castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Cubazuela

PD en la red

Cubanos en el Ejército de Venezuela

  • may 07, 201009:15h
  • 8 comentarios

La llegada de @ChávezCandanda a Twitter debe leerse entre líneas. No sólo como una nueva estrategia para “dar la batalla” en Internet, sino también para desviar la atención de lo primordial, es decir, todo aquello de lo que el presidente no quiere que se hable. Y es que el polémico asunto virtual resulta lo menos importante en Venezuela, cuando la calidad de vida de su gente empeora drásticamente, casi a la velocidad con que se reproducen los tweets.

La nación se prepara para los comicios parlamentarios, en los cuales algunos expertos pronostican resultados desfavorables para el oficialismo; además continúa sufriendo los embates de un sistema eléctrico deficiente, la escasez de alimentos, la inseguridad y el abuso sostenido con invasiones, expropiaciones, represión contra quienes disienten… en fin: es tanto lo que resta apoyo al presidente, que para distraer se recurre a todo.

Sin embargo, entre lo mencionado por la prensa en este mes hay algo que hasta hace poco, Chávez había tratado de disimular con especial interés: la presencia de cubanos en el Ejército venezolano, un inquietante asunto sobre el que venía especulándose desde la renuncia de Ramón Carrizales y la visita de Ramiro Valdés, pero que ahora forma parte de los titulares gracias a una reciente denuncia del General de brigada retirado, Antonio Rivero, ex director nacional de Defensa Civil.

En una rueda de prensa, Rivero explicó las razones del cese de su carrera militar, entre las cuales destacó la politización de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), la intromisión de cubanos en cuarteles, el uso del uniforme militar por el presidente, y la promoción de la violencia en la sociedad civil por parte de las milicias populares. Posteriormente, solicitó a la Fiscalía investigar sobre la intervención cubana en áreas estratégicas de la Armada, específicamente en la seguridad de Estado.

Ante la denuncia, el primer mandatario venezolano defendió abiertamente la presencia de cubanos en la FANB, aunque desmintió la “cubanización” de Venezuela y en referencia a Rivero, dijo en Aló Presidente: “Ahora salió ese triste, porque lo que da es tristeza con “el mismo discursito enemigo: cubanización de la fuerza armada (…) ¿cuál cubanización? ¡Aquí los cubanos nos están ayudando!”.

Cuando el pasado 2 mayo desde el centro de votación en el cual el mandatario sufragó para las primarias del PSUV una periodista le preguntó al presidente en qué consistía concretamente esa “ayuda”, él —molesto— evadió la interrogante y llamó a reflexionar a la reportera sobre su intervención “fuera de lugar”.

Pero, ¿cómo dejar a un lado el asunto, si tal como dice Ana Nuño, se trata del “latiguillo del momento”?:

“Los médicos cubanos de Barrio Adentro. Asesores cubanos en los colegios. Cubanos ocupando puestos de funcionarios en el Saime, la oficina encargada de establecer pasaportes y documentos de identidad. Cubanos lucrándose con la venta de plantas generadoras de electricidad. Cubanos en el ejército, instruyendo, dando órdenes, decidiendo quién asciende y quién pasa a retiro. O el absurdo de esos 2.000 técnicos cubanos que, dicen, han venido a enseñar a los productores agropecuarios… a incrementar la producción”.

Por su parte, el ministro de Defensa venezolano también niega la tesis sobre la cubanización de las FANB:

“Los agoreros de siempre comienzan a hablar de que aquí hay cubanización, que aquí hay iranización, que aquí hay rusianización, que aquí hay bielorrusianización. ¡Aquí no hay nada de eso! Aquí lo que hay son hombres y mujeres en la Fuerza Armada que piensan, que desarrollan ese (nuevo) pensamiento y estamos vaciándolo en nuestros nuevos manuales y por eso, (esa es) nuestra nueva doctrina militar”.

Ante la gravedad de lo que denuncia, Antonio Rivero asegura estar preparado para correr cualquier situación riesgosa. Hace poco participó en el programa Aló Ciudadano, en el cual declaró: “He asumido el riesgo de esa naturaleza y me defenderé a razón de lo que conozco y tengo en conciencia”.

No se sabe qué sigue en esta historia, pero el camino recorrido revela que, cada día que pasa, esta patria va dejando de ser la del Libertador Simón Bolívar, para convertirse en la nueva conquista de Fidel, con Hugo Chávez como intermediario.

Érika Valenzuela
Barquisimeto

Publicado en
8 respuestas
Comentarios

  • el guajiro dice:

    ustedes se han fijao, el pescueso y los cachetes q le han salido a chaveta

  • el guajiro dice:

    companeros ja..ja.. cuando guarapo cogio el sarten ,no sabia freir huevos y tuvo q llamar alos rusos, ahora chaveta llama a los cubiches pa’ aprender; elemental

  • Alejandro dice:

    Hay que estar loco o ser muy comemierda si se pretende que un cubano mejore la economia venezolana o para el caso cualquier economia

  • elberraco dice:

    De cubanos en la FAN

    Por: Simón Boccanegra

    La presencia de los cubanos en altos círculos de la FAN ya ha sido “legalizada”.

    Después que el general Rivero hizo pública denuncia de lo que hasta ese momento era un secreto de Polinchinela, es decir, un secreto a voces, de Chacumbele para abajo literalmente todo títere con gorra no hace sino hablar de eso.

    La cosa ya es un relajo igualito a lo del dólar paralelo, que según y que no se podía mencionar y ahora todos los días se hace pública su cotización, cada vez más disparada, habida cuenta de que la Ley de la Oferta y la Demanda se niega a obedecer a Chacumbele y mucho menos a mi viejo copartidario Ricardo Sanguino. Con lo de los cubanos pasa lo mismo.

    Ahora todo el mundo de adentro quiere dar su datico. Me dicen, por ejemplo, que los dos generales cubanos que están instalados en la Jefatura del Estado Mayor del Comando Estratégico Operacional (CEO) se llaman o se apodan, vaya uno a saber, Frank y Corona.

    Uno de los dos, se me olvidó cuál, es el que acompaña todo el tiempo al general Mata Figueroa, quien todavía conserva el comando del CEO junto con el MinpopoDefensa.

    Las anécdotas son infinitas, pero mejor me las callo. Lo que sí es cierto es que después de lo dicho por el general Rivero, los cubanos han sido colocados en un segundo plano.

    Cubano que se respeta es de natural metiche y los militares no son una excepción. Se les veía en todos los niveles opinando y mandando.

    De unos días para acá, sin embargo, están en una suerte de segundo plano, seguramente esperando que escampe.

    Lo que sí es cierto es que la profusión de informaciones que están llegando habla de un considerable grado de irritación entre los oficiales venezolanos.

    Los propios oficiales comprometidos con Chacumbele se sienten incómodos con estos peculiares asesores.

    Por lo visto, eso de que “Venezuela y Cuba la misma cosa son”, según dijera el hermanísimo, como que no es visto con mucha simpatía entre muchos de quienes tienen que calarse a los tipos

  • Ignaro dice:

    Lo más gracioso son los 2000 técnicos en agricultura… le van a llenar aquello de marabú!

  • @cubatuiter dice:

    Sobre el tema Chavez-Twitter-Cuba… “A Chávez le sirve Twitter, tiene una tropa de cubanos redactando tweets y distrayéndonos con eso”
    (Eleonora Bruzual en El Universal.) http://bit.ly/ds6zSu

  • Lotus dice:

    Muy bueno el artículo, mientras el país se cae a pedazos, él entretiene a la prensa con su Twitter; tus mensajes hacen que la gente e mantenga en vigilia.

  • Kircher, Athanasius dice:

    Excelente artículo. PD ha ganado una muy buena colaboradora en Erika. Felicidades!