castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

EE UU-Cuba

PD en la red

Castrismo y terrorismo: haciendo memoria

  • pd
    Editor Jefe
  • may 05, 201111:55h
  • 7 comentarios

Sobre el plan, más que documentado, para volar grandes almacenes en Nueva York en 1962:

On October 3, 1962, a few days before the onset of the crisis, Castro sent one of his trusted men to New York on a key mission. The man chosen for the job was Roberto Santiesteban Casanova, who had just been appointed to a minor post at the Cuban mission to the United Nations. His diplomatic passport identified him as an “attaché” to the Cuban mission. Santiesteban’s professional field, however, was not diplomacy. Quite the contrary, he was an expert in terrorist techniques, just graduated from a highly secret school of terrorism and subversion, not far from Havana.
As soon as Santiesteban arrived in New York, he contacted the rest of his team, including José Gómez Abad and his wife Elsa, both attachés at the Cuban mission, and José García Orellana, a Cuban immigrant who ran a costume jewelry shop in Manhattan. FBI estimates of how many others were involved in the plot range from twenty-five to fifty people. The secret mission of the terrorist team was to accomplish Castro’s orders to blow up a big portion of Manhattan, including the Statue of Liberty, Macy’s department store, several subway stations, the 42nd street bus terminal and Grand Central station, as well as several refineries along the New Jersey shore, including the Humble Oil and Refining Company in Linden. To this effect they stored a huge cache of explosives at Garcia’s shop.
But the saboteurs’ plan was too ambitious and included too many people, and soon the FBI got word of it and detained the main conspirators. Had their plan worked out the way it had been conceived, it would undoubtedly have ignited American public opinion and prompted retaliation against Cuba. Had it occurred during the tense days of the crisis it may have been taken for a Russian preemptive attack on the United States and may have triggered a spasm-like retaliatory strike on the Soviet Union, with unpredictable consequences.

Posts relacionados:

Un terrorista reciclado.

PD: Humberto Fontova volvía sobre este asunto hace unos días en Townhall:

Ahí va una traducción para quien prefiera leerlo en español:

El frustrado (y olvidado) 9 /11 de Castro y el Che

Por Humberto Fontova

Townhall.com, 4 de mayo de 2011

“Estoy orgulloso del camino de Osama bin Laden,” espetó desde una cárcel francesa en 2002 Ilich Ramírez Sánchez. Ramírez fue también conocido durante la década de los 70 como “Carlos el Chacal”, y “el terrorista más buscado del mundo”. En 1967, Ramírez-Sánchez era un recluta entusiasta en los campamentos de entrenamiento de “guerrilleros” (terroristas) creados en Cuba por el Che Guevara en 1959. “Bin Laden ha seguido un sendero que yo también incendié”, continuó diciendo durante una entrevista con el diario pan-árabe radicado en Londres Al-Hayat. “Seguí sin parar desde el principio las noticias del 11 de septiembre en los Estados Unidos ¡No puedo describir esa maravillosa sensación de alivio!”.
“Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa” –deliraba el ídolo y mentor espiritual de Carlos el Chacal, el Che Guevara, en su Mensaje a la Conferencia Tricontinental en 1966– “Llevarla a sus lugares de diversión; hacerla total. Hacerlo sentir una fiera acosada por cada lugar que transite”.
Afortunadamente, el 17 de noviembre de 1962, el Buró Federal de Investigaciones, FBI, encabezado por J. Edgar Hoover frustró la “guerra” que Castro y el Che habían planeado lanzar contra los norteamericanos en algunos de sus “lugares de diversión” favoritos.
En la mañana del sábado 17 de noviembre 1962, cuenta el historiador William Breuer, el cuartel general del FBI en Washington DC reunía “todas las características de un puesto de mando militar
Y así tenía que ser. La noche antes, había sido resuelto un rompecabezas de inteligencia. Y la imagen resultante había estremecido a los hombres del FBI, muchos de los cuáles habían visto bastantes horrores en sus vidas, por haber prestado servicio durante la Segunda Guerra Mundial y en el apogeo de la Guerra Fría. Y ahora tenían apenas unos días para frustrar un crimen contra su país capaz de competir con los cometidos por el general y primer ministro del Japón Hideki Tojo, incluyendo la Marcha de la Muerte en Bataan.
Los agentes y sus oficiales estaban demacrados, con los ojos enrojecidos, y sumamente tensos. Como halcones desde su percha habían estado contemplando nerviosos el desarrollo del complot. Se acercaba la hora de lanzarse contra sobre los agentes Fidel Castro y el Che Guevara, involucrados en una conspiración terrorista que décadas más tarde habría hecho babearse de gusto a Bin Laden.
Alan Belmont era por entonces el segundo de J. Edgar Hoover. Raymond Wannall dirigía la Division de Inteligencia del Buró. Aquella crispada mañana los dos estaban en la oficina de Belmont, situada un poco más allá de la de Hoover en el mismo pasillo. Ambos sacaban chispas a las líneas telefónicas llamando a sus agentes en Nueva York. En un teléfono se encontraba el Agente Especial John Malone, que dirigía la oficina de terreno de Nueva York. En otros, se comunicaban con varios vehículos cargados de agentes del FBI que se desplazaban por Manhattan. Estos mantenían una vigilancia discreta, pero constante, sobre los cabecillas del plan terrorista cubano.
Los agentes de Castro se proponían plantar la semana siguiente una docena de artefactos incendiarios y 500 kilos de TNT en las tiendas Macy’s, Gimbels y Bloomingdales, y en la Estación Central de Ferrocarriles de Manhattan. Tal proyecto de holocausto estaría listo para su detonación al día siguiente del de Acción de Gracias.
Un poco de perspectiva: Para las 10 explosiones en el metro de Madrid, que en marzo del 2004 mataron o mutilaron a casi 2.000 personas, la red al-Qaida utilizó un total de 100 kilos de TNT. Los agentes de Castro y el Che planeaban liberar cinco veces esa potencia explosiva en las tres mayores tiendas por departamentos del mundo, todas abarrotadas de gente hasta la asfixia y palpitantes de alegría navideña en el día en que se registra la venta más grande del año. Solamente Macy’s recibe ese día a unos 50.000 compradores. Miles de neoyorquinos, incluidos mujeres y niños iban a ser incinerados y sepultados ese día – y considerando la fecha y los objetivos escogidos, probablemente la mayoría habrían sido mujeres y niños.
Por esa época el FBI dependía en gran medida de inteligencia humana, lo cual les permitió penetrar hábilmente el complot. Uno por uno fueron emboscados los cabecillas. El primero y más importante se llamaba Roberto Santiesteban y fue capturado mientras caminaba por Riverside Drive. Al ver que los agentes se le aproximaban, Santiesteban echó a correr, y mientras corría, se metía papeles en la boca y los masticaba furiosamente.
Pero tras él iban seis agentes del FBI, todos ellos de pies ligeros. Finalmente cerraron el cerco y “triangularon” al sospechoso. Santiesteban cayó al suelo, furioso y maldiciendo, agitando los brazos y tirando codazos como un loco. Justo cuando iba a sacar su pistola los agentes lo agarraron por un brazo y se lo torcieron a la espalda.
Mientras este grupo capturaba a su presa (tras un vigoroso ejercicio), otro equipo del FBI tenía la tarea mucho más fácil de detener a una pareja, José y Elsa Gómez Abad, al salir de su apartamento en la calle 71 Oeste. Estos dos se entregaron sin resistencia. El Buró especulaba que hasta 30 personas podrían formar parte del complot, pero éstos tres eran los jefes. Si los detonadores se hubieran disparado, el atentado terrorista del 11 de septiembre podría ser recordado hoy como el segundo más mortífero en perpetrado en suelo estadounidense.
Santiesteban y los Gómez pertenecían a la Misión de la Cuba de Castro ante la ONU, y reclamaron “inmunidad diplomática”. Otros complotados pertenecían al Capítulo de Nueva York del “Comité Juego Limpio para Cuba”, un nombre que se hizo mucho más conocido en la misma semana, pero del año siguiente, [cuando al presunto asesino del presidente Kennedy, Lee Harvey Oswald, se le ocuparon folletos de la organización].

Publicado en
7 respuestas
Comentarios

  • Francotirador dice:

    La operacion Mongoose a la que se refiere el comentarista Daniel, fue obra de la CIA y el FBI no tuvo nada que ver con ella.
    Alguien deberia aclararle a Daniel que fue el FBI, el cual se ocupa del terrorismo domestico, el que desbarato el complot de los cubanos para Thanksgiving y no la CIA la cual no puede por la ley que lo prohibe, actuar en trabajos de inteligencia domestica dentro de USA.
    El plan fue obra de Guevara y Castro pues sin su autorizacion a nadie en Cuba se le ocurriria planear e intentar llevar a cabo un crimen tan horrible.
    Guevara ya unos años despues anunciaria su llamado a llevar el terror al “enemigo imperialistaen su propia guarida” en su declaracion de guerra en su mensaje a la Tricontinental.
    No importa la opinion del comentarista Jacobo el cual siempre dice aqui que Sr. Guevara era un “asesino revolucionario” pero no era terrorista, el argentino era un terrorista. Sus metodos era los de un terrorista, su filosofia era la de un terrorista, y sus acciones fueron hechas para inspirar terror entre sus enemigos y los civiles que no cooperaban con ellos.
    Su politica en las Villas de asaltar los bancos en esa provincia para proveer a los revolucionarios de fondos,estaba inspirada en las acciones de los terroristas bolcheviques que hicieron lo mismo durante su lucha.
    Si tiene plumas y vuela, si nada en el agua sin mojarse, tiene pico anaranjado, plumas blancas y hace cuac,cuac cuando grazna, es un pato. Es un ave , pero es un pato primero.
    Guevara seria un revolucionario, pero era un terrorista.

  • Anónimo dice:

    Esta debe ser la operación Mangoose a la que se refiere daniel.

    Operation Mongoose. (2011)
    Adventure | Comedy – 27 April 2011 (Canada)

    A documentary film crew follows the day to day lives of two aspiring bounty hunters, in hot pursuit of a former teen actor turned fugitive, as well as their many misadventures along the way.

  • Anónimo dice:

    Para daniel,

    Eso es lo que te dijeron y lo crees porque no tienes acceso a nada mas que a lo que te dicen. Si estoy equivocado, déjanos saber en que papeles desclasificados de Mangoose se encuentra tu cuento de carretera.

  • Cuco dice:

    La actuales “razones de Cuba”(las auténticas) pesan más que antiguos eventos de historia pasada. La razón por la que tiene que abrir “las grandes alamedas” está en que el estado cubano es un desastre,un estado fallido,ya decrépito y que no siempre fué tan ineficaz (muca gente estudió,a mi me salvaron un ojo sin preguntarme si era del partido comunista)pero que hoy no provee a su gente…tan simple como eso; a ver si nos enfocamos,Damas y Caballeros…

  • Cuco dice:

    Y dale con el Ché…!
    Déjenlo tranquilo,déjen al Ché Guevara ya please,ejecutado sin juicio alguno al siguiente día de su captura por allá por el 1968.
    Iguaito que Fidel Castro se niega a aceptar que ya estos Estados Unidos no son aquellos de la Mamita United,de la ITT, de los Somozas y el Stroessner,también la derechona debe aceptar que corren otros tiempos,muy diferentes de aquellos tempranos 60′s en que aún no se habían discipado las nubes negras de Hiroshima y Nagasaki…Más de un implicado en la muerte del Guerrillero Heróico estará rezando porque no sigan revolviendo el asunto,no sea que por joder se le vaya un tiro a álguien. Déjen al Ché tranquilo descansando en paz,en Cochabamba o Santa Clara.Hagan el favor….

  • daniel dice:

    El supuesto complot de Cuba para volar medio New York fue una fabricacion CIA urdida dentro del contexto del Plan Mangosta para tener un pretexto a mano para desatar la invasion. Lean los papeles desclasificados de Mangoose, partida de ignorantes!
    Igual con el Comite de Juego limpio con Cuba, creado como fachada de operaciones CIA, y donde L Harvey Oswald trato de participar. Por que creen que no se pudo demostrar la participacion de FC para matar a Kennedy? Ustedes estan tan llenos de amargura que no vacilan en prestar atencion a los mas desaforados rumores que ya en su tiempo quedaron descartados.

  • sonora y matancera dice:

    si algo debemos agradecerle a la internet los cubanos, aparte de dar luz a GY y demás blogueros independientes y así –con su valentía y respeto a la libertad de expresión– inspirar a algún que otro oficialista que con el tiempo se caerá de la raída barba, es el registro digital de toda la mierda que ha dicho, hecho y deshecho ese feto mal nacido de FC. no solo la historia no lo absolverá, tampoco le otorgará a su memoria la gloria que tanto anhela ahora, a través de tanta reconstrucción precipitada en las diarreflexiones.