castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Internet & ITC

PD en la red

Un pequeño chance

  • Nov 27, 201123:00h
  • 21 comentarios

Salí de Cuba en 1980 por Mariel y he vivido durante los últimos 31 años en los Estados Unidos, donde he podido desarrollarme como periodista, traductor y escritor. Viví durante 21 años en Nueva York y me he movido profesionalmente en medios que, si bien no me despojaron de mi identidad cubana, me ofrecieron perspectivas y criterios sobre muchas otras problemáticas mundiales, gracias a lo cual fui viendo el triste estancamiento de mi país de origen como una situación en cierto modo relativizada por el caos del planeta; y llegué con los años a la conclusión de que en la isla había un estancamiento sin salida, o con una salida a muy largo plazo y por vías realmente complejas y dolorosas, que yo no llegaría a ver (tengo 67 años). O sea, que a estas alturas de mi vida el optimismo sobre lo que pudiera pasar en la isla se había reducido en mi espíritu a su expresión más impalpable.

Hasta que hace dos días vi la entrevista que le ha hecho Antonio G. Rodiles, del proyecto Estado de SATS, al joven cubano Eliécer Ávila y pude escuchar lo que este muchacho me tenía que decir. Y lo que dice Eliécer en esas dos horas, con esa lógica suya tan asombrosa y admirable, me ha conmovido y me ha exaltado, ha reavivado en mis emociones una región que yo creía extinguida, apagada para siempre. Eso me da una sorpresiva alegría, un sentimiento muy profundo de gratitud hacia él y hacia los que en Cuba tienen su valentía y su lucidez y están aceptando ya la misión que les corresponde cumplir para darle a nuestro país un futuro democrático y justo.

Creo que vale la pena dedicar el tiempo necesario a escuchar a Eliécer con respeto y atención, y a tratar de difundir por todos los medios posibles su pensamiento y sus palabras, que son más bien un grito de alarma. La inteligencia, la honestidad, el coraje y la buena voluntad con que se expresa este joven de sólo 26 años son en mi opinión realmente ejemplares; algo que todos los cubanos presentíamos que tendría que surgir tarde o temprano y que por fin tenemos delante, materializado en un individuo excepcional. Por eso exhorto a todos los del proyecto Estado de SATS a que sigan difundiendo esa entrevista y a que incluso traten de traducirla al inglés y otros idiomas para su difusión en otros países.

Claro está, me asaltan los mismos temores de siempre: que Eliécer y sus compañeros se dejen asimilar, neutralizar, o que al final el aparato estatal los borre, los asfixie, los aísle y los logre silenciar, o lo que es peor, los elimine. ¿Cuántos no han sido aplastados por ese régimen implacable, tras haber dicho mucho menos de lo que Eliécer se atreve a decir en este video?

Sin embargo, al mismo tiempo que siento esos temores, pienso que la expresión de este joven, como él mismo señala, no puede provenir solamente de un individuo; tiene que resonar y repercutir a diario en un ámbito más ineluctable y más indestructible, y que deben de haber otros como él, decenas, cientos o miles, sobre todo de su propia generación, que sienten ese fervor por rescatar al país del inmovilismo político y se atreven a hablar o se atreverán a hacerlo tarde o temprano. No creo que la voz de Eliécer esté aislada; para mí está claro que se inscribe en un panorama más amplio de descontento y de insatisfacción profunda que está creciendo y que seguirá creciendo, inevitablemente.

Escuchar a este muchacho me ha dado una nueva visión sobre lo que está ocurriendo o podría ocurrir en mi país de origen. He vuelto a pensar en esa isla con una dosis saludable (aunque mesurada) de idealismo. Sus palabras constituyen un rayito de esperanza para todos los cubanos, y subrayo todos. Si a pesar de la estupidización y el adocenamiento que han cacareado y promovido sistemáticamente los medios oficiales de la isla durante años y años, tenemos aún allí a personas como él, que tengan su nivel de madurez y de lucidez, que como él estén dispuestos a expresarse con esa independencia y a trabajar para comunicar sus ideas y para enriquecerlas con las ideas de los demás, entonces hay al menos un pequeño chance de que la nación resurja y se salve algún día.

Reinaldo García Ramos
Miami

Publicado en
21 respuestas
Comentarios

  • SAUCEDO MIAMI dice:

    De todos los disidentes que he conocido hásta ahora, el único en quien me parece ver dotes innatas de político es Eliécer, que no solo es portador de las inquietudes que en nuestra juventud manifestamos, sino que en cada palabra que dice, tiene en cuenta el entorno de opiniones que le rodean -las acertadas y las que son producto de la deformacion causada por el adoctrinamiento y la desinformación. Parece ser el hombre de pueblo que puede liderear a las mentes políticas más claras, y a aquellas buenas gentes del pueblo que son tenidos por comunistas y que matarían por defender lo que creen que es una revolución, hacía un futuro de Cuba para los cubanos. Le deseo éxitos en la carrera que ha emprendido.

  • Gabriel dice:

    Pues sí Ingenuo,

    El problema es que ese cabrón pensaba que para que se cumpliese su sueño antes sería necesario matar a unos cuantos cubanos.

    Eliécer, al igual que millones de cubanos, está convencido de que es posible cambiar las cosas sin matar a nadie.

  • Ingenuo dice:

    ¿No tenía también 26 años aquel cabrón que, con unas esperanzas supuestamente democráticas y lleno de buena fe, asaltó un cuartel militar en la provincia de Oriente para enfrentarse a la dictadura que gobernaba en el país?

  • John Gay Cabrera dice:

    El autor del escrito ha puesto sobre el papel todos mis sentimientos tras ver y escuchar con atención las dos horas de la entrevista. Lo que más aprecio es comprobar la evolución del pensamiento de Eliécer y su asimilación de los valores de la sociedad democrática y el estado de derecho. Y todo esto en un país informativamente aislado por las políticas de lavado cerebral del régimen. Modestia aparte, lo equiparo a la evolución que tuve yo en su día. Pero entonces no había Internet, ni yo me expresaba tan bien. Lo mejor de todo: ¡hay esperanza!

  • leo dice:

    Re. “quienes lo escuchan?”

    Muchos, ya está de mano en mano y se multiplica.

  • Pedro Julio Suarez dice:

    Reinaldo, este articulo escrito por Ud. lo pude escribir yo, pero no tengo ese don para hacerlo. Esos mismos sentimientos los senti, por que yo como Ud. habia perdido todas las esperanzas de ver mi pais libre de esa tirania. De la forma que este muchacho analizo los problemas del sistema, desde su inicio, yo no lo habia oido nunca. Decir que en Cuba se habla asi, es falso, la que mas se acerca es Mirian Celaya. El tiene el merito de haber puesto en ridiculo a un alto dirigente, si lo hizo otro antes, no se, yo no me entere. Soy del criterio que debemos apoyarlo, y si se necesitan lideres ahora, despues no.

  • Gabriel dice:

    Pues no Anónimo, a Eliécer también le escuchan dentro de Cuba.

    El lápiz de datos con un video dentro se ha convertido en el panfleto del siglo XXI.

  • Miguel Iturralde dice:

    Muy bien sonora, tan aguda como siempre. Saludos.

  • Anónimo dice:

    El discurso de este muchacho es muy bueno, pero la pregunta es , quienes los escuchan? nada mas los que vivimos fuera, porque todos sabemos que la internet en Cuba esta superlimitada, el gobierno lo permite porque sabe que esto nadie en la isla ni se entera,y asi da una imagen de democracia al mundo exterior.

  • malanga dice:

    Yo creo, estoy seguro de que Eliecéres siempre ha habido en Cuba.

    Pero es otra época donde la tecnología ayuda a que estos Elieceres puedan llegar a más público.

    En el año 91 yo fui expulsado de la Juventud por decir más o menos las mismas cosas que Eliecer y como yo un montón de gente que aprovechó y confió en las asambleas de “rectificación de errores” para ayudar a a cambiar aquello que se había ido de las manos. Pobres de nosotros que creímos que Raúl Castro (el mismo que viste y calza) nos llamaba sinceramente a la crítica cuando dijo en aquel discurso “ahora sí vamos a construir el socialismo”.

    Pero en aquella época Internet estaba en pañales y no trascendimos. Al final casi todos los de aquella época tiramos la toalla y terminamos en el extranjero.

    Por eso ahora ven en Internet un enemigo tan poderoso. Porque ahora el guajirito aunque esté en Puerto Padre puede ser oido en La Habana y en toda Cuba. Por eso tratan a toda costa de dilatar y desparecer el proyecto de cable desde venezuela.

  • john noarms dice:

    si quieren pueden oir la cancion el televidor d moneda dura sintetiza d manera jocosa muy a nuestro estilo,la mierdas q se hacen en nuestro pais

  • este post me recuerda cómo me sentí yo cuando empecé a leer a Yoani y otros blogueros de VocesCubanas…hay luz, me susurré con miedo; hay, aún, esperanza. y lo sigo pensando, a ratos. no quiero defraudarme, pero … me digo… eso solo sería la consecuencia de mi falta de responsabilidad al depositar MI esperanza en las manos de otro, otra, otros… nos y otros… nosotros.

    por eso, me temo que la Elieceruforia no nos conviene, a nos y mucho menos a él. buena idea apoyarlo, porque ahora, ya se sabe, le van a caer arriba. mala idea encumbrarlo a ciegas… otro ícono, otro líder, otra esperanza… otra ilusión buscando el consecuente des… des… prefijo fatal.

    lo que EA dice lo han dicho otros, tantos, tal vez no expresado de la manera clara, calma y civil que vemos en el video, pero me temo, detecto que el flechazo se debe también a las “apariencias”, al físico limpio, varonil, joven y fuerte, además de la labia respetuosa, “self-taught” y, pareciera, decidida, a “hacer algo ya”. qué lindo regalo de fin de año, fin a un annus horrobilis con mucha bilis, mucho ano, mucho nada de nada, otra vez. y es que hubo otros, como esos que todavía se ponen corbata para cualquier ocasión pública, esos que ya están gordos y viejos, esos que aún dictan idelología, lemas, casi el mismo discurso de “los otros”, esos que se fueron, esos que siguen rayando el mismo disco sin apenas volumen…

    y ahora éste, en verdad “un hombre nuevo” en ese sentido rígido, casi militar que me asusta, en ese sentido machista-varonil que gusta tanto a nuestra gente, un Eliécer-elixir para nuestra sed y ansiedad de cambio… otro, otra, otros, nos otros… nos otras…

    venga, chupa tu ración de la Elieceruforia, me digo, pero no puedo. mi desconfianza me lo dice tranquila… déjalo que entre al baile, que se mueva a ver a qué ritmo, a quién escoge de pareja, a quién se lleva a casa mientras tocan la última pieza… déjalo, que no es el único… hay muchos, otros, muchos otros… nos y otros… entre nosotros.

  • menendag05 dice:

    CONTINUIDAD FALLIDA

    La prueba más evidente de la inconsistencia y la inviabilidad del proyecto es la incapacidad y la negación de gestar un pensamiento continuista en las generaciones emergentes. Todos los retoños cultivados en el jardín cerrado y protegido se marchitan y finalmente se excluyen por la convicción de que su promoción solo conduciría al cambio y la extinción del error histórico que nos llevó al drama actual.
    Un proceso que no tiene relevos solo puede derivar hacia su desaparición. No se ha ganado el derecho a una transición ni aspira a ella.
    El muro de Berlín y la evolución de la Perestroika, han tardado más de lo previsible en reproducirse en el trópico, pero finalmente eclosionarán generando una realidad excluyente que convertirá en historia obsoleta un proyecto fallido y en materialidad futura el ansia contenida de una sociedad envilecida y engañada

    Pericles

  • Amadeus dice:

    Lo sorprendente es que haya una generación, o mejor dicho, individuos de una generación, que no conociendo otra cosas que la versión de la historia que les ha inculcado la dictadura, sean capaces ver más allá de sus narices, con tanto chupi-chupi y la medicoridad nacional que han conseguido 50 años de tiranía.

    Como dice Fidelina “son las mismas cosas que dicen mis amigos y familiares en Cuba”, pero eso no basta. Por esa razón es esperanzador que gentes como Eliécer, Yoani, Claudia, Orlando y otros mantengan esa actitud cívica y de resisitencia, porque con la disidencia “histórica” ya no se puede contar con todos sus incuestionables méritos.

    ¿Por cierto, qué ha sido de Biscet?

  • Fidel.Gusano dice:

    Lo que más me joroba de este videito es que este culicagao se vistió de Adidas como yo…!!!
    A mi nadie me hace esas cosas !!!…

  • Solabaya dice:

    si, quien ve los videos de Elicer puede notar un cambio de un periodo de ingenuidad, a otro de radicalismo. Creo que ya esta en ese punto del que no hay retorno. Veremos si sigue ese curso o si se queda por el camino. Me parece, apuesto, porque seguira. Es un lider natural, que habla con idealismo, y desde una optica que hace dificil meterlo dentro de un grupo u otro (contra o a favor). El mismo se declara caminando por una linea tenua entre uno y otro…

  • la flaca dice:

    Fidelina, Lo que Eliecer dice lo dirán muchos pero con menos certeza y elocuencia. A través de los años–debido a la dieta diaria del miedo y la paranoia–el cubano de a pie se ha traumatizado al punto de haberse transformado en un ser un tanto más “calladito” y con mucho menos valentía.

    Eliecer tiene las agallas que hacen falta. Este muchacho está dispuesto a enfrentar las consecuencias de hablar tan claro en un lugar donde la doble moral (pensar una cosa mientras que se dice y se hace otra) es la primera opción de la mayoría del pueblo desde hace ya medio siglo.

  • solariego dice:

    En Eliecer podemos ver como la mente se independiza a pesar del profundo trabajo propagandistico recibido. Es como ver a un robot pasando a pensar por sí mismo. Aunque se le ve el dobladillo al software revolucionario, se le detectan sus escapadas en el lenguaje que usa. Que es popular por demas, como dice Fidelina.

  • Fidelina dice:

    Lo que Eliecer dice, son las mismas cosas que dicen mis amigos y familiares en Cuba.

  • Sergio (TORONTO) dice:

    Muy bien por rey y gracias por brindarle ese apoyo, no solo a E.A., que ha demostrado ser un un joven valeroso y honesto, sino también a todas las nuevas generaciones de cubanos que aspiran con una Cuba más cívica y respirable. Mis respetos y aplausos a ambos.

  • Gabriel dice:

    Las palabras de Eliécer atraen porque se palpa que vienen de un joven idealista que —contra un mar de propaganda— es capaz de articular ideas por sí mismo.

    Da esperanzas porque demuestra la increíble resistencia de la mente juvenil al adoctrinamiento.