castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

disidencia

PD en la red

El lenguaje virtual

  • ago 06, 200814:29h
  • + comentarios

El régimen que detenta el poder en Cuba ha sabido apropiarse de toda una serie de palabras, que repite una y otra vez, hasta la saciedad, causando un resultado positivo en la población, que las usa exactamente igual que como se expresan en discursos oficiales, entrevistas, artículos de prensa, etc.

Es un lenguaje virtual, ya que tiene la eficacia de producir un efecto —aunque no sea en el momento— opuesto a lo real. Sus mayores fracasos se acumulan en la palabra “camarada”, desaparecida totalmente del trato diario y “compañero/a”, en estos momentos prácticamente en extinción, pero tomada para hacer mención del ex Presidente. Es más frecuente ahora oír señor, señora; que antes era calificado como algo burgués, pero que el propio incremento del turismo obligó a utilizar.

Hace apenas unos días el ahora “compañero Fidel” ha escrito algunas Reflexiones sobre los deportistas. En la primera de ellas, culpa a la prensa nacional de no dar los nombres de los “desertores”, que es así como llaman a los que dejan las delegaciones oficiales deportivas que salen fuera del país. Incluso he oído a miembros del exilio cubano, periodistas extranjeros radicados en Cuba, y hasta diplomáticos, utilizar el mismo calificativo. ¡Y qué decir del pueblo en general!

La primera acepción de la palabra desertor (un adjetivo que es usado también como sustantivo), es: Que deserta. Se refiere a un soldado que abandona sus banderas. Esta es precisamente la connotación política que quieren dar a cualquier deportista que decide cambiar el rumbo de su vida.

A pesar de que el dictador enfermo instara a la prensa a publicar los nombres, no consiguió que algún periodista deportivo se arriesgara a ello, pues cunde el pánico. Fue él mismo, quien en otra de sus Reflexiones —que ahora publica en Internet, en el sitio “Cubadebate” y que el Granma toma de allí— nombró a algunos de ellos. Como es natural siempre echándole la culpa al “imperialismo yankee” ¿Quién si no? Es así como, al pelotero Alexei Ramírez, Estados Unidos, en vísperas de las Olimpiadas, lo compró con su dinero mercenario. Antes también habían “comprado” al pitcher José Ariel Contreras.

Sin embargo al referirse a los peloteros juveniles, usó un lenguaje moderado: “…antes de iniciarse el juego… se conoció de la ausencia… del zurdo Noel Argüelles, y el shortstop José Antonio Iglesias”… Acto seguido arremete contra Canadá, país sede anual del Campeonato Mundial Juvenil de Béisbol. Y se queja de que ningún representante de la prensa cubana estuvo en el evento. ¡Como si los periodistas de este país pudieran decidir a dónde van, sin un permiso del gobierno! Igual que todo ciudadano cubano, que está bajo el control de la tiranía militar, necesitan una autorización para abandonar el territorio nacional.

Como estamos refiriéndonos a los deportistas, se puede decir que el “Atleta en Jefe” se vira para cualquier base, y hay muchos países con esta experiencia, incluyendo a la Unión Europea.

Después relaciona otros jugadores que no han continuado con su equipo, dándoles diferentes calificativos, para especificar —con esa saña que lo caracteriza, contra el gobierno de los Estados Unidos de América— que: “ no sólo en la pelota tiene lugar la agresión imperialista”. Indica que una parte del equipo masculino de fútbol “se dejó arrastrar a la traición en Estados Unidos”, una manera de decir que no continuaron con el equipo, y que de ahora en adelante tiene el visto bueno para ser usada por la prensa oficialista. Así caminan las cosas en un “Estado de Terror” como éste.

Pero, la genialidad en el idioma se la llevó la atleta olímpica de judo y casi segura medalla de oro: “fue sobornada”. También el boxeo tuvo lo suyo, cuando “nos arrebataron cinco medallas de oro seguras”. Y como no hay dudas que el deporte es considerado parte de la política, por ser uno de los “logros” de la Revolución, que se ha “malogrado”, al igual que la educación y la salud. Hay que justificar que estos Juegos Olímpicos no serán para la delegación cubana iguales que los anteriores, por eso queda claro para el que sigue siendo el que más dice: “Es un toque de degüello contra Cuba robándonos cerebros, músculos y huesos”.

Está más que comprobado el lenguaje virtual que se ha utilizado, en este caso para explicar el descenso que ha tenido Cuba en el deporte. Como siempre, no se le podrá echar la culpa a la situación social, económica y política que vive el país; a la desesperanza de esos jóvenes atletas, que saben que una vez que haya terminado su vida deportiva activa, serán echados al olvido, sin nada, igual que la mayoría del pueblo cubano. Es por eso que —buscando nuevos horizontes— prefieren ser llamados “traidores”.

Martha Beatriz Roque
La Habana

0 respuestas
Comentarios

  • matronize