castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

exilio

PD en la red

Comparsa

  • Mar 18, 200912:48h
  • 46 comentarios

Muy emocionante y honorable el comentario de Alina Brouwer en PD. Quedan retratados los firmantes. Esto es una guerra, dice Alina. Pues claro que esto es una guerra. El mayor triunfo del castrismo es habernos convencido de que no lo es.

¡Qué va a serlo! Nos dicen. Es un diferendo ideológico, un contrapunteo civilizado entre “las dos orillas”. ¡Una guerra! Por San Fidel, es sólo un cotorreo entre fidelistas y exfidelistas, un intercambio de babas, siempre muy civilizado, entre revolucionarios y ex revolucionarios que un buen día escogieron emigrar. ¿Y qué? Mucha gente emigra en el mundo. ¿Víctimas? No exageremos.

¿Una guerra? Vamos, vamos, siéntense amorosos los comisarios al servicio de la Revolución con sus hijos descarriados y pásense la mano por los egos y demuestren al público presente lo civilizados que somos diga lo que diga ese grupito de extremistas que —¿hay mayor prueba de malignidad?—, ¡se niega a dialogar! ¿Preguntar? ¿Solicitar al culpable que pida perdón a las víctimas por el dolor que ha causado su infamia? Pero qué mal gusto. Los muertos muertos están y si lo pensamos bien la separación familiar ha rendido frutos. ¿Quién sostendría a nuestra magnífica Revolución si los que echamos a patadas no enviaran dinero? Seamos sensatos. Lo civilizado es meterse con nosotros en la cochiquera. ¿Qué hay más importante que ser intelectuales civilizados?

Además, continúan diciéndonos, ya que estamos en confianza y hemos terminado la perorata y los civilizados nos han felicitado y palmeado la espalda y estamos ante estos estupendos vasos —¿alguien tiene hambre, que tal unas tapitas?: sí, pero no de sepias que me recuerdan la piel de un ahogado—; en fin ya que pasó el chanchullo y los modos democráticos se han impuesto, díganme, entre nosotros ¿no es evidente que esos extremistas que nos denuncian están en el lado equivocado de la Historia? ¿No es evidente que esos resentidos que se niegan a olvidar, que cultivan el odio, son el enemigo? El enemigo común, se entiende. Esa escoria los hace lucir a ustedes como incivilizados y ¿qué es un intelectual si lo meten en el nauseabundo saco de los extremistas incivilizados? Nada. ¡Intelectualidad es amor!

Nosotros somos comisarios y firmamos cartas apoyando el fusilamiento de infelices pero ¿qué? No pasa nada. Nos siguen invitando con todos los gastos pagados a eventos organizados por instituciones democráticas y, lo más importante: hasta nuestros supuestos enemigos (ustedes) acuden solícitos a hacernos la comparsa en esas ocasiones. Siempre prestos a demostrar que no son parte de la escoria extremista incivilizada.

¿Qué mayor prueba de nuestro triunfo? ¿Qué sería de nosotros si ustedes no aceptaran ese papel? ¡Pero qué digo! Por ese lado podemos estar muy tranquilos. Tenemos asegurada la comparsa.

Juan Abreu
Barcelona

Publicado en
,
46 respuestas
Comentarios

  • Maniel Rodriguez dice:

    Segun lo que leo en los comentarios de los tertulianos, creo la mejor manera de acabar con la dictadura Castrista es darnos todos la mano e irnos al tapas bar mas cercano con aquellos que hacen de voceros del regimen fascista que tenemos en la isla.

    Algunos generalizan de que todos los que hacen oposicion desde el exilio firmaron cartas avalando el genocidio cubano, pertenecieron a organizaciones dentro del regimen cubano y fueron ablandados con prebendas en forma de viajes al extranjero, o casa en la playa una vez al año.

    No, no es así, muchos cubanos que estan afuera o los que siguen adentro siempre vieron verdaderamente las entrañas al monstruo, y ahora desde la libertad condicionada a vivir fuera de su tierra claman por el cese definitivo de las atrocidades que se cometen diariamente en nuestra hermosa tierra.
    No tachen a Juan Abreu de extremista porque para algunos o algunas a veces parece moderado.

    En Cuba hay una dictadura ,la reconciliacion vendra a nivel popular pero el dictador Castro debe saber que tiene que dejar el poder , dejar paso a las nuevas generaciones , crear las condiciones para hacer elecciones y un largo etc. Lo que veo inmoral es que el gobierno cubano mande a sus voceros y nosotros le hagamos de coro. No nos engañemos: no habra reconciliacion nunca con aquel que nos oprime, y si ese día llega hemos perdido.

  • Cuco dice:

    Buena idea EL MURO DE LA VERGUENZA. Me imagino ese muro ya, y lo pondría cerca de donde celebremos los carnavales en su día…

  • No soy intelectual, no escribo, soy solo un biologo involucrado en investigaciones en USA.No estudie en Cuba sino en USA. Solo estuve 3 anos en el ISPJAE. En Cuba todos hemos sido victimas ,de un modo u otro victimas, pero otros tienen la dualidad victima-victimarios y esos son los despreciables. No importa si alguien levanto la mano, todos la levantamos, pero no podemos poner a todos los cubanos en un mismo plano moral. Hacer asi, consistiria, en el absurdo que podemos confundir responsabilidades individuales, ruines y cobardes con la impotencia de la nacion para ser absolutamente consistente frente a un estado totalitario. Ninguno llegamos a ser absolutamente consistentes, pero otros fueron victimarios – verdugos , a ellos mi mayor desprecio. Para los firmantes de los fusilados un dia habra un muro con sus nombres, un muro de la verguenza, si firmaron fue por cobardes, pero aun la cobardia paga un precio, no justifica moralmente nada.

    Ruben Fernandez

  • De acuerdo con muchas cosas de Alina y con Amadeus. Por cierto, Amadeus, Senelín no tiene que venir de ninguna parte: Senelín vive en Madrid con piso propio, protegee de la SGAE, y el estado español (y si no me equivoco, en tiempos de Aznar –de esto no estoy totalmente seguro pero creo que fue así) le concedió la nacionalidad española honorífica o como sea en reconocimiento a su aporte a la lengua castellana (!!!!!!!!!!!!?????????), esa misma que a mí, siendo español, me costó tanto trabajo recuperar. Bueno, ya se sabe que esas cosas son como las enfermedades: si te tocan, te tocan.

    En sentido general, por supuesto que tanto en Cuba como en otros estados totalitarios, pero sobre todo en los comunistas que tienen una especial dedicación a lo sutil monstruoso, la gente firma cosas que no siente. Senel, que sostiene entre sus manos miembros de varón de la misma forma que lo hago yo, no mató a los tres negritos de Agatho Christo; supongo que como el resto de firmantes, pensaría que ya los negros estaban muertos y bien muertos y que una firma o una firma menos no les iba a devolver la vida. Pero esos chicos se convirtieron (los convirtieron) en símbolo de algo, y Senel (& firmantes, entre ellos la crota Marta Valdés que durante décadas le habían hecho la vida un yogur y casi ni existía, excepto para sus amigos cercanos Miriam Ramos, Gloria Parrado y Pedro Castro) se convirtió también en´un símbolo, pero de lo contrario. ¿Chantajearon al ciego (de Ciego de Ávila) para que firmara? ¿Lo amenazaron con matarle la mamá o con sellarle el culo? Pues ya, vale, cada cual es responsable de sus actos. Si eso le sirvió para una serie de cosas que han engrandecido su vida material y espiritual, pues que lo disfrute. Pero lo que no se puede hacer es matar la vaca o aguantarle una pata y al mismo tiempo pertenecer a una sociedad protectora de ganado vacuno.

    Tengo amigos que han vuelto a Cuba por razones familiares muy sólidas y a veces terribles, y han sido sistemáticamente llevados a sitios de la Seguridad del Estado para “convencerles” de las ventajas de colaborar. Y no lo han hecho. Me importa un pito lo que haga el resto del mundo, pero alguien pretende que uno tenga que otorgar la misma consideración a estos amigos de los que hablo que a Senel Paz y todos los firmantes de todas las cartas que se han hecho en Cuba, incluida la que condenaba a María Elena Cruz Varela?????????? Pues NO.

    Yo, salvo escribir (y no publicar, claro, porque NO hay mecenas y eso cuesta dinero y siempre he tenido que cumplir con mis gastos antes que con mi vanidad, y en otros tiempos más felices tener el impagable placer de ser responsable de otras personas), no he hecho ni puta mierda por la libertad de Cuba. Nunca he sido responsable de lo que allí ha sucedido.
    Recuerdo todavía una mañana de septiembre de 1969 (tenía yo 19 años) en que me fue solicitada colaboración para informar sobre quiénes eran homosexuales y lesbianas en el Instituto Pre-Universitario “Manuel Ascunce Domenech” en Camagüey. Y yo no lo hice. Y no hubo en ello nada heroico ni valiente ni mucho menos patriótico. Simplemente reaccioné de forma natural, orgánica, lógica. Claro, ya todo el mundo sabe que nunca llegué a Ministro de Cultura como Abel Prieto, y, en fin, puedo decir que me rompieron el corazón porque ése era mi sueño dorado………………

    (Perdón por “la muela”, que diría Chago en caló.)

  • josemartí dice:

    amadeus por suerte cada vez son menos los q como ud, desde otras posiciones, mantienen los mismos esquemas vs los q se “rebelan”, me pregunto cuál es su propuesta…la intolerancia y el ajusticiamiento?… el presunto derecho a siempre señalar y juzgar?, lo mismo con lo mismo?

  • alina brouwer dice:

    family guy, tiene usted toda la razon, aunque yo no le he pedido nada a senel paz, no soy nadie para pedirle nada, solo hablaba hipoteticamente, de lo que debe ser una actitud etica, en mi humilde opinion..el miedo corroe, lo hemos sufrido muchos, incluyendome a mi
    chapo.
    a.b

  • Amadeus dice:

    Maite,
    Senel Paz ha sido el leiv motiv para cuestionar a los que conociendo la situación y naturaleza del régimen se prestaron para la “comparsa”.

    No creo que nadie se preocupe mucho por lo que hace o deje de hacer Senel Paz en Barcelona; si lo invitan, le pagan o no; ya éso se sabe hace mucho tiempo. Y es verdad que mucha gente en Cuba ha tenido que denunciar y firmar cartas, pero no sé porque tengo que sentarme a debatir (¿que?) con alguien que viene oficilamente y me va a justificar que firmó porque “la coyuntura en la que vivía nuestro país en ese momento debido al acoso del Imperio y la Mafia de Miami no nos dejaba otra alternativa que el escarmiento.”

    ¿O es que cree usted que paz le va a decir delante de los zurdos de la Casa de la Américas, que lo siente y está profundamente arrepentido?. Vamos.

  • maite dice:

    La última vez que vi a Ricardo Gonzàlez lo vi en la Habana en 1996, en un viaje de un mes que hice a La Habana.
    Y lo vi antes en 1994 en Miami, él estaba visitando a sus hermanas y lo ayudé en lo que podía ayudarle en aquel momento, que no viene al caso que diga aquí, públicamente en detalle en qué consitió la ayuda, ya comenzaba con sus ideas de la revista.
    No he tenido contacto con ninguna organización como Amnistía Internacional, tampoco me dedico a la política y me he buscado la vida sola sin pedirle nada a nadie.
    La sentencia inicial de Ricardo fue de cadena perpetua y luego se la rebajaron a 28 años. Conozco a Ricardo hace 30 años.

  • Family Guy dice:

    Iskan el cubano post 23
    muy bien.
    Alina, alguien dijo de Senel (creo que tu misma) que es un pobre diablo, asustado, no creo justo pedirle un acto heroico, el miedo nos alcanza a todos y hacemos concesiones, cada dia.

  • alina brouwer dice:

    alguien dijo, que solo se es intelectual por na horas al mes, con mucha suerte unas horas en la semana, eso para los intelectuales, que yo no soy una intelectual, aclaro…porsi alguien quiere meterme en esa sopa…la mayoria del tiempo, aquellos que se autodenominan intelectuales, son seres humanos..y asi las cosas…
    a.b.

  • alina brouwer dice:

    mayte…yo comencé a trabajar en el tema de derechos humanos desde 1993, en 1994, funde junto a raul rivero la sociedad de autores y artistas independientes de cuba , la que se propago por toda la isla como una plaga, miembros de esta, eran vasquez portal poncito, hector maseda, osvaldo alfonso y muchos otros en la isla y que ahora estan presos o exilados como yo… mis actividades en el campo de derechos humanos, es extensa…y conocida por aquellos que tienen que conocerla…porque nunca he trabajado en el campo de derechos humanos para hacer una carrera o para vivir de eso…he sido miembro activo de la oficina cultural de amnistia internacionalen madrid, y trabajado con refugiados no solo provemientes de cuba…
    y ahora que nos habla de ricardo gonzalez alfonso, me permite hacerle una pregunta? usted le envio alguna vez ayuda a ricardo, a riveo y a muhos otros? porque yo les evie ayudas de mi propio bolsillo y cuando no tuve mas, esta servidora aqui,y desde espana, fui la primera que cmmpezo a enviarles ayudas, importantes, despues de tocar las puertas de empresarios y de convencerlos de ayudar a los democratas en la isla…con el mayor respeto,yo no veo a nadie aqui juzgando, aqui los que han juzgado son ellos, el regimen y por cierto le han echado mil anyos a ricardo y a muchos otros mas…esa es la realidad…aqui solo expresamos, quiza de una manera demasiado apasionada para el gusto de algunos, pero nova mas alla de eso…expresiones naturales de dolor…
    a.b.

  • maite dice:

    Alina,

    no estoy contestando tu comentario. He escrito lo de la guerra porque Abreu dice:

    “Pues claro que esto es una guerra. El mayor triunfo del castrismo es habernos convencido de que no lo es.”

    No sé en que Cuba vivió Abreu, porque lo de la guerra y el enemigo ha sido objeto de burlas y chistes en Cuba toda la vida, las MTT, las preparaciones militares, los huecos que se convirtieron en refugios, y el exilio y Miami siempre han sido el enemigo, con períodos màs agresivos que otros.
    Y cuando hablo de extremismos me refiero a que esas cartas las han firmado montones de de personas, Cuba es un país totalitario y ha llevado a la gente a firmar cartas y hasta denunciar a su propia familia.
    Lo que creo es un extremismo es focalizar con Senel Paz algo que ha sido un fenómeno de masas, y una generalidad entre los intelectuales cubanos, me parece exagerado es solo eso.

  • Woland dice:

    Amigos,

    les recomiendo repasar la biografía de Sakharov. Volver a leer las cosas que el gran Karl Popper dijo o escribió sobre Sakharov. Sí, ese mismo – el héroe, el opositor, el del premio europeo y tal. Ya sé que S.P. no es Sakharov, pero – yo sólo sé que no sé nada. Y que cada vez que alguien dice “yo sé”, se está equivocando. Así de simple.

  • César Reynel Aguilera dice:

    locadelblog,

    avísame y te acompaño. Claro que me gustaría hacerle esas preguntas, y otras más, a ver si nos dejan.

    Saludos

    CRA

  • Tú no eres Sor Teresa, tú eres Tor-quemada

  • alina brouwer dice:

    al amigo que escribe desde espana…hace anyos que los cubanos comenzamos ese camino, el camino de la lucha civilista, no violenta y si no, busque en la historia del movimiento de derechos humanos en cuba…que viene andando incluso antes de que ustedes comenzaran su transicion espanola…busque, hay documentacion de sobra sobre el tema…
    yo conozco espana, tengo otorgado asilo politico por espana, podriamos conversar extensamente sobre lo que ha hecho el pce y lo que no ha hecho…los comunistas espanoles se pueden dar el lujo de ser comunistas, porque estan en espana, si estuvieran en cuba, lo mas seguro es que estarian todos presos o muertos…o exilados..
    la reconciliacion debe venir precedida del perdon, y este a su vez, viene despues de una confesion, en el caso politico, y en el que nos ocupa, este debe ser pedido publicamente, porque la ofensa fue publica y voceada mundialmente…o es que la carta que hubo de firmar senel y otros, no le dio la vuelta al mundo?..asi debe ser su peticion de perdon, debe ser publica, esa es mi opinion aclaro, y pregunteles a esas familias dolidas que seguro van a decir lo mismo…a mi no me tiene que pedir nada, es a las familias, a los dolidos…a los ofendidos…
    a.b.

  • Teresa de Calcuta dice:

    ¿Debatir, enfrentar? Jajaja.

  • alina brouwer dice:

    amigos, alguien me ha escrito un correito alarmado ante el aspaviento que se ha armado por una opinion escrita por mi aqui en pd, he entrado y he visto toda esta rebambaramba alrededor de mi simple opinion…solo hube de escribir sobre lo que creo, aclarando que no soy una experta en cuba, y que la pasion me traiciona, mi opinion la he plasmado aqui en este blog, como muchos otros hacen… veo que ha generado muchisimos analisis, y comentarios, me alegro, esa es la democracia..solo he expresado una opinion,
    es una guerra, dije, y no debe ser tomado como una definicion literal de la palabra, como tampoco juan la hubo de usar en el contexto literal de la palabra, yo no soy mililtar, ni nada por el estilo, ni estoy en una barricada, literalmente hablando… por principios no estoy ni a favor ni en contra de las guerras, estoy por la paz y ojo, porque hay una diferencia enorme en el significado del concepto en si… aunque ciertamente, si hablamos de guerra, la realidad es que los castro se montaron la guerra ellos y nos han tenido en eso por medio siglo ya…de guerra en guerra, sobre todo la que llevan en conrta del pueblo cubano…es una guerra claro, o no han escuchado a los cubanos decir siempre, aqui me ves, en la lucha….quize decir guerra, porque el regimen persigue la capitulacion de los cubanos como individuos, el regimen busca la capitulacion de la busqueda personal y el ejercicio de la libertades de cada uno de nosotros, es una guerra, porque el regimen le tiene puesta una mano en el cuello a la gente y 4 policias entrandole a golpes a alguien solo porque si, porque quieren seguir en el poder, ese es el uso que le he dado a la palabra guerra, noy hay que ser graduado de la universidad, para ver que los cubanos democratas estamos armados solo con la razon, lo cual al frente de un regimen feroz e implacable y montones de gobiernos complices es nada…realmente, me asombra la definicion de extremista de algunos, extremista son las farc que le pone collares bombas a la gente, extremista es la eta que mata con tiros en la nuca…extremismo es saber que hay gente condenada a 28 anyos de prision por tener una computadora y que alguien diga y ratifique que eso esta justificado…eso es extremismo…que yo no quiera sentarme a conversar con alguien que legitima esa violencia contra otro ser humano como valida, es en realidad un acto de moderacion de mi parte, que ademas no tengo que sentarme con nadie porque yo no soy nadie, para dialogar de nada…
    a los que comentan de que desde aqui y desde alla no se vale, lo unico que puedo decirle amigo, es que cada uno hace lo que puede, yo personalmente trato de ser respetuosa con todo el mundo, y no descalifico a nadie, ni siquiera aunque traten de ofenderme con comentarios ironicos, “inteligentes”, sardonicos o sarcasticos..
    mis comentarios y mis opiniones son tan validas como las de todos, para eso vivo en democracia… extremista, no creo serlo, extremista es el regimen que salvajemente le entra a golpes a una mujer en el medio de la calle, por tratar de expresar una opinion, a aquellos que hablan de extremismos, le pregunto, estrecharian la mano y se sentarian a tratar a dialogar con un violador?…lo dudo, el violador debe estar en la carcel o en un hospital para locos, debemos dialogar con el violador? analizar sus motivos quiza? buscar su lado humano? que lo tiene seguro que si, eso que lo decubran los siquiatras…extremista fuera si yo pidiese la pena de muerte de ese violador, pero yo por principios estoy en contra de la pena de muerte…lo que pasa es que mis opiniones no son edulcorados razonamientos que han de ser publicados en una columna de un periodico..soy un ser humano, que trabajo muy duro, muchas horas, para ganarme el pan de cada dia y vivo humildemente sin pedirle nada a nadie, ni deberle nada a nadie tampoco…
    un saludo
    a.b.

  • maite dice:

    Cuba y los cubanos, necesitan una SOLUCIÓN, lo que no es posible es la politiquería y mezclar los problemas personales o profesionales.
    Desmontar el castrismo no lo harà ningún intelectual desde Barcelona, para eso estàn los políticos, y los políticos que estàn en Cuba, en el engranaje.
    El exilio y los intelectuales podràn ayudar si tienen ante todo la voluntad política que no se resume en actitudes individuales.
    Seguir un discurso ajeno a la realidad de la represión y la dictadura, es olvidarse de sus gentes desesperadas por salir de allí como sea, de sus presos políticos y sus periodistas independientes presos, sin lo màs elemental que comer, enfermos, sin medicamentos, sin zapatos que ponerse y que esperan y necesitan UNA NEGOCIACIÓN, una amnistía para salir de la càrcel, de la situación horrible en la que viven y pierden sus días. Los que crean que su DIGNIDAD es màs importante y que ellos encarnan la diginidad colectiva, que pasa por exigencias morales que desean imponer en un espacio democràtico no pueden dedicarse a la política, en la que la base es la flexibilidad, la negociación y la cooperación.

    La moral elemental, de los que no somos intelectuales, pienso, es no hacer daño y es desde el ejercicio de la libertad individual que se incluye algo muy importante, decir NO, en Cuba y fuera de Cuba al extremismo, al discurso del castrismo, al odio, la venganza, esos son los instrumentos de Fidel Castro, los que se ha pasado repitiendo hasta la saciedad durante 50 años para aterrorizar a los cubanos y enfrentarlos, sí, la guerra, él lo ha tenido claro, clarísimo, quién dijo que no lo ha tenido claro, y sus políticas han sido medio siglo de «guerra de todo el pueblo» contra los Estados Unidos y alimentando el odio al exilio como extensión del mal.

    Tengo admiración por la oposición interna en Cuba, sin medios, ni honorarios, silenciados, ninguneados, nadie habla de ellos, la estrella ha sido Senel Paz, buena publicidad para el escritor, seguro venderà muchos libros. Tengo admiración por los que estàn presos, por sus familiares, los que se la jugaron en Cuba, por Ricardo Gonzàlez Alfonso, escritor y periodista que puso una escuela de periodismo en su casa y creó una revista y una biblioteca independiente y hay que leerle, sin odio y lo torturan sicológicamente todos los días, no le permiten comunicaciones telefónicas y no ha visto crecer a sus hijos, segura estoy que no està esperando porque ningún «intelectual» en Barcelona, decida «su suerte» en un conversatorio con honorarios interpuestos, o viajes pagados, él se la està jugando cada día en la càrcel con una salud que empeora por días, y siempre le interesó la suerte de Cuba sin demagogias, allí està, se batió allí y lo encerraron, y podía haberse quedado en Miami. Mientras, aquí discutimos el valor de la intransigencia, o la pertinencia de un juicio moral a un individuo que representa a una junta militar y lo peor reproducimos los mismos extremismos al infinito.

    Todo esto es lo màs importante lo que hay denunciar, confrontar, debatir, dialogar, no es para que salgan éstos autos de fe a robarse el protagónico, hay mucho ego en todo ésto y extremismo que al menos a mí me recuerda lo peor de la represión que viví en La Habana, ese afàn de erigirse en jueces, de juzgar, cosas que pienso no tienen nada que ver con la responsabilidad política que se le pide a un intelectual cuando se le invita a un evento para debatir el futuro de Cuba, porque el futuro de Cuba incluye a todos los que viven allí, o quizàs piensan poder repetir un gulag tropical para intelectuales castristas y éstos son los ensayos.

    Sí, las comparsas han sido numerosas, las anteriores seguro tan importantes y vistosas como ésta, y también los canapés, aunque no estuviera Senel Paz.

  • A4 dice:

    En el paralelismo con la transición española olvidan un elemento clave. Que fue el asesinato del numero 2 del régimen, Carrero Blanco. Corrigiendo al comentarista certonio: Carrero era su Raúl.

  • Isis dice:

    De acuerdo con Juan Abreu.
    Un gran bravo!, Juan.

  • Je, je…

    Si yo fuera de Sudamérica o de Samoa y leyera estas cosas, terminaría convencido de que hay una legión de héroes cubanos en el exilio.

    Pero yo soy de Cuba y estuve allá también y por eso pregunto:

    ¿Los radicales de hoy nunca fueron a la asamblea, nunca levantaron su brazo en aquellas unanimidades?

    ¿Nunca selló su boca la inminencia de un viajecito o una beca o la perspectiva de un muelle puestecillo en alguna tibia embajada?

    ¿Nunca callaron, siempre protestaron?

    Y, en el tema que nos ocupa, ¿no hubieran firmado si les hubiera ido el futuro en ello?

    Digo, es fácil juzgar a posteriori y, sobre todo, a buen resguardo.

    O al menos es más fácil eso que creer que la intelectualidad cubana en el exilio es un grupo de inmaculados patriotas…

  • Arnaldito Sosa dice:

    Bravo Juan Abreu. Al mulo hay que darle en la cara para que camine.

  • Woland dice:

    Sí, a mi también me fastidia un poco esa postura de “si te acercas a ellos arderás en el Infierno”. (Escuchando rap, probablemente). Seguro que es interesante, útil, … discutir sobre las vías más efectivas para tratar de evitar la Segunda Sucesión o la Entronación de Castra III (no nos engañemos: de eso se trata…). Pero creo evidente que no hacer nada sólo puede servir a los intereses de estos asesinos. Y así seguiremos, inmaculadamente puros y jodidos otro medio siglo. Los intelectuales deberían ser concientes de este pequeño problema. ¿O no?

  • Amadeus dice:

    Josemartí,
    Maestro y usted no le aburre la misma letanía del “diálogo”, “sentarse a conversar civilizadamente”, “la hermandad cubana es indestructible”, “nuevas vías de comunicación” y un larguísmo y aburrido etcétera. Por lo que es a mi después de 5 décadas me tiene hasta la coronilla.

  • locadelblog dice:

    SENEL PAZ debe venir en los proximos meses a MONTREAL, no se si CESAR REYNEL le querrá hacer algunas preguntas, pero yo al menos le espetaré en su cara si no se ha arrepentido de haber firmado la asquerosa carta.

  • Dexter dice:

    Cuco, lA DERECHONA NO, PERO EL CENTRO DERECHA SI, POR QUE NO, DATE UN VIAJECITO POR EUROPA, ANDA, NO HABLES DESDE TU GUARIDA EN MIAMI.

  • Anónimo dice:

    Creo que hay un error de salida en este articulo. No se trata de dialogar, como dice Abreu, se trata de debatir, de enfrentar, de oponer a una vision otra vision. Nadie tiene que dialogar con Senel, lo que hay es que impedir que sea la voz de Senel la unica que se escuche. Con esta actitud de ausentarnos le damos terreno al adversario ideologico, o politico. Asombra que nadie se de cuenta de algo tan simple.

  • Desde España dice:

    Perdonen que insista, pero quiero recordarles que desde que la oposición empezó a trabajar por la reconciliación nacional en España y las primeras elecciones democráticas pasaron casi 30 años, con muchísima represión y hasta fusilamientos por en medio. No fue un proceso sencillo ni rectilíneo; es más, aún hoy día se nota la cantidad de generaciones perdidas por el odio y la intransigencia, y los españoles no somos nadie para dar lecciones de moderación y aproximación al contrario. Pero al final del día se impone la necesidad de convivir entre humanos, y si no somos capaces de empezar por un cabo siempre encontraremos motivos para la disputa (desde luego que no faltan). Sólo lamento que parece que hayan pasado al olvido y no se recuerde más iniciativas tan loables como la que iniciaron un grupo de cubanos como el Grupo de Trabajo Memoria, Verdad y Justicia http://memoria.fiu.edu/memoria/links_es.htm
    Queda mucho por hacer, pero por algún lugar hay que empezar….

  • Arnaldito Sosa dice:

    Lo que hace falta son AK-47 y los timbales en su sitio. Desde las comodas butacas de Miami y Barcelona aquello dura otros 50.

  • Petronio dice:

    Teresa de Calcuta: dito. Nada que agregar. La reconciliacion sera posible cuando podamos ir a las urnas libremente y con igualdad de acceso a la informacion para todos. Y eso, sabemos, que con la dictadura NUNCA va a pasar… o es que queda alguna duda despues de 50 anos y tanta gente inocente en las carceles…?

  • josemartí dice:

    aburren los radicales del odio y su injusto afán ajustacuentas blablabla siempre mala leche y ni una victoria, como las lenguas del comité, siempre descalificando, de ese cocido de frustraciones y vanidad muchos no comeremos porque no alimenta.

  • Teresa de Calcuta dice:

    ¿Reconciliacion nacional? Muy de acuerdo. Cuando acabe la dictadura o al menos cuando esta demuestre que tiene un honesto deseo de reconciliación nacional. Antes de eso, es hacer el tonto o colaborar con el enemigo.

  • Ein zuverlaessiger Freund dice:

    Es el oportunismo el móvil de la inmensa mayoría de estas conductas. Fácilmente comprensible cuando lo ejercen habitantes de La Isla, por cuanto todo pasa por el mismo tamiz, pero no por ello menos vil.
    Mantener un equilibrio entre el oportunismo y el honor, es probablemente el hilo conductor de la vida moral del ser humano. Unos colocan el fiel de la balanza más a la derecha, otros más a la izquierda. Algunos hay que ni siquiera tienen balanza, no pocos. Y como es natural, todos los extremos son extremos. La posición de Alina Brouwer está localizada en uno de los extremos. Es mucho más honorable que otras y recibe mayor aprobación por ello. Incluso resulta muy satisfactoria para el individuo que la practica, pero no resuelve el problema a la larga.
    La guerra no es solución de nada, por muy justa que se nos antoje la causa. No hay por qué echar esa batalla en un teatro que escogió quien, por demás, nos designó enemigos. Tenemos que ser selectivos escogiendo a nuestros enemigos. Solo unos pocos merecen esa categoría. Los demás son solo ruido en el sistema y merecen ser tratados de esa manera. Además, hay tantas cosas importantes a que dedicarse, no morirse de hambre es una de ellas.

  • rogelio dice:

    Ven acá ¿Y no hay un algo intermedio entre el irse a tomar tapas con el fatídico firmante y el dejarles el terreno libre?

    ¿Por qué no ir y decirle en la cara que nos parece que es un cómplice del asesinato de los muchachos de la lancha?

    ¿O ponernos irónicos y falsamente comprensivos y espetarle que lo entendemos y qué debe de haber sido terrible para alguien tan sensible como él el participar, de forma involuntaria y por miedo claro, en un crimen tan atroz?

    Es una guerra, claro que sí y las guerras hay que ganarlas utilizando todos las armas.

  • pd dice:

    Ya hay un link al primer comentario de Alina, sorry!

  • Cuco dice:

    De lo que si puedes vivir convencido Juan Abreu es que con la derechona no los tumbaremos jamás… nunca llegarás a La Habana, ni falta que te hace, verdad?
    Hacen falta un poco de otras cosas de las que carecen los sectarios para “acabar la obra de las revoluciones”…la que costó mucha sangre en Cuba y nos robaron después.

  • Anónimo dice:

    ¿Dónde está el comentario de Alina Brouwer?

  • Eso mismo dicen ellos de nosotros y en parte tienen razón

  • Miguelon dice:

    Agudas e imprescindibles reflexiones de Juan Abreu.

  • alejandro freijanes dice:

    no se puede dialogar con gangsters y terroristas

  • Dexter's Sister dice:

    “…Si nos quedamos en los principios…” dice el comentarista Desde Espana….

    De que hablas? Si seguimos en los principios… nada ha cambiado en 50 anos salvo las destruccion irreparable del pais, sus instituciones civicas, y la pobre educacion, pobresima, de cada generacion educada por los Hermanos Castro.

    Le doy toda la razon a Juan Abreu. Es una guerra… con el mismo enemigo de cinco decadas, que se apropio del pais, y ha expulsado de su feudo a todo aquel que quiera vivir en libertad; a otros, a la carcel. Y el pueblo, en la carcel grande.

    Lo demas es babuqueo de tragos y tapas en una institucion que favorece al enemigo que nos tiene de parias por el mundo.

  • certanio dice:

    Mijo, pero Franco no tenía hermanos.

  • Desde España dice:

    Dios me libre de pretender aconsejar, como mucho tratar de entender esa guerra tal como dice Juan Abreu. Ahora bien, si hay que mirar al futuro y ver que posibles escenarios y soluciones hay, entonces alguien ha de asumir como se encara la reconciliación nacional. Fíjense que en España, con todas sus torpezas y maldades, el PCE preconizó la reconciliación nacional a mediados de los años 50 y alivió el camino para que una parte de la izquierda se incorporara a a lucha, pero a la vez la negociación que hubo que hacer en la transición. Ahí hay un meollo muy duro que pelar y alguien ha de asumir la responsabilidad. Si nos quedamos en los principios es muy difícil avanzar entre contrarios. Salud y suerte.