Warning: file_exists(): open_basedir restriction in effect. File(/home/penulti1/public_html/wp-content/uploads/2008/07/marlon2.thumbnail.jpg) is not within the allowed path(s): (/usr/home/penultimosdias.com/:/home/penultimosdias.com/:/usr/home/services/:/usr/share/php53/) in /usr/home/penultimosdias.com/web/wp-includes/post.php on line 5011
castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

 

PD en la red
 

Una foto curiosa: Marlon Brando y Guillermo Cabrera Infante

  • pd
    Editor Jefe
  • Jun 28, 200923:07h
  • 33 comentarios

marlon2.jpg

15.07.2008

Josefina Ortega cuenta que en marzo de 1956 Marlon Brando llegó a La Habana para comprar —según dijo— “una buena tumbadora, unos bongoes y aprender a bailar rumba”. Permaneció tres días en la capital cubana hospedado de incógnito en el hotel Packard y en su búsqueda del instrumento perfecto visitó desde el Sans Souci hasta el Choricera Club, en la playa de Marianao.
Entrevistado por la revista Carteles, soltó tres o cuatro lugares comunes, tipo “A mí me gusta extraordinariamente La Habana de noche”.
Lo que no cuenta Josefina Ortega en su crónica es que una de las personas que acompañó a Brando durante esas tres noches habaneras fue Guillermo Cabrera Infante, que aparece en esta foto con cara de escéptico ante el desempeño musical del actor.

PD: Quiero dedicar esta foto a Miriam Gómez, compañera de Guillermo hasta su muerte y —para mi sorpresa— lectora de este blog.

Update PD2: La entrevista de G. Caín a Brando en Carteles (H/T: Lanzar la flecha bien lejos)

Y aquí, un video donde se puede ver a Brando tocando las tumbadoras.

Foto: Agraz.

33 respuestas
Comentarios

  • Rosa del Rio dice:

    De veras, no habia como las cubanas, no solo de la Habana, sino de todas las provincias, para vestirse elegantes aunque fuera para ir de compras, o mejor aun, para ir de tiendas nuestras mujeres se ponian elegantisimas, zapatos de tacon “palillo” combinados con sus carteras, trajes preciosos. maquillajes perfectos y olores exquisitos. Igualitico que hoy, para ir a la bodega con chanclas y como sea cuando llega algo, o cuando una voz de trueno grita a todo pulmon, !!llego el picadillo!! O cuando tiene que hacer una cola larguisima para cualquier cosa. Por cierto, alguien pregunto aqui hace unos dias que era en realidad el picadillo de soya. Se lo voy decir: es una mezcla de todas las visceras molidas, bofe (pulmones) guerguero (faringe, laringe y anexos) organos reproductores (completicos) , intestinos(grueso y delgado)panza(bonete, libro y cuajar) a todo esto se le agrega sangre en gran cantidad (para que quede bien esponjadito) y por ultimo se le agrega una porcion igual o mayor de soya molida. Cuando esa mezcla llega a la carniceria, el olor es insoportable. Si les interesa alguna otra receta cubana, avisenme.

  • Anónimo dice:

    Yo no se de donde saca el anormal que comento, que el que esta retratado con Infante es Vitico el de Santa Clara.

  • Maniel Rodriguez dice:

    En el fondo hay que reconocer que la habana era de pin….tura blanca tu ves esas fotos y las que no quieren enseñar y siempre se ve una cuidad majestuosa y llena de elegancia, si algo nos queda de consuelo es que es lo volvera a ser con la ayuda de los de alla y los de aca.Aunque algunos creen que la autentica cubania es vestir shores cuatro puertas y camiseta de interiores comprada en el ejercito de liberacion miamemse y con una cadena de la caridad y lleno de collares de santeria.Pero eso cambiara .

    Viva Cuba Libre.

  • SERVANDO dice:

    Asi que los cubanos somos densos. Por favor, ya bastante tenemos con la verguenza de tener que aguantar las payasadas de un “cubano” como tu en esta comunidad. Densos son tus chistes.

  • Carlos dice:

    A Varela es el que hay que ponerle una corbata con un nudo bien apretado.

  • maite dice:

    Tienes razón Liborio, las guayaberas las había olvidado, las de hilo son preciosas, es cierto que es una convención lo del cuello y corbata, no para estar vestido de pingüino todo el día, pero alguna vez, por qué no? cuàntas cosas no son convencionalismos? en fin, sobre gustos no hay nada escrito…

  • Maité no te lo tomes tan a pecho, respetando tus sentimientos, pero yo veo a los hombres con traje y corbata, en los 43 grados a la sombra que hay en Madrid, y comienzo a sudar. En Cuba con la humedad relativa a más del 90% y 33 grados de temperatura, es simplemente una tortura. Tampoco le veo nada de elegante, es puro convencionalismo. Eso sin tener en cuenta que el uso de traje y la corbata es propio del hombre occidental, (moderno) moda que luego se ha propagado al resto de los países, especialmente a los hombres de negocio a los que se le ha transmitido esta convención impropia de determinadas latitudes. Por ejemplo jeques y sultanes que son de los más ricos del mundo no van en traje y corbata sino en sus trajes típicos que los protegen del sol, el viento y la arena de sus áridos paisajes. Yo creo que el traje y la corbata en Cuba es una importación infeliz. Más apropiado a nuestro clima es el uso de la guayabera y otras prendas más ligeras, como el baja y chupa ¿por qué no? Yo trabajé en Cuba con ingleses, canadienses y españoles, todos gente importante y de dinero y todos vestidos informalmente sin excepción.

  • maite dice:

    ay Liborio!, a mí me encanta ver a los cubanos en traje y corbata, ya sé que hace calor, no es un problema de grandeza en el traje, es que miras las fotos “viejas” y la gente; hombres y mujeres en traje o no, se veían elegantes. Ernesto colgó un corto que se veían gentes bailando y las mujeres con vestidos, faldas sin licras y baja y chupa, la vulgaridad y la pobreza se transformaron en la única estética.También me gusta ver a los hombres en short, camiseta, y en camisa de mangas cortas y corbata.
    En las fotos del Benny, que puedes consultar, mira a la gente, usaban sombreros que para el calor de Cuba y el sol es algo indispensable.
    La Habana era una ciudad elegante, y los cubanos siempre fueron coquetos. Mis tíos me contaban que trabajaban la semana entera en cuello y corbata, uno en la empresa eléctrica y el otro en la IBM, y que los week-ends se los pasaban en tennis, short y camiseta.
    No sé, me gustan las corbatas y las camisas blancas, y tengo un mal recuerdo de mi padre casi ahogado comiendo torrejas con un nudo de corbata bien anudado, casi se ahoga, se puso rojo y mi madre en medio del patio tuvo que cortar el nudo con unas tijeras; tenía una preciosa colección de corbatas que le compraba mi madre, y la recuerdo haciéndole el nudo de la corbata, es algo sentimental.

  • ¿Por qué los americanos, Brando o Hemigway, visten informalmente y los cubanos (o españoles) visten de traje y corbata, a pesar de la situación climática adversa? …¿La grandeza está en el traje?
    ¿Por qué se esperan frases y comentarios “sabios o cultos” de un joven actor norteamericano? ¿No es un actor, sólo, un tipo que finge ser otro?

  • Beltrán dice:

    Fotos de Brando con congas o bongoes, en:

    http://www.rythmweb.com/bongo/

    http://www.americasalsa.com/notasmx/marlon_brando.htm

    fernandoespana.blogspot.com/2007_10_07_archiv…

    Hay otra por ahí, bastante publicada (pero caprichosamente extraviada ahora) tocando una tumbadora de parche clavado, con fondo que parece de cabaret de la Playa de Marianao (bambú, motivos africanos), tal vez en La Choricera.

  • Erasmo dice:

    Asere como se ve que Pepe no tiene na’ que hacer con la probatoria esa.

  • Gonzalo dice:

    El Alamino ese no aprendió a escribir pero Varela no aprendió a pensar.

  • varela blog dice:

    He aqui un cura que no aprendio a escribir en los seminarios del pre del vedado y quiere darme clases de humorismo. Tigre triste de tres pares de…(amante del chino gandinga).
    Encima, implicado en la recuperacion de materia prima y recurso natural.

  • Ortega y Alamino dice:

    !!!Asi, asi, asi es como te queremos ver Varela!!!!.
    !!!Perfecto!!!, irradiando siempre energía positiva, sin ofender, sin difamar, sin destruir, sin descalificar, etc, etc, etc.
    Tus chistes generalmente no cuajan y tienden a ofender porque los haces pensando que los demas poseemos el mismo sentido del humor tuyo. Los cubanos no somos densos, el problema es que tu ofendes e hieres sensibilidades con tu “supuesto” humor.
    Gracias por rectificar, eso te hace grande….pero nunca como Guillermo.
    Por cierto, mis candelabros eran grandes tambien, median como 4′ cada uno, los recuerdas?

  • varela blog dice:

    Coño que densos somos los cubanos. No se de donde mierda sacan que somos chotas y chistosos. Carajo. Uno entra, comenta una joda–pa que el extranjero que lea aqui vea que somos desenfedados y nos tiramos a sorna y no somos tan comemierdas como nos dicen por áhi–y siempre sale el corrector de pruebas y cuando no te dice envidioso, te acusa de difamador.
    Bueno, rectifico los errores, a ver:

    Ernesto, que buena foto has desempolvado!
    Que lindo quedo Cabrera Infante, nuestro ilustre escritor! Que gracioso Marlon Brando con su tumbadora por las Antillas, haciendo de tropicohollywoodense embaxador!
    Que se repitan fotos asi… que me traen la melancolia de los 50s!…
    (de fondo, un cha-cha-chá)

  • Roselló dice:

    Varela, tu tambien eres grande.
    El Guille conquistó el corazón de todos los amantes de la literatura y tu casi conquistas por asalto mi periodico…..

  • varela blog dice:

    Tenia tanta grandeza, que con la undecima me basta, vicario.

  • litico el timbalero dice:

    Pero segun las malas lenguas, Marlon estaba detras de lo negrones musicos y algun que otro pelotero, dicen, los que saben, que siempre andaba con un negro, musico, es decir, que tocaba tumbadoras y lo demas, imaginenlo.
    Quien sabe de eso ? PORQUE SI HAY QUIEN LO SABE Y LO DEJO SUTILMENTE ESCRITO.

  • pd dice:

    Un artículo de Ernesto Márquez que me envía Tania Quintero:

    http://www.americasalsa.com/notasmx/marlon_brando.htm

  • Ortega y Alamino dice:

    Varela:
    Hijo mio, leo con profunda tristeza que no pierdes tu miserable costumbre de destruir y difamar. Ojalá tuvieras una décima parte de la grandeza humana y espiritual de Cabrera Infante.
    Ernesto:
    Excelente foto, nunca me imaginé a esos dos grandes artistas juntos en una foto.

  • Tania dice:

    Es un honor tener a Miriam entre las lectoras de PD, desde Lucerna la saludo. Por cierto, hace unas semanas, en Google Imágenes había una foto de la actriz Miriam Azevedo donde decía que era la esposa de Guillermo Cabrera Infante, una de las tantas confusiones en internet.
    En los archivos de Bohemia habían bastante fotos de cuando Marlon Brando estuvo en La Habana, también, claro, de cuando estuvieron Ava Gardner, Frank Sinatra, Nat King Cole, Jorge Negrete, María Félix, Agustín Lara, Lola Flores, entre otros famosos que a cada rato pasaban por nuestra cosmopolita capital.

  • José Armando Rodríguez dice:

    Miriam Gómez no se imagina cuánto cariño, admiración y respeto guardamos hacia Guillermo Cabrera Infante, muchos cubanos que nacimos en medio de la barbarie, entre 1968 y 1970, cuando ya él no estaba en su Habana y cuando el Régimen castro-comunista le había asesinado en vida silenciando, negando y prohibiendo su obra en Cuba. Somos muchos los nacidos después de, que estamos fuera de, los que admiramos a este Gigante de nuestras Letras. Un abrazo Miriam, tuve la suerte de conocerte hace poco en Madrid, durante la celebración del V Foro Atlántico, donde se le hizo un justo y merecido homenaje a tu esposo. (deberían repetirse más en otras latitudes).

  • Ric dice:

    Si hay una foto “cool”, es ésta… No sé qué más hizo en La Habana, pero sí se que Marlon fue una noche a ver la puesta en escena de “Un tranvía llamado deseo”, con la actriz María Brenes (posiblemente en “Las Máscaras”), dirigida por Modesto Centeno y producida por Ramón Antonio Crusellas, que creo que tuvo algo que ver con el viaje de Brando, pues Crusellas conocía a Tennessee Williams. Centeno volvió a montar “Tranvía” en el 58, y Williams lo vio en esa ocasión (si acaso no lo vio en el 56). A pesar de lo pesado que solía ser con frecuencia, parece que en esa ocasión Brando se deshizo en elogios. Miriam Gómez seguramente sabe más sobre este asunto.

  • Jorge Salcedo dice:

    Más perplejo que escéptico parece ahí Cabrera Infante. “Marlon, I’m puzzled…” Buena foto documental.
    “Las ruinas me encontrarán impávido”, decía él siempre, con Horacio. Cuando me enteré de su muerte, fue lo primero que pensé. Esa frase, por supuesto, ya no significaba lo mismo. Venía a cumplirse de otro modo.
    La verdad, menos literaria, o más, es que La Habana nunca lo dejó impávido ni él dejó impávido a La Habana, de cualquier modo que se mire. Más salvó él de esa ciudad que Eusebio Leal y familia. Yo, como habanero y léctor, se lo agradezco infinitamente. Y que lo sepan su viuda, sus hijas, porque somos legión. Literalmente.

  • pd dice:

    No, no fue la dama de los incunables, sino un anciano venerable.

  • Zepandia dice:

    No me digas que fue la “sensacional” Heidy Rios la que te la consiguió?

  • pd dice:

    Es anónima, Zepandia. Me la hizo llegar una persona que prefiere no ser identificada.

  • Zepandia dice:

    Ernesto, de donde procede la foto?

  • Rosa Ileana dice:

    Ernesto: Gracias por la foto. Creo que se corresponde con la época de la entrevista publicada en Carteles, marzo 4 de 1956, “Mi amigo Marlon” porque la consulté en busca de un dato: saber si Marlon había ido al teatro en algunas de esas ocasiones.

  • varela blog dice:

    Ese no es Marlon Brando, es Bitico el de Santa Clara que en los 50s lo cogian para hacer de doble del actor en Tropicana y tenia media Habana tra de el, incluso Guillermo.

  • Güicho dice:

    ¿Cuál Marlon? ¿El jabao bembón de La Lisa?

    ¿Y qué edad tenía Guillermo ahí, 26 o 14?

  • maite dice:

    La foto es buena, elegantísimo Cabrera Infante y muy joven. Qué pena no poder ver imàgenes de Brando de rumbero en la Choricera.
    Recuerdo la conferencia en Zaragoza de Cabrera Infante, creo en 1996 o 1997, el auditorio abarrotado de gente, comenzando dijo: no hablaré de Fidel Castro, voy ha hablar de La Habana. Los amigos aragoneses fascinados, era un conversador increíble y con mucho que rememorar, se pasó una hora contando la Habana de los cincuenta, sus amigos, se reunían en los cafés los aires libres que estaban por enfrente al Capitolio, recordó al periodista, escritor y crítico de arte, Joaquín Teixidor, que sobrevivía en los 70 trabajando en las imprentas que estaban por la terminal de trenes, trabajaba de corrector, olvidado, sin poder publicar; Cabrera contó que sería un personaje en su próxima novela en aquellos tiempos… contaba la bohème, la vida de aquella época, las anécdotas, ese día fue la única vez que lo saludé y hablé con él, dos minutos, suficientes e inolvidables.

  • bustrófedon dice:

    Ernesto: Buenísima la foto. Gracias.

    Estas ternezas que soltara Brando en su visita a La Habana me recuerdan un pasaje de Tres Tristes Tigres en el que la señora Campbell le suelta a su esposo (que anda algo agobiado por la pérdida de un bastón) un adorable lugar común, tipo: “Cariño, es el trópico”.

    A Miriam Gómez: un saludo desde estas páginas.

    Alexis Romay