castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

En Cuba

PD en la red

Crónica de un secuestro

  • pd
    Editor Jefe
  • Abr 26, 201112:50h
  • 25 comentarios

El viernes 22 de abril, en la esquina de H y Calzada, Vedado, La Habana, fui interceptado a las 3:45 p.m por un auto Lada sin chapa policial, del cual bajaron 4 agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil. Ante la sorpresa intenté pedirles la orden de arresto; mientras el conductor ordena “¡Sube, Iturria que llegó tu hora!”, y uno de los dos gendarmes de me da un puñetazo y me empuja hacia adentro con ayuda de otro.

En el vehículo me despojaron de mis pertenencias (celular, cámara, un libro, papeles y el carnet de identidad). Ya en marcha, bajaron por la calle G hasta 23 y de esta a 41 y 31. En el Hospital Militar de Marianao doblaron hacia Siboney y desembocaron en la estación policial de San Agustín, municipio La Lisa.
Durante parte del trayecto me mantuvieron con los brazos maniatados hacia atrás y la cabeza hacia abajo. El chofer respondía a llamadas del móvil con frases como “llevo la carga, llama después”, o “coge diez equipos y espérame en el punto 30”. A su lado un oficial cincuentón, alto, negro, de labios gruesos y cara de hastío; el único que llevaba botas militares.

En la estación me registraron minuciosamente. Estuve en el lobby bajo vigilancia del tipo del puñetazo —un trigueño treintañero y medio calvo con cara de odio—, y del mulato joven del asiento trasero, hasta que una suboficial me condujo a una oficina medio desvencijada, donde entró uno de los militares que estuvo en mi casa el ocho de marzo, cuando rechacé la citación a una entrevista con el “oficial Octavio”, quien se presenta y busca dos sillas; pero llega el capitán Tamayo y me traslada a un local con aire acondicionado, comenzando el repetitivo “intercambio verbal” con Tamayo, escoltado por los subordinados que estuvieron en casa, ambos bravitos y silenciosos.

Tamayo es blanco, de tamaño mediano y ojos claros. Padece de incontinencia verbal y le gusta deslumbrar con estadísticas que demuestran el control de la Seguridad del Estado sobre la oposición pacífica, las organizaciones del exilio, los periodistas independientes y los bloggers alternativos, a los cuales denigra y minimiza incesantemente, lo que contradice la poca importancia que les conceden. Menciona con desprecio a Elizardo Sánchez Santa Cruz, Presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos; Wilfredo Vallín Almeida, líder de la Asociación de Juristas Cubanos; los comunicadores Juan González Febles, director del Semanario digital Primavera; Julio Aleaga Pesant, José Álvarez y otros que como yo “se pasan del límite de tolerancia que hemos trazado” y “se atreven a rechazar las citaciones de la Seguridad del Estado, sin saber que nosotros no necesitamos cumplir los artículos de la Ley de procedimiento penal, nos basta con una citación verbal; averígualo para no detenerte otra vez en plena vía”.

En su monólogo, Tamayo combina las informaciones y estadísticas con elogios al Comandante en Jefe, “el hombre del siglo”, y al General Raúl Castro, “modesto y humanitario como el Comandante”. Pondera a la “generación histórica que dirige la revolución”, al sistema de salud, de enseñanza, los logros deportivos y la participación del pueblo en las elecciones y los actos políticos. Para compensar, desata sus agravios contra las penurias del pasado en Cuba (aunque él nació en 1970), las agresiones de los Estados Unidos a la isla (cita las palabras del presidente Obama en Chile), el capitalismo mundial y la miseria de África, Asia y América Latina. Como si fuera poco, culpa al embargo económico como causa de nuestros problemas y piensa que “si los yanquis liberan el turismo y nos permiten la extracción de petróleo en el Golfo de México, salvaremos el socialismo y viviremos mejor”.

Habla de su origen campesino y de la pobreza de su familia, pues nació en un caserío de la Sierra Maestra del municipio Contramaestre, provincia Santiago de Cuba. Reitera que lleva 23 años en el Ministerio del Interior, donde apenas gana para comer a pesar de tener una casa La Habana y ser comunista. Lamenta no poder tomarse una buena botella de ron cada semana y llevarles cajas con regalos a los parientes de la montaña.

Más que interrogarme, Tamayo combina el discurso del poder con amenazas contra quienes piensan diferente. Advierte que su departamento tiene el expediente de cada uno de los 109 comunicadores independientes del país, “listos para presentarlos a la fiscalía, como hicimos en el 2003”. Agrega que “la Seguridad del Estado determina quien obtiene el permiso de salida o se pudre en la isla”.

Ante una mentalidad tan codificada me limité a hacerle algunas preguntas irónicas y rectificarle ciertas opiniones con datos contrapuestos. Le aclaré que él sirve a una tiranía totalitaria y no a una revolución socialista, de la cual quedan las consignas, los rituales y las máscaras de la mayoría amedrentada que dependen del estado, cada vez más parecido a un sultanato árabe; que el embargo económico y las supuestas agresiones externas no son las causas del desastre nacional, sino la ineficacia, la corrupción y la ausencia de libertades y oportunidades para liberar las fuerzas productivas y las iniciativas ciudadana.

A las ocho de la noche, el oficial me entrega mis pertenencias como “gesto de buena voluntad”, en espera de que “no arme un circo con lo sucedido”. Le aseguro que seguiré escribiendo sin censura y denunciaré el secuestro ordenado por él.

Miguel Iturria
La Habana

Foto: Reuters.

Publicado en
25 respuestas
Comentarios

  • EL LADILLO dice:

    NI SECUESTRO, NI DETENCION, ESO SE LLAMA MARICONERIAS COMUNISTAS…

  • rar dice:

    Anonimo tiene lengua para apoyar injusticias y maltratos….pero no tiene lo que hay que tener para decir su verdadero nombre y su direccion. Muy humano ….el esbirrito

  • césar dice:

    Es de espanto, que existiendo tantas cosas en Cuba de que escribir, y en américa, se malgaste espacio en esto, en chile están los universitarios tirados a la calle porque no tienen plata para pagar los estudios, la respuesta es presencia y represión policial, no jodas, te dieron un paseo por la habana y estás quejandote, además presenta un Habeas Corpus, si tan ilegal fue la detención

  • job38-EL dice:

    En el 1977 yo fui llevado desde mi casa detenido, sin darcele a conocer el destino a mi familia, ellos llamaron y fueron a todos los centros de detencion en la Habana y hasta la seguridad del estado, luego de 2 semanas preso en la seguridad del estado, fue que dijeron donde me encontraba, eso como se llama?
    Aunque sean uniformados, cuando te desaparecen asi y ellos mienten a tus familiares, diciendo que no estas ahi, eso se convierte en secuestro.
    La isla de Cuba esta secuestrada, por una dictadura militar, de mas de medio siglo en el poder

  • job38-EL dice:

    Si fue un secuestro, cuando 4 hombre se te acercan en un carro de placas privadas y te montar a la fuerza dentro de un carro, te mantienen forzados con la cabeza hacia abajo.
    Lo unico que le reclamo, es que no les dijo a sus secuestradores, cuya tarea es intimidar, con represiones y golpes, que lo que ellos estan haciendo en toda Cuba, es lo mismo que hiceron aquellos bajo la dictadura de Bastista, solo que estos llevan 52 anos haciendolo, comparados a los 6 anos de batista en el poder

  • Lidice dice:

    Eso es secuestro como quiera q se lo vea, lo q pasa es q lo q no es en pellejo propio no duele…

  • ecuatoriano dice:

    Lo mas terrible es que lo hagan por simple discrepancia. Que pena lo que vive cuba, ojala la frase cuba libre deje de ser un trago con ron para convertirse en una realidad! Libres de hablar, libres de discrepare, libres de salir del pais, libres de trabajar, libres de progresar. Los quiero hermanos cubanos! Sigan luchando por su libertad!

  • Santiago dice:

    Ciertamente no puede llamarse secuestro, sin embargo es un claro ejemplo de amedrentamiento..eso no esta bien en sociedad alguna, sin embargo como puede llamarse esto en un regimen que se dice “humanista”? . Por cierto, en paises hay detenciones justas y tambien las hay injustas, sin embargo detener, retener, secuestraro o privar de la libertad a alguien por solamente expresar una opinion es realmente grave.

  • LECTOR dice:

    Y el infortunado con su justificación preferida: “Nosotros sí pero ustedes también”.

  • Yeyo el Dulce dice:

    Gabriel ,felicidades,tienes mucha razon al decir que Miguel Iturria hace muy bien en comportarse como un hombre libre,efectivamente la libertad es un estado mental.El dia que todos los cubanos empiecen a comportarse como tal,el regimen no les podra echar en prision a todos.
    En cuanto a los que justifican esta violacion diciendo que en otros confines apalean o dispasran con chorros de agua les digo lo siguiente;Dos malos no hacen uno bueno.Fue una detencion ilegal,aqui y en Hong Kong,no se atraquen manojo de caracoquistas.

  • Areopagita dice:

    Anomino, de acuerdo a como te expresas se pueden inferir dos variantes: 1) Tu nunca has estado en una situacion como esta, o 2) tu has estado en muchas situaciones peores que esta, por lo que te parece trivial. En el ’89 yo pase una noche en la unidad de policia que queda cerca al Parque Central. De alli me llevaron a 100 y Aldabo por 2 noches mas. No me dieron golpes ni tuve ninguna situacion con los demas detenidos alli. Sin embargo, no me senti como tomando unas vacaciones en un ambiente “distendido”. No se me ha olvidado la experiencia ni creo que la olvidare.

  • sandrac dice:

    Hasta cuando tendran que aguantar los cubanos las aberraciones y los abusos de los asesinos e el poder?

  • ADVIL PM dice:

    Si viene unos tipos en un carro sin identificacion y me montan en el carro contra mi voluntad: es secuestro, aqui, en china y en la finca de los vejetes. Asi me suelten en la otra esquina, el hecho es un secuestro.

  • Gabriel dice:

    A ver anónimo,

    Creo que no acabas de entender la diferencia entre echar agua a unos manifestantes violentos y secuestrar a un ciudadano pacífico.

    Y digo secuestro con todas las de la ley siguiendo la definición de la RAE:

    Secuestrar: Retener indebidamente a una persona para exigir dinero por su rescate, o para otros fines.

    Fíjate bien en la segunda parte. En un secuestro se retiene indebidamente a una personas para exigir dinero, o para otros fines.

    A Iturria lo secuestraron para otros fines. Es decir, en el mejor estilo de los fascismos de todos los colores, le secuestraron para meterle miedo en el cuerpo.

    En cualquier país civilizado Iturria presentaría una demanda y la ganaría recibiendo una indemnización millonaria.

    En Cuba no vale la pena ni molestarse.

  • el guajiro dice:

    Sin orden de arresto y en plena via publica vestidos de civil: secuestro. Si camina como pato,,,,,,,,,

  • jonhdaniel dice:

    Anonimo eres un esbirro o piensas como los esbirros. Gente como tu apesta.

  • lázaro Cuba dice:

    Seguro que el anónimo es uno de los secuaces
    del secuestro. bahhh estos tipejos tan pendejos
    se conocen aunque traten de disfrazarse de “ovejitas “….jijijiji

  • Que le pregunten a los presos de la base naval de Guantánamo si es un secuestro o una detención y pregúntenle si es legal o no. Yo, que he visto mucha película americana, siempre veo que al negro le leen los derechos después que le metieron cuatro pescozones, dos patá por el culo y le estamparon la cara contra el techo del carro de policía.

  • Anomino dice:

    Bueno, en qué país del mundo la policía no le da un sopapo al detenido? Eso pasa todos los días hasta en la Poma, y mil cosas peores, lógicamente, palizas de padre y señor mío. Un puñetazo? pues,”salió en coche” como se decía en Cuba en los años de mi juventud. Y gracias, John Doe por darme la razón: fue una detención no un secuestro.
    El Aeropagita está exagerando: como esa detención, que fue con “muela” incluida, todo en un ambiente distendido, le va marcar la vida a alguien? No me diga? Y los palos y los chorros de agua con que desalojan a los que protestan contra el calentamiento global? En fin, no es pa tanto. Claro que es molesto y que seguro le dio tremendo em…gue a Iturria. Pero la verdad es que a secuestro no llega ni a golpiza tampoco. Y gracias a Dios!

  • scrutinizer dice:

    Eso es fascismo puro y duro. Al mejor estilo de la Alemania hitleriana.

  • Areopagita dice:

    Anomino, de acuerdo al escrito, golpe(s) hubo: “… y uno de los dos gendarmes me da un puñetazo y me empuja hacia adentro con ayuda de otro”
    Eso es violencia.
    “Durante parte del trayecto me mantuvieron con los brazos maniatados hacia atrás y la cabeza hacia abajo”
    Esto tambien.
    Una detencion es que te lean tus derechos al mismo tiempo que te explican la causa de la detencion (por que, incluso si eres un sospechoso de un crimen, aun tienes derechos)
    Eso es una detencion “bien suave”
    Una experiencia con la policia como esa, es una fuerte experiencia. Y es facil de entender que la victima lo tome como tal. Una persona con muchas experiencias como esa, o quizas mas fuertes, puede ver este episodio como algo trivial, una mas. Pero para personas normales esto es algo que puede marcarte para toda la vida.

  • John Doe dice:

    Al “Anónimo” que minusvalora el incidente de este hombre:

    El secuestro, a efectos legales, es tan sólo una especie de detención ilegal en la que se exige una “recompensa” a cambio de la liberación de la persona.

    Esa es la única y sutil diferencia entre un secuestro y una detención ilegal.

    Lo de Iturria ha sido claramente una detención ilegal, no sólo en cuanto a los motivos, sino en cuanto a la forma de realizarla.

  • Simple dice:

    Miguel: que talla de calzoncillos usas ?
    Que talla de “blumer” usan los que te apabullaron?

  • Gabriel dice:

    Miguel Iturria acaba de hacer lo que hay que hacer: comportarse como si ya existiese libertad en Cuba. Con toda la carga de valor personal que eso exige.

    Con su ejemplo está animando a otros cubanos a hacer los mismo. Y el día que un buen número de cubanos hagan igual que él, Cuba se convertirá en un país libre.

  • Anomino dice:

    A ver, un secuestro una detención? Ese tipo de tremendismo quita seriedad. Un secuestro es bien otra cosa. Esto, aunque ilegal o todo lo que quieras, no es mas que una detención y bien suave, además. No hubo golpes, no hubo maltratos, no hubo tortura, no hubo desaparición por varios días sin que los familiares supieran, etc. Quizá a ese muchacho no le ha pasado otra cosa en su vida y magnifica lo que le sucede. Pero creo que hay que poner las cosas en su escala. Mi modesta opinión.