castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

Cultura

PD en la red

El regreso de Ela O’Farrill

  • Mar 03, 200809:18h
  • 11 comentarios

Todo parece indicar que a Omara Portuondo se debe el regreso a la isla de la cantante, compositora y guitarrista Ela O’Farrill (Santa Clara, 1930). El pretexto: la grabación de un disco sencillo titulado Señora Sentimiento, interpretado por Omara y especialmente compuesto por Ela para recordar el 80 aniversario del natalicio de su amiga Elena Burke (1928-2002). Lo atestiguan estas notas de Granma, Cubarte y World Data Research Center.

La prensa oficial solamente menciona su presencia estos días en La Habana. Calla lo demás. Ela, cubana inmensa de quien ni una foto decente he podido encontrar en Internet, ya debe haber perdonado a sus verdugos. Su alma debe haberse resentido tras más de 30 años de exilio (sobre todo en Veracruz), pero a sus 78 años (recién cumplidos el pasado 28 de febrero) ha dejado atrás el odio y el rencor y ha vuelto a su patria. Con la conciencia limpia: quienes la tienen sucia son los que una vez la tildaron de “contrarrevolucionaria” y la obligaron a irse de Cuba. Todo por una canción, “Adiós felicidad”, que le ha dado la vuelta al mundo en las voces de Elena Burke, Bola de Nieve, Pancho Céspedes y la Orquesta Aragón, entre otros.

El periodista cubano Armando López en Música vieja para el hombre nuevo recuerda: “La tarde que me enteré que Miguel de Gonzalo se había suicidado me fui al malecón y me senté solo a mirar el mar, la voz de Miguel remota como una profecía: Nuestras vidas que quizás un día, valieron un poco, ya no valen, no digo yo un poco, ni siquiera nada… ¡Qué verdad tan grande! Ni la vida de Miguel ni la de Ela O’Farrill, ni la mía, simple farandulero, valían nada, que a la genial compositora le habían prohibido la entrada al Hotel Saint John (donde todas las noches cantaba en el lobby), y encerrado en una mazmorra del G2 (Departamento de Seguridad del Estado), nunca le perdonaron componer Adiós felicidad, casi no te conocí, pasaste indiferente sin querer nada de mí… Pobre gente, tenían la ciudad más maravillosa del mundo y la música más maravillosa del mundo y no se dieron cuenta y quisieron hacer la revolución, por avariciosos, fueron expulsados del paraíso.”

Adriana Orejuela, investigadora colombiana, en su libro El son no se fue de Cuba (Ediciones ACS, Bogotá, 2005) dice: “…son también los años (1959-1963) en que se establece el férreo axioma de ‘Con la Revolución todo, fuera de la Revolución nada’, en los cuales la autora Ela O’Farrill se ve obligada a abandonar el país, por considerarse contrarrevolucionaria su canción “Adiós felicidad”, un caso de hipersensibilidad revolucionaria”.

En su ensayo-prólogo a una antología de ensayos sobre las polémicas culturales de los años sesenta en Cuba, la profesora Graziella Pogolotti cuenta su versión de lo que llama “un acontecimiento poco recordado”:

La aparición del feeling había matizado el ambiente musical de los años 50 con su carácter intimista, con la elaboración de las letras y la renovación de las búsquedas armónicas. El asunto estalló al difundirse un comentario de Gaspar Jorge García Galló, según el cual la canción ‘Adiós felicidad’ no tenía cabida en el socialismo. Pocos tuvieron acceso al texto crítico, pero el comentario se divulgó de boca en boca. La autora de la canción, Ela O’Farrill, recorrió la ciudad hasta encontrar a Fidel Castro en una esquina del Vedado. Interrogado al respecto, el jefe de la Revolución respondió divertido que los desengaños amorosos podían tener lugar en cualquier circunstancia. Escritores y artistas decidieron zanjar definitivamente la cuestión. En la Biblioteca Nacional un foro, con ponencias de relevantes personalidades, clausurado por Alejo Carpentier, se consagró al feeling. El novelista y musicólogo cubano aclaraba que la historia de nuestra música atravesaba por múltiples influencias, tenía poder suficiente para asimilarlas sin perder su carácter. Un concierto multitudinario dio término definitivo al debate.

La doctora Pogolotti no aclara si Ela O’Farrill encontró a Fidel Castro en esa esquina del Vedado antes o después de haber sido llevada a Villa Marista. O si fue arrestada por la “osadía” de localizar y hablar con el Comandante. Ojalá que Ela viva lo suficiente para contar todo el calvario en que se convirtió su vida por culpa de una canción y por la “susceptibilidad” de García Galló, comunista de la vieja guardia.

“Adiós felicidad” es su tema más conocido. Entre otras composiciones suyas se encuentran “No tienes por qué callar”, “Cuando pasas tú”, “Freddy”, “Son cosas que pasan” (incluida por la cantante española Martirio en su último disco Primavera en Nueva York, de 2007) y “Ni llorar puedo ya”, que pueden oír en este video, interpretada por Malena Burke.

Ojalá tu regreso, querida Ela, marque el inicio de la vuelta a casa de tantos y tantos cantantes, compositores y músicos cubanos a los que una revolución torcida no les dejó más remedio que irse a vivir y crear fuera de su país.

Tania Quintero
Lucerna

PD: Si alguien consigue una foto de Ela O’Farrill, le agradeceré que me la envíe a ehbusto@gmail.com.

PD2: Aquí tienen la versión que hace la cantante española Martirio de “Son cosas que pasan”:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

PD3: Una versión de “Adiós felicidad” por Olga Chorens.

PD4: “Era La Rampa del filin y del jazz, de Bola, los Meme, José Antonio, Portillo, la Burke, Moraima, Frank Domínguez y también de esa canción cantada por Ela O’Farrill, ‘Adiós felicidad’, estigmatizada por decadente y pesimista. Aquel repunte herpético del dogmatismo anunciaba un quinquenio gris que fue algo más oscuro y duró más de un quinquenio. En definitiva, comparada con la belicosidad de muchos raps actuales, ‘Adiós…’ parece ahora un villacinco o una canción de cuna”.

Arq. Mario Coyula: “Cuando éramos jóvenes y hermosos”.

Publicado en
,
11 respuestas
Comentarios

  • Francisco dice:

    Ela O’farril esta agonizando, hoy 15 de septiembre de 2014.
    Las personas que estan junto a ella son su familia, con la que compartio muchos años. Su familia de sangre, no la conocemos, segun nos dijo ella no tiene a nadie.

  • Armando B. Jorge Alvarez dice:

    Parece ser que Oscarito Martín grabó Adios felicidad, Vieja Luna y Estoy aquí de pie Gracias y saludos desde Madrid
    Armando B. Jorge Alvarez
    ajorge13@yahoo.es

  • Armando B. Jorge Alvarez dice:

    Hola: Intentemos localizar el disco que grabó Oscar Martin en Cuba. también conocido por Oscarito Martín. Desde Madrid, Armando B. Jorge Alvarez

  • Val dice:

    Ela ha regresado a Cuba por su familia y si es cierto que ahora ya no es una rebelde pero tampoco es una adaptada, la Señora Ofarril merece el respeto de todos los cubanos de aqui y alla, si estuvo detenida por la intolerancia y la poca comprension artistica de un seudo intelectual que para ganar puntos estaba a la caza de cualquier cosa para destruir a las glorias de Cuba por razones muy personales, no necesariamernte todos los artistas que viajamos vamos por las razones que algunos argumentan, es nuestra patria como quiera que este y nuestras raices y nuestros afectos mas importantes quedaron alla cuando dicidimos irnos.

  • Mauricio Gonzalez dice:

    Ela O´Farril es mi tia…

    Tania si necesitas algo, avisame. Con gusto te ayudare

    Saludos

  • Alguien sabe si la Egrem grabo el tema de Ela O’Farrill o no?

  • jose dice:

    debe ser que la portuondo, que arrastra toda una reputacion de chivata y mala gente (todo lo opuesto a elena), se esta reblandeciendo por el chorro de anos que ya tiene.
    la vi recientemente en un video con maria bethania, y es una pura caricatura.
    siempre envidiosa de elena (dice en su video: “elena tiene una voz que llena todo un espacio, natural, eh”, pero no habla del gran talento interpretativo y musical de la burke). Y no soportaba a moraima, a quien le hacia la vida imposible. un buen observador ve todo eso en el video de “amigas”.
    nunca me gusto ese vibrato insoportable que tenia (gracias a Dios que lo perdio y le queda un giron de voz) ni su timbre que pasaba al chillido con gran facilidad.
    insegura, ademas, pues se demoro anos en dejar el cuarteto para ser solista.
    que pena que ela haya vuelto. en su lugar, jamas habria aceptado la invitacion.
    la valdes (marta) debe de estar contentisima tambien.

  • Anonimo dice:

    Mayito Coyula, donde esta la declaracion de impuestos de los 40 000 dolares que ganastes en los EU cuando impartias ese taller en Harvard y luego te llevates para la Habana?. No los declarastes ni en el IRS ni en la ONAT…… Que vivo me has salido?

  • TAORO dice:

    Ayyyyy……Mayito Coyula, no pierdes la costumbre de meterte con “la cadena pero no con el mono”. Cuando llegara el dia que te llenes de valor, le llames a las cosas por su nombre y acabes de reconocer que todos los problemas de deficit de viviendas y diseño, son producto del sistema fracasado que tanto defiendes.
    Que triste oficio el tuyo de destruir a las personas que han dedicado su vida a hacer, diseñar y construir cuando tu nunca has levantado ni una triste columna de hormigon armado.

  • jon dice:

    Qué lastima que Ela tenga que volver a Cuba de la manos de una esbirra de la cultura como Omara Portuondo, que firmó por propia voluntad (muchos solicitados se negaron a hacerlo) un documento apoyando la muerte por fusilamiento de tres inocentes víctimas de la maquinaria asesina del gobierno cubano. Ese día, para mí ella dejó de ser artista.