castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

exilio

PD en la red

El estante vacío, según Rafael Rojas

  • pd
    Editor Jefe
  • Feb 25, 200918:54h
  • 7 comentarios

Rafael Rojas está a punto de sacar nuevo libro. Se titula El estante vacío. Literatura y política en Cuba, editado por Anagrama. El subtítulo dibuja un escenario tal vez demasiado amplio, pero se trata de una recopilación de ensayos que busca responder preguntas situadas entre la sociología de la cultura y la historia intelectual más reciente: ¿Qué se lee y qué no se deja leer en Cuba? ¿Qué política produce lo leído? ¿Qué literatura produce lo censurado? Rojas organiza sus respuestas en dos registros: primero, trando de reconstruir la recepción en la isla de autores de referencia para la izquierda occidental (Sartre, Wright Mills, Fanon o Benjamin); segundo, inventariando la literatura del exilio no publicada en la isla o sumergida en una “política de recuperación” que distorsiona su verdadero papel dentro del canon cubano. Para ello, el ensayista recuerda aquella máxima de la filosofía neomarxista —“convertir la dimensión de lo excluido en una nueva modalidad de la subjetivación política”— y estudia su aplicación, al campo intelectual cubano de la última década con resultados, a mi juicio, interesantes.

Uno de los “ganchos” del libro (no lo digo como reproche; yo mismo he incurrido en ese pecado) es una lista es de 70 libros importantes para la cultura cubana que no han sido publicados en la isla durante el tiempo que lleva la Revolución en el poder. Son diez títulos por cada uno de los siete generos: novela, poesía, cuento, ensayo, historia, ciencias sociales y memorias y testimonios. En su introducción al libro, Rojas deja claro que no se trata de un canon —aunque inevitablemente habrá quien lo tome así—; ni siquiera se incluyen todos los libros importantes no publicados en las últimas cinco décadas. Si se reunieran todos los libros cubanos “importantes” o “más importantes” no publicados en la isla en el ultimo medio siglo, serían más de cien, ya que habría que incluir casi todos de Cabrera Infante, Sarduy y Arenas, por ejemplo, y en la lista de Rojas figura sólo un libro por autor y género. Sarduy repite en novela y ensayo, Arenas en novela y cuento y Cabrera Infante en novela y testimonio. Y hay otros, como Benítez Rojo, que también repite en novela y ensayo.

Yo creo que esas listas o mapas voluntariosos son útiles, aunque se trate siempre de un ejercicio personal y arbitrario. Nos ayudan a hacernos una idea del peso de lo excluido, o a suscitar un debate sobre la exclusión intelectual y el efecto político de lo que no se lee en Cuba por la lógica aduanal que ha venido aplicando la política cultural oficial.

Pero sobre todo, el libro de Rojas dibuja una crítica a la “cultura de Estado”; no se trata de demandar que la literatura exiliada sea publicada por cualquiera de las editoriales del Instituto Cubano del Libro —así sería inevitable aceptar la práctica del “rescate”, “recuperación” o “reivindicación” de autores exiliados— sino de reivindicar que se autorice la libre circulación de editoriales iberoamericanas y exiliadas en la isla para que la ciudadanía entre en contacto con esa literatura sin la mediación del Estado.

Por supuesto, el ejercicio es riesgoso. ¿Quién podría oponerse a una lista de no-publicados, y más en Cuba? Inevitablemente —ya lo dije en Inventario de saldos— toda lista apunta a una jerarquía, y en la de Rojas hay algunos títulos que me parecen prescindibles desde una perspectiva eminentemente jerárquica.

Pero, tras consignar mi agradecimiento por la exclusiva, les cuelgo la lista de Rojas para que ustedes mismos decidan. Bienvenida la discusión:

Setenta libros cubanos importantes publicados fuera de la isla en el último medio siglo

Novela

Guillermo Cabrera Infante, Tres tristes tigres (1967)

Severo Sarduy, De donde son los cantantes (1967)

Reinaldo Arenas, El mundo alucinante (1969)

Guillermo Rosales, Boarding Home (1987)

Jesús Díaz, Las palabras perdidas (1992)

Carlos Victoria, La travesía secreta (1994)

Zoé Valdés, La nada cotidiana (1995)

Eliseo Alberto, Caracol Beach (1998)

José Manuel Prieto, Livadia (1999)

Antonio Benítez Rojo, Mujer en traje de batalla (2001)

Prosa y cuento

Calvert Casey, Notas de un simulador (1969)

Lino Novás Calvo, Maneras de contar (1970)

Guillermo Cabrera Infante, Vista del amanecer en el trópico (1974)

Reinaldo Arenas, Viaje a la Habana (1990)

Enrique Labrador Ruiz, Cartas a la carte (1991)

Julio E. Miranda, Sobre vivientes (1992)

Carlos Victoria, Las sombras en la playa (1992)

Fernando Villaverde, Los labios pintados de Diderot (1993)

Pedro Juan Gutiérrez, Trilogía sucia de la Habana (1998)

Antonio José Ponte, Un arte de hacer ruinas y otros cuentos (2006)

Poesía

Gastón Baquero, Memorial de un testigo (1966)

Justo Rodríguez Santos, El diapasón del ventisquero (1976)

Heberto Padilla, El hombre junto al mar (1981)

Orlando González Esteva, Mañas de la poesía (1981)

José Kozer, Bajo este cien (1983)

Lorenzo García Vega, Collages de un notario (1993)

Eugenio Florit, Lo que queda (1995)

Manuel Díaz Martínez, Señales de vida (1998)

Octavio Armand, Son de ausencia (1999)

Raúl Rivero, Recuerdos olvidados (2003)

Ensayo

Severo Sarduy, Escrito sobre un cuerpo (1969)

Jorge Mañach, Teoría de la frontera (1970)

Lydia Cabrera, Los animales en el folklore y la magia de Cuba (1988)

Antonio Benítez Rojo, La isla que se repite. El Caribe y la perspectiva postmoderna (1989)

Roberto González Echevarría, Alejo Carpentier: el peregrino en su patria (1993)

Iván de la Nuez, La balsa perpetua. Soledad y conexiones de la cultura cubana (1998)

Gustavo Pérez Firmat, Vidas en vilo. La cultura cubanoamericana (2000)

Enrico Mario Santí, Bienes del siglo. Sobre cultura cubana (2002)

Duanel Díaz, Los límites del origenismo (2005)

Antonio José Ponte, La fiesta vigilada (2007)

Historia

Hugh Thomas, Historia contemporánea de Cuba. De Batista a nuestros días (1982)

Natalio Galán, Cuba y sus sones (1983)

Herminio Portell Vilá, Nueva historia de la República de Cuba (1986)

Carmelo Mesa Lago, Breve historia económica de la Cuba socialista (1994)

Leví Marrero, Cuba: isla abierta (1995)

Manuel Moreno Fraginals, Cuba/ España. España/ Cuba. Historia común (1995)

Alejandro de la Fuente, Una nación para todos. Raza, desigualdad y política en Cuba. 1900-2000 (2000)

Roberto González Echevarría, La gloria de Cuba. Historia del béisbol en la isla (2004)

Louis A. Pérez Jr., Morir en Cuba. Suicidio y sociedad (2005)

José A. Piqueras, Sociedad civil y poder en Cuba. Colonia y poscolonia (2006)

Memoria y testimonio

Carlos Alberto Montaner, Informe secreto sobre la Revolución Cubana (1975)

Lorenzo García Vega, Los años de Orígenes (1978)

Carlos Franqui, Retrato de familia con Fidel (1981)

Mario Llerena, La Revolución insospechada (1981)

Heberto Padilla, La mala memoria (1992)

Reinaldo Arenas, Antes que anochezca (1992)

Eliseo Alberto, Informe contra mí mismo (1997)

Dariel Alarcón Ramírez, Memorias de un soldado cubano (1997)

Norberto Fuentes, Dulces guerreros cubanos (1999)

Huber Matos, Cómo llegó la noche (2002)

Ciencias Sociales

Theodor Draper, Castrismo: teoría y práctica (1965)

Richard R. Fagen, La transformación de la cultura política en Cuba (1969)

Oscar Lewis, Viviendo la Revolución: cuatro hombres (1970)

Jorge I. Domínguez, Cuba: orden y revolución (1978)

Irving Louis Horowitz, El comunismo cubano: 1959-1979 (1979)

Carmelo Mesa Lago, Dialéctica de la Revolución Cubana (1979)

Marifeli Pérez Stable, La Revolución Cubana: orígenes, desarrollo y legado (1993)

Damián J. Fernández, Cuba y la política de la pasión (2000)

Alexis Jardines, Filosofía cubana in nuce (2005)

Velia Cecilia Bobes, La nación inconclusa. (Re)constituciones de la ciudadanía y la identidad nacional en Cuba (2007)

Publicado en
,
Tags
7 respuestas
Comentarios

  • Jimmy Mark dice:

    Me gustan sus articulos y algunos comentarios .. un abrazo

  • Exiliado dice:

    Otra cosa más, de acuerdo con el método que sigue Rojas que es no se repitan autores en cada género solo puede haber una novela de Cabrera Infante y creo que ahi TTT esta mejor que La Habana para un infante difunto.

  • Exiliado dice:

    Comprobé y hay varios libros de Rebeca Scott publicados en la isla y en cuanto a Economia y Sociedad de Leví Marreri habria que decir que son más de diez tomos y que el que eligió Rojas Cuba: isla abierta funciona muy bien como sintesis de la obra de Marrero.

  • Exiliado dice:

    La lista, que no canon, por lo que entiendo es una muestra de lo mucho y valioso que no se ha publicado en Cuba en los últimos cincuenta años. Como tal funciona bien ya que todos los autores son de calidad. No creo que los que están sea porque son amigos de Rojas porque hay varios que no lo son y muchos que ya están muertos y que él no conoció. Los libros que están son no publicados en la isla y On Becoming Cuban ya se editó en la Habana. Los de Rebeca Scott son demasiado académicos y de historia de la música el de Natalio Galán a mí también me parece el mejor en su género. Pero en fin habrá que leer el libro y no sólo la lista y felicitar a Rojas por esta nueva contribución al debate.

  • Solabaya dice:

    Una lista como esa lo unico que sirve es para alagar a los amigos (hay tantos de Rojas aqui), descalificar a los enemigos (que estan ausentes por supeusto), y besarle el trasero a los mayores. Buena suerte con su lista del canon!

  • Unaba Nero dice:

    tiene razón PD, toda antología es una expresión de las preferencias del antologador, así pensando y sin poder consultar mi biblioteca se me ocurren que faltan libros como La Habana para un infante difunto del propio Cain pero que se debe incluir junto a TTT, yo no incluiria mujer en traje de batalla, pero en otra seccion se me ocurren economia y sociedad la obra maestra de LM, o la biografia de Quirk sobre FCR, o Becoming Cuban de louis Perez, o el libro de Rebecca Scott, del areito al rap de diaz ayala, o cualquiera de sus otros libros sobre musica cubana, quiza hasta falte una seccion: biografias, que creo tambien se deben incluir en capitulo aparte, en fin, un canon casi siempre da lugar a discusiones validas, como en este caso.

  • un gusano de miami, claro dice:

    Esperemos que el contenido de esta edición no sea juzgado o confundido con la ideología del autor de la obra que aparece en la portada, Flavio Garciandia; un artista condecorado por las instituciones y reconocido militante combatiente, que ha mantenido muy limpia su postura incondicional con la política oficial de la isla.