castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Cultura

PD en la red

Recordando a Sara Gómez

  • jun 15, 200910:45h
  • 7 comentarios

Tal vez los padres de la cineasta cubana Sara Gómez (La Habana, 1943-1974) no sabían que en hebreo el nombre escogido para su hija significa princesa. Tampoco podían imaginar que un ataque de asma se la llevaría tan joven. Su paso por la vida lo aprovechó al máximo, como esa otra mujer, también habanera y de su raza, la pintora Belkis Ayón, quien moriría con la misma edad, pero no a causa de ningún padecimiento: decidió suicidarse, hace ahora diez años.

A Sara Gómez se le recuerda por estos días porque se cumplen 35 años de su muerte y de su único largometraje de ficción, De cierta manera (http://www.cubacine.cult.cu/ficcion/deciertam.htm). El mejor homenaje se lo ha rendido su hijo, Adolfo Hernández Gómez, quien en México hizo unas declaraciones inusuales, tratándose de un cubano residente en la Isla.

En todo este tiempo, a Sara no la han olvidado amigas como Inés María Martiatu o las periodistas Mercedes Santos Moray y Mayra Álvarez Díaz.

En Argentina le dedicaron un extenso artículo a su “feminista forma de filmar” y desde Camagüey el crítico de cine Juan Antonio García confiesa “la rara sensación de familiaridad” que ella le trasmitía. También su figura y su obra están presentes en blogs y sitios cubanos dedicados al tema negro.

Nacida en Guanabacoa, patria chica de santeros y babalaos, Sara debe haber tenido visiones y premoniciones. Y por ello se entregó al cine con frenesí, como si hubiera estado consciente de su breve existencia. En doce años realizó 16 documentales, trabajó como asistente de dirección en dos más, y dirigió una película de ficción. Siempre con los pies en la tierra, reflejando la realidad de su época.

El olfato periodístico de esta princesa negra se evidencia sólo de leer los títulos de su filmografía: Plaza vieja (1962); Solar habanero (1962); Historia de la piratería (1963); Iré a Santiago (1964); Cumbite (asistente de dirección, 1964); El robo (asistente de dirección, 1965); Excursión a Vueltabajo (1965); Guanabacoa: crónica de mi familia (1966); …Y tenemos sabor (1967); Una isla para Miguel (1967); En la otra isla (1968); Isla del Tesoro (1969); Poder local, poder popular (1970); Un documental a propósito del tránsito (1971); De bateyes (1971); Atención pre-natal (1971); Año uno (1972); Sobre horas extras y trabajo voluntario (1973) y De cierta manera (ficción, 1974; terminado por Gutiérrez Alea y Julio García Espinosa).

Entre las pocas cosas de Sara que pueden encontrarse en internet, este fragmento de su documental …Y tenemos sabor (1967). Ojalá su hijo u otros familiares puedan transferir a video su película o algunos de sus documentales, y los cuelguen en You Tube.

Tania Quintero
Lucerna

Publicado en
Tags
7 respuestas
Comentarios

  • Marianela dice:

    Tania: aqui junto a mi esta Lourdes y en verdad las dos tenemos muy buenos recuerdos de ti, te deseamos lo mejor y estamos muy orgullosas de ti como cubana. Besos, Marianela y Lourdes

  • Tania Quintero dice:

    A flor de piel, un extenso trabajo sobre la mujer negra cubana, está dedicado a Belkis Ayón, pero en él menciono a Sara Gómez. Ese trabajo, publicado en 2003 en la página de la SIP, lo acabo de dividir en dos y próximamente lo subiré al blog Desde La Habana, También allí aparecerá en dos partes Prisioneros de su raza, sobre los cubanos negros, escrito por Iván y también publicado por la SIP.

  • pili dice:

    transferidas de 16mm a DVD estan practicamente todas. ahora falta que se difundan.

  • icaic 2 dice:

    Sarita decía que ella le hubiera gustado hacer cine sin cámaras, sin sonido, sin luces. Qué lindo verdad ?, fue una princesa, así es !-

  • icaic dice:

    En la foto con el director de fotografia Julio Valdes “El Pavo”

  • alina brouwer dice:

    que bonita pieza, y que merecida, gracias tania quintero por traernos esta vineta, gracias a pd, por publicarla.
    a.b.

  • Zoé Valdés dice:

    Tania, De cierta manera es para mí una película clave en la cinematografía mundial. Una joya. Yo la tengo, a ver si puedo ponerla en el tubo.