no hace muchos annos hubo un escandalo soberano en USA por la “especulacion funeraria”. En todos lados cuecen habas…
    Por cierto que los entierros en el “mundo real” cuestan mas que la propia vida… que mundo (no solo Cuba). Definitivamente quisiera dedicarme a ese lucrativo negocio, en serio.
    El espiritismo “cientifico” surgio en Francia de la mano de un pedagogo nada menos y el espiritismo a secas fue pretexto de diversion en las elegantes veladas de la rancia aristocracia decimononica, era lo mas “in” en su momento, nada de pauperrimos ignorantes.
    Una cosa mas: vudu, regla de Ocha, Ifa, macumba, palo monte, rastafaris y un sinfin de cosas mas (incluido el proto Homo Sapiens), salieron de Africa pero no significan lo mismo y sus propositos son bien distintos. No se debe satanizar o enaltecer lo que no se conoce a profundidad.
    Todos los santeros, babalawos, etc. no son “brujos” ni todos los cubanitos (o mexicanitos o whatever) normales estan exentos de ser psicopatas.
    Como diria Arthur Machen: “nos sentimos naturalmente inclinados a pensar que la persona que nos resulta muy desagradable es un gran pecador. En realidad no es mas que un hombre subdesarrollado (…) no puede ser un santo; pero puede ser, y es a menudo, un hombre mucho mejor que millares de aquellos que jamas han roto un mandamiento”
    Les ruego que no se queden en el analisis epidermico-ideologico de esta afirmacion.
    Saludos

  • Leo dice:

    Quisiera que inventaran unas bombas inteligentes que solo persigan a los dirigentes, los jefes CDR, los comunistas todos, pioneros etc. para tirarlas por toda Cuba. Es como creo que aquello cambie. Gracias Pando.

  • azel shyts dice:

    por eso hay q expandir la cremacion y asi se acaba con todo ese relajito

  • V. Incandescente dice:

    Una nueva profesion ilegal

    “Agenciador de cadaveres para religion afrocubana”

  • julio dice:

    fijense que yo vivo en mexico y cuando voy alla para verguenza nacional el avion va lleno de santeros(estafadores de poca monta) y bailarinas de table dance y algun cubanito o cubanita”colao” con tipo de gente normal como yo y algun mexicanito.

  • daniel dice:

    olp dile que averigue en la habana entre los juegos de abakua, ellos sacan los cadaveres del cementerio con la complicidad de los vigilantes, incluso hay quienes ademas del cadaver se llevan hasta la historia quien era esa persona.

  • el_yoyo dice:

    Coño, ni muerto escapas de aquel manicomio. Eso que llamamos país no tiene remedio. La única solución es que se vayan todos y comenzar desde el principio, desde los Taínos, el aceito y esas cosas.
    A ver si la segunda vez tenemos mas suerte.

    A propósito, muy bien escrito!

  • Fidel.Gusano dice:

    Coño, de alguna manera extraña me hiciste recordar aquella película “Los Sobrevivientes”…tú te acuerdas OLPL..?
    Se atrincheraron en su finca y los hicieron polvo…!
    Vaya mensaje el de entonces..!
    No en balde vivimos más de 2 millones de cubanos fuera de ese manicomio regenteado por un Psicópata y familia…

  • Jesus del Mar dice:

    Y al hacer un caldo con hojas de moringa y huesos de aquella tierra, entras en un trance y te ves en un futuro donde ser miserable no es un estilo, sino una condicion. Ya empezo el canibalismo?

  • Rimbombante yo dice:

    OhLPLeeze macabroncito Landyboytoy -me has hecho reir- tutan obsexionado por las fumarolas cadaverricas del pantanucho purgatorio.

  • Pedro julio Suarez dice:

    Cono Orlando Luis, es una de las mejores cosas que he leido ultimamente, no tanto por el hecho, si no por la calidad de la narracion, eres un maestro, pero no de los de ahora, de los de tus abuelos. Un abrazo.

  • Luis Casacó dice:

    excelente, OLPL.

  • Son las diez de la noche. Sabe donde estan sus muertos?

  • leah dice:

    Dios mio!!!!!!!!!! Esto es de lo mejor que he leido en mucho tiempo!!! gracias PD por compartirlo y gracias OLPL por escribir tan bien.

  • JOTAVIZ dice:

    Para mi el cuerpo no es el destino final ya se lo done a la NASA para que lo envien en una capsula al espacii omo muestra de la especie homo sapiens sapiens no sere el mejor ejemplar pero soy el unico que se voluntaria

  • Defasado dice:

    Después de todo he soltado la carcajada y todo…
    El 1, 2 y 3 ese me gustó.
    Curiosamente, me llegó hace días una crónica tremebunda de un entierro de una ciudadana ejemplar y todo eso (esbirriada esbirra)

    No había feretros.

    Dolor, etc. Pero no, no había ataudes en Calzada, compañeros. La saga continua en una rocambolesca historia de

    1. comprar el ataud en Gúira de Melena, 10 CUC el impuesto de transacción
    2. hacerlo con un carpintero (no, no no…)
    3. homologar luego el del paso 2…

    No. Lo compraron. Y ahi va ese ataud por Boyeros encima de un chevrolet… Y la gente se persigna…

    Bueno, el parque temático esta fuera de liga, es un hecho.

    Salud OLPL, me gustó

    Mira: lo compraron en Guira.

  • fam guy dice:

    Ilusion humana. Crememos, tomemos las cenizas y esparzamoslas en el mar, o en un campo cualquiera. Se acabo, el ser querido en la memoria y no en el memorial.

  • El Niño Atómico dice:

    Dos cosas me vienen a la mente.

    1) Los dos países de América más envueltos en la cosa del espiritismo y brujería: Cuba y Haití. Saquen sus porpias conclusiones.

    2) El reciente caso de la familia de una señora judía en Miami, a quien le habían amputado una pierna hace años y la pierna había sido enterrada de acuerdo con su religión, esperando que la señora falleciera para ser enterrada junto con el cuerpo. A la hora de enterrar a la señora, la pierna no apareció. La familia puso una demanda judicial y el fallo fue de más de $1 millón. Que se prepare el cementerio de Colón cuando llegue el cambio!

  • Miguel Iturralde dice:

    Sí Jacobo, el mismo que vende las flores las recoge cuando se van los deudos y las revende más adelante. OLPL, aquí tienes tela para cortar escribiendo un guión fílmico, algo así como “Juan de los muertos vs. Los profanadores”. Saludos.

  • janczeck dice:

    Es irreal pero sucedio,tenia a unos amigos que iban al cementerio y robando la flores se las llevaban a BeatrizMarquez a los conciertos en los teatros donde cantaba.

  • paco el jutia dice:

    cono Landy, estas cada dia mas agudo….. el hacha.

  • Jacobo dice:

    Una verdadera joyita literaria de humor negro por parte de OLPL. Ya nadie entierra a un familiar en Cuba con la cadena o el anillo que usó toda su vida, y menos con algún que otro diente de oro.
    Es más, las flores que quedan sobre el panteón durante el entierro mañanero es seguro que en la tarde estarán sobre otra tumba.

    La cremación es una solución, pero siempre quedará la duda: ¿Y si metieron a tres juntos dentro del horno y me dieron la tercera parte de las cenizas? ¿O me están dando cenizas que no son de mi ser amado?

    Aquí en Miami, donde todo se resuelve con dinero es fácil despejarse de esa duda. Paga $250.00 aparte de los costos normales y le permiten presenciar todo el proceso de cremación de su “love one.” Por cierto, un error gramatical muy común, se trata de cremación, no de incineración como dicen algunos. Los cuerpos se creman, la basura es la que se incinera, aunque al final sean la misma cosa.
    Los máximos líderes que fallecen en las altas esferas del gobierno en Cuba prefieren ser cremados y no enterrados. ¿Que harán con los restos mortales –en caso de enterrados– las turbas enardecidas cuando aquello vaya abajo? En forma de cenizas es más fácil trasladarlas al extranjero cuando la gran estampida ocurra. Además, con una pequeña muestra basta, no hay que llevarlas todas, que pesan bastante. Un par de cucharadas van al altar, bajo el cuado del difunto, y el resto al inodoro revolucionario.

    Saludos, Jacobo

  • El Lapón Libre dice:

    Necropólico, Absurdo, triste, mortuorio, bizarro, monstruoso, cadavérico, aterrador. Thriller…, pero directo al pulmón, real, denunciante y magníficamente escrito. !Cuánto horror en una islita de mierda! Si nos ahoga un zunami no se perderá nada de valor ?En qué pesadilla hemos caido?

  • Anónimo dice:

    nadie como OLP para describir la degradación moral de la sociedad cubana, donde ni los muertos se libran de la corrupción e inmoralidad de 50 años de dictadura, a que los profanadores de tumbas no hacen su sucio trabajo en el Panteon de las FAR, o en el Cacahual, o en el mausoleo del Segundo Frente Frank País, o mejor, en la tumba donde supuestamente descansan los restos del carnicero asmático en Santa Clara, da demasiado verguenza la sociedad cubana.

  • Kundejo dice:

    Que asco de país!

  • Rolando Pulido dice:

    Siempre he escuchado que Cuba y Puerto Rico son de un pájaro, las dos alas. Hoy estoy convencido de que hemos estado en un grave error. No, no es Puerto Rico, es Haití.
    Ya no habrán muertos que levanten sus brazos para defender mi bandera menuda y deshecha en pedazos. Menos mal.

  • EL BOBO DE LA YUCA dice:

    “Tal vez por esto desde los generales hasta los pordioseros están pidiendo ser cremados en Cuba. ”

    ?Será que los creman realmente? ?Quién puede asegurar que las cenizas que te entregan corresponden a “tu muerto” y que no son parte de un cádaver comunitario, repartido entre varias familias, porque los otros son vendidos o… digamos, usados en la Facultad Internacional de Medicina?