castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

castrismo

PD en la red

¿Venganza? No, justicia

  • Jul 16, 200817:20h
  • 44 comentarios

La venganza es una fuerza poderosa y nutritiva. Baste anotar que la madre de todas las novelas es la historia de una venganza. El divino Odiseo liquida a todos los pretendientes sin titubear y qué duda cabe de que hace lo correcto. Yo confieso que disfruto enormemente con la matanza. Qué momento. Es simplemente estupendo que los canallas paguen sus deudas.

Claro que la literatura es una cosa y la vida de los humanos otra. Hasta yo lo entiendo. Pero no por eso deja de resultarme graciosa la cantaleta buenista de gente como Ileana de la Guardia, que parece confundir la maravillosa venganza con la justicia.

La justicia es otra cosa, y es y será imprescindible en una Cuba futura. Resulta sintomático que tengamos la impresión de que los que abogan por la ausencia de venganza a lo que aspiran realmente es al borrón y cuenta nueva. Es decir a que los malhechores y en general la tropa de asesinos y delincuentes que ha hecho posible durante cincuenta años el horror castrista pase tranquilamente a controlar la economía del país mientras sus víctimas olvidamos sus crímenes e incontables tropelías. Y de paso, supongo, aplaudamos a sus hijos, nietos, sobrinos y resto de la camada, cuando tomen las riendas de la finca que llevan asolando sus mayores desde hace medio siglo.

La prensa socialdemócrata se apunta jubilosa y despepitada a esta tesis. De ahí que podamos leer en El País de hoy un artículo de la hija de uno de los De la Guardia, grandes cómplices de la dictadura, que aboga por el “cambio sin venganza”. El artículo comienza regurgitando la teoría del sacrificio. Es decir los Castro sacrificaron a sus subordinados para cubrir sus culpas. Es posible que sea cierto, pero esto no disminuye un ápice las responsabilidades de los condenados en la trama siniestra de la dictadura a la que sirvieron devotamente durante décadas. De hecho, no dejaron de servirla ni en la hora de la muerte. El sucio y sumiso discurso del general Arnaldo Ochoa durante el juicio que lo envió al pelotón de fusilamiento es uno de los momentos más abyectos de la historia de Cuba (una historia rica en abyecciones).

El resto del artículo se dedica a atacar a Zoé Valdés por su excelente libro La ficción Fidel. Eso prueba que la obra ha sido y está siendo muy efectiva, y supongo que la escritora esté contentísima.

La señora De la Guardia se alarma de que Valdés diga en su obra que: “todos los militares (cubanos) sin excepción deberían pedir perdón a coro, en la Plaza de la Revolución, y sus hijos deberán callarse para siempre”. A mí, y estoy seguro de que a muchos cubanos víctimas de gente como el padre y el tío de la señora, la idea nos parece excelente. ¿Por qué no iban a pedir perdón por mantener en el poder a un régimen criminal que ha arruinado la vida de millones de cubanos? Es lo menos que pueden hacer.

En cuanto a que los hijos se callen para siempre, tal vez sea algo excesivo, pero que se callen un tiempo estaría bien, demostraría que tienen cierto pudor, a fin de cuentas. Por supuesto que los hijos no son culpables de las fechorías de sus padres, pero que los vástagos vayan por el mundo en plan pitonisos que atisban el futuro de la Patria y nos advierten de los peligros que acechan, me parece demasiado.

Ileana De la Guardia concluye en su escrito que la escritora Zoé Valdés, y gente como yo, pertenecemos a un sector “minoritario pero emblemático” de la oposición cubana que “compromete el futuro de Cuba”. A esto sólo puedo decir que jamás (por mucho que hagamos) lo comprometemos más de lo que ya lo han comprometido señores como el padre y el tío de la señora en cuestión y demás esbirros por el estilo.

No pienso regresar jamás a la pocilga cubana (salvo que se cumplan ciertas condiciones de las que ya he hablado), pocilga que ayudaron a crear de manera decisiva personajes como los De la Guardia; pero eso no quiere decir que esté de acuerdo con que tantos crímenes y atropellos queden impunes.

Los culpables han de pagar por lo que han hecho. Justicia; sin justicia no habrá futuro para Cuba. O tal vez sí, pero será un futuro asqueroso.

Juan Abreu
Barcelona

Publicado en
Tags
44 respuestas
Comentarios

  • http://www.elnuevoherald.com/noticias/america_latina/cuba/story/375041.html
    enlace al miami herald sobre la noticia de médico cubano, nuevo español.

  • Hola observen en este enlace el alcance la la mano castrista manipuladora.

    Les ofresco el artículo que he publicado en mi blog para que puedan leerlo, son libres de difundirlos si así lo desean, un fuerte abrazo.

    Me resulta muy curioso haber leído en el Miami Herald, la declaración de un médico cubano, al cual le ha sido otorgada la nacionalidad española, no es objetivo de mi curiosidad, este aspecto, pero sí lo es, que haya posado ante las cámaras para ser fotografiado.
    En su declaración a este medio norteamericano, este Galeno afirma, que ha solicitado su “liberación “por parte del Ministerio de Salud Pública desde hace 5 años, la cual es imprescindible para poder establecerse en otro país.

    Según ha sucedido históricamente en Cuba a los largo de los años de la “revolución”, todo médico que haya solicitado su “liberación, es inmediatamente removido de su cargo, es ubicado en un puesto inferior, se le suspende toda posibilidad de poder ejercer su especialidad y se le “ubica”, en un puesto de médico de urgencias, además de ser tratado a diario como una escoria humana.
    Este señor que dice ser cardiólogo y nieto legítimo de emigrantes canarios radicados en Cuba, ha posado ante la cámara, con una amplia sonrisa afirmando que le gusta “hacer las cosas legales para no ser un nómada y poseer su nacionalidad española y un contrato de trabajo legal.
    Recuerdo las historias de médicos cubanos amigos míos, que han pasado muchos penurias en Cuba, durante 6 y hasta 10 años con su visa legal aprobada por la Oficina de Intereses de los Estados Unidos para emigrar a los Estados unidos, siendo obligados a trabajar en las más pésimas condiciones, separados de sus hijos y esposos o esposas, porque ese mismo Ministerio de Salud Pública Cubano, les negaba constantemente la dichosa “liberación”.
    ¿En que son diferentes, los médicos cubanos que quieren viajar a los Estados Unidos a pesar de poseer una visa legal?
    La política es un laberinto lleno de oscuro pasillos pero aún así no exenta de que cuestionamientos, digamos una vez más la frase que nos resultaba graciosa a muchos, de un viejo dibujo animado ruso que era el pan nuestro de cada día en la televisión cubana de los años 70. –“Hola oso no seas goloso, desde aquí arriba Machenka te mira”.

  • Sr lio Villa Verde dice:

    Muy cómico todo… Acabo de ver al Masetti y a la Ileana en el programa de Oscar Haza… realmente no tienen nada que decir… ella es Vilma Espin, justificando la infamia y el es como un comisario que no ha olvidado los métodos represivos que aprendio hace algunos años… y haciendole guiñitos a Raúl, pa ver que cae…

  • César Reynel Aguilera dice:

    Ahora, con el tal Liborio (vaya originalidad en el nombre), acabamos de asistir a la creación del Canónimo, una mezcla perfecta de Canon literario con anonimato.

  • CS dice:

    Russ, si Wendy Guerra participo en la produccion de una pelicula que glorifica el carnicero de Rosario, ya con eso la rechazo, y no te olvidas de su colaboracion con La Jiribilla, una pagina web que humilla a la disidencia. Y eso lo vas a comparar con lo que hizo Zoe? En serio?

  • Alex dice:

    Elias: no se te ocurre nada más original que estrategias castristas solapadas? Eso está en cualquier periodiquito que te encuentras en cada esquina de Miami.

  • Liborio dice:

    Pésimos escritores el Juan Abreu y la Zoé Valdés. Que primero aprendan a escribir, y dejen sus furias….

  • Russ dice:

    Raskolnikov:
    Comparar a Zoé Valdes con Daína Chaviano o con Wendy Guerra es como comparar cachalotes con flores. Usted mismo dice que Zoé Valdés jamás formó parte de la nomenklatura. Sin embargo, a continuación aclara aue trabajó como jefa de redacción de la revista Cine Cubano (4 años) y cinco años en la UNESCO, donde acompañaba a su esposo. Daína Chaviano, por su parte, nunca tuvo cargo alguno de dirigente en ninguna empresa del gobierno. Ese programa de TV que ella tuvo y que usted menciona, duró dos meses. ¿Y se le olvidó qué hacía ella en ese programa? Comentar películas de ciencia ficción. Su otro vínculo con la TV cubana fue escribir adaptaciones de cuentos de hadas para que los niños cubanos tuvieran un poco de color en ese infierno gris lleno de muñequitos rusos. Tampoco hay comparación alguna con Wendy Guerra, muy alejada de dirigir revistas oficialistas de cine, ni de acompañar a esposos que eran dirigentes de ICAIC a Paris. Es usted el que tiene que informarse, pues si alguien ha vivido a costa del castrismo es su defendidas. Y eso de repetir que a Zoé lo que le tienen es envidia…. mmmm es una afirmación que se parece mucho al propio discurso de esa señora… Vaya, que quien vea una foto de Daína o de Wendy, y otra de su defendida, se dará cuenta de quién puede tenerle envidia a quién y por qué.

  • Atchis dice:

    no hay que ser clarividente para vislumbrar la indole de “justicia” que dispensarian en una Cuba futura Abreu y varios de los que comentan mas arriba.
    Dios nos libre de ella.

    por suerte, la posibilidad de que alguno de ellos participe en ese futuro se ubica entre cero y ninguna. el curso de una trancision pacifica estara siempre en manos de los cubanos de la isla, no en las de rabidos caducos que pronto se dieron a la fuga, porque al abandonar la isla abandonaron tambien todo derecho a influenciar su futuro.

  • LYC dice:

    Severo: Aparte de que Zoé nunca cometió ningún crimen, como los gemelos de la Guardia, del cual tenga que arrepenirse, ella ha hecho algo mucho mejor que pedir perdón por su pasado: su presente de ruptura total con el castrismo.

    Más aún, lleva muchos años desplegando una intensa actividad anticastrista. ¿No le parece eso suficiente al Señor Müller?

    Cierto que los hijos no son responsables de los crímenes de los padres, pero debieran ser idealmente un poco más discretos.

    Nunca he oído a ningún familiar de los esbirros batistianos (que igualmente fueron fusilados sin juicios válidos) increpar a nadie porque los mencione desfavorablemente en un texto. No tratan de rehabilitar la memoria de sus familiares, que no eran más criminales que los gemelos asesinos.

    Ileana podrá seguir insistiendo en la obviedad de que su padre fue víctima de un asesinato jurídico (y su tío, casi también). Pero de ahí a querer presentarlos como héroes, hay un gran trecho.

    Le será muy difícil evitar que opinemos sobre la vileza de esos dos asesinos profesionales que chapotearon alegremente en el charco de sangre del castrismo.

  • Anónimo dice:

    Severo: Aparte de que Zoé nunca cometió ningún crimen, como los gemelos de la Guardia, del cual tenga que arrepenirse, ella ha hecho algo mucho mejor que pedir perdón por su pasado: su presente de ruptura total con el castrismo.

    Más aún, lleva muchos años desplegando una intensa actividad anticastrista. ¿No le parece eso suficiente al Señor Müller?

    Cierto que los hijos no son responsables de los crímenes de los padres, pero debieran ser idealmente un poco más discretos.

    Nunca he oído a ningún familiar de los esbirros batistianos (que igualmente fueron fusilados sin juicios válidos) increpar a nadie porque los mencione desfavorablemente en un texto. No tratan de rehabilitar la memoria de sus familiares, que no eran más criminales que los gemelos asesinos.

    Ileana podrá seguir insistiendo en la obviedad de que su padre fue víctima de un asesinato jurídico (y su tío, casi también). Pero de ahí a querer presentarlos como héroes, hay un gran trecho.

    Le será muy difícil evitar que opinemos sobre la vileza de esos dos asesinos profesionales que chapotearon alegremente en el charco de sangre del castrismo.

  • Elias Karajan dice:

    Alex:

    Y tus Padres ya han pedido perdón? Tienes una vocación recurrente para comportarte como una persona ignorante. Nada de lo que opinas es así, ni siquiera se acerca a la realidad. No pretendas confundir y crear alarmas con esas ideas solapadas de estrategias castristas para que gente como los castristas se mantengan en el poder.

  • Part Time dice:

    Hermano Pedro Pablo: Yo no creo que deba hacerse sólo una lectura literal (aunque también) de lo dicho por Zoé sobre el perdón de los militares en la Plaza.

    Hay que entenderlo como una hipérbole que la escritora emplea por fuerza de expresión para señalar a los culpables del desastre cubano.

    Si todos los manchados fueran reunidos en la plaza para escarnio público, sería aquello una concentración.

    Igualmente, si todos los culpables (que son innumerables) fueran encarcelados, habría que habilitar un carajal de prisioes en Cuba. El PIB de la futura república se iría en la gestión de los miles de cárceles.

    De ahí que no sòlo por el discurso del perdón y la tolerancia, sino por razones políticas muy prácticas, habría que ocuparse preferentemente de los Grandes Culpables.

  • Custo Malaparte dice:

    A Severo, al Conde y a demás defensores del silencio ante las Injusticias del castrismo:

    Todos los que vivimos en el exilio, o tenemos una dilatada historia de lucha anticastrista desde el exilio, hace mucho tiempo, con nuestra actitud abierta contra el régimen de castro, hemos pedido de esa manera el Perdón que ustedes demandan de Zoé y otros muchos. Lo más grave, sin duda alguna es haberse manchado las manos de sangre en esa Tiranía; luego haber pertenecido a todas esas organizaciones castristas mientras se vivió en la isla no son agravantes sino circunstancias condicionantes. La otra cara de la moneda sería que, aún habiendo sido comecandela en cuba o vivir de privilegios, después de llegar al exilio, es hacer silencio y no meterse en nada por temor a perder los viajecitos de ida y vuelta a la isla que concede el régimen a los cubanos obedientes que mantienen su pico cerrado. ¿Es ese vuestro caso? Pues ahí tienen, ustedes ladran para sacudirse la culpa del silencio desde el exilio. Yo hace mucho tiempo pedí perdón con mi antitud consecuente y responsable. No detento el status de refugiado político, pero me comporto como tal. Esa es una buena manera de hacer un acto de contricción…aún sin haber salido de Cuba con las manos manchadas de sangre.

  • Rogelio dice:

    Acabo de ver en el tubo el video de Maria Elvira Live sobre Ochoa-LaGuardia. Sabíamos que estas cosas ocurrían y ocurren, pero no es lo mismo….Hay que verlo: es absolutamente infame. Hablando de dignidad, mi única duda es sobre el proceso de su pérdida por parte de estos personajes, si es que no eran indignos desde el inicio. ¿Cómo suceden estas cosas? ¿Cómo hay seres humanos así o cómo es el proceso de su pérdida total de honor?

  • Woland dice:

    Apoyo decididamente tu propuesta, maite. No sé si servirá para otros – yo dudé mucho tiempo sobre la conveniencia y/o justificación de castigar con la pena de muerte según que delitos. Pero el mismo instante que leí que un preso (¡común!) cubano condenado a muerte se había cortado las manos y mientras lo llevaban a curar gritaba “¡Fue con ellas, y ya no no las tengo! ¡No me maten!”, abjuré de la pena de muerte.

  • Raskolnikov dice:

    Zoé Valdés jamás formó parte de la nomenklatura. Trabajó como jefe de redacción de la revista Cine Cubano (4 años) y cinco años en la UNESCO, donde sólo acompañaba a su esposo. Infórmense. También Padura, Pedcro Juan Gutiérrez. Daína Chaviano (que tuvo programita estelar en la televisión) Wendy Guerra (ni se diga lo que ha mamado la muchacha del castrismo). Y Zoé Valdés no tiene que pedir perdón porque no ha fusilado a nadie, ni ha vivido a costa del castrismo. No hablen sin saber. Pero ustedes, partida de ofuscados, o no, sencillamente cómplices, lo que le tienen a Zoé Valdés es una envidia que no pueden con ella.

  • Espero que en la plaza junto con los militares esté Zoe Valdés, algo de culpa deberá de expiar por los años en que formó parte de la Nomenklatura y algunos disculpas deberá pedir. Aunque me imagino que no esté deseando mucho ese momento porque a ella se le acabaría su negocito anticastrista. Pero despreocúpense que eso no va a pasar, todavía hay en Cuba muchos millones de milicianos y unos poquitos “disidentes”

  • Severo Müller dice:

    Como siempre tengo punto en común con la opinión de Juan, pero como siempre encuentro puntos que no puedo dejar de comentar. Aquí uno importante: Ha pedido perdón Zoe Váldes por su postura en la isla? Te ha pedido perdón a ti, Juan, que cuando estabas siendo apresado y perseguido era ella una poetiza comprometida con el régimen? Hasta ahora nunca la he odido dedicar una palabra a su pasado castrista, que muchos de nosotros tuvimos y ahora -acá- casi todos quieren olvidar.
    Los hijos de los militares no tienen porque que callarse. Es triste oir esto de alguien que vive en Paris, que piense que con estas propuestas logrará justicia en la Habana.
    Saludos,
    Severo Müller

  • Ignaro dice:

    Un ejemplo de una de las confusiones que provocan las revoluciones: justicia=violencia o: el pueblo hace justicia (y no hay más injusto que un pueblo!)

  • Custo Malaparte dice:

    Bravo, pero Bravísimooo Sr. Abreu…..estoy de Luna de Miel por Puerto Rico, y desde casa (Madrid) me ha avisado un amigo de todo esta pataleta histérica de Ileana de la Guardia. Coincido con ud. plenamente letra a letra, frase a frase, e idea a idea. Yo también soy cubano, y como ud, no pierdo ni un segundo de mi vida recordando con nostalgia a la isla-porquerioducto que dejé al salir, porque difícilmente se pueda sentir nostalgia o se desee regresar a un sitio de donde no se guardan recuerdos agradables, sino todo lo contrario. Y es una gran verdad lo que dice Zoe Valdes: los cubanos son unos carneros, un gran rebaño de carneros. Por eso nunca más regresaré a esa reverendísima mierda de país que liquidaron los y asesinos Hermanos castro y las turbas de delincuentes comunistas que le ayudaron a usurpar el poder.

  • Anton Pirulero dice:

    Al machete!!!! lo que me encanta de Juan Abreu es su furia lacerante que lo convierte en niño, solo un niño puede ser tan desubicadamente furioso. Me gusta eso y mucho de lo que escribe, lastima que sea tan feo, tan equivocadamente cerrado y amigo de aqulla gordita dama de los librejos, que parece en la Guadalupe le pusieron un shhhhhh cuando empezo con su descarguita de siempre. Abreu aguante tu fuego como poesia, en lo demas no te llevo. saludos

  • Max de Rob dice:

    Bravo Juan, magnífico artículo y lleno de sentimiento.
    Que la paguen los culpables, que mucho daño han causado. En Nicaragua se hizo borrón y cuenta nueva y ahi tenemos a Ortega de nuevo haciendo de las suyas.
    Colgar a todos los agentes del Minint con las tripas de los dirigentes del Partido.

    Las contrarrevoluciones deben ser tan radicales como las revoluciones. Eso ha de servir de enseñanza.

    Mencionas a La Odisea, como la novela madre de todas las venganzas. Durante los años que viví en el infierno cubano me leí como tres veces El Conde de Montecristo. Sólo porque es la novela por excelencia de todas las venganzas. Y eso que Edmundo Dantés resultó demasiado noble.

    Saludos

  • Alex dice:

    ¿Y después del ejército, quién más va a pedir perdón?

    Me imagino que los policías, aunque lo más que hayan puesto sean multas. Pero no se olviden de los cederistas, las federadas, los de la FEEM y la FEU, todo el que fue miliciano, todo el que fue de la CTC y de la ANAP. Todo el que se sentó en una asamblea de rendición de cuentas o de méritos y deméritos. Los de la UNEAC también, que mucho que se tapiñaron detrás del moderado atrevimiento que nos parecía disidencia.

    No se olviden de los “históricos” que ayudaron a poner a Fidel y luego se largaron, además de todos los que hicieron y deshicieron hasta que un día “se dieron cuenta”. Que pirarse no purifica. Al fin y al cabo, mis primos que son pilotos allá nacieron con el castrismo, nunca tuvieron otra alternativa.

    Al final van a quedar dos o tres en el medio de la plaza y el resto de los cubanos pidiéndoles perdón.

  • Pedro Pablo dice:

    Pedir perdón por las culpas cometidas es espiritualmente beneficioso y hasta necesario para las personas que las cometió y para el futuro de la Patria. Ahora bien, se debe pedir perdón de las maneras, en los lugares y las situaciones más beneficiosas para la Patria. Una vulgar concentración y un mea culpa a coro en la Plaza Cívica sería la forma más facilista, hipócrita y ridícula que se me ocurre; además, no sería justo que ese coro estuviera nada más compuesto por militares. Muchos millones de cubanos ( unos con armas, otros con la pluma, otros levantando la mano, otros con el silencio, otros marchando, etc.. ) hemos contribuido a sostener esa tiranía durante este medio siglo; de esos millones hay muchos regados por innumerables países y ciudades y donde más hay, y desde épocas muy tempranas, es en Miami.

    Nuestra culpa mayor como pueblo ha sido el pecado de omisión. Nos cruzamos de brazos cuando miles de cubanos se sacrificaban salvando el decoro de todos.

    Por otra parte, en la nueva República todos tendremos el derecho, y el deber, de hablar; bastante hemos callado o dicho lo que no queríamos decir.

    La Justicia no puede dejar de estar presente en el futuro cubano, pero Justicia no es venganza. Todos los crímenes, quien sea la persona que lo haya cometido e independientemente de su posición política en el momento de cometerlo, deben ser juzgados y condenados si aún no se ha pagado por dicho crimen. Tampoco deseo una Justicia de ¨ojo por ojo y diente por diente ¨; deseo una Justicia con Misericordia, que no quiere decir que sea exenta de condena.

    Debo puntualizar que el General de División Arnaldo Ochoa Sánchez tuvo dos actitudes muy diferentes en el Juicio del Tribunal de Honor y en el Juicio Militar. En el juicio del Tribunal de Honor su discurso sí fue sucio y abyecto; no así en el el del Juicio de la Causa 1 de 1989; que tampoco fue una heroicidad pero no fue el mismo tono del anterior. El Fiscal Escalona, Raúl Castro y hasta el propio Fidel Castro se quejaron de la actitud de Ochoa en ese juicio.

    Las dos versiones que plantea Iliana se complementan en el sentido de que las gestiones y actividades de narcotráfico que incentivaba y permitía Fidel Castro, le sirvieron de fundamento para dar un sangriento mensaje a aquellos militares que soñaban con la perestroika en Cuba y de paso echarles las culpas del narcotráfico a ellos. El Ministro José Abrantes, quien además consumía cocaina junto a su amante de la farándula en la casa del centro turístico de Soroa, era la conexión y por eso también murió; así se garantizaba eternamente el silencio cómplice que tuvo en las Causas 1 y 2 de 1989. De no existir el temor a ese estado de opinión entre losmilitares con relación a la necesidad de una perestroika en Cuba, qué sentido tenía la invasión del MININT por el MINFAR y el paso a retiro de numerosos de altos y experimentados oficiales.

    Patricio de la Guardia es otro que calla pero su vida está asegurada; él se ocupó de ello.

  • Javier de Castromori dice:

    P. S. HIJO DE GATO, CAZA RATON…

  • Fantomas dice:

    http://www.youtube.com/watch?v=s-cUDPIR7p4

    Maria Elvira se desencadena hoy mas videos de Ochoa y Patricio

  • Javier de Castromori dice:

    Quienes conocen o conocieron a Ilenana de La Guardia saben perfectamente que ella ha intentado durante todo su exilio (parisino o miamense) sacar una buena tajada de este asunto mostrando a la prensa europea e internacional que tanto su padre como su tio fueron unas pobres victimas del regimen castrista. Acaso no quisiera ella, desde lo mas hondo de su alma, querer hacer justicia por la muerte de su padre y la prision de su tio? Creo que eso seria comprensible desde el punto de vista filial y ésto, a pesar de la complicidad de ambos con las atrocidades cometidas por el regimen castrista. Su articulo para El Pais, tiene, como unico objetivo, atacar una vez mas a Zoé Valdés; al parecer esa es su “mision” en el exilio, atacar para ganar el dinerito que a duras penas entra en casa y manter con eso a toda la familia. Pues si, los tiempos de bonanza de la Cuba de su infancia y juventud hace mucho tiempo terminaron! O quizas, todo esto es una nueva estrategia de monsieur et madame Masetti para acercarse mas a la futura casta dirigente de la “nueva Cuba de cambios”.

  • Ric dice:

    Perdón, ahora apareció de nuevo. At least, it’s “awating moderation”. Borra la queja anterior, please!

  • Angel Duarte dice:

    Estimados amigos,
    Dispénsenme por meterme donde no me llaman… pero eso que la mayoría de ustedes denominan hipocresía -juicio que desde un punto moral comparto- es lo que, aplicado a la gestión política -un orden distinto del de la moral- hizo posible en España la transición. Me parece, vamos… Dicho lo cual, puedo entender perfectamente la indignación que reflejan sus notas. Por otra parte, una breve acotación a David Lago, quienes eliminaron físicamente a los Ceaucescu fueron los Ochoa y los de la Guardia rumanos. El paralelismo podría ser contraproducente, me temo.
    Desde el deseo compartido por la liquidación inmediata de la tiranía y la depuración -en la medida que sea posible- de responsabilidades.
    Un abrazo

  • pi dice:

    Cuanto odio y espíritu de revancha!
    De acuerdo, no hay que olvidar nunca, pero siempre mirando hacia adelante.
    Aprendamos de otras transiciones.

  • maite dice:

    Me parece lamentable ese pase de cuentas de ambas partes. En lugar de buscar consenso, lo que puede reunir para pedir con fuerza en “EL PAIS” nuestras demandas de Justicia, creo esta lucha, entre dos cubanas en el exilio es la expresión màs clara de las razones por las que llevamos 50 años de dictadura.
    El castrismo està anclado en nuestras vidas, es nuestra pesadilla, y no nos ha permitido reunirnos en el exilio con coherencia. Egoísmos, protagonismos, falta de respeto a la libertad individual, esa asignatura pendiente que tenemos los cubanos, que siempre nos creemos con el derecho de decidir y decirle a los otros lo que «tienen» que hacer.

    Lo primero que pienso deberà legislarse y decidirse en Cuba, como medida pedagógica, para controlar el pequeño dictador que todos llevamos dentro, como sabiamente dijo René Ariza, es, eliminar la pena de muerte en Cuba; en nombre de LA CIVILIZACION, de nuestra historia y de los muertos, de todos los muertos en los últimos 50 años, eliminarla de la constitución cubana; que nunca màs ningún hombre pueda decidir en nombre de lo que sea, LA VIDA de otro hombre.

    Esa deberà ser la primera ley a establecer en Cuba en mi opinión. Luego hacer Justicia, racional y civilizadamente, ante los tribunales, porque LA IMPUNIDAD y LA VIOLENCIA y el abuso de Poder, es lo que ha estructurado la sociedad cubana en los últimos 50 años.
    Pienso que cuando se asume una tribuna pública, la veracidad y el sentido de realidad debe ser la primera idea a conservar para articular un discurso lúcido y necesario.

  • Ric dice:

    Se queja Ileana de la Guardia de que Zoe pretende “enlodar la memoria de mi padre, que fue fusilado”. ¿Enlodar? ¡¡¡¿enlodar la MEMORIA?!!! Al lodo que tiene su padre ya encima, por todas las canalladas que hizo en vida, no es posible aumentarlo, señora Ileana de la Guardia. Tenga la vergüenza de llorarlo en privado y de guardar para sí su memoria de hija, porque la memoria pública de su padre es un catálogo de iniquidades. Su padre fue responsable de muertes, encarcelamientos, ataques militares en países extranjeros, actos de terrorismo, robo de divisas nacionales, apropiación indebida de bienes ajenos, usufructo del patrimonio nacional, abuso de poder, violación de privacidad y derechos humanos de miles de personas, conspiración y tráfico de drogas, malgasto de bienes del estado… En increíble la cantidad de “lodo” que ese señor se echó encima en vida. Lo fusiló la misma banda de delincuentes a la que él pertenecía, igual que la Cosa Nostra elimina de vez en cuando a algunos de sus miembros. Excepto por darles a sus hijos y probablemente familia cercana todos los privilegios posibles –mientras se los arrancaba al resto de la población–, la vida del padre de Ileana de la Guardia es una vergüenza política y personal, y acabó como, eventualmente, acaban muchos bandidos–a manos de sus propios secuaces. Y el otro gemelo, el preso, lo mismo… No creo que nadie que haya colaborado hasta tal punto de corrupción visceral jamás aprenda ni se arrepienta, pero quién sabe si la cárcel le dé tiempo para aterrorizarse con sus propios demonios. Mientras, que se la mame tras de las rejas, que es lo menos que se merece…

  • Plenamente de acuerdo. Estoy harto del alud de posibles soluciones. Lo que vaya a suceder, sucederá, y muy posiblemente será como nadie lo ha dicho ni se ha atrevido a decirlo. ¿Quién pudo impedir que los Ceacescu fueran eliminados? ¿Quién pudo impedir que Mussolini fuera colgado de los pies? Lo políticamente correcto de los salones parisinos no tiene nada que ver con la historia que yo y que en general se ha vivido gracias a quienes han ejercido el poder en Cuba. A mí no me basta que se pasen seis meses en la cárcel o que al cabo de cincuenta años digan que se habían equivocado. Espero que yo no sea el único.
    Por supuesto que los hijos no son culpables ni responsables de lo que hacen sus padres. Pero recuerdo vívidamente las burlas de una mujer que nunca antes había visto cuando a los 12 años fui a matricularme a la secundaria básica y se alegró públicamente de que por fin los hijos de los terratenientes (por otra parte, totalmente inexacto) terminaran en la escuela pública. Yo no voy a perder mi tiempo en buscarla y matarla, como tampoco voy a buscar a otros que sé que me hicieron daño y desde hace tiempo están en EEUU o al supuesto y presunto colaborador en el caso Truca Pérez-Carlos Victoria, que también fue el de otros, y que cuenta cuentos por Madrid. Pero la verdad es que la predicción del futuro cubano casi se ha convertido en una profesión más.
    Asco, sólo más asco es lo que se suma al pesado fardo que llevo encima.

  • CS dice:

    Para darles un ejemplo de lo que yo considero hipocresia, hace unos dias vi el show de M. Elvira aqui en Miami, donde el hijo de H. Molina primero critica a Camilo Loret de Mola por usar las mismas palabras de FC, pero entonces dice que no siente rencor hacia Fidel, entonces en que quedamos, al tirano se le puede perdonar, pero a Camilo hay que despreciarlo? Esa hipocresia me repugna. Camilo Loret de Mola no tiene sangre en sus manos, y el hijo de la HM le trata con menos respeto que a FC? Que asco me da oir eso. Y eso es solamente un ejemplo de hipocresia que se ve entre los hijos de la “nueva clase”. Aun que no dudo que hay excepciones, quizas hasta son la mayoria, pero tienen la obligacion de empezar a hablar desde ahora mismo.

  • QF dice:

    ¡Qué conveniente es (¡ahora!) el llamado a la bondad humana, humanidad y comprensión con los que diferen! ¿Creen que vamos a olvidar que es su momento ellos ignoraron completamente esos conceptos, y ni hablar de ponerlos en práctica? Sí. Justicia es la palabra. No han de quedar impunes sus crímenes.

  • Helios dice:

    Pena que la redaccion omitio la consigna final que originalmente portaba este articulo en su manuscrito. Decia:

    !!! PAREDON !!!
    !!! Nosotros tambien fusilaremos !!!
    !!! SEREMOS COMO EL CHE !!!

  • Axel de Fersen dice:

    Bravo!, Juan Abreu. Irrebatible, punto por punto.

  • Ric dice:

    BRAVO, Juan!!! Al duro y si careta con gente como Ileana de la Guardia, descendientes y usufructuarios de las bajezas morales, los robos, los asesinatos y los abusos sin fin de sus padres, entre los cuales los gemelos De La Guardia eran de lo peor. Al parecer, supieron educar bien a sus hijos chupar de los demás. De la Guardia y Masetti guataquearon y le sacaron a Zoe todo lo que pudieron –como igual hacen en Miami, NY y donde quiera que vanyan y con quien quiera que tenga recursos de medios de prensa, contactos o dinero– para sus propios fines. Qué terrible que tan pocos, poquísimos de los hijos de toda esa caterva de sinvergüenzas y bandidos que han acabado con Cuba no hayan entendido las culpas de sus padres y sigan viviendo mediante sus propios métodos y artimañas.

  • Woland dice:

    Coincido plenamente, D. Abreu… O hay justicia (que puede ser generosa, sin duda), o no hay futuro. Dejando a un lado cuestiones éticas que poco parecen interesar a estos lobos precipitadamente disfrazados de corderos – el proyecto de país que propugnan (“¡… y aquí no ha pasa’o ná!”, como me espetó alguna vez un dirigentillo hoy caído en desgracia) es simplemente INVIABLE.

    Coño, parece que tendremos que seguir denunciando esas patrañas de “transición” y “reconciliación” que preparan… aunque sólo sea para ser incluido entre esa “minoría emblemática”. 🙂

  • José Armando Rodríguez dice:

    Totalmente de acuerdo. Al respecto he escrito lo siguiente y a continuación lo reproduzco aquí en PD:

    La opinión de Ileana se me antoja pensar que encuentra un descanso en esa corriente de cubanos exiliados que, aún pasando años fuera de su Patria sin haberla podido pisar (no sé si es ese su caso), jamás se han involucrado en ningún tipo de actitud condenatoria hacia el régimen o un activismo público en lucha abierta contra el régimen. Ya sé que es lícito tomar cualquier camino, pero pienso que esos son los que menos bulla y polvareda deberían provocar y levantar en honor al respeto y la dignidad que merecen los otros que, como Zoé, siempre se han mojado desde el principio y han prestado su nombre y su cara en la lucha por la Libertad de Cuba. Que yo sepa Ileana siempre ha roto su silencio solo para conceder entrevistas o escribir un libro sobre los acontecimientos que desencadenaron su fama y condición de exiliada, y ello siempre, onerosamente. Lo admirable en estas latitudes, en mi humilde creencia, es implicarse a fondo sin pedir nada a cambio. Solo en aras de denunciar públicamente lo que muchos países desconocen o quieren ignorar por intereses mezquinos. Lo hacemos para desencadenar una mayor solidaridad internacional, que nos ha faltado desde 1959.

    También es verdad, y aquí rompo una lanza para darle un único 3 % de razón a Ileana, que no es bueno repetir los mismos errorres que cometió el pueblo cubano de 1959. Esa actitud pacificadora que ella demuestra para avanzar en el camino hacia la reconciliación en la Libertad y la Democracia está muy bien, es hermosa, útil y necesaria; pero que nadie se equivoque pensando que la reconciliación y la paz vienen de la mano del Olvido. Eso jamás, porque entonces caeríamos en un nuevo matiz de injusticia, y es precisamente la Justicia y el Imperio de la Ley lo que ha de caracterizar al nuevo Estado de Derecho que construyamos mañana, respetando los Derechos Humanos que pisoteó durante 50 el régimen militar castro-comunista que personas como su Padre, y otros muchos, ayudaron a levantar y mantener con el terror. En eso es lo único que coincido con Ileana, pero al mismo tiempo le hago ese señalamiento tajante. Ni qué decir tengo en relación con todo su análisis sobre el “bondadoso gesto” deiplomático de la Unión Eurpea, liderado por el Gobierno de Zapatero, con respecto a la posición común europea hacla Dictadura castrista. Ileana sorprende mucho y muestra mucha ignorancia sobre la realidad cubana. De eso mejor ni hablar.

    En cuanto a lo demás ¿qué quieres que te diga?. Yo soy nacido en 1970, aparentemente tengo muchos menos puntos en común de razonamientos con otros amigos del exilio que me doblan la edad de vida y de exilio, con mucha historia de presidio político, militancia disidente, persecuciones y abusos a sus espaldas; pero te digo sin ningún tipo de ambiguedad que coincido plenamente con ellos en ciertos Discursos de Oposición y Filosofía de lucha anticastrista, como coincido con ella en las palabras que motivaron tal reacción en Ileana. Ella lo ha malinterpretado mal, pero si así no fuera (es decir, si fuera porque quiere atacarla con esos argumentos) debería callarse si nunca ha levantado su voz en Tribunas públicas, porque los hijitos de Papá de la Cuba castrista vivieron siempre de puta madre mientras otros comíamos tierra. Eran la clase social de la Burguesía comunista, la que más tarde se unirá para pedir el perdón público por los horrores en que han participado sus padres, y aunque hayan vivido en el exilio, deberían saber (por haber convivido en países democráticos), que las reglas en democracia no se pueden romper por apaciguamientos y corrientes Teresianas. La justicia será plena, libre y eficaz, en tanto y en cuanto llegue a cada caso de violencia y abuso connotado de la Cuba que querramos borrar para siempre, pero para avanzar hay que enjuiciar en procesos legítimos a todos esos Militares que han echado un manto negro a toda nuestra nación.

    Lo dice una persona que fue militar por espacio de 1 año, porque descuento los 4 años de cadetes y el último año de Baja por depresión y simulación de locura que tuve que montar para salir urgentemente de ese atolladero de violencia, mentira y opresión. Desde cierta distancia supe observar cómo pensaban y maquinaban sus fechorías esas bestias sedientas de sangre (de Capitán para arriba muchos estaban llenos de mierda. Ahora imagina tú ¿qué actos bárbaros no habrán cometido los Coroneles del MININT?), por eso digo con total autoridad y conocimiento de causa, que los Militares cubanos deberán pedir perdón públicamente, sobre todo los del MININT. No sé si ante un Tribunal legal o ante la Plaza de las Damas de Blanco, a coro, dúo o trío, pero lo tendrán que hacer. Los que tengan las manos manchadas de sangre o tengan magulladuras en ellas por abusar repetidamente de los Prisioneros, esos que respondan ante la justicia. No creo que eso sea similar en ningún caso al error de la población cubana en 1959 cuando gritaban a coro “Paredón”, en simplemente hacer justicia para indemnizar moralmente a los que han sufrido la castro-rebolución comunista. Quien no lo crea así, entonces guarda cierta complicidad con la “heroica gesta y los bravos momentos” de sus padres.

  • Russ dice:

    La carta de Ileana de la Guardia demuestra que los cubanos también podemos ser tolerantes y cuerdos. No podemos seguir imitando los destrozos de los que sumieron a nuestro país en la debacle o terminaremos siendo igual que ellos.

  • Raskolnikov dice:

    Excelente artículo. Magistral respuesta.

  • combatiente retirado dice:

    Muy buena respuesta. A cuántos asesinaron los La Guardia y los Ochoa? Cuantos reclutas no murieron, cuanta gente presa durante tantos años de reinado? Lo mejor de ese caso fue que les dieron de la misma medicina que ellos colaboraron a repartir. Todavía me acuerdo del dia que los condenaron a muerte. Gran Dia..!! Faltan muchos Ochoa-De La Guardia.