castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

EE UU-Cuba

PD en la red

La Cumbre de las Américas: una oportunidad perdida

  • pd
    Editor Jefe
  • abr 20, 200918:43h
  • 24 comentarios

Por Mary Anastasia O’Grady, THE WALL STREET JOURNAL

Si el objetivo del Presidente Barack Obama en la Quinta Cumbre de las Américas —celebrada este fin de semana en Trinidad y Tobago— era agradar más que su predecesor George W. Bush a los dictadores y populistas de izquierda de la región, la Casa Blanca puede anotarse una victoria.

Si, por otra parte, nuestro comandante en jefe buscaba adelantar los ideales de Estados Unidos, las cosas no salieron tan bien. Como ha reportado la prensa, Obama pareció tener en Trinidad una buena acogida. Pero el país más libre de la region soportó una paliza de parte del presidente venezolano Hugo Chávez, el boliviano Evo Morales y el nicaragüense Daniel Ortega.

Desde que Bill Clinton organizó la Primera Cumbre de las Américas, en 1994 en Miami, esta cita regional ha estado decayendo. Pareció tocar fondo en 2005 en Mar del Plata, Argentina, donde el Presidente Néstor Kirchner le permitió a Chávez y a sus aliados revolucionarios del área celebrar en un estadio cercano un masivo festival, con todo y quema de banderas americanas, con el objetivo de humillar al Sr. Bush. Este año fue todavía peor, con los bravucones del área acaparando las candilejas y Obama dejando pasar una inapreciable oportunidad para defender la libertad.

El Sr. Obama tenía que saber que la reunión es utilizada por los políticos de la región para cohesionar sus bases domésticas, demostrando que pueden poner al Tío Sam en su lugar. De haber entendido esto, el presidente de Estados Unidos podría haber llegado a Puerto España preparado para devolver el balón. Después de todo, estos gobernantes han tolerado e incluso alentado durante décadas a uno de los regímenes más represivos del siglo XX. En los últimos años, esa represión se ha propagado de Cuba a Venezuela, y millones de latinoamericanos viven hoy bajo una tiranía. Como líder del mundo libre, Obama tenía el deber de hablar por estas personas sin voz. No hacerlo fue un error.

El tema de Cuba era un lanzamiento lento que el presidente americano pudo haber sacado del parque. Él sabía bien que sus homólogos le iban a presionar para que pusiera fin al embargo estadounidense. Incluso se preparó para ello días antes de la cumbre, al levantar incondicionalmente las restricciones de los viajes y las remesas a la isla, y ofrecer a las compañías estadounidenses de telecomunicaciones la oportunidad de llevar tecnología a la atrasada isla caribeña.

¿Cree usted que eso ayudó a que Estados Unidos fuera visto bajo una luz más positiva en la región? Se equivoca. Raúl Castro respondió el viernes desde Venezuela con una larga diatriba contra el opresor yanqui y una oferta fresca para negociar en términos de “igualdad”. Si usted no habla cubano, le traduciré: los hermanos Castro quieren créditos de los bancos estadounidenses, pues le han dejado de pagar al resto del mundo, y nadie más quiere prestarles dinero. También anhelan la asistencia exterior del Banco Mundial.

Quienquiera que piense que Raúl está valorando celebrar elecciones libres está soñando. No obstante, la sugerencia cubana de poner “todo” sobre la mesa se convirtió en la “noticia” de la cumbre. Y si bien es cierto que Obama mencionó a los presos políticos en su lista de cosas que Estados Unidos desea negociar, pudo haber hecho mucho más.

En realidad, pudo haber desenmascarado el bluff de Raúl poniendo los reflectores sobre los presos de conciencia, mencionándolos por sus nombres. Pudo haber hablado de hombres como el pacifista afrocubano Oscar Elías Biscet, quien ha escrito con elocuencia sobre su admiración por Martin Luther King Jr., y que actualmente se encuentra en una cárcel por el delito de disentir.

El primer presidente negro de Estados Unidos pudo haber nombrado a cientos de otros cubanos retenidos en condiciones inhumanas por un dictador blanco. También pudo haber preguntado al Presidente Lula da Silva de Brasil, a la chilena Michelle Bachelet y al mandatario mexicano Felipe Calderón cuáles son sus posiciones respecto a los derechos humanos para todos los cubanos. Imagine qué habría pasado si Obama hubiese pedido que levantaran la mano los que creyeran que los cubanos merecen menos la libertad que, digamos, la mayoría negra de Sudáfrica bajo el apartheid, o los chilenos durante la dictadura de Pinochet. Claro que ésa no sería una buena forma de ganar un concurso de popularidad o congraciarse con aquellos simpatizantes del presidente que forman fila para hacer negocios en Cuba.

En lugar de hacer estas cosas, el presidente de los Estados Unidos se limitó a flotar en el río de la cumbre, y a rebotar pasivamente en los obstáculos que encontró. El “regalo” de Chávez a Obama, el manual revolucionario izquierdista de 1971, Las venas abiertas de América Latina, seguido por una sugerencia de renovar las relaciones a nivel de embajadas, fue un insulto al pueblo estadounidense. Es cierto que dedicarle demasiada atención al venezolano habría sido contraproducente. Pero Obama debió haber presentado una sonora queja por las agresiones de ese país, que ha apoyado a los terroristas colombianos, el narcotráfico y las ambiciones nucleares de Irán. Como le dijo el domingo el ex director de la CIA Michael Hayden a la division de noticias de la cadena Fox: “la conducta del Presidente Chávez en los últimos años sin dudas ha sido nefasta, tanto internacionalmente como en lo que respecta a lo que ha hecho internamente en Venezuela”.

Lástima que Obama no tuviera a mano un ejemplar del éxito de librería de fines de los 90 Manual del perfecto idiota latinoamericano para que se lo hubiera regalado a Chávez. Otra manera en que Obama podía haber neutralizado a la izquierda habría sido anunciar una gestión de la Casa Blanca para ratificar el Acuerdo de Libre Comercio con Colombia. Pero eso tampoco ocurrió. Sólo prometió continuar discutiendo el tema, una estrategia que no ofende a nadie, pero que tampoco conduce a ninguna parte. Una estrategia que podría resumir, hasta la fecha, la política exterior del Sr. Obama para el hemisferio.

[Traducción por cortesía de Rolando Cartaya]

Publicado en
24 respuestas
Comentarios

  • CS dice:

    Maria, el mejor regalo que le puedes hacer a una dictadura es un pueblo sumiso de lameculos.

  • maría dice:

    el mayor regalo q le puedes hacer a una dictadura es un enemigo externo errático y prepotente.

  • sandra dice:

    Cuando el mundo democratico y libre se sento ha hablar con el dictador chileno?
    Cuando lo hizo con la racista Sudafrica?

    Con los dictadores y racistas no se habla,se les aisla,se les expulsa de los foros democraticos,el mundo completo se pone de acuerdo en su contra,se les escriben canciones de repudio….porque hay que hacer lo contrario con la dictadura cubana que ejerce un racismo feroz con su propio pueblo?

  • Not Tse dice:

    Tu no puedes conversar con un asesino si cuando lo conoces le llamas asesino.
    Misterios de la diplomacia.

  • sandra dice:

    Cuando yo naci estaba castro en el poder,supongo que segun la matematicatica de Obama,yo no tengo nada que ver…Sera?
    Los senadores y legisladores son electos…que propone cubano47….que los sustituyamos por jovenes?…a la fuerza?
    Algunos extrañan vivir en dictadura…supongo que sea el sindrome de Estocolmo.

  • cubano47 dice:

    El problema no es Obama ya el a demostrado que desea un acercamiento, cuando el nacio ya el embargo estaba en el tapete, tambien ha demostrado que no solo sangre joven se necesita para la presidencia tambien se necesita en todos los poderes del estado de USA, la terea dificil es convencer a los dinosaurios del senado, congreso etc que son tan viejos como los dinosaurios caribeños, mientras la generacion del centenario de las dos orillas esten ahi estaremos jodidos.

  • Sandra dice:

    Me pregunto cual es el “credito” que debemos darle a Obama?
    Sera que algun presidente del sur del continente pidio libertad y democracia para Cuba y yo no me entere?
    Todo lo que pude ver,fue el cambio de politica de Estados Unidos,que no necesariamente traera cambios en las del sur….de hecho la derecha(me refiero a Uribe) se alineo en el pedido de incluir a Cuba en la OEA….cosa que seria considerar las “eleciones” cubanas como democraticas….en mi opinion no fue la politica americana lo que nos ha hecho fracasar en nuestro empeño de ver democracia en nuestra querida patria…ha sido la falta de solidaridad que hemos recibido del resto de el mundo..hacer criticas a los que no cremos que la linea blanda con Cuba de ningun resultado,llamarnos de extrema derecha a sido el mas pequeño…pero como dicen en mi tierra amanecera y veremos

  • Ruben dice:

    A la señora le falto decir que Obama debió haber vestido una camisa con los colores de la bandera cubana con el escudo nacional en los hombros y una gorra de Marti, ademas de llevar en la mano el machete de Maceo………
    Señora, Cuba no esta en la lista de prioridades del país mas grande del mundo.

  • maría dice:

    las gastadas y poco resultantes políticas anteriores han creado una manada de enquistofílicos q les aterra el cambio y la búsqueda de soluciones q es en definitiva lo q está haciendo obama, demostrando q es un hombre con una gran visión de presente.
    para muchos el tema de cuba tendrá un perfil solamente político pero para los cubanos es parte de nuestra vida.

  • Solabaya dice:

    Obama hizo lo que tenia que hacer, y dijo lo que tenia que decir. No podia ser mas critico porque todavia esta buscando un dialogo y si enfuerece a las bestias, entonces el dialogo se acaba ahi mismo. Fue asi y Fidel Castro lo critico, si hubiese sido mas duro, lo manda pa’ carajo.

  • Miriela dice:

    Señores, pero 50 años de embargo tampoco han dado resultado, los presos políticos lo demuestran, están ahí a pesar de todas esas medidas. Somos nostros quienes debemos reivindicar nuestros derechos y no pensar que Obama va a ser nuestro vocero internacional, que ya bastante tiene con sus problemas internos. En mi opinión, que elimine el bloqueo y deje al régimen sin expuesto ante el mundo

  • Anónimo dice:

    Señores, pero 50 años de bloqueo tampoco han dado resultado, al contrario, han servido de justificación al régimen. Los presos políticos están ahí para probarlo. En mi opinión si Obama levanta las restricciones a Cuba, dejaría a los Castro expuestos ante el mundo. Nosotros, y no el presidente de EU, debemos regir nuestro destino como nación y reivindicar nuestros derechos, no esperar que este lo haga por nosotros

  • CS dice:

    Como dijo O’Grady me hubiera gustado que Obama mencionara a presos como Oscar Biscet por nombre, por que no promover alguien que esta dispuesto a morir por sus creencias, y sin hacerle danyo a nadie, no estamos hablando de un “suicide-bomber”, estamos hablando de un pacifista que pide elecciones multi-partidarias.

  • ROSITICA dice:

    Este “diario” el WALL STREET JOURNAL, es uno de los mas reacionarios de USA. Ya, sabemos porque la señora no quiere darle credito a Obama en su mediocre articulo cargado de pura idiologia y nada sustancial. Si fracasa la politica de Obama al menos se podra decir que se hizo un efuerzo, depues de medio siglo de politica fracasada.

  • Family Guy dice:

    el calesero No se va a fajar por ti ni por mi, mas manso que tu y YO hay que mandarlos a buscar, que echando a fajar somos los mejores…

  • Alejandro dice:

    En el 2005, Maria Anastasia O’Grady debe haber criticado duramente a Bush por salir de la cumbre de Mar del Plata con la cola entre las patas luego de la derrota del FTAA, mientras que Chávez y Kirchner celebraban frente a 40,000 espectadores en el estadio de fútbol. Ni lo voy a buscar en los archivos, porque una analista tan sagaz no lo hubiera dejado pasar, ¿verdad?

  • Arturo dice:

    ?
    Estan tocando fondo los furibundos derechosos. Ya no saben que decir para atacar a la Obamaplanadora que les esta haciendo la vida un yogurt.

    Estas son las mismas gente que durante años aplaudieron las imbecilidades de la politica exterior de George Bush, las que tanto daño causaron a los intereses de EEUU en todas partes del mundo, y ahora se erigen como sabios jueces de los cambios que trae Obama y predicen las nefastas catastrofes que vamos todos a sufrir por consecuencia. Sueñan con la vuelta del cowboy para retornar a las glorias de estos 8 años pasados.

    Vaya, que con su credibil;idad y su demostrada track record, las opiniones del WSJ hay que tomarlas muy en serio.

  • Eduardo dice:

    Bueno, bueno. Yo no he visto a Obama decir que esta lleno de ilusiones con Cuba o Venezuela. Creo que el esta clarito acerca de con quien esta lidiando.

    Tomemos el caso de Cuba. Obama toma medidas que son populares en Miami, en los USA en general, con el pueblo cubano y con el resto de America Latina y que realmente no constituyen una superconcesion a los Castros ni alteran el status-quo. Entonces le dice a los Castros: yo hago este gesto de buena voluntad, ahora es el turno de Ustedes.

    Si los Castros hacen otro gesto, el hace otro, y asi. Si los Castros hacen lo que es mas probable, el se lava sus manos: Ven, yo fui hice una consesion, fui a Trinidad to listen not to decirle a los otro lo que tienen que hacer, etc y como responde Castro?

    Esto es tipico de Obama. Preguntenle a los Republicanos en el congreso en lo que se refiere a la Ley de Estimulo. Obama parecia el bobo y se burlaron de el , pero paso la ley que queria y pinto a los republicanos como los intransigentes.

    La idea que BO es otro Jimmy Carter o que es naive o esto o lo otro simplemente no se corresponde con la realidad

  • Güicho dice:

    El calesero es manso, ya se sabía. Es que nunca tuvo que fajarse por una pastilla de crack.

    Eso sí, aunque se deja escupir por cualquiera, sólo se agacha con los moros.

  • Family Guy dice:

    50 años de desengaños PD(tendran relacion semantica?) , son 50 con la misma cantaleta y nada, que sirva por lo menos para entretenernos un poco

  • Taoro dice:

    Reconfortante, es bueno saber que despues de la “era Bush” quedaron hombros donde soportar el peso de las desilusiones y los desengaños.

  • Woland dice:

    Hmmm… y con una buena dosis de populismo, my dear Ernesto, me permito agregar. Más que ilusiones, lo contemplo todo con la sana distancia del que comprende que repetir EXACTAMENTE el mismo experimento no puede conducir a un resultado diferente. (Deformación profesional…)

    La Administración Obama ha hecho unos pequeños pero significativos cambios – ahora toca ver a qué / a dónde conducen esos cambios – y cuándo. Y sí, los miro con un optimismo contenido y muy de a largo plazo.

  • pd dice:

    Bueno, mi querido woland, es la vieja tradición anglosajona de “ateniéndose a los hechos”.
    Lo veo a usted cargado de ilusiones, cuente con mi hombro para los desengaños que vendrán.

  • Woland dice:

    Impresionante lo potente que es la bola de cristal de la que se sirve la Sra. O’Grady… YA SABE que la política exterior de la Administración Obama para el hemisferio (que, obviamente, dicha administración sólo ha comenzado a poner en práctica) “no conduce a ninguna parte”. Como diría aquel torero: “en dos palabras, ¡IM PRESIONANTE!”

  • matronize