castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

historia y archivo

PD en la red
  • pd
    Editor Jefe
  • feb 19, 201212:54h
  • 2 comentarios

El País: Rafael Rojas sobre la obsesión de Fidel Castro por dejar claro su lugar en la historia:

“Estos libros poseen, aunque pronunciados, todos los vicios de las historias oficiales de cualquier dictadura moderna. En ellos no se reconoce la diversidad de actores sociales y políticos que se enfrentó a la dictadura de Fulgencio Batista, ni la fractura de la comunidad cubana luego del triunfo revolucionario, ni los perjuicios económicos y culturales que tuvo la integración al bloque soviético y la adopción de las peores políticas centralizadoras, ateas, machistas, homofóbicas, racistas e intolerantes. Estos libros no son la memoria crítica de un revolucionario: son la justificación de una vida en el poder. La historia que lo “absuelve” no es la Historia sino el relato que él y sus seguidores escriben.
Una justificación que intenta movilizarse, por adelantado, contra el juicio que las futuras generaciones de cubanos deberán emitir y contra la ascendente visión plural de la historia del siglo XX que se abre paso entre los jóvenes historiadores, dentro y fuera de la isla. Basta leer a los autores más fieles a la línea oficial y a los periodistas y blogueros que amplifican la ortodoxia del partido único para constatar la ansiedad y hasta la desesperación que les produce la heterogénea conectividad de la era global. Las memorias de Fidel Castro, editadas por la editorial Abril de la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba, aspiran infructuosamente a ser lectura de cabecera para jóvenes cubanos del siglo XXI.”

2 respuestas
Comentarios

  • Francotirador dice:

    Todas estas memorias del Cagandante iran a parar al basurero como todo lo que tiene que ver con la maldita roboilusion castrista. Al basurero que es adonde se merece que terminen.

  • menendag05 dice:

    Sobre el artículo de Pequeño Hermano en la presentación de las memorias del “querido comandante)

    LA BIOGRAFÍA
    Febrero del 2012
    Idólatras genuinos, a mi juicio quedan pocos. Lo que si abunda son los genuinos hipócritas. Los practicantes del fariseísmo que no sufren crisis existencial, más bien, disfrutan su participación en el tragicómico evento.
    El riesgo de los Demiurgos consiste precisamente en la profunda convicción de su infalibilidad y el atributo paradisiaco de su inmortalidad. Estos ingredientes bloquean la capacidad del intelecto, difuminan su juicio crítico y los expone a la pérdida final de la credibilidad, incluso para aquellos que sumidos en la voluntaria ignorancia de una contemporaneidad aplastante que convirtió en grave error histórico la búsqueda por caminos fallidos de una solución universal
    El título “Guerrillero del Tiempo” es ya en si algo que encaja bien para una novela épica. Una narrativa de ficción, donde el autor refleja un sueño idílico, solo auténtico para regodearse en la autocomplacencia ignorando la realidad en que se escenifica.
    En un futuro no lejano, algún historiador serio y competente desmontará la trama y pondrá cada evento en el sitio que le corresponde, rescatando paralelamente, las inmensas lagunas sumidas en el voluntario olvido y las interpretaciones dogmáticas y maniqueas que requieren una óptica equidistante e imparcial para su justa ubicación.
    Su definición de la característica “bidireccional” de Internet es una interpretación realista, solo que para que conserve ese atributo sería necesario añadirle la condición de libre y ese concepto no forma parte del acervo de los demagogos.
    Supongo no tuvo en cuenta la repercusión de la definición del Ministro de la “cultura domesticada”. “mucha gente que enfrenta hoy en el mundo la barbarie irá corriendo a buscarlo”. Esto lo convertiría en un remedo del Corán para los sirios masacrados por el heredero de su padre con el respaldo de chinos y rusos.
    Confieso que aunque gran aficionado al género de las biografías, esta no la leeré. No creo que me aporte nada novedoso.
    Esta categoría literaria siempre lleva implícita la condicional de la parcialidad de los devotos o la distorsión de la realidad de los detractores, pero en general, aunque los detalles particulares del personaje puedan estar más cerca o más lejos de la verdad, por lo regular nos ubican en el período histórico en que se desarrolló. En este caso, este valor añadido no existe. Para juzgar esta historia nos basta con haberla vivido

    Pericles