castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Internet & ITC

PD en la red

Otra vez María

  • ago 08, 201211:37h
  • 10 comentarios

Todas las mujeres de mi árbol genealógico llevan el nombre de María. Yo también, pero en segundo lugar, en una mezcla disonante de modernidad y tradición. Cargo con esta “Y” extravagante y —vaya contradicción— con la forma más común de llamarse una mujer. Así que las Marías han estado por todas partes a lo largo de mi vida: una me trajo al mundo, otra —de pelo canoso y tos de fumadora— me llevó por primera vez a la escuela y hasta jugué a las muñecas con una hermana que se llama también así. Años después, en Zürich, una de ellas me abrió las puertas de su librería para que trabajara rodeada de literatura y cariño. Y ahora ha venido en mi ayuda una nueva María, a la que aún no he podido conocer personalmente.

Comenzó a traducir mis textos al inglés ya hace más de cuatro años. Al principio, con muy pocos conocimientos del español, María José trataba de llevar mis pinceladas cotidianas a su lengua materna. Eran muy simpáticas sus primeras dudas después de leer mis posts… ¿Qué cosa es una malanga? ¿A cuánto equivale un peso convertible? ¿Qué es una cola?… Porque esta ingeniera en trasporte no tiene ningún temor a hacer preguntas, ni le parece para nada ridículo indagar sobre lo que desconoce. Y eso fue lo que me encantó de ella desde el primer momento: su humildad. Cuando uno ha interactuado con el mundo académico, donde cada cual exhibe sus conocimientos a la par que esconde sus lagunas, encontrar gente sincera –y para nada petulante- viene a ser como un bálsamo.

Así que curioseando mucho y trabajando todavía más, esta mujer que pasa ya de los cincuenta, creó una red de traductores solidarios alrededor de la blogósfera alternativa cubana. Empezó ayudando en mi blog para después extender su energía sobre muchos otros espacios virtuales que abordan la problemática de esta Isla. Madrina a distancia de estos inquietos ahijados, Mary Jo cuenta cómo su vida ha cambiado desde que se embarcó en semejante aventura. Y no se cansa. Busca traductores para las versiones al francés, al húngaro, al polaco o al japonés; subtitula entrevistas; ayuda a promover libros; va a las universidades norteamericanas a narrar su experiencia y aún así tiene tiempo para dedicarse a su profesión, atender a sus padres y a su hija. ¡Qué afortunada soy! Una María paciente y generosa ha llegado otra vez a mi vida, una María que sin estar en mi árbol genealógico ya es parte de mi familia.

Yoani Sánchez
La Habana

Publicado en
10 respuestas
Comentarios

  • Cloro Díaz Epóxido dice:

    ¿Trasporte, filóloga, así, trasporte?

  • cubanoenmadrid dice:

    Cronista, a ti y a los tuyos ya sólo les queda escribir una “crónica de una muerte anunciada”. A tus jefes los dinosaurios les quedan dos afeitadas, así que ve buscando una alcantarilla para esconderte.

    Goza que te queda poquito

  • cubanoenmadrid dice:

    ay, que miedo anonimito mijo…venga, tira pacá, que en los cursos emergentes de ciberchivatones de la seguridad del estado todavía están por ganar la batalla por el sexto grado.

    Besito pa ti mulata

  • Anónimo dice:

    Al Cubanoen madrid le dan sus atquitos porque es un “patriota-exaltado-morir-por-la-patria-es-vivir” que estima que hay personas, como Yoani, “Salvadoras de la Patria” deben quedar fuera de toda crítica, caricatura, ironía, pulla, etc. Salvadores de la Patria que deben ser puestas en un pedestal para un adoración a salvo de cualquier crítica, insinuación, indagación publica, sátira política. Pero como los Salvadores de la Patria de vez en cuando (o más bien siempre) terminan por dar la talla, pues hay que buscarse otro. El más conocido Salvador de la Patria cubano ya no está de moda hoy día, pero en su momento toda crítica fue eficazmente eliminada. Pero eso no preocupa a los “patriotas-exaltados-morir-por-la-patria-es-vivir” porque esta de ahora SÍ que es buena, hasta que reviente y descubramos, y entonces llantos y quejas: “como pudo ese hombre (o esa mujer) engañarnos así! Nos traicionó!”, etc.
    Y no es que sea mala o buena la Yoa, simplemente, por la buena salud de la Res Pública, no debe quedar exenta de criticas, sátiras, pullas, et. En una palabra, de la saludable trompetilla cubana.
    Coge tu trompetilla aquí, Cubanoenmadrid: tiiiiiiiiii”
    Supercheo!
    Y te lo advierto, no me busques la lengua, que si me pongo pa ti te saco por techo!

  • Cronista dice:

    CubanoEnMadrid, te veo con un ataquito

  • padre Ignacio dice:

    Dios bendiga a maria

  • cubanoenmadrid dice:

    También podrías explicarle lo que es un tronco e´comemierda anónimo, o sea, tú

  • Anónimo dice:

    Maravilloso ver ilustrado los buenos modales (e.g., agradecimiento) mediante una persona que vive en la Isla.

  • OLPL dice:

    Lindas las dos Marías,
    kizzezz,
    OLPL

  • Anónimo dice:

    Guatacazo que tu conoces! (No creo que Mary sepa lo que es un “guatacazo”, a ver, explícaselo ahí, Yoa!