castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Entre Hillary y Cristina…

  • Abr 24, 201215:45h
  • 6 comentarios

El Granma del sábado 21 de abril de 2012 publicó en su página 3 un airado artículo titulado “Prensa de oligarquía financiera yanqui falta el respeto a la Presidenta argentina”, en el que se reproducen juicios emitidos desde los rotativos The Wall Street Journal y The Washington Post criticando la decisión de la señora Cristina Fernández de Kirchner al nacionalizar el 51% de las acciones de la petrolera Repsol en la empresa YPF.

The Wall Street Journal sostiene que “deberían sacar a Argentina del G-20 hasta que Fernández se digne a comportarse como un jefe de Estado de verdad y no como un matón” y considera que “Al robar Repsol, la señora de Kirchner pretende aprovecharse de los sentimientos nacionalistas” y hacerse con los suministros de petróleo y los medios para alimentar la maquinaria del clientelismo político”. Por su parte, según Granma, The Washington Post “faltó al respeto a Fernández llamándola populista, y la acusó de ‘apartarse del progreso económico’ de sus vecinos” (citas tomadas directamente del periódico Granma)

Pese a lo limitado de una información descontextualizada, ya que como es usual el más importante periódico de la oligarquía verdeolivo nos priva a los cubanos de la Isla de la posibilidad de leer por nuestros propios ojos los diarios de la “oligarquía financiera yanqui”, tengo la impresión de que aquéllos no andan tan errados en sus consideraciones sobre la Presidenta argentina. Sobre todo en lo de “populista”, que como hiciera más de 20 años atrás el entonces presidente de facto, Leopoldo Galtieri, con trágico desenlace para la nación del Cono Sur, ahora la estirada e impoluta Cristina anda agitando los sentimientos nacionalistas en torno al tema de las Islas Malvinas (o Falklands, depende cómo se mire) y de paso tratando de exportar el conflicto con Gran Bretaña a toda América Latina.

En fin, que lo más probable es que yo ni siquiera hubiese reparado en la llamada “falta de respeto yanqui” resaltada en la prensa de acá si no fuera porque justamente el día anterior, viernes 20 de abril de 2012, el mismo Granma había publicado en su página 9 un artículo nada respetuoso sobre la Secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, bajo el título “¿En el sitio equivocado? La Clinton de pachanga en Cartagena”, del periodista Pedro de la Hoz, donde se pone en tela de juicio el hecho de que la señora Clinton a los 63 años se hubiese permitido la licencia de tomarse una cerveza Águila y tirar sus pasillitos salseros (“rumbosos”, dice el articulista oficial) ni más ni menos que en una discoteca llamada Havana, a propósito de su presencia en Colombia por la Cumbre de las Américas.

Yo no sé a ustedes, pero más allá de simpatías políticas o consideraciones radicales, la imagen de Hillary disfrutando en una discoteca me ha resultado simpática. Lejos de ridiculizarla —como era la obvia intención del alabardero del régimen— se consigue exactamente el efecto contrario: una mujer que a sus hermosos 63 años olvida lo encumbrado de su cargo público y se toma la libertad de disfrutar de una cerveza y contagiarse un poco de los ritmos caribeños no puede menos que despertar mi solidaridad. Me proyecta una imagen de alegría y hasta de reconocimiento a una cultura diferente a la suya. A mí, que este año espero cumplir mis primeros 53 años de vida, también me encanta de vez en vez tomarme una buena cerveza fría y sacudir el esqueleto al ritmo de la salsa, ¡qué caray! Eso no me hace menos respetable, sino más humana. Y que digan lo que quieran los parametradores, los amargados, los censores y detractores de siempre.

Eso sí, no consigo imaginar a una persona tan encartonada y tiesa como la Kirchner echando un pie, no ya al ritmo de un alegre merengue o un sabroso vallenato, sino siquiera dibujando sobre un elegante salón los compases de una milonga rioplatense. Y no la juzgo, que no todo el mundo está obligado a bailar, pero todo esto me recuerda que tampoco tenemos referencias de que los Castro jamás hayan vacilado al ritmo de un chachachá o un mambo. Al final, esto de criticar a la estadounidense solo parece tratarse de preferencias musicales, porque tanto la argentina como los dos hermanos antillanos han aplaudido complacidos en las ocasiones en que el burro de Barinas la ha pegado con rebuznar canciones llaneras ante los micrófonos.

Postdata: A los venezolanos que me leen, no tengo absolutamente nada que objetar contra las llaneras, sino contra el intérprete.

Miriam Celaya
La Habana

Publicado en
6 respuestas
Comentarios

  • Veroco dice:

    Ja.Ja.Ja.
    Cristina Fernández defiende los intereses de los argentinos.
    Ja. Ja. Ja.

  • bolleur dice:

    http://www.politico.com/news/stories/0412/75589.html
    Hillary Clinton Is More Popular Than Ever

    por muchas razones, una de ellas el despelote en Colombia bailando musiquita cubana… vamos abuelita Granma, tírate este titular en tu edición matutina como si contigo no fuera la cosa (que nunca lo es), como un error de imprenta (tan viejas y soviéticas…) como que se te cruzaron los cables (pero no el de broadband venezolano, qué va…); o animen a Dalia a irse de parranda a Nueva York , a bailar música technohouse en un bar gay con Mariela, a soltarse las melenas comuñangas en el capitalismo de verdad, no en el de mentiritas en el que viven…

  • repsoliando dice:

    Y por qué la Celaya la emprende vs Cristina?, para defender a Hillary?, o es que la señora tiene intereses en Repsol. No me cabe otra explicación. Arriba Celaya defienda sus intereses y deje a los argentinos defender los suyos.

  • Teresa Cruz dice:

    Lo ví igual, algo muy refrescante el que la señora Clinton baile un rato y se tome una cerveza. Que lo haya hecho con ritmos cubanos, nos honra.

    Y si fue casualidad o lo hizo con intención política le salió muy bien: distante de la tiranía no de la cultura cubana.

    Hillary Clinton es una trabajadora incansable que respeta a los electores y que ha hecho historia.

  • Martin dice:

    Parrafo aparte: “tengo la impresión de que aquéllos no andan tan errados en sus consideraciones sobre la Presidenta argentina. Sobre todo en lo de “populista”, que como hiciera más de 20 años atrás el entonces presidente de facto, Leopoldo Galtieri, con trágico desenlace para la nación del Cono Sur, ahora la estirada e impoluta Cristina anda agitando los sentimientos nacionalistas en torno al tema de las Islas Malvinas (o Falklands, depende cómo se mire) y de paso tratando de exportar el conflicto con Gran Bretaña a toda América Latina”
    No opine sobre esto otro en particular porque englobe todo bajo la expresion “ignorancia”, ya que comparar a un gobierno democratico como el de Cristina con el de Galtieri, me eximen de cualquier explicacion detallada…

  • Martin dice:

    Estimada Miriam: Que lastima que has mezclado tus temas con los Castro y tu fascinacion por Hillary con expresiones poco felices sobre Cristina Fernandez que desnudan tu profunda ignorancia sobre ella, sobre la el tema YPF y sobre la politica de Argentina en general. Y paso a explicarte el porque del termino “ignorancia” (por favor no lo tomes como un insulto sino como falta de conocimiento, ya que prefiero pensar que es eso y no mala intencion y maniqueo de tu parte): Tomar como referencia la opinion del “W.S.Journal” y sus conceptos sobre estos temas es como tomar al “Granma” para saber que paso con los cubanos exiliados o que les pasa a los opositores o a los encarcelados por el regimen de Castro, seria cierto y objetivo lo que me pueden llegar a decir esos cubanos sobre esos otros cubanos? Al margen de esto, te aclaron que los medio de USA saben poquisimo sobre los temas latinoamericanos en general, prueba de ello es ver el raconto de pavadas que se lee en diarios o se dicen en la TV norteamericana mostrada en el documental ultimo de Oliver Stone. Para que sepas desde donde opino, te aclaro que soy argentino, vivo en Argentina, y no soy partidario del gobierno actual de Cristina, pero precisamente el tema de YPF es una de las asignaturas pendientes que esperabamos todos aca, ya que lo poco y mal realizado por REPSOL ademas de no cumplir con los contratos firmados y no realizar el trabajo debido, nos deja una herencia de contaminacion (por no cumplir tampoco con los standares mundiales). Otro tema es la palabra “populismo”…ese adjetivo, que pretende ser descalificador, es el facil recurso que utiliza la derecha en general y los gringos en particular para describir al “peronismo” sencillamente porque no saben que es o porque no lo entienden. En todo caso no deberiamos analizar primero que es el “populismo”? es sinonimo de “demagogia”? es hacer “lo que el pueblo quiere”? se puede calificar estas cosas con el termino “bueno” o “malo” como si fueramos niños? Creo que estas cosas no son para que cualquiera opine sin saber. Por otro lado no tengo nada contra la Sra. Clinton, es mas, la respeto y tiene derecho a hacer lo que quiera con su vida personal. Lo que si me preocupo fue el comportamiento de algunos miembros del servicio secreto yanki, que si dejo mucho de desear y no que reflejo ni el Wall Street Journal ni el Granma.
    Una cosa mas, otro comentario que demostro tu falta de conocimiento. Cristina es una mujer normal, con un temperamento muy fuerte, extremadamente inteligente, divertida y que maneja un sentido del humor con mucha ironia. Se la puede acusar de muchas cosas pero no jutamente de “encartonada y tiesa” y, si te tomas la molestia de ver videos donde ella hablo en la ONU en el G20 en el UNASUR y en el Congreso Argentino, veras que de eso no tiene nada y tambien podras apreciar que debe ser una de los poquisimos gobernantes de nuestras tierras que no lee sus discursos o tiene asesores a su alredededor que le “susurran” las respuestas a la prensa. Y te regalo un dato mas…Si ves el video del festejo del bicentenario en Argentina la veras bailando “murga” que es un ritmo que se baila en los carnavales aqui y que a ella le encanta…Saludos.