castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Internet & ITC

PD en la red

El “caso Gross” y la Comunidad Hebrea de Cuba

  • May 01, 201114:33h
  • 11 comentarios

Una pieza clave para entender el “caso Gross” es ORT, una red educacional y de cooperación judía, cuya filial cubana fue parte del proyecto de USAID para facilitar las telecomunicaciones y el acceso a Internet en Cuba. Fue para ellos que el contratista Alan Gross preparó la red de conexión que formaba parte de su proyecto para Development Alternatives Incorporated (DAI), con fondos de USAID. Poco después de las investigaciones que desembocaron en la detención de Gross, ORT cerró su filial cubana y uno de sus empleados, William Miller, renunció como vicepresidente de la Comunidad Hebrea cubana.

Se ha dicho varias veces, pero no está de más repetirlo: Adela Dworin miente en sus declaraciones a la prensa sobre el caso: ella sí conoció a Alan Gross. Y también lo conoció —y así lo reconoció públicamente— el propio Miller, que acudió a declarar el viernes 4 de marzo en el juicio que se celebró en el tribunal municipal de Diez de Octubre.

En las imágenes de las afueras del juzgado donde se le hizo el juicio a Gross captadas por Telesur, puede verse (0: 27”) al joven Miller (con kepá) y a otro chico alto que entran a declarar a la sede. Además de comparecer como testigos contra Gross en el juicio, estas personas fueron filmadas por la Seguridad del Estado. No me extrañaría que sus declaraciones fueran incluidas en un próximo capítulo del serial “Las razones de Cuba”.

Una de las figuras que no ha sido mencionada en este asunto es el nuevo vicepresidente de la Comunidad Hebrea en la isla, David Prinstein. Durante la reciente visita del ex presidente norteamericano James Carter a Cuba, a finales de marzo, pudimos verlo, obsequioso, en varias fotos tomadas en la Sinagoga Bet Shalom. Y también estuvo, cómo no, en la reciente visita a Gross en prisión, durante la Pascua judía, acompañando a Adela Dworin.

Prinstein ha hecho una carrera sorprendente. Hace algunos años se dedicaba a revender tabacos, y a trapichear (desde su puesto de administrador de la Sinagoga) con las ayudas y donaciones que recibía la Comunidad; ahora es todo un funcionario, con casona en el Vedado (calle H) y sueldo en CUCs. Pero lo que no muchos saben es que estuvo estrechamente vinculado con Alan Gross, durante los viajes que éste hizo a la isla. Parte del programa del contratista norteamericano incluía la distribución entre personas de la comunidad de una serie de teléfonos móviles marca Blackberry, con el objetivo de probar la señal de la conexión de Internet que buscaba instalar en distintos puntos de la isla. En septiembre del 2009, David Prinstein y otras personas de la comunidad judía tenían en su poder estos teléfonos, y los usaban para acceder a la Red.

La actitud cobarde de las autoridades de la Comunidad Hebrea en Cuba ha servido para condenar a Gross a quince años de cárcel y usar su “confesión” como prueba de cargo propagandística contra los programas norteamericanos pro-democracia en Cuba. Prinstein ha salido indemne de todo el asunto, y hasta fue promovido a vicepresidente de la Comunidad en sustitución del joven Miller. No parece demasiado arriesgado aventurar que tal “promoción” pudiera ser el pago por su estrecha colaboración con la Seguridad del Estado en este turbio asunto que ha vuelto a tensar, una vez más, las relaciones de Cuba y EE UU.

Ernesto Hernández Busto
Barcelona

Foto: David Prinstein, James Carter y Adela Dworin, durante la reciente visita del ex presidente norteamericano a la sede de la Comunidad Hebrea de Cuba.

Posts relacionados:

Alan Gross, entre Purim y Pesaj.

El “caso Alan Gross” y el 52 ch.

11 respuestas
Comentarios

  • ES hora de que el lobby judio de USA nos tome en serio, desde hace 52 años no lo hace, no toman en serio la causa cubana , o miran para otro lado, para los judios no toman en serio Cuba, ven como una isla bananera, poco rentable, pero esta gobernada por el mal, peor qeu los palestinos, y para LIBERAR A GROSS VAN A TENER QUE PONER LOS PORTAVIONES MIRANDO AL MORRO, TOMARNOS EN SERIO.

  • Regina dice:

    Por fin leo algo que entiendo sobre el asunto de Gross. Yo había preguntado en mi blog, pero nadie supo responderme. Gracias Ernesto

  • Teresa Cruz dice:

    Lamento llegar tarde para publicar este comentario, No se dude de lo que dice PD, hace mucho que el Patronato controla todo las donaciones y las distribuye a su antojo. He visitado el Centro Hebreo Sefardí en La Habana y otras sinagogas y eso es lo que ví.

  • pd dice:

    Línea directa con lector de mentes, no. Pero el trapicheo de Prinstein era cosa sabida en la comunidad judía. Tenía patrimonio absoluto de toda la comida kosher que llegaba por donaciones, y revendía una parte. Lo saben los que le pagaron, y no son pocos.
    En cuando a Adela, cualquiera que la conozco y conozca la manera en la que lleva el Patronato sabe que no es cierto que nunca conoció a Gross. ¿Cómo puede ser que Prinstein esté usando uno de los teléfonos que le dio Gross y Adelita no sepa nada? Por favor…

  • Cuco dice:

    Coincido con Teresa Cruz 22:38’….Si no es por el comentario de Alina 20:35′, digo una burrada…menos mal…!
    Alina nació en el pueblo y en el pueblo hay muchas Alinas!..
    (y Alinos también aunque sin alas, ehh! …)

  • El Vivo dice:

    Como sabra PD que Adela esta mintiendo y que el otro “trapicheaba” con el dinero de la Sinagoga?

    Los judios no se confiesan, por lo que preguntarselo al cura parroco seria inutil. Tendra entonces PD alguna linea directa con un lector de mentes especializado en judios?

  • Teresa Cruz dice:

    Muy bueno el comentario de Alina Brouwer.

  • Alina Brouwer dice:

    Esta “Comunidad Hebrea” es como la otra organizacion marioneta que tienen los Castro, la de los babalawos o la de los metodistas. Tienen sus sindicatos, sus ministerios de cultura, sus organizaciones religiosas. Este es un regimen montado con todos los hierros. Que ahora sin plata se oxidan todos. Cuando la gente pregunte por que Cuba es tan pobre? Les podemos contestar que es porque tenemos a todos estos vagos viviendo del cuento y banqueando entregando a sus propios compatriotas.
    Senora Adela o senor David, espero que no se hayan beneficiado ustedes personalmente por el arresto y la condena en vida al senor Gross. Espero tambien como cubana que sus ascensos a estos puestecitos no se deba a que han traicionado la confianza de familias judias cubanas.
    Estos senores, o estan muy mal informados o estan muy bien coordinados. Esa es una frasesia cliche que funciona muy bien para estos tipejos. Huele a traicion esto.
    Por otra parte los cubanos sabemos bien que Castro resucito todo el tema este judio cuando exilo a aquellos que les molestaba, monto su red de judios trabajando para el en USA y lo que queda en Cuba, esa vaca que tiene tantas posibilidades las manejan ellos solitos. Ellos saben perfectamente la influencia judia en el panorama politico y economico.
    Acceso directo al Presidente Carter de una organizacion que el controla? Eso solo lo da Castro cuando los tiene bien llaveados.
    Asi las cosas. Que horror.

  • ADVIL PM dice:

    Todo lo que venga del gobierno cubano con sus oportunistas de turno es sencillamente asqueroso. Shame on them!

  • Tersa Cruz dice:

    Amén. ¿ Explicará la historia las razones de Adelita? Los tiranos salpican el fango en que se revuelven.

  • Amaury dice:

    Ya el Mossad los tendra en su lista y a su debido tiempo pagaran por sus bajezas.