castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Cultura

PD en la red

Performance y política

  • Abr 01, 200911:36h
  • 18 comentarios

A propósito del último performance de Tania Bruguera en el Centro Wifredo Lam algunos comentaristas han recordado, con ánimo entre nostálgico y reivindicativo, los cruces de arte y política que tuvieron lugar en La Habana a finales de los 80.

Hay, en efecto, un aire de familia, pero también algunas diferencias que me parece oportuno hacer notar.

La principal: que el público parece haber perdido el miedo. Si el público de los 80 se hubiera atrevido a gritar libertad y democracia, no estaríamos ahora en el exilio haciendo crítica de arte por Internet.

Defecar sobre un periódico Granma llevó a Ángel Delgado a la cárcel —y no recuerdo ahora que los curadores de aquella exposición hubieran organizado ninguna protesta pública (ni siquiera gremial) pidiendo libertad para el performer. Se hablaba con el ministro, se presentaban quejas a Marcia Leiseca, pero la Seguridad del Estado campeaba por sus fueros. Los críticos y artistas de aquel entonces se justificaron diciendo que Delgado “había cruzado la raya”, o “no había avisado”, o dejando entrever que aquello no era arte, propiamente dicho.

También fueron a la cárcel algunos de los artista disidentes del grupo Arte y Derecho. Que me refresquen la memoria, pero ¿hubo alguna protesta de artistas al respecto? Yo sólo recuerdo un socorrido “ellos se lo buscaron” o “esa gente está muy politizada”.

La respuesta consensuada al clima de censura que acabó con el arte emergente de los 80 fue el exilio masivo de artistas.

Ahora las cosas parecen ir por otro camino.

En Cuba, la Institución (como gustaba de decir Abdel Hernández) siempre ha movido convenientemente los límites de lo que puede abarcar el Arte (también con mayúsculas) antes de contaminarse con la Política. Es el viejo cuento que nos hicieron en los 80, con la complicidad de los críticos. “No se ensucien las manos, muchachos: ustedes son AR-TIS-TAS.” Uy, cuántos recuerdos.

El mismo argumento se repite ahora en esa torpe declaración burocrática del Consejo de Artes Plásticas. Disidentes “fabricados” contra “artistas disidentes de verdad”. Sólo que a estas alturas del Arte —y sobre todo, de la Política—, ya nadie se cree ese cuento. Y mucho menos el público.

Enfrentado por primera vez a un micrófono abierto, uno puede tartamudear o sentir vértigo. Pero ese minuto catártico ya no se verá con los ojos asombrados o escépticos con que se miraba el arte ochentoso, sino con ánimo reivindicativo: el público quiere ser más libre que el artista invitado. Ahí está el detalle, creo.

Ernesto Hernández Busto
Barcelona

Foto: Inauguración de “El objeto esculturado”, La Habana, Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, 1990. (José A. Figueroa)

Publicado en
Tags
18 respuestas
Comentarios

  • rds dice:

    que bien que apoco se escriba la historia del arte cubano con mas libertad, sin intereses por medio, digo de ningun tipo, no politicos no egoistas porque siento que en mucho de lo que se lee aqui hay un sabor amargo, a nostalgia o atratar de aprobechar el momento, los ochenta si me parese que fue el resumen de un arte que venia desde antes con Raul martinez, antonia eirics, y otros , todos los intentos de reveindicar ese arte anterior por la mano de toiract tanya, angel ballester y iliana billazon, tambien recuerdo a artistas de la primera mitad de los ochenta exclamando, en relacion a los de la segunda etapa, ahora parese que de lo que se trata es del que la ponga mas dura y sabido es que lo que paso entre artistas e “institucion ” fue un acuerdo categorico, una estrategia para llamar la atencion y tambien cerrar filas, de eso se trato la diaspora del arte de los ochenta del intento de trasgredir fronteras creyendo que lo mejor se estaba llendo, y la respuesta estaba contenida en esa misma forma de actuar serrandomfilas, los que quedaron y que nunca fueron bien vistos se encargaron de rearmarlo todo nuevamente, recuerdo bien que el arte se combirtio en una reseta, lidereado por quienes sangraban por la erida al no estar totalmente reconosidos por sus companeros de los ochenta, con maneras de factura y todo ( la vuelta a los oficios) un negar a toda costa el preceto de los ochenta demaciado abierto , nuevas estrategias los nuevos eran mas astutos, a la declaracion le siguio el comentario, el cacho por ejemplo devenido amigo intimo de fidel y de cuya posicion etica frente a todo discuros nunca estaremos claros, y esto le gusto a la institucion se lavaba la mancha y de alguna manera ahora a vuelto el discurso politico pero nunca es de manera contestataria, la obra de Tania es OK, pero ella siempre tine la cuartada, no puso el microfono para que se hablara de politica solo ofresio la posibilidad de que se expresara la opinion de cada cual sobre cualquier cosa, si alguin lo hizo politico estaba mas haya de el control de la artista. Los artistas se siguen quedando fuera, por etica o [por cansancio y porque cuba ofrse un techo muy bajo para desarrollar una carrera. Les digo mis amigos que tampoco el arte cubano ha estado de verdad en ningun mercado podereso, no ha havido nunca un coleccionista interesado en esto. Eso fue solo la ilusion que algun proyecto o catalogo dejo tiempos atras cuando la comunicacion era dificil y ser original tambien dependia de controlar la escasa informacion que en terminos de arte o cultura entraba a la isla, y que el chovinismo con que fuimos educados alimento ampliamente. La verda mis queridos colegas es que vivir fuera del terruno nos hace nacer y ver las cosas con los ojos de la realidad, artistas buenos hay en todas partes y los que han llegado a alguna parte lo han hecho desde su talento como artista y no necesariamente porque sean cubanos o sean contestatarios, esto es hasta mejor porque el arte cubano no depende de modas como ha sido en otros casos.

  • Yes dice:

    Baballero porque en Cuba todo ha llegado muy tarde, los perfomances en los 80 cuando desde el 60 o muchos antes se hacia en todo el mundo, el teatro con el publico partecipe tipo aquello de la cuarta pared con 100 siglos de retraso cuando Grotowsky ya había hecho esas experimentaciones mucho antes, Eugenio Barba, Meyerhold…..en fin mucho atraso por culpa de las barrreras de pensamiento políticas y geográficas

  • A. A. dice:

    El eterno ?problema? de los artistas libres y los artistas que no lo son. Los artistas que creen hacer eso que se necesita, y logran decir eso que necesita ser dicho; y artistas que pueden llegar a confundir, ignorar, e incluso prostituir eso que deben hacer o decir.?Generaciones? Son todas. Segun J.L.L.Y es bueno que hoy en dia no exista, no gobierne, ninguna.Se sabe lo que pasaria, dentro de un gobierno dictatorial , dentro de una de sus instituciones, la llegada de un microfono publico y un minuto de libertad-covertura-mundial de expresion.Alli el Arte fue abierto, como hace 2 decadas atras.Que importa si fueron unos u otros…”Tintan” hubiera dicho:? jugamos como artistas, o como lo que somos?

  • Machete dice:

    Como saben!

  • Usted afirma: “algunos comentaristas han recordado, con ánimo entre nostálgico y reivindicativo, los cruces de arte y política que tuvieron lugar en La Habana a finales de los 80.
    Hay, en efecto, un aire de familia, pero también algunas diferencias que me parecen oportunos hacer notar. La principal: que el público parece haber perdido el miedo.”. Hay algo mas hay Historia y un trazado que viene desde esa fecha, en aquel momento tampoco había miedo, al punto que mas que disentir en el Arte se conspiraba abiertamente. La APAL, salvando sus errores, fue en aquellos tiempos una de la escasa media docena de organizaciones disidentes que formaba parte de la Concertación Democrática Cubana.

  • Los performances se hicieron populares en la Cuba de mediados de los 80, (cuando ya habian dejado de ser novedad en otras partes, en cuanto a expresion estetica), y la inspiracion islena fue la perestroika, la plastica cubana, y luego los teatristas movieron la cultura y toda la sociedad cubana, tambien los ensayistas (recuerdo por ejemplo a Tajonera) y no solo en la habana, sino que fue un movimiento que se expandio (con menos prensa) por todas la isla, con mucha fuerza en las universidades,

    tratar de confrontar ese movimiento con lo que esta pasando ahora, fuera de contexto y tratando de balancer la “cosa” hacia un lado, no aclara , al contrario confunde …

    saludos

  • Miguelon dice:

    Cuenca, Esson, Glexis, Bedia, Consuelo, Segundo Planes, Flavio, Carlos Cardenas, Soto, Fors, Gory, Réné y Ponjuan, Pérez Monzon, Brey, Tonel, Carlos Garcia… son grandes artistas, el éxito que tengan o no no es el barometro de su calidad. Ellos no tienen nada pero nada que envidiarles a las “estrellas” del mundillo del arte contemporaneo.

  • Rialta dice:

    Bravo por Tania, sí, pero lo siento, en los ochenta hubo más que buenos intentos. La película El Informe de una hora de duración enviada al ministro de interior Abrahantes, Arte Calle, Arturo Cuencan increpando públicamente, todo eso, no sólo fueron intentos. Fueron realidades con una carga muy fuerte y con una poética que trascendió luego. La obra de Cuenca, de Humberto Castro, de otros tantos, tiene transcendencia en Europa, notablemente en Francia.

  • Lúcida Reflexión de Enrisco:

    Nuestra generación entre muchos otros tiene un defecto capital: alejada desde siempre del poder cuando entra en el terreno de lo político olvida la responsabilidad que ello entraña. Pretende hacer literatura cuando hace política o hacer política cuando no pasa del juicio moral, del juego –casi siempre inútil- de la pureza. La política, como la realidad, es impura y esa perogrullada no lo será tanto si ahora mismo siento la necesidad de recordarla. Debemos desde ya decidir qué preferimos: ¿ganar ciertos espacios sin hacer concesiones irreversibles o ganarnos a pulmón un epitafio que diga: “Aquí yace uno que nunca transigió”? Nunca he tenido nada en contra de los principios pero a estas alturas una pequeña dosis de pragmatismo, de eficacia a una generación tan virgen de tantas cosas no le viene mal. Vigilarnos un poco unos a los otros nunca está de más como mismo tratamos de evitar que un amigo no sea víctima de sí mismo. Pero somos demasiado pocos y nos conocemos demasiado bien para pretender descubrir traidores donde no los hay. Tengamos en cuenta las prioridades y la mía al menos es esta: ganemos el espacio definitivo donde poder tirarnos los trastos a la cabeza tranquilamente. Si un campesino analfabeto sabe cuál es el puesto que le corresponde a la carreta y cuál a los bueyes deprime pensar que gente leída y escribida no lo sepa.

  • artistax dice:

    Que la mas oficial institucion del arte en Cuba, el Museo de bellas artes, albergue en su coleccion una serie de obras que representan la mayoria de ese generacion de los ochenta y que la mayoria de estos artistas representados, hoy casi todos en el exilio, respalden sus carreras debido a este hecho, es una Gran Ironía.
    Dudo que ahora el museo de bellas artes desee conservar este performance de Tania in situ y abierto.
    Las declaraciones del artista Glexis son pedantes, en tanto cabe preguntarse qué de tracendental han hecho estos artistas luego del exilio?
    Brillan por su ausencia en los principales eventos internacionales, y no hablo solo de Our American Houses.
    Donde estan estos artistas?
    Anulados por la Realidad y la dificil competencia ?
    Algo parecido han sufrido los artistas rusos, luego de ser Boom, han pasado al olvido.

    Tengase en cuenta que los ochenta no fue mas que un a retroalimantacion tardia de la transvarguardia de los 60 y 70, debido a la historica apertura de esa epoca . Asi, lo que consumimos como novedoso, no era mas que un simple rezago de lo que ya otros artistas internacionales habian experimentado, hasta el desgaste.
    Para concluir, esta generacion sirvio entre otras cosas, para elevar el ego de la revolucion, ya que la gran euforia era protagonizada por los jovenes artistas graduados de su gran reciente educaional proyecto: el ISA.
    Entiendase que la generacion anterior, estaba entretenida pintando guajiros y demas sandeces.
    La revolucion tambien gano insertarse seriamente en el mercado del arte, como bien señalo recientemente abel prieto, exaltando el buen intento de la bienal.
    Clientes hambrientos de la retorica contestataria „Pasiva“ para artistas deseosos de sustentar su carrera en este Jugueteo. Este es el final de los ochentosos y demas seguidores –ilustradores.
    Basta ya, Dice este Microfono abierto a todos: artistas y espectadores y demas elementos de la escena del arte. Cuantos realmente se atreven a consolidar sus pensamientos en la practica?
    Cuantos pasaran a tener una actitud activa?
    Era solo por un minuto y habia un miedo generalizado y es este miedo el que siempre ha reinado en las salas cubanas y es a este miedo el que Tania se refere. Es este MIEDO el que desnuda y banaliza esta Bienal.

    Bravo por Tania.

  • artistax dice:

    Rialta, han cambiado muchas cosas como dice ernesto. Ha cambiado la mentalidad del publico, ha evolucionado su coraje y su modo de interactuar con la obra de arte en la institucion arte.
    La generacion de Tania y Garaicoa, post ochenta, es la que ha trascendido, vease su proyeccion internacional en los principales eventos de arte en europa. Generacion a la que tambien pertenecen, Rene Francisco y Eduardo Ponjuan, con poeticas mas relevantes y concretas que el buen inento de los ochenta. Por supuesto, internet es el punto, y es que de Globalizacion se trata esta bienal no?

  • Rialta dice:

    Lo que ha cambiando es que hay internet, y que estos nuevos protagonistas aprendieron de aquellos, tienen coraje, y aún no sabe que dentro de poco serán utilizados para decir que miren, aquí no hay ningún tipo de represión política, mientras los periodistas siguen en las cárceles, otros en huelga de hambre, las damas de blanco perseguidas y acosadas. El mejor “performance” ha sido la visita de Ciro Díaz y de Claudio Fuentes a Antúnez, y miren cómo terminó. Estos jóvenes tienen valor, lo sabemos, nadie lo discute. Pero cuidado no traten de usarlos, sin que ellos lo sepan, sin que se enteren. Por los mismos extranjeros que mencionas, que pueden estar trabajando en dos bandos. No me extraña que Mauricio Vicent no haya hablado del asunto, es la órden que le dieron. Porque aún no los han usado demasiado, los usarán, a los muchachos, y luego los meterán en la cárcel o los botarán al exilio, tal como hicieron con nosotros, en los años ochenta, luego de los fusilamientos de los militares. En este caso, destitución de figuras claves, como Lage y el tontorrón de Pérez Roque.
    Nada ha cambiado en relación a la dictadura, a sus manejos, nada.

  • artistax dice:

    Te apoyo en todo cuanto dices, Ernesto. La pretenciosa fama del arte de los ochenta es ahora desplazada por este minimo gesto de libertad de expresion, puesta al servicio del publico. Este performance ironiza todo el panfleto conceptual que estructura la bienal hecha en la habana. Que como Bienal al fin, deberia de defender y legitimar todas las manifestaciones de libertad, porque arte es eso, libre en todas sus direcciones. La bienal queda asi reducida a esta ironía: es necesario un performance para tener acceso por un minuto a expresarse con total libertad, y no esconderse tras dobles sentidos ni humor contestatario, tan de moda en el arte cubano.
    La Bienal is a fake, y su gran premisa del arte a la par de la vida, quedan aplastadas con este otro panfleto redactado por el comite organizador. Tienen miedo y ademas, les DOLIO. Ningun artista cubano penso en incluir a las medias en sus obras, teniendo en cuenta el alcanze Global de los Blgs, y este chance de Tania enfatiza que el manipulador ha sido manipulado.

  • RC dice:

    Sólo veinte años ha tardado el público cubano en cogerle la onda al performance político. La enseñanza del arte, ya se sabe, no es muy rápida…

  • pd dice:

    Sin duda muchos performances de esa época fueron “populares”. Pero el público miraba con curiosidad, o pensaba “mira ese bicho raro”.
    Si esto de Tania se hubiera hecho en 1989, los críticos de arte se hubieran apropiado del micro y no hubieran dejado hablar a nadie. Abdel todavía estaría hablando, Desiderio resemantizando, etc. Creo que hay cosas que han cambiado.

  • Rialta dice:

    En la época no había internet, es la única diferencia. La expo de El Objeto Esculturado se llenó de gente. La expo en la que había que pisotear al Ché se llenó de gente. Los perfomances de Cuenca se llenaban de gente, de gente de la calle.

  • Bravo Ernesto!
    Ahí te envío el comentario que he hecho al respecto en mi blog:
    http://elpuntoylacontroversia.blogspot.com/2009/04/reflexionen-al-respecto.html