castrismo Cuba soviética Cubazuela Cultura DD HH deporte disidencia economía EE UU-Cuba En Cuba España-Cuba exilio historia y archivo Internet & ITC

PD

historia y archivo

PD en la red

Una carta de Eliseo Diego a Gastón Baquero, y un dato escamoteado

  • pd
    Editor Jefe
  • Sep 12, 200715:34h
  • 28 comentarios

Eliseo_diego

Hurgando en la papelería de Gastón Baquero que conserva la Universidad de Miami me topo con una carta curiosa. El asunto es Orígenes, una vez más. Orígenes y la política, vislumbrados ahora desde un prisma biográfico, del cual no tenemos, por el momento, mucho más que retazos. Es la carta que cierra la historia de una intensa amistad: la que unió a Gastón con Eliseo Diego. Amistad de poetas, de dos grandes poetas, entre los cuales se interpuso, como una maldición, la sombra de la política.

La historia de cómo se encontraron Diego y Baquero en un evento organizado en la Residencia de Estudiantes de Madrid ya ha sido contada, de primera mano, por quien ofició entonces de intermediaria: Josefina de Diego. Pero en el relato de Fefé hay un vacío (pudoroso, tal vez) que esta carta de 1992 viene a llenar: la noticia de que fue en casa de los Diego donde Gastón Baquero estuvo escondido antes de salir de Cuba, en marzo de 1959. La anécdota de ese vecino, ese Amado Palenque, de moral recia, que paró en seco a un hijo con vocación de chivato, retrata el clima persecutorio de aquellos días, y aleja la edulcorada historia de iluminaciones y reencuentros que nos ha prodigado Vitier. “Gracias a ese oscuro incidente, podemos hablarnos”, escribe Eliseo, con toda razón. Ni a él, ni a Cintio, ni a Fina la Revolución los cegó. Eran intelectuales ya hechos y bastante lúcidos cuando les tocó vivir los horrores revolucionarios de primera mano. No fueron pocos los amigos a los que despidieron para siempre. Un muro de silencio se abrió entonces entre los origenistas que se quedaron (por razones diversas) y aquellos que se fueron del país. Gastón, que tenía fama de escribir poco, fue de los que salió perdiendo; por eso es comprensible su inicial reticencia cuando le toca coincidir en un salón madrileño con su amigo de otra época.

Esta carta, que tiene visos testamentarios, fue respondida luego por Baquero. Aparece, junto con la carta “recortada” por Fefé en un número de homenaje a Eliseo que publicó Encuentro. Entre líneas se lee que la herida era demasiado grande como para sanarla por correspondencia. Pero creo que el genuino dolor que trasmiten las líneas de Eliseo —y la reveladora noticia de que fue él quien corrió los riesgos de ocultar al jefe de Redacción del Diario de la Marina en días de angustia—, son datos que deberá tener en cuenta quien se interese en hacer la definitiva historia del honor perdido de los origenistas.

Por uno de esos frecuentes errores de archivistas novatas, la carta estaba en un mismo file con otros dos documentos: el manuscrito del poema “Asombro” (“Me asombran las hormigas que al ir vienen/ tan seguras de sí que me dan miedo”…) y una tarjeta de felicitación navideña que le enviaron Martha y Fulgencio Batista a Gastón en las Navidades de 1971.

28 respuestas
Comentarios

  • A. Normal dice:

    Wow, he leído estas cartas llorando lágrimas negras. ¡Qué gran pena! Aquí no caben bajezas ni rencillas, sino tremendo dolor… qué importa quién es qué ni quién fue quién… No estoy de acuerdo con Juan ni con Zoé en este asunto. Si no sienten compasión por estos dos viejos destimbalados, cada cual a su manera, de verdad creo que han perdido la capacidad de padecer, ¡¡ni qué decir de la de com-padecer!! A un tiempo comprendo lo chicharrones que pudieron ser los Diego y los Vitier, y cómo apuntalaron con su dóciles lomos un crimen atroz, y a sabiendas, habiéndole dado refugio a un poeta bajo su techo, y comprendo a Juan y a Zoé cuando dicen que de estos cobardes criminales estaba formado el poco espíritu que tuvo la fucking Revolución… pero al mismo tiempo los compadezco, porque recuerdo las terribles palabras de aquel viejo Cephalus de La República de Platón.

    Más allá de la culpa, siento un horrible dolor porque ya nada de esto tiene remedio, y el hijoeputa que nos llevó a estas cimas del horror se ha muerto tranquilamente en su cama!!!

  • Anonymous dice:

    Mauricio pimienta:

    Gracias por mostrar este link sobre el Granma:

    La guerra de los símbolos

    Joel Mayor Lorán
    Joel@granma.cip.cu

    Ya tu sabes, El Granma es como EL Miami Herald! Medios mediatizados.

    Este Joel Mayor Loran, debe ser un muchachito de estos nuevos que no tienen ni la minima idea de nada, ya que no se puede agredir a un blog de Miami de ser extremista, a partir de un periodico de extrema, extrema…como lo es EL Granma.

    JOEL Asere, ante todo calma… y muchas gracias por aludir nuestros blogs del exilio. Y fijate que somos un exilio muy amplio.

    Tambien muchas gracias por al menos hacer notar de que aqui estamos nosotros y me resulta super buena onda, por si quieres dialogar abiertamente querido, abre un blog o hablamos.

    Mucha Suerte!

    Y espero saber de ti pronto!!!

    Fala Joe oiste…

    Murcielaga

  • Anonymous dice:

    y con quién tendria que quedar bien un hombre desgarrado como Baquero ?

  • Anonymous dice:

    “por la integridad, la humildad, la gratitud, la mesura y el respeto, leccion de Baquero…”

    ¿Que integridad ni gratitud, ni la cabeza de un guanajo?

    Lo que esta diciendo Baquero es que ya es tarde, que ya paso todo el tiempo humano, y que no quiere saber mas nada de ellos -del bunch-!! Eso de que los acompañaba en la isla solitaria es para “quedar bien”, solamente.

  • Anonymous dice:

    pincha el rectangulo de la imagen, es un pdf y se abrirà la carta original y una transcripcion después…suerte

  • analista dice:

    Quisiera leerla, pero esto es lo que recibo

    While trying to retrieve the URL: http://archivodeconnie.annaillustration.com/?

    The following error was encountered:

    Unable to determine IP address from host name for archivodeconnie.annaillustration.com

  • Anonymous dice:

    Estaba segura que Gaston Baquero habria contestado esa carta a Eliseo Diego…
    Durante su exilio ellos lo acompañaron…sus amigos
    Para los que sabemos lo que es la amistad, el exilio y la dictadura es fàcil comprender a los dos, y como alguien dijo aqui, ni disculpas, ni perdon porque los dos fueron personas consagradas a la literatura y nunca le hicieron mal a nadie…
    Admiro a esa generacion de escritores, artistas de los 60, a los buenos, por la integridad, la humildad, la gratitud, la mesura y el respeto, leccion de Baquero…

  • Ernesto dice:

    Gracias, Pablo. No tengo esa edición, pero la buscaré.

  • Anonymous dice:

    Ernesto, si la memoria no me traiciona, esta carta aparece (aunque mutilada, creo no equivocarme otra vez, en lo referente a la casa de Eliseo como escondite y por ende lo de Palenque)en la Antología de la poesía de Gastón que hiciera Efraín Rodríguez Santana en Cuba (2001 o 2002), “La Patria sonora de los frutos”.

    Pablo De Cuba Soria

  • Anonymous dice:

    Y otra más: ¿qué hizo Gastón por todos ellos antes de 1959? ¿Cuántas botellas les consiguió? Sabemos las de Lezama…

  • Anonymous dice:

    Pero, Ernesto, ¿te das cuenta que le está recordando al otro, que lo sabe, lo que hizo por él? ¿Por qué? Y después, de torpe, le dice que estaba de viaje por la URSS en 1968, de viaje como intelectual revolucionario (hasta el 80 no viajaba nadie que no estuviera muy claro) mientras el otro se moría de hambre en Madrid. ¡Qué mierda de gente!

  • Anonymous dice:

    Creo que en la poesia como en todo en la vida y en la creacion y la comunicacion artistica… para gustos… colores…
    La poesia es algo que afina con el espiritu y no todos tenemos la misma sensibilidad
    He disfrutado horas de lectura con la obra de Eliseo Diego en La Habana, leyendo en la Calzada de Jesus del Monte, En las oscuras manos del olvido, Por los extranos pueblos, una poesia sutil, de lo infimo de lo imperceptible, de la luz, de aprender a mirar con los ojos y con el corazon…
    de la angustia del tiempo que se nos escapa.
    Eliseo siempre me recuerda esos pintores del norte, flamencos que detenian un instante con la magia de una luz tranquila
    No soy literata a dios gracias, pero su lectura siempre me produce tranquilidad y paz…
    como su figura de observador tranquilo
    Gracias Eliseo por tus horas….

  • Anonymous dice:

    ¿Quién lo defiende no es familia, es algo muy superior, fue su amigo por elección? Además, ¿cuántos de los que lo critican habrían tenido el valor de ocultarl a Gastón Baquero cuando lo buscaban los sicarios de Castro? ¿Esos mismos que ahora critican a Eliseo habrían ocultado a Gastón Baquero o a cualquier otro perseguido? Lo dudo mucho. Pero quizás me equivoque y ninguno de estos nuevos jueces implacables alzó la mano para apoyar a la dictadura, o firmó algún abyecto manifiesto “revolucionario”. Eliseo no pide perdón a Baquero, porque nada tiene el otro que perdonarle, jamás le hizo daño ni a él ni a nadie. Sólo lamenta los años perdidos en la amistad por el miedo. Entonces y parafraseando al evangelio, “que tire la primera piedra” quién no sintió alguna vez el miedo. De si fue o no un poeta grande, ya se ocupará la historia y no estos resentidos que probablemente jamás leyeron, por mencionar algunos, En la Calzada de Jesús del Monte o El libro de las maravillas de Boloña. Avergüéncense si pueden, yo lo dudo.

  • El criticon dice:

    Repito: 1992, la epoca del desastre, la bancarrota ideologica. Eliseo es uno mas de tantos que comenzaron a escribir carta y dar disculpas. Pueden decir lo que les de la gana, pero la fecha tan tardia del abrazo lo dice todo…como en Fresa y Chocolate…

  • Anonymous dice:

    Podrán decir que es una lástima que siendo poeta fuera tan sumiso. Y aprenderán que la poesía siempre tiene que estar por encima del estado, aunque con eso se les vaya la vida. Y se hablaba de creación. Creación artística. Que hay poesía también en la pintura. No fue Eliseo tan bueno cuando abandonó a Baquero hasta el final. Eso se dirá si acaso se dice. Cuando pasen los años, Gastón quedará. No pienso lo mismo de Eliseo. Parece que el que lo defiende es de la familia porque sólo así. Soy ajeno. Y conocedor de la literatura cubana y universal. Mucho más de lo que usted imagina. Y lo cierto es que varias veces he intentado y me aburro al leerlo. Es monótono y cansón. Soso. No es Whitman ni Eliot, vamos a estar aquí. Es un poeta como muchos. Sato. Qué tanta defensa. Ni que fuera Shakespeare. Será muy grande para usted. Ámelo. Póngale flores a su retrato. Pero no nos pida que digamos grande a un poeta que, además de común, fue un pusilánime. Jesús. No quedará a no ser para el mal ejemplo de lo que no debe hacerse. Pero ¿quién lo niega? ¿Quién a esta fecha no lo sabe?

  • Mauricio Pimienta dice:

    Ernesto,
    Vuelvo a agradecer tus habilidades de polilla hambrienta y este otro nuevo (re)descubrimiento de algunos hermosos pedazos de la verdad historica en torno a hechos que ya hilvanaremos ufanos algun dia.
    Muchas gracias de nuevo!!

    No viene al caso pero te adjunto un imperdible de la verborrea obtusa aqui.

    El abrazo…

  • analista dice:

    Quién nos da el derecho de erigirnos en jueces de la tragedia de otros?

    Acabo de leer en La Patria falsa una entrega que deberían leer los que aquí denostan y emiten sentencias.

  • Anonymous dice:

    Pero qué cantidad de tonterias y que manía de comparar lo que no tiene nada que ver y de confundir
    la velocidad con el tocino…
    Eliseo Diego y Gaston Baquero son dos poetas de la lengua española, que fueron grandes amigos;
    y si Gaston se sentó con Eliseo y le envio su libro dedicado a él y a su familia quiénes son uds para enjuiciar a Eliseo e insultarlo???
    Grande fue Baquero, un espíritu superior que jamàs escribio nada contra sus amigos, y salvo esa amistad como algo puro para que vengan ahora a decir tonterías…
    La obra de los dos estarà para siempre en la historia de la literatura…quisiera saber qué podràn leer mis hijos de todos los que escriben aquí dentro de 20 años

  • Anonymous dice:

    Señores, la producción creativa nada tiene que ver con personalidad. Miren el caso de Caravaggio. ¿Le llega Eliseo al tobillo? Ni a la suela de sus zapatos. Grande. Enorme Caravaggio. ¿Y de su vida? Ahí la tienen. A los intelectuales que se vendieron a la dictadura de Fidel Castro no los perdonará nadie. Gastón Baquero, el Grande, ése si se crece en la distancia y a la medida que pasan los años. Eliseo decrece, como Cintio, como Fina, con su reciente discursito en Chile leído por el Prieto. Es el precio de la sumisión a un régimen de terror. Eliseo lo hizo. La historia no lo perdonará.

  • Anonymous dice:

    Deleznable la actitud de Eliseo.

  • antonio arnaiz dice:

    Anónimo de las 4.29, aquí el único miserable eres tú, que te escudas en el anonimato para llamar miserable a otro. Grande Eliseo, en esa carta.

  • Anonymous dice:

    Yo tampoco creo en ese arrepentimiento de última hora. ¿Y que tiene que ver que tomara coronilla o walfarina? Como dijo uno de los anónimos: su actitud con Baquero fue infame. Y yo agrego indigna. Y muy abyecta. Aunque se bebiera todas las botellas de coronilla fabricadas nacionalmente.

  • Anonymous dice:

    Los que denostan a Eliseo, fíjense que aclaro a Eliseo y no agrego a nadie más, no lo conocieron ni tuvieron la dicha de conversar con él durante horas tomándose una botella de Coronilla y escondidos de Bella, con la siempore complicidad de Rapi, para que “no se diera cuenta” aunque ella lo sabía, siempre lo supo. Qué de recuerdos vienen a mi memoria.

  • Anonymous dice:

    El anónimo de las 4:21 me hace acordarme de esas plañideras que al lado del muerto dicen sólo cosas positivas. Ay, cuánto le gustaban los aguacates. Ay, y el pan con mantequilla. Por favor. ¿Santo Eliseo? Pues que lo canonicen. Lo cortés no quieta lo valiente. No se ha dicho que sea mal poeta. Se puede ser muy buen poeta y mal hombre, sucio de espíritu. Es el caso de Eliseo en relación a Gastón. Un miserable.

  • Anonymous dice:

    ¡Qué pena que así se ataque a un ser tan inmaculado -aún en sus ilusiones frustradas- como Eliseo Diego! Quien así se expresa ni ha leído su poesía, ni su obra ni su epistolario (el hasta ahora conocido), ni tuvo la alegría de haberlo conocido y tratado. Por algo dijo su último confesor que lo que había escuchado en sus últimos momentos habían sido palabras de santo.
    No enloden lo que no se puede enlodar. Un poco de delicadeza y de humanidad no están nunca de más.

  • Anonymous dice:

    Vamos a estar aquí. Esta carta es de una vileza tal que no tiene nombre. Así que fue más importante el momento ahistórico de Fidel Castro y los comunistas que la amistad. Eso de aparecerse al final de la vida cuando tanto Baquero como Eliseo estaban cerca de partir no tiene perdón. Pobre Baquero, solo en Madrid mientras que los otros, que se quedaron en Cuba apoyando aquello, lo abandonaron. Esta carta sale a la luz por ser de quien es. Pero es el caso de cientos de cubanos olvidados por amigos y familiares. Para mí, no hay nada sublime en ella. Me confirma la bajeza, la infamia y el servilismo de Eliseo Diego. Por Dios.

  • El criticon dice:

    Es el anio 1992, la epoca del desastre, todos lo que tienen y puden, tratan de tirar cabos al exterior, buscar antiguos amigos, alguien que los salve del naufragio. No creo que esta carta sea hipocrecia, pero si el resultado de la crisis.

  • Anonymous dice:

    Qué hermosa anécdota la del encuentro de
    Gaston y Eliseo.
    Qué razon la de Eliseo cuando dice en la carta :
    Como no nos percatamos de que nuestra amistad no estaba fundada en la historia sino en la poesia, materia tanto màs fràgil, pero màs perdurable?
    Cuànto sufrimiento el de esa generacion…
    los que se quedaron y los que se fueron