castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

EE UU-Cuba

PD en la red

El “caso Alan Gross” y el 52 ch

  • Mar 24, 201117:00h
  • 34 comentarios

Los pocos elegidos o afortunados que pudieron asistir al espectáculo de la hoguera en que fue incinerado el contratista norteamericano Alan Gross pretenden cumplir con el compromiso adquirido de antemano, quizás una especie de “pase a bordo”, que les obliga a ensalzar la defensa del norteamericano. El cliché de la “vigorosa actuación” de los abogados se ha repetido en todos los artículos que sobre el juicio se publican, pero sin ahondar en las gestiones, acciones e impugnaciones presentadas en los actos por la letrada Nuris Piñero Sierra, cuyo nombre aparece en cuanto medio de prensa internacional se ha interesado por el destino del pobre rehén gringo.

Pero como los epítetos ya no resultaban suficientes para dar por sentado que Gross disfrutó de una buena defensa, el Licenciado Jesús Arboleya Cervera ha tenido que exponer algunos elementos de hecho y derecho para acreditar el trabajo de la abogada defensora. Al final, su artículo en Progreso semanal, más que aupar el papel de la defensa lo que hace es demostrar que se trató de un proceso formal de “corta y raja”, un circo en el que se limitaron a pedir clemencia y no a defender al acusado.

Comencemos por la selección del abogado por parte de la familia de Gross. Como abogado de Bufetes Colectivos en Cuba estuve ligado a la Licenciada Nuris Piñeiro, quien desde mediados de los años 90 se encontraba al frente del Bufete de Servicios Especializados, entiéndase la única oficina de abogados de bufete que podía cobrar en dólares y contratar servicios legales con extranjeros. Un trabajo codiciado por más de un burócrata y por la retahíla de oportunistas que se mueven alrededor de los círculos del poder en Cuba.

Nuris ha sabido volverse imprescindible durante casi 20 años y capear cuanto temporal se le ha presentado, inclusive los cambios de mando dentro de la organización de bufetes, que siempre desatan una reacción en cadena de remociones y sustituciones en los puestos claves. Es una persona inteligente, sin duda, con muy buen tino para los negocios de contrataciones y buen ojo para evaluar a las personas. En su favor debo decir que nunca confió en mí, que me descubrió el disfraz desde el primer día, pero me permitió trabajar con el grupo de los elegidos en moneda libremente convertible, siempre en la medida que mi presencia favoreciera a su oficina. Pero tampoco me cortó la yugular cuando en más de una oportunidad mi garganta quedó al descubierto, así que además de respeto le tengo agradecimiento, quizás injustificado pero agradecimiento al fin y al cabo.

Nuris no es abogado de pelea, no tiene horas en el estrado, esa experiencia que se adquiere enfrentándose por años a jueces y fiscales en componenda, siempre a solas, cazando los errores de la instrucción o las faltas de los actuantes para favorecer a tu cliente. Lamentablemente para Gross, Nuris no ha defendido a nadie antes que él, lo cual es una enorme desventaja. No sabe cuándo interrumpir una pregunta para declararla capciosa, sugestiva o impertinente, no sabe tampoco cuando protestar un medio de prueba o defender algún acto a favor de su representado.

El artículo de Arboleya trata de tapar este gran problema refiriéndose al prestigioso equipo que la asiste. Es cierto que Nuris tiene un buen equipo de abogados trabajando con ella, tipos brillantes como Daniel Ripes, o estudiosos del Derecho Penal como el ex fiscal general Ramón de la Cruz Ochoa, un experto, también sin estrado, pero con una enorme biblioteca — y que llegó a su tribu luego de ser defenestrado por alquilar su casa a extranjeros. Estas personas acompañaron a la abogada defensora de Gross durante el juicio y tal vez le soplaron al oído lo que debía hacer o decir. Pero cualquiera que sepa de litigios supondrá que en lo que le dicen, ella entiende y reproduce se pierde la inmediatez y el efecto necesario para inclinar la balanza a su favor.

El artículo de Progreso Semanal deja ver otro lado flaco de la defensa: el comentarista y quizás testigo presencial del acto reconoce que los letrados sólo pidieron atenuar la pena o sanción que de seguro el tribunal impondría a Gross. Para alguien que no conozca cómo funciona el sistema procesal penal cubano pudiera parecer que esta actitud es digna o loable en un abogado defensor. En realidad, es todo lo contrario. Cuando un recién graduado llega a los tribunales para atender los casos de oficio lo primero que aprende es a no pedir clemencia, independientemente del caso que sea; el papel del abogado es defender al acusado, a ultranza, sin crisis de conciencia o de “timbales”.

Los abogados que actuaban pidiendo clemencia eran conocidos entre los corrillos legales como “los defensores del 52 Ch”, tipos que evitaban a toda costa comprometerse con la defensa y preferían cumplir con una formalidad. Eran esos letrados “pragmáticos” que te aseguraban lo banal de defender al reo de un proceso que ya tenía su sentencia decidida y el editorial del periódico preparado para el día siguiente al juicio.

El juicio de Alan Gross daba para mucho más que para pedir clemencia. La poca información que se ha podido conocer deja ver muchos elementos que permitirían atacar al fiscal, desde la calificación del delito hasta la participación real del acusado y los límites de su responsabilidad. Independientemente de la connotación nacional e internacional del juicio, del bodrio del momento exhibido por la televisión y de la declaración oficial de “ciberguerra”, la defensa debió honrar el principio de la legalidad socialista que presume como inocente a todo el que comparezca ante una sala de justicia penal en Cuba.

Evocar el artículo 52 ch del Código Penal cubano (“haber procedido el agente por impulso espontáneo a evitar, reparar o disminuir los efectos del delito, o a dar satisfacción a la víctima, o a confesar a las autoridades su participación en el hecho, o a ayudar a su esclarecimiento;”) como fundamento de una defensa es una prueba de cobardía letrada o una señal de desidia ilustrada, y desinterés por tu cliente y por el resultado del proceso.

Según dicho artículo, la conducta del reo debe precisarse en actos de cooperación extraordinarios que permitan evidenciar que el acusado fue fundamental para esclarecer los hechos por los que se le acusa. El artículo también ampara la atenuación de la sanción si el acusado ha reparado el daño o ha disminuido los efectos del delito al dar cumplida satisfacción a la víctima sobre su antijurídico proceder. Reparaciones y satisfacciones que sólo compete reconocer a la víctima, en este caso el Estado cubano, que a juzgar por la campaña mediática montada sabemos que se siente más perjudicado que nunca. Lo otro es simplemente el telón de fondo.

Camilo Loret de Mola
Miami

Foto: Enrique De La Osa/ Reuters. Miembros de la comunidad judía cubana llegan a declarar como testigos durante el juicio de Alan Gross, el 4 de marzo.

Publicado en
,
34 respuestas
Comentarios

  • bilewi dice:

    cliente
    tristan esta en Panama, tiene una especie de cafeteria restaurante.
    espero le mrchen bien las cosas, pero creo que viaja a la habana con frecuencia.

  • juan rodriguez dice:

    Camilo, me hiciste recordar esta frase desde dentro. yo les pido que sean benévolos con mi defendido” las escuché de Cesar Guillen, que me defendio en Cuba en el año 1978, y yo le dije: “y cuando fue que te dije que era culpable”. Ahora sé cuál es el nombre que les daban auque reconozco que en aquel tiempo fidel dijo en un discurso que cómo los abogados formados por la rovolucion iban a defender a los enemigos de ésta.
    “los defensores del 52 Ch”, niña linda en haiti hay opositores al gobierno desde el 1 dia que se creó no tiene que ser aqui es usa

  • Cliente dice:

    Excelente artículo,de Mola es sin dudas un conocedor del sistema judicial cubano hace unos años otro gran abogado en Cuba,y que me consta no era para nada miedoso y muy
    competente,Tristan Ruiz,al comentarle que otro acusado quería poner a Camilo de abogado me dijo,que lo haga sin pensarlo,esa es una elección segura,con 100 abogados mas como ese las cosas serian diferentes.Por cierto alguien sabe donde está este abogado ahora…?

  • Toki dice:

    Barbaro, agudo, claro y explicativo, sin son ni soy por lo que informas. Camilo es muy util tu conocimiento, no todos concemos bien el bicho por adentro, te sugeriria que declares mas al respecto, tu si que puedes.
    Un abrazo. Toki

  • bilewi dice:

    repilado, siempre hay mas honor en morir con el escudo.

    pero ya eso es un problema de criterio y de cojones, claro

  • repilado dice:

    dime si no da lo mismo morirse siendo defendido que solo y sin nadie que diga algo por ti.

    siempre estaremos jodidos, con defensa o sin ella.

  • m cid dice:

    muy bueno tu artículo.
    Proud of you.
    RMC

  • mariano loret de mola dice:

    Excelente artículo, tu conocimiento acerca de cómo manipulan las leyes en Cuba esta muy por encima del conocimiento de tantos que aquí se autotitulan expertos en Cuba.
    Tu pluma y verbo son buenas armas en contra del régimen, síguelas usando con toda tu fuerza.

  • Tamayo dice:

    Me encanto esta frase
    — En su favor debo decir que nunca confió en mí.

    Uno de estos dias yo deberia escribir algo sobre el sistema judicial en cuba.

    Muy divertido.

  • claro dice:

    HERMANO…
    TAL COMO NOS TIENES ACOSTUMBRADOS, UNA EXTRAORDINARIA EXQUISITEZ LEGAL QUE DESNUDA EL LABERINTO DE UNA POLÍTICA FARAÓNICA E INHUMANA..!
    UN ABRAZO,
    OMAR…

  • el guajiro dice:

    estimado PD: es este un blog de opinion o no?

  • Jose Martin dice:

    Pues yo no conocía el periplo de éste abogado. Sin duda, una gran exposición de don Camilo Loret de Mola. Muy significativo el hecho de que anteriormente no se hubiera defendido de verdad , no se hubiese trabajado en el caso a fondo, sólo en apariencia.

  • Ein zuverlaessiger Freund dice:

    Magnifico y preciso articulo. Es cierto que en estos procesos el desenlace esta predeterminado, pero eso no limita el papel del abogado. Recuerdo otros casos que si fueron peleados hasta el final, alla, en La Isla.

  • abogada dice:

    Simplemente la verdad se impone, los jueces, fiscales, secretarias y todos los empleados de todos los Tribuanles de Cuba sea cual sea su instancia, saben perfectamente que lo que Camilo ha escrito es la simple verdad, lastima que a sus ojos no llegara este escrito, por lo demas, “nada nuevo bajo el sol” ya le paso al Tabano, y dentro de algunos anos Gross no sera mas que una entrevista del recuerdo ante tamana injusticia, porque eso de canjearlo por los mal llamados 4 heores,(eran 5) no cabe en los codigos morales y justos que imperan en la humanidad, menos en paises como Cuba que defiende no se que ideologia a costa de cuaquier mala educacion civica, y Gross ha sido en este caso el conejillo de indias del momento. La Sentencia no la dicto ningun organo oficial, la dicto el Sr. Feudal que se siente reponsable por el presente de sus espias.

  • Ariel dice:

    Verdad que es cómica la “niña linda” con eso de población desafecta en USA, no se si es ignorancia o maldad mal encausada pero sería bueno en cualquier caso que investigara como funciona una democracia en el mundo libre, los “desafectos” votan en las próximas elecciones por el candidato que mas le guste y punto y los tléfonos y computadoras los compran en la tienda que mas les guste

  • Juan Escandell dice:

    Excelente, mi querido amigo. Cuando Peter J. Kahn, abogado norteamericano de la familia de Gross, declaro que la “defensa había sido vigorosa” y que esperaba Gross saliera en libertad; deseche la idea de que Gross pudiera haberse inculpado. Pero luego se conocio la autoinculpacion; entonces escribi en el Blog de Yoanis, que estaba seguro la defensa solo habia interesado el 52 CH, y por tanto el abogado de la familia se habia comido el “millo” calificando de “vigorosa” la defensa.
    Pero ademas es una hipocresia que el abogado Pertierra publique lo más insignificante de lo que hace la defensa de Posada Carriles, y que nada se publique de la defensa de Gross, pero ya sabes la prensa cubana es candil de la calle y oscuridad de la casa.
    El gobierno cubano debiera publicar las Conclusiones provisionales del fiscal y de la defensa, así como la sentencia.

  • Pacifico dice:

    Coincido en las bondades el análisis. Sin embargo, y habiendo conocido de cerca ese tipo de situacion, estoy en desacuerdo en una cosa. Ese buen abogado ideal que haria algo mas que pedir clemencia, que cuestionaria los cargos, en Cuba no existe. Y menos si es un recien graduado!!!

  • cubanoenusa dice:

    Parece mentira que aun después que los mismos judios en Cuba negaron rotundamente conocer o aceptar algo del Sr Gross, y que el mismo Gross reconocio que fue “embarcado”…. pero recibio muchisima plata por “el job”, descaradamente los medios de difusion , que para nada informan, sino crean estados de opinion, sigan tratando de descalificar la verdad. Hay una guerra mediatica y eso no se puede negar. Los blogeros son inventados, con sus premios que cada dia se desprestigian mas. Anos y mucho talento le costo a Garcia Marquez obtener premios que le han dado a la nina Yoanis, es una verguenza.

  • TRUCUPEY dice:

    Camilo,excelente,he tenido la oportunidad de contar con tu opinion profesional desde hace muchos años y siempre das en el clavo.Como bien lei en uno de los comentarios anteriores eres el mejor penalista de nuestra generacion y para mi que comparti aula contigo es un orgullo.Siempre tus analisis son muy objetivos y claros,con un profundo valor profesional.Cuba es el unico pais del mundo donde por expresar tu opinion acerca de lo mas sencillo,como lo es el hecho,de que un mes cualquiera no llego el jabon a la bodega,te conviertes en un agente al servicio del enemigo,digase “mercenario”.

  • Uchi dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con el Sr Carlos Alberto Montaner,por mucho que la defensa trabaje bien en el tribunal nada cambiara el resultado de la condena si ya esta fue dictada de antemanos por el MININT.
    En mi caso fui condenado a 3 anos por un delito de salida ilegal del territorio nacional,eramos 11 los acusados y solamente 4 de ellos me conocian,niguno declaro que yo me iba con ellos, fueron capturados en el mar a 29 millas de la isla,a mi me capturaron una semana despues en mi casa.
    Mi abogado (de apellido Senen o Sene) no se presento a juicio despues de haber cobrado sus honorarios, en aquella epoca eran 80 pesos cubanos,en su caso asumio el letrado Aramis Taboada que me defendio a capa y espada a tal punto que pense que el iba a salir de la 4ta sala del tribunal penal junto conmigo para el “Combinado del Este” como recluso.
    Fui condenado a 3 anos de privacion de libertad, cumpli 1 porque un Sr de apellido Valladarez hablaba en esos tiempos en Ginebra sobre las violaciones de los derechos humanos en Cuba.
    Mi nombre es Jose Betancourt Guilian.
    Mi direccion en Cuba era,Edificio 202 apto 403,Habana del EsteCiudad Camilo Cienfuegos.
    Ciudad de la Haban Cuba .
    Dos de mis hermanos habian abandonado la isla de manera ilegal 3 meses antes de mi captura,dieron su opinion sobre el regimen y esto fue suficiente para que me la “fabricaran”.

  • Anonimo dice:

    Niña linda, que es eso de “población desafecta” de USA. En USA no hay población desafecta” no sea usted ignorante. Esa es una frasecita, la de población desafecta, “bananera”. Sáquela de su vocabulario.

  • elcua dice:

    La niña habla de ‘desafectos’ al gobierno de EE.UU y me da mucha gracia pues desde que me marche de Cuba no habia oido ese termino.

    Hay que explicarle a la niña que es el gobierno de Cuba quien crea los ‘desafectos’ y los “disidentes”.. En EE.UU no hay ni lo uno ni lo otro porque como se vive en libertad pues son parte de la ‘oposicion’, o simplemente ciudadanos que no estan de acuerdo con el gobierno.

    El gobierno cubano en su afan de negar que tengan oposicion (clasico caso de avestruz con la cabeza enterrada) pues crea esos terminos tan ridiculos.

  • César Reynel Aguilera dice:

    Camilo,

    Muy bueno, y a muy buen tiempo. Los cubanos sabemos que todos esos juicios están amañados. Pero el mundo, la familia de Alan Gross y la comunidad judía de los Estados Unidos deben saber la verdad, y deben saberla así como tú la describes, de primera mano, y por un gran conocedor de esa profesión. Se agradecen artículos como este. Abrazo.

  • Muy instructivo tu artículo Camilo. Ofrece un buen análisis de cómo opera el aparato judicial de un sistema que concentra todos los poderes del estado en un puñado de oligarcas. De hecho es parte de lo que yo llamo la tecnología moderna del totalitarismo, montada para atomizar la sociedad y tornarla impotente y dócil. Sin saberlo, Alan Gross desafió esos poderes, que temen que un aumento de la comunicación social en Cuba pueda propiciar algo similar a los recientes sucesos en Túnez, Egipto, Libia y otros países del Medio Oriente.

  • martha p. dice:

    Camilo, hace mucho tiempo que no tengo el gusto de verte. Quisiera invitarte
    como nuestro invitado especial al grupo de Unión de Colaboradores de Prensa
    (UCP). Nos reunimos todos los miércoles primeros de mes a las 7 PM en el
    restaurante Habanos Café.
    Dime que mes te convendría. Nos gustaría hacerte preguntas sobre el tema que
    nos apasiona a todos: La libertad de Cuba.
    Un abrazo,
    Martha Pardiño, Secretaria
    UCP

  • patry dice:

    camilo!!!!
    felicidades.. espectacular. Me encanto, es uno de los mejores articulos que sobre el tema he leido hasta el momento. abrazo
    patry

  • Areopagita dice:

    Cual seria el objetivo de alguien venido de Cuba para repartir computadoras y celulares entre la poblacion desafecta al gobierno de USA? Que harian con esas tecnologias que no puedan hacer con las que ya tienen? En el caso de que no las tuvieran, que harian con ellas que no se pueda hacer por otras vias en este pais? Nixon fue botado de su cargo por la opinion publica, en un tiempo donde no existia la tecnologia de hoy. El derecho a expresarte no es un asunto de tecnologia. La tecnologia hace mas facil el ejercicio de ese derecho y mas dificil el restringirlo. Esa es la diferencia entre tecnologia en Cuba y en USA.

  • Ignaro dice:

    Esa palabra “desafecta” descubre a la
    niña, debe ser Edmundo García…

  • pd dice:

    Y la comunidad judía es “desafecta al gobierno”, niña? Es decir, la ORT, organización a la que Gross le estaba repartiendo tecnología son peligrosos terroristas? Primera noticia, de verdad…

  • la niña linda dice:

    Pensando un poco me pregunto yo

    ¿que hubiera pasado si un contratista enviado en los mismos terminos y condiciones de Alan Gross pero venido de Cuba hubiera llegado a Estados Unidos con la intencion de repartir entre la poblacion desafecta al gobierno computadoras y celulares?

    ¿por cuanto tiempo lo hubiera permitido el gobierno de Estados Unidos?

    la niña linda

  • Muy buen artículo, Camilo. Muy convincente, pero me temo que la mejor defensa no hubiera cambiado la sentencia. Como sabes mejor que nadie, en juicios de carácter político de esa importancia, la sentencia la dicta previamente el Ministerio del Interior y, en este caso, con la anuecia de Raúl Castro. Sin embargo, tu artículo es muy útil para desmontar la superstición de que los acusados para los que se pide clemencia han sido bien defendidos. No es cierto y tú lo pruebas.

  • julito dice:

    Muy bueno. Además, es un buen putazo a Edmundo y su camarilla de Progreso Semanal.

  • Fatima dice:

    No es bueno, es el mejor…. de su generación, al menos en penal, no hay quien le ponga un pie delante…

  • El Cronista dice:

    Este abogado, Camilo, sí sabe. Fue el defensor del scout cubano-americano en el caso del Duque, Livan, Osvaldo Fernandez y Germán Mesa.
    Defendió a su cliente sin miedo, demostró la veracidad de las visas (eran originales), se fajó contra todos los fiscales y jueces. Al final, como siempre, en Cuba no hay estado de derecho y la sentencia ya estaba pre-fijada, pero es un buen abogado. Yo tengo un amigo que lo conoció en Cuba y me dijo que el hombre es buenísimo.