castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

historia y archivo

PD en la red

Aparece un incunable

  • pd
    Editor Jefe
  • Sep 04, 201123:15h
  • 13 comentarios

Y ahora que la Escuela al Campo se ha reconocido oficialmente como una pérdida de tiempo, ¿qué hacer con este estudio de la UNESCO titulado “La Escuela Secundaria Básica en el Campo: una innovación educativa en Cuba”? Hay que reconocer que en 1974 el hoy Ministro de Cultura Abel Prieto ya apuntaba maneras… Miren este parrafito, por ejemplo:

Los objetivos de la escuela al campo estaban bien definidos dentro de la práctica social de formar un hombre nuevo, amante de la patria, de espíritu transformador y creador de las riquezas sociales que comprenda el valor del trabajo y lo ame, honesto, abnegado y firme. Objetivos concretos iban encaminados a eliminar la diferencia entre la ciudad y el campo; establecer lazos estrechos de la escuela con la vida; educar la nueva generación en el trabajo y para el trabajo, y dentro de un objetivo común, combinar la más estricta exigencia con el respeto a la personalidad de los educandos.

Corrección: J. Camacho me hace notar que se trata de Abel Prieto Morales (1923-1981), padre del actual Ministro de Cultura, que fue viceministro de Educación y trabajó para la UNESCO.

13 respuestas
Comentarios

  • […] Por todo lo anterior debemos agradecer el par de artículos que le ha dedicado hasta el momento Waldo Acebo Meireles en la revista Cubaencuentro y que nos narran la otra cara de la medalla, la que no cuentran ni Jorge Fraga en su documental, ni en el “estdio que para verguenza de la ciencia social “revolucionaria” por esa época le dedicaran Max Figueroa, Raúl Gutiérrez y Abel Prieto, Bajo el título de “La Escuela secundaria básica en el campo: una innovación educativa”. […]

  • Vertiente, Camague, Florida y Morón dice:

    Eon Flux
    No era tres horas al día. Era seis horas, porque eran tres horas en la mañana un turno y tres horas en la tarde el otro turno.

  • Eon Flux dice:

    El aspecto más significativo de la experiencia cubana reside quizás en esa verdadera proeza que consiste no sólo en instaurar un sistema de autofinanciamiento y de autogestión de la educación,sino también en hacer de la escuela el fermentario de todo un proceso de desarrollo económico, social y cultural de la región. ( Prologo )

    “…De modo que escuelas como éstas no constituirán un lujo dentro de un pequeño país como Cuba, porque en las condiciones de nuestro clima, 500 há. De cítricos -por ejemplo- bien atendidas por 500 jóvenes que integran la población escolar de cada centro, producirán más que suficiente para sufragar todos los gastos de la escuela.

    Los alumnos trabajan tres horas diarias en el campo, de lunes a viernes, en horario de la mañana o de la tarde, según el turno que corresponda. El valor de lo que producirán con energía y entusiasmo, con la aplicación de la técnica, con el uso de máquinas, son bienes sociales que permitirán fundar nuevas escuelas y fomenter nuevos planes economicos…”
    ( Pagina 20 )

    Tremenda la productividad de los estudiantes cubanos: trabajando solo 3 horas al dia podian producir los suficiente para autofinanciar y autogestionar el costo de la educacion!

    Y ni que decir del desarrollo cultural del campo: sobre todo Isla de Pinos y Jaguey Grande!, hoy grandes centros culturales y economicos del pais.

    Y los eruditos de la Unesco aplaudiendo!

  • Presto dice:

    A mí también se me congeló al abrir el site. Pero vi los nombres de los autores. Ya Camacho aclaró que se trata de Abel Prieto, padre. El otro autor, igual. Es Max Figueroa, padre.

  • pd dice:

    Gracias, lo corrijo…

  • J. Camacho dice:

    Ernesto, este Abel Prieto, el padre no el hijo.

    Abel Prieto Morales (1923-1981), fue viceministro de educación y trabajó para la UNESCO.

    Fue Director de Servicios Técnico-Docentes y era íntimo amigo de Armando Enrique Hart (quien fue también Ministro de Educación del 1959-1965).

    Abelito lleva su segundo nombre, Enrique, en honor a esta amistad.

    Otro caso de nepotismo.

    El folleto es una joya. Se publicó en inglés, francés, y portgués… además de español.

  • Amadeus dice:

    Yo no fui a ninguna, porque siempre encontré un pretexto para quedarme en La Habana, pero me cogió el SMO, que es otra pérdida de tiempo. Por cierto, conocí al difunto Julio Casas que entonces era el jefe de la divisón donde pertenecía a mi unidad en El Calvario, un pueblo cerca de Managua.

  • un cubanito en españa dice:

    Yo fui a todas, y después pasé el pre en el campo. Muchos buenos recuerdos, el primer amor y todo eso, y muchos malos también. Es una aberración separar a niños de sus familias así. Pierden el ejemplo a seguir de sus padres, y hacen lo que les da la gana.

  • pd dice:

    A mí me funciona bien.

  • Leonel dice:

    Mientras estos tipos se hacian pajas mentales, nos jodiamos en los lodazales y, para peor, los guajiros nos decian lo evidente: Que dejabamos perdidas. Los otros comemierdas alla en Paris, haciendoles el jueguito, perdidos en el llano y sin entender, como siguen ahora, la realidad cubana, metidos en utopias y experimentando a costillas de nosotros..

  • la flaca dice:

    Ernesto, Gracias por esta joyita, pero el enlace está defectuoso. Se congela la pantalla al abrirlo mas allá de las primeras dos páginas.

  • veroco dice:

    Abel Prieto… vaya, mas que de su pasado, me gustaria hablar de su futuro.

  • ADVIL PM dice:

    Abelito “el lucido” desde joven; le ronca tanta mediocridad unida con imbecilidad y chicharroneria.