castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Sábados en PD

PD en la red

Un poema de Eugenio Montale

  • pd
    Editor Jefe
  • abr 13, 201213:51h
  • + comentarios

Los disfraces

No es cuento
que el diablo se presente
como ya el gran Frégoli
disfrazado.
Pero el verdadero travesti
que fue uno de los ejes
del viejo melodrama
no está agotado en absoluto.
No tiene ninguna necesidad
de maquillaje, pelucas y esas cosas.
Basta mirarse en el espejo
para creerse otro.
Otros y siempre diferentes
pero siempre reconocibles
para quien tiene ya un cliché
de nuestro rostro.
Por eso resulta siempre vano
el arte del desdoblamiento:
hemos querido camuflarnos
como los prostitutos noctívagos
para esconder mejor nuestras llagas
pero es inútil, basta con mirarnos.

De Quaderno di quatro anni, Traducción: EHB

Publicado en
0 respuestas
Comentarios