castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

castrismo

PD en la red

Un día en el extranjero

  • May 17, 201118:51h
  • 6 comentarios

Llegó a Cuba enamorada de la Revolución, a finales de los setenta. Se casó con un general y se instaló en la isla paraíso, para hacer sus sueños realidad. Se codeó siempre con gente de altura, la llamada nomenklatura, y vivió los últimos treinta años como una princesa. La perestroika, la glasnost, la caída del Muro de Berlín y luego el derrumbamiento del bloque socialista le llegaron como ecos de la lejana Europa, que ella sabiamente había dejado atrás. Desde su casa en Siboney escuchó la letanía del Período Especial, pero cuando manejaba el Lada por Quinta Avenida, las cosas no se veían tan mal. Aunque se le iba poco la luz compró una planta eléctrica y, como siempre, su esposo abastecía la bodega del hogar con productos de importación. Los mismos de siempre.

Había hecho algunas amigas, casi todas del Partido Comunista. Sin embargo, a principios de los 2000 pocas quedaban en Cuba y todas habían renunciado a sus cargos políticos y al Partido. Nunca la política había sido un tema entre ellas, pero la comida sí, y las cremas, la playa y la buena vida. Poco a poco la necesidad se apoderó de los diálogos: ¿A quién le importaba el mar azul y la arena blanca de Varadero si no había un huevo para poner en la mesa? Pero ese animal de la discordia, la bestia política, no la iba a dejar sola.

Un día decidió regalarle a sus amigas un día especial: playa, restaurante y hotel. Salieron desde por la mañana y regresaron tarde en la noche. Cuando se bajaron del carro una de ellas le dijo satisfecha: ¡Gracias por este maravilloso día en el extranjero! Fue la última vez que se vieron.

Claudia Cadelo
La Habana

Foto: Leandro Feal.

Publicado en
6 respuestas
Comentarios

  • azel shytts dice:

    es la realidad men,son otros tiempos,quien tien puede quien no sejo,igual q en todos lados

  • elena dice:

    Me ha parecido un relato perfecto. Esta muchacha dice mucho con muy poco. Un gusto leerla, un gusto…

  • EL BOBO DE LA YUCA dice:

    ?Lo escribió Claudia? ?No fue Yoany?

  • Critica a criticon dice:

    azel shytts,¿Y por que tu no hiciste el escrito en los 90’s?. Hoy todo sigue igual si no tines dinero. Ademas ella no dice si las invitadas tienen plata o no. Eso que tu haces es criticar para tener un orgasmo.

  • chucho dice:

    Yo nunca he participado en tu blog,felicidades muy bien escrito y mejor forma de resolverlo,me gusta porque aunque llenas tus lineas de todo lo bello que lo rodea,el tuyo si no da la impresion deestar leyendo La Bella Durmiente,felicidades.

  • azel shytts dice:

    ese escrito lo podia haber escrito en los 90’s tendria mas valor hoy no mas,ya en cuba la gente con plata va a todos los lugares no tiene q ser mujer d general ni la cabeza d un guanajo